UA-43224232-1

sábado, 29 de diciembre de 2012

CUANDO EL TIEMPO SE ACABA...



Haciendo antesala con un cliente en días pasados, llamó mi atención la revista Quien de enero 2012, la que presentaba entrevistas a personajes famosos, requeridos sobre lo que podría esperarse del 2012. Uno de los entrevistados era nada menos que el escritor Carlos Fuentes, quien a su vez reviró al entrevistador la pregunta de “¿Qué va a venir? Si usted lo sabe, se lo agradecería que me lo diga”.[1] 

Fallecido el 15 de mayo de este año, a consecuencia de una hemorragia masiva, originada por una úlcera gástrica, en la Ciudad de México, no parece que estuviera esperando la muerte, ya que a principios de mayo declaró a El Universal “que se encontraba preparando una nueva obra, que tendría por título Federico en su balcón, en la que plantearía un diálogo con el filósofo alemán Friedrich Nietzsche y que esperaba presentar en noviembre próximo en la Feria del Libro de Guadalajara (México)”.[2] 

Hombre de trabajo a pesar de sus 83 años, -ejemplo para los que se declaran cansados, a la edad de jubilación de 65 años, o incluso antes-, declaraba: "Me levanto por la mañana y a las siete y ocho estoy escribiendo. Ya tengo mis notas y ya empiezo. Así que entre mis libros, mi mujer, mis amigos y mis amores, ya tengo bastantes razones para seguir viviendo".[3]

Pero, ¿acaso al ser cuestionado, sobre lo que se esperaba para este año, en algún momento pasaría por su mente la idea de que éste podría ser su último año de vida?.

La verdad, es que rechazamos con horror la idea de la muerte. Si alguien quiere comprobarlo inicie en un grupo la conversación sobre el tema, e inmediatamente será descalificado con varios adjetivos, no muy favorables.

Ante la muerte, nuestra primera reacción es la negación y así el joven se piensa inmortal (aunque hay algunos muy entrados en años que se siguen pensando inmortales).

Asombra la vulnerabilidad del hombre ante las múltiples enfermedades que puede padecer, pero también ante las vastas posibilidades de muerte accidental y que decir de la muerte provocada por otro ser humano, no nada más en países con alta criminalidad, sino por desequilibrados mentales como en el reciente caso de Newtown en los Estados Unidos. Parece que lo extraordinario no fuese la muerte, sino la preservación de la vida.

La muerte es representada desde antaño por un esqueleto armado de guadaña para segar la vida.  Al referirnos a la muerte, no nos estamos refiriendo a una persona, sino al simple hecho por el cual el ser humano deja de tener vida; por lo que, es una aberración que haya quienes se refieran a ella como la “santa muerte” e incluso le rindan culto. Si insistiéramos en atribuirle una personalidad, esta sería sin duda la de Satanás, ya que: “No fue Dios quien hizo la muerte ni se recrea en la destrucción de los vivientes... (sino que) por envidia del diablo entró la muerte en el mundo” [4]

Es un hecho, sin discusión y a pesar de todo lo que hagamos, que a todos se nos acabará el tiempo de vida en un momento determinado.

El poder conocer la proximidad de su muerte por una enfermedad, lleva a las personas a reaccionar de diversas maneras. Algunos optan por el suicidio, en tanto que a otros como al científico Stephen Hawking, los ha transformado. Hawking, al inicio de los 20 años, fue atacado por la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA), enfermedad neuro-degenerativa progresiva, diagnosticándosele una vida probable de dos años. Esto lo llevó a ponerse a estudiar en serio para dejar una aportación a la humanidad. Hawking, es ahora un reconocido científico y cumplió este año setenta años de existencia.

Sin embargo, parece que no sería buena idea que el hombre conociera la fecha de su muerte, ya que muy pocos reaccionarían positivamente como Hawking, la mayoría caería en la depresión, en el abandono. Trataría de olvidar el asunto mediante el alcohol o las drogas y se entregaría a vivir con desenfreno sus últimos días. Y que decir, de  lo que sufrirían sus seres cercanos. 

No obstante, es conveniente afrontar de vez en cuando la idea de nuestra muerte.

Charles Dickens en su novela A Christmas Carol, lleva a su protagonista  Ebenezer Scrooge a contemplar no solo el pasado y el presente, sino la escena de su entierro cuando el fantasma de las navidades futuras, lo transporta a ella.

Pero sin duda, la mejor aportación es la de ese gran conocedor de la psicología y del alma humana, que fue Ignacio de Loyola, el cual incluyó en sus ejercicios espirituales una meditación dedicada a nuestra propia muerte. Proponía que el ejercitante viera con los ojos de la imaginación su funeral, su cuerpo exánime dentro de un ataúd, velado por sus seres queridos.

Y es que, si afrontáramos la idea de nuestra muerte, veríamos sin duda, cuantas disculpas y perdones hay que ofrecer y pedir a los demás, y cuantos “te quiero” hay que externar. Se abriría ante nuestros ojos el egocentrismo, el egoísmo personal, familiar y social, en el que vivimos y cuánto podemos hacer por remediar tanta pobreza, tanta desesperanza y tanto dolor que existe, no solo en la lejana África, sino afuera de nuestra puerta.

El padre “Nachito”, un simpático sacerdote bajito y regordete, comentaba en días pasados, refiriéndose al fin del año: “Seguro vas a pedirle a Dios Nuestro Señor, que te de otro año de vida”, “Pero, ¿que le vas a decir?, ¿Para que quieres otro año de vida?”, y no cabe duda que tiene razón.

Es indudable que debemos dar gracias a Dios por el milagro de nuestra existencia, a pesar de todas las amenazas que existen contra ella.


De cualquier manera, considera que al igual que le sucedió a Carlos Fuentes, el año que está por empezar, puede ser el último año de tú vida...




[1] Revista Quien, N° 257, 20 de enero de 2012
[2] Periódico El Universal, 15 de mayo de 2012
[3] Ídem
[4] Catecismo de la Iglesia Católica, Impresos y Revistas, S. A, 1992, España, Punto 413

lunes, 24 de diciembre de 2012

SED NAVIDAD, AMIGOS. CELEBRADLA REGALANDO VIDA












Queridos amigos:

Seguimos afanosos, hombres y mujeres, mayores y menores, y apenas nos queda amor y tiempo para saludarnos y abrazarnos. Esta Navidad es buen momento para hacerlo. Por eso queremos recordaros, con ese niño que dirige la historia de nuestra querida humanidad.


Dios quiso venir y encontrar una posada entre nosotros, y no halló lugar en la plaza, ni en el hospital del barrio, ni siquiera en los bancos del arrabal, ni en la patera del Estrecho, pues no tenían dinero, ni parientes ricos, ni documentos oficiales, y además se estaban cerrando hospitales en la capital del reino... Pero era Dios, y se empeñó en nacer, aunque fuera al descampado, en una cueva de pastores, en un aprisco de ganado, o en la trasera de una casa de labriegos. Siempre habría una estrella para saludarle, un asno y un buey que se habían salido de la gran manada para calentarle un poco con su aliento.

Quiso nacer y nació, aunque le negaran un sitio en la posada, y aquel año cero, fin de los tiempos de un sabio ciclo maya, fue comienzo del Año Infinito de la Vida, Madre de todos los Tiempos, y por eso nace una vez más entre nosotros esta noche, 24 de Diciembre del año 2012, en el solsticio de invierno (o de verano, en el hemisferio sur), cuando se acerca el plenilunio, pues la luna llena quiere venir a saludarle.

Por eso os decimos que vivir, simplemente vivir, es ya Navidad, nacimiento de Dios en nuestra vida. Pero vivir en amor es Navidad perfecta, como queremos que sea la vuestra.

Con ese gozo os saludamos, a Dios y a vosotros, y os deseamos la Felicidad de vivir y de amar, esta noche emocionada de Dios, que no ha querido escuchar nuestro rechazo, y que, a pesar de que quisimos cerrarle nuestra puerta, ha logrado nacer en todos los hogares y, de un modo especial, en los corazones de aquellos que no tienen hogar, pues él mismo es Hogar y es Pan caliente, es hogaza que se parte y comparte entre todos, desde niño, con María y José, a quienes saludamos de un modo especial. 

Os deseamos esta Noche gran Felicidad, es decir, Mucho Dios, Mucha Vida, pues cada uno somos María y José, o el niño que lleva de la cuerda al burro (mirad la imagen); o, si os parece mejor, somos el mismo burro, pero con Jesús, María y José (y con el Dios de Navidad, que son/somos todos los niños del mundo, para quienes y con quienes queremos celebrar la Navidad).

Felicidad en esta Noche Buena, en que muchos seguiremos empeñados en hacer lo que hacían entonces en Belén, en Nazaret o en Roma: Amasamos dinero o malvivimos por falta de dinero, creamos un mundo que no es de Navidad, sino de imposición de algunos y de fatalidad de muchos. Pero Dios no necesitó ni casa para nacer, y por eso los sin-casa nos precederán en el Reino de los cielos. Nos cuesta la Navidad, somos egoístas... 

A pesar de ello, este año, una vez más, queremos dejar la puerta de nuestro portal o nuestra cueva abierta para todos, es decir, para Dios, que está en los que han muerto y en aquellos que no quieren recibirle (y no se reciben unos a otros). Muchos pueden pasar de largo, pero él no pasará, quedará con nosotros, estamos seguros y os lo deseamos. Por eso os decimos de nuevo: ¡Felicidades! 

Os saludamos y brindamos con vosotros, a pesar de que en muchos belenes de luces y lujos no haya un sitio para aquellos que siempre van, que siempre vienen, nómadas sin rumbo, expulsados de la vida... Os saludamos y felicitamos porque vosotros habéis ensanchado el espacio de vuestro corazón, abriendo un sitio para él, que es Dios, pues lo abrís para todos los hombres. 

Estamos alegres, a pesar de algunos temas y dificultades, porque sigue habiendo Dios y él nace, aunque muchos no nos enteremos, como tampoco se enteraron los de Belén, aquel día, hace 2012 años, con miles de niños sin casa, como Jesús, a quien entonces no querían recibir. 

No había sitio para él y, sin embargo, Dios quiso nacer y nace en nuestra vida. ¡Felicidades! No le recibieron, pero le abrazó su madre, le cuidó José, con el niño de la soga del burro, y cantaron los ángeles y llegaron pastores del campo diciendo: ¡Zorionak, Felicidades! No había sitio para él, pero nosotros le queremos hacer sitio esta Navidad 2012 y el próximo año 2013, con todos los que sigan, en este mundo de Dios, y en Dios que nuestro mundo y Navidad por siempre.

En un día como hoy, 24 de diciembre del 2012, queremos celebrar con vosotros nuestra Navidad, porque estamos convencidos de que Dios va a visitaros y sorprenderos con la vida de su Hijo, que es la de todos los niños y los hombres mayores del mundo. Os deseamos mucha felicidad, zorionak de nuevo. Que esta noche tengamos todos el gozo y valentía de ensanchar los muros de nuestro mundo cerrado, recibiendo a Dios en nuestra vida, con María y José.


Mabel y Xabier



San Morales


Navidad 2012




http://blogs.periodistadigital.com/xpikaza.php/2012/12/22/vivir-es-navidad-2012

lunes, 17 de diciembre de 2012

EL INVIERNO DEMOGRÁFICO COMO CRISIS DEL SENTIDO DE LA VIDA




Por Roberto Esteban Duque, doctor en Teología Moral  
22 de noviembre de 2012

No es nada nuevo. Los nacimientos en España se desplomaron de manera vertiginosa desde los años 70. En nuestro tiempo nacen menos españoles que a mediados del siglo XIX o durante la última guerra civil, con un 40% menos de españoles que ahora y en medio de una tragedia humana y económica de proporciones colosales, según recoge Alejandro Macarrón en El suicidio demográfico de España. La tasa de fecundidad es tan baja en España que necesitamos uno más por cada dos niños que nacen, así como más de 9 millones de residentes adicionales con menos de 34 años. Entre 2010 y 2020 cada año habrá un 3% menos de españoles con edades comprendidas entre 25 y 35 años

Jim Roger, un afamado inversor y analista financiero, diría a mediados del año 2010 que “el principal problema de Europa en el siglo XXI es probablemente el demográfico”. No hay crecimiento económico sin crecimiento de población, sin más personas capaces de trabajar y crear riqueza, y con una mayor demanda de bienes de consumo. Cuando la población envejece, cae el consumo y la inversión, creciendo el gasto en sanidad y en pensiones, lo que impedirá a su vez el crecimiento económico.
Pero más allá de cualquier condicionamiento económico, existen unas causas ideológicas y culturales de la baja fertilidad. Las causas económicas son causas que se definen por tener otras causas, por una determinada visión del mundo. La propuesta de la familia heterosexual y la maternidad como rol social, vista como algo reaccionario por la cultura dominante, sigue siendo una propuesta imprescindible. Es inexcusable dar la batalla por la vida para contrarrestar el invierno demográfico que desolará a España en los próximos años, cuando muchos de nuestros contemporáneos rechazan la procreación, con una positiva mentalidad contraceptiva, porque creen que así prestan un servicio a la sostenibilidad ambiental y a la humanidad futura.
El filósofo David Benatar, en su libro Mejor no haber sido nunca: El daño de la existencia, expresa en voz alta la secreta mentalidad de una Europa secularizada: la vida es deseo insatisfecho, carencia, frustración; los momentos de gozo son dolorosamente desproporcionados a los periodos de desilusión y vacío. Es lo que Hegel denominaba como “la melancolía del cumplimiento”. Existe una radical asimetría entre placer y dolor: si contemplamos nuestra vida objetivamente -sostiene con coherencia Peter Singer- no es algo que debamos infligir a otros. En realidad, sólo falta dar el paso de convertirnos en la última generación sobre la tierra.

Esta visión del mundo demuestra algo tan revelador como exasperado: la vida no tiene apenas sentido, ¿para qué transmitirla? Aquí está la clave, el factor decisivo para comprender la crisis demográfica. Nos encontramos sumergidos en un tedio civilizacional, donde el cambio de paradigma familiar en la sociedad se articula desde un Estado que envenena el tejido social con funestas legislaciones y oscuras sentencias, propugnadoras de mensajes morales, y donde la función paterna o materna se ve sometida a un proceso irreversible de deconstrucción, exaltando una cultura marcada por el nihilismo, el relativismo y la desesperanza.
El invierno demográfico responde a todo un estilo de vida relajado e indiferente que fomenta en la persona el egoísmo y la fijación en los derechos que posee, la promoción personal, la satisfacción de los propios intereses y el excesivo amor a uno mismo, al que todo debe quedar subordinado. Comprometida la persona con la búsqueda de valores materiales y entregada a un deseo de gratificación y de inmediatez que, además de atender sólo a lo útil y provechoso, deteriora las relaciones humanas, la aparición de los hijos sólo podría asemejarse a enojosas responsabilidades cuando el fin último consiste en la oquedad de vivir cómodamente.
La crisis demográfica viene coincidiendo con el auge de una cultura que aspira a una felicidad de pequeño formato, sin compromisos ni vínculos definitivos, propensa a la diversión epidérmica, y castradora de una finalidad y un sentido trascendente de la vida. La crisis demográfica no sólo se cifra en el terreno jurídico y económico cuanto en el terreno de los valores y de las ideas, convirtiéndose así en una verdadera crisis cultural de ausencia de reconocimiento, prestigio y gratitud hacia el matrimonio y la familia, y donde cualquier propuesta de políticas natalistas, auspiciadoras de la maternidad y de los derechos de los padres, se contempla como reaccionaria y ultraconservadora.
Si la crisis del matrimonio y de la familia es uno de los factores más influyentes en el descenso de la natalidad, el reto actual de la familia es el de mantener su propia identidad, unas relaciones fuertes entre sus miembros, en la reciprocidad entre los sexos, frente a la estúpida y destructora idea de la “igualdad” de los sexos que nos ha llevado a una sociedad capaz de disolver las relaciones personales en el emotivismo y el utilitarismo.
En la Encílclica Humanae vitae, Pablo VI dirá que el problema de la natalidad sólo podrá resolverse desde una visión integral del hombre, en conformidad con las leyes morales y los principios de la misma moralidad. La familia tiene la misión, cada vez más, de ser lo que es, “una comunidad de vida y de amor” -como expresó Juan Pablo II en Familiaris consortio-, ante el cambio de paradigma donde la conyugalidad y la generatividad desaparecen de la estructura social, económica y laboral. La verdad de la familia hay que remitirla al designio creador de Dios, donde descubrirá no sólo su identidad, sino su misión, lo que puede y debe hacer, consintiendo finalmente, como diría Goethe, que sólo una vida religiosa es una vida productiva y buena, orientadora y creativa en orden a ofrecer soluciones a una crisis demográfica fundada en una crisis del sentido de la vida.


Fuente: http://www.revistaecclesia.com/el-invierno-demografico-como-crisis-del-sentido-de-la-vida/



lunes, 10 de diciembre de 2012

LA VIRGEN DE GUADALUPE, SÍMBOLO DE INCULTURACIÓN DE LA FE







(Entrevista a monseñor Eduardo Chávez Sánchez, Doctor en Historia y Coordinador del Instituto Superior de Estudios Guadalupanos, en la Ciudad de México, 11 de diciembre de 2009)

--¿En qué sentido se puede decir que la Virgen de Guadalupe es constructora de la identidad nacional?
“Para mí se forja México el 12 de diciembre de 1531, porque ella toma todo lo que es la identidad indígena y española, desde aquí manda un mensaje para el mundo entero, ella habla en Náhuatl, ella se plasma en una tilma Náhuatl, su mensajero es un indígena de mentalidad tolteca: San Juan Diego, ella toma mucho de esta mentalidad para dar el mensaje de Jesús como Dios vivo, verdadero. Lanza su voz al mundo entero a través de los indígenas, sin descuidar a los españoles porque ella es una Inmaculada Concepción que entendían perfectamente los hispanos, ella es una mujer de Adviento también perfectamente comprendido por ellos; sabemos que los ibéricos celebraban la octava de la Inmaculada Concepción en el momento de su aparición.

Así que ella hace una identidad nueva conjuntando las cosmovisiones española e indígena, el fruto lo lanza al mundo entero, por eso Juan Pablo II le llama el modelo perfectamente inculturado de esa evangelización.”

--¿Por qué se dice que la Virgen de Guadalupe es madre de la civilización del amor?
“Ella da a luz la Civilización del Amor porque cuando le dice a Juan Diego “Quiero una casita sagrada” está hablando de un templo, pero también habla de familia, es decir habla de Iglesia. Dice la Virgen de Guadalupe muy claramente: yo quiero ofrecer todo mi amor y ese amor es Jesucristo. En otras palabras ella quiere la construcción no sólo de un templo material, sino la nueva civilización donde el centro es Jesucristo, o sea, el amor. Por todo esto ella es la forjadora de la Civilización del Amor.”

--¿Es correcto denominarla Virgen Indígena?
“Si se toman algunos elementos que ella tiene sí. Pero lo más correcto es lo que dice Juan Pablo II: es la Virgen mestiza. Esto ya lo había dicho Juan XXIII: su rostro es mestizo, ella es la integración de todas las razas, ella es madre de todos los seres humanos, de todos los pueblos, por eso le dice a Juan Diego “Soy tu madre y de todas las mas variadas estirpes”, por tanto es madre de todos los seres humanos.”

--¿Cuál puede ser el impacto de los valores marianos dentro de la mentalidad norteamericana?
“Lo católico en Estados Unidos se vive con mucha intensidad, pues allí se es una religión no mayoritaria, esto hace que los católicos sean más fieles y observantes, se es católico porque realmente se vive, no por mera tradición. Por otro lado la Iglesia Católica viene con la bandera de Santa María, muy especialmente bajo su advocación de Guadalupe. Así que una Iglesia donde se venera a la Virgen María, es un lugar donde se adora al único Dios vivo y verdadero, por eso tiene mucha fuerza en Estados Unidos. Como consecuencia hay un impacto real de los valores marianos en la sociedad norteamericana.”

--¿Es la Virgen de Guadalupe un símbolo de unidad entre las culturas?
“Así es, es un signo de unidad de todas las culturas ¿y esa unidad cuál es? El amor; un chino, un europeo, un africano, todos necesitamos el amor, queremos vivir en el amor. Por eso Juan Pablo II lo vio tan claramente que le llama: Madre de América, Patrona de América; ya no usa “las Américas”, no más plural porque se da cuenta que en el amor no hay fronteras. Todos somos hijos de Dios y tenemos la misma dignidad.”

--¿Qué significa el XIII caña para la mentalidad azteca y cómo se relaciona con la Virgen de Guadalupe?
“Es una fecha que para ellos significaba iniciar una nueva era, en el códice de la fundación de México lo primero que ponen es la caseta XIII caña que significa “Una nueva civilización comienza” también en el calendario azteca, la caseta central a lo alto es el XIII caña, un nuevo ciclo. Como lo dice (Miguel) León-Portilla simboliza rumbo a la casa de la sabiduría, a la casa de la luz; es nuevo día y sabiduría divina. 1531 en el calendario europeo coincide con XIII caña en el calendario indígena, para ellos el hecho de que haya tenido este encuentro la Virgen de Guadalupe con los seres humanos significa que se está iniciando una nueva era llena de la sabiduría divina.”

--¿Qué valores trasmite la Virgen de Guadalupe a la sociedad actual?
“Antes que nada humildad, ella elige a Juan Diego y su característica más importante es la humildad, la sencillez. También ella es humilde, dice “Hágase en mí según tu palabra, soy tu sierva”, del mismo modo que Santa Isabel cuando recibe la visita de la Virgen “¿Quién soy yo para que la madre de mi Señor venga a verme? Así como Juan Bautista que dice “Yo no soy el que debe de brillar, es él quien debe de brillar, yo no soy digno de desatarle la correa de sus sandalias”; todo esto es humildad. El pecado llega al corazón humano por la soberbia.”

--¿Cómo influyó la mentalidad tolteca de Juan Diego en la recepción del mensaje Guadalupano?
“La cultura tolteca era como tierra fértil para la recepción del mensaje, habían llegado a creer en un solo dios: Tloquenahuaque, le llamaban incluso el dios desconocido. Llegar a la idea de un solo Dios con la pura fuerza de la razón es frustrante porque está el mal en el mundo y no se puede explicar esta realidad; Netzahualcóyotl le gritaba “Quiero cantar tus flores Tloquenahuaque pero estás muy lejos y no te importa el ser humano”. Por eso cuando Guadalupe se encuentra con Juan Diego y le dice “Yo soy la madre del Tloquenahuaque”; (no es un ídolo debe quedar bien claro) es una característica del Dios vivo; Juan Diego capta perfectamente que se trata del único Dios, que no está alejado, que se no burla de él. Sin embargo desde que la vio siempre supo que era la madre de Jesús porque le dijo voy a Tlatelolco a recibir el catecismo departe de tus sacerdotes. No la confunde con ningún ídolo capta perfectamente que es María la Madre de Jesús.”

--¿Qué papel debería tener dentro de los festejos del Bicentenario de la Independencia de muchos países latinoamericanos, entre ellos México, la Virgen de Guadalupe?
“Muy importante porque es forjadora de toda una nación, pero yo veo más trascendencia, desde esta patria, tenemos una responsabilidad con el mundo entero, nosotros debemos ser esos instrumentos de Dios, por medio de la Virgen de Guadalupe para ser una civilización del amor en el mundo entero.”


Fuente: http://www.zenit.org/article-33626?l=spanish

jueves, 6 de diciembre de 2012

EL VALIOSO TIEMPO DE LOS MADUROS


Mensaje de Mario de Andrade (Poeta, novelista, ensayista y musicólogo brasileño)




"Conté mis años y descubrí, que tengo menos tiempo
para vivir de aquí en adelante, que el que viví hasta ahora...

Me siento como aquel chico que ganó un paquete de golosinas:
las primeras las comió con agrado,
pero, cuando percibió que quedaban pocas,
comenzó a saborearlas profundamente.

Ya no tengo tiempo para reuniones interminables,
donde se discuten estatutos, normas, procedimientos
y reglamentos internos, sabiendo que no se va a lograr nada.

Ya no tengo tiempo para soportar absurdas personas
que, a pesar de su edad cronológica, no han crecido.

Ya no tengo tiempo para lidiar con mediocridades. 
No quiero estar en reuniones donde desfilan egos inflados.
No tolero a maniobreros y ventajeros.

Me molestan los envidiosos, que tratan de desacreditar
a los más capaces, para apropiarse de sus lugares,
talentos y logros.

Detesto, si soy testigo, de los defectos que genera
la lucha por un majestuoso cargo.

Las personas no discuten contenidos, apenas los títulos.
Mi tiempo es escaso como para discutir títulos.

Quiero la esencia, mi alma tiene prisa...
Sin muchas golosinas en el paquete...

Quiero vivir al lado de gente humana, muy humana.
Que sepa reír de sus errores.
Que no se envanezca con sus triunfos.
Que no se considere electa, antes de hora.
Que no huya de sus responsabilidades.
Que defienda la dignidad humana.
Y que desee tan sólo andar del lado de la verdad
y la honradez.

Lo esencial es lo que hace que la vida valga la pena.
Quiero rodearme de gente que sepa tocar el corazón
de las personas...

Gente a quien los golpes duros de la vida,
le enseñó a crecer con toques suaves en el alma.

Sí... tengo prisa... por vivir con la intensidad,
que sólo la madurez puede dar.

Pretendo no desperdiciar parte alguna de las golosinas
que me quedan...
Estoy seguro que serán más exquisitas,
que las que hasta ahora he comido.

Mi meta es llegar al final satisfecho y en paz
con mis seres queridos y con mi conciencia.

Espero que la tuya sea la misma,
porque de cualquier manera llegarás..."


jueves, 29 de noviembre de 2012

EL RACIONALISMO Y LA NAVIDAD







Diciembre de 2011

Buscando una bella tarjeta de Navidad para enviar a los amigos, me remití al sitio tu parada.com, especialista en felicitaciones.

Lo que encontré en abundancia, fue este símbolo `hippie´ de paz y amor, con la escueta leyenda de `Felices Fiestas´, ¿de cumpleaños? ¿patrias? ¿o más probablemente de Halloween?, ya que este símbolo en épocas remotas era usado por hechiceros y brujas. Posteriormente recibí algunas felicitaciones con la misma escueta leyenda de `Felices Fiestas´, y entonces recordé los comentarios de ese enorme teólogo franciscano Raniero Cantalamessa, OFM, quién hace un año señalaba que “después del cientificismo y del secularismo, el tercer obstáculo que, hace a gran parte de la cultura moderna 'refractaria' al Evangelio es el racionalismo” y abundaba “El terreno cultural del racionalismo – su causa y al mismo tiempo su efecto – es la pérdida del sentido de lo sagrado, es necesario por ello que la Iglesia ayude a los hombres a remontar la pendiente y redescubrir la presencia y la belleza de lo sagrado en el mundo.”

Siguiendo el discurso The Usurpation of Raison del cardenal John Henry Newman, Cantalamessa señala que la usurpación de la razón consiste en “ese cierto difundido abuso de esta facultad que se verifica cada vez que uno se ocupa de religión sin un adecuado conocimiento íntimo, o sin el debido respeto por los primeros principios propios a ella”.

Cantalamessa hace consideraciones muy interesantes sobre la razón y la fe: “El análisis de Newman tiene rasgos nuevos y originales; saca a la luz la tendencia, por así decirlo, imperialista, de la razón de someter todo aspecto de la realidad a sus propios principios. Pero se puede considerar el racionalismo también desde otro punto de vista, estrechamente unido con el anterior. Por quedarnos en la metáfora política empleada por Newman, podríamos definirlo como la postura del aislacionismo, de cerrazón en sí misma de la razón. Este no consiste tanto en invadir el campo de los demás, sino en no reconocer la existencia de otro campo fuera del propio. En otras palabras, en el rechazo de que pueda existir verdad alguna fuera de la que pasa a través de la razón humana.

Bajo este aspecto, el racionalismo no nació con la Ilustración, aunque ésta haya imprimido en él una aceleración cuyos efectos se observan aún. Es una tendencia con la que la fe ha tenido que echar cuentas desde siempre. No solo la fe cristiana, sino también la judía y la islámica, al menos en la Edad Media, conocieron este desafío.

Contra esta pretensión de absolutismo de la razón, se ha elevado en todas las épocas no sólo la voz de hombres de fe, sino también la de hombres militantes en el campo de la razón, filósofos y científicos. `El acto supremo de la razón, escribió Pascal, está en reconocer que existe una infinidad de cosas que la sobrepasan´. En el instante mismo en que la razón reconoce su límite, lo franquea y lo supera. Este reconocimiento se produce por obra de la razón, y por ello es un acto exquisitamente racional. Es, literalmente, una `docta ignorancia´. Un ignorar `con conocimiento de causa´, sabiendo que no se sabe. “



Un estremecimiento de fe en Navidad


“Llegamos así a la conclusión práctica que más nos interesa en una meditación como esta. No sólo los no creyentes y los racionalistas necesitan irrupciones imprevistas de lo sobrenatural en la vida para llegar a la fe; las necesitamos también nosotros los creyentes para reavivar nuestra fe. El peligro mayor que corren las personas religiosas es el de reducir la fe a una secuencia de ritos y de fórmulas, repetidas incluso con escrúpulo, pero de forma mecánica y sin participación íntima de todo el ser.”

“La Navidad puede ser una ocasión privilegiada para tener este estremecimiento de fe. Esta es la suprema “teofanía” de Dios, la más alta `manifestación de lo Sagrado´. Por desgracia el fenómeno del secularismo está despojando a esta fiesta de su carácter de `misterio tremendo´ – es decir, que induce al santo temor y a la adoración –, para reducirlo al único aspecto de `misterio fascinante´. Fascinante, lo que es peor, en sentido sólo natural, no sobrenatural: una fiesta de los valores familiares, del invierno, del árbol, de los renos y de Papá Noel. Existe en algunos países la intención de cambiar también el nombre de Navidad por el de `fiesta de la luz´. En pocos casos la secularización es tan visible como en Navidad.”

“Ayuda mucho a hacer de la Navidad la ocasión para un sobresalto de fe encontrar espacios de silencio. La liturgia envuelve el nacimiento de Jesús en el silencio...”

“La Madre de Dios es el modelo insuperable de este silencio navideño: `María – está escrito – conservaba estas cosas y las meditaba en su corazón´ (Lc 2, 19). El silencio de María en Navidad es más que un simple callarse; es maravilla, es adoración; es un `silencio religioso´, un ser superada por la realidad. La interpretación más verdadera del silencio de María es la que está en los iconos bizantinos, donde la Madre de Dios nos parece inmóvil, con la mirada fija, los ojos desorbitados, como quien ha visto cosas que no se pueden describir con palabras. María, la primera, elevó a Dios lo que san Gregorio Nacianceno llama un `himno de silencio´.
Celebra verdaderamente la Navidad quien es capaz de hacer hoy, a distancia de siglos, lo que habría hecho, si hubiese estado presente ese día. Quien hace lo que nos enseñó a hacer María: ¡arrodillarse, adorar y callar!”




Jorge Pérez Uribe


El texto íntegro de la meditación de Raniero Cantalamessa se puede consultar en:
http://www.zenit.org/article-37650?l=spanish


jueves, 22 de noviembre de 2012

EL INEHRM, DIFUSOR DE LA HISTORIA A TÍTULO GRATUITO



El día de ayer asistí a la presentación del libro “Nación católica y Estado laico de Riccardo Canelli, última publicación del año y del sexenio del Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México (INEHRM). La presentación estuvo a cargo de director del Instituto, José Manuel Villalpando César, del subdirector, Pablo Serrano Álvarez, de la Dra. Martha García Ugarte y del ex-embajador ante el vaticano, Luis Felipe Bravo Mena. Como ha sido la costumbre en esta administración -respecto a las publicaciones del INEHRM-, se nos obsequió un ejemplar a los asistentes.

Historia


El INEHRM fue creado por decreto del 29 de agosto de 1953. Su primer nombre fue Instituto Nacional de Estudios Históricos de la Revolución Mexicana. En su decreto constitutivo se establecía que “funcionará como órgano de la Secretaría de Gobernación, para adquirir [...] los documentos que se refieran a dicha Revolución” y para “publicar trabajos de investigación histórica sistemática, promoviendo las medidas adecuadas para el mejor conocimiento de esta época”. Su primera sede fue en la Biblioteca México, ubicada en la Plaza de La Ciudadela. A partir de 1983 tuvo varias sedes, hasta que en 1992 de le ubicó en su sede actual en la Casa de los Dos Patios, ubicada en la esquina formada por la Plaza del Carmen y la calle Francisco I. Madero, en el corazón de San Ángel, al sur de la Ciudad de México.

Pero su cambio más radical viene a partir de 2006, en que deja de concentrarse en la Revolución Mexicana, para estudiar y difundir el conocimiento sobre los principales procesos de la historia de México, cambiando su nombre al de Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México.

A partir de entonces su producción editorial sobre temas como la independencia, las intervenciones extranjeras, la Reforma, la Revolución e incluso el México actual, asciende a 89 obras.

El 1° de julio de 2010, pasó de ser un organismo desconcentrado de la Secretaría de Gobernación, a ser un organismo desconcentrado de la Secretaría de Educación Pública.


Oferta cultural


Entre las Actividades académicas y culturales que desarrolla, se cuentan:
  • Foros y coloquios 
  • Tres espacios radiofónicos: el jueves, México y sus historiadores con el Pablo Serrano Álvarez, el sábado, Conversaciones sobre Historia (siglo XX) con el Javier Garcíadiego y el domingo, El Siglo XIX con José Manuel Villalpando. 
  • Diplomados y cursos 
  • Colaboración periodística en el periódico Excelsior 

También ofrece servicios históricos como:
  • Becas y estímulos a los trabajos de investigación 
  • Premios a la investigación histórica 
  • Organización de foros, coloquios y mesas redondas 

Posee una biblioteca con más de 50,000 ejemplares. Cuenta con una fototeca y un programa editorial con más de 300 publicaciones

Invaluables son su biblioteca digital y sus expedientes digitales, entre los que se encuentran numerosos documentos facsimilares, que se pueden consultar vía Internet


Mi experiencia en el INEHRM


Arribé en agosto de 2009 al curso La Nueva España borbónica, preludio de la Independencia, después se siguieron La Independencia de México, 1810-1821, El siglo XIX y El siglo XX. Los cursos son impartidos por connotados historiadores e investigadores, lo que me ha permitido conocer a la pléyade actual de historiadores.

Los cursos, al igual que las publicaciones del INEHRM son gratuitos, ya que como expresa su Director, “ya han sido pagados por el pueblo de México”. A los inscritos a los mismos, se nos entregan cerca de tres libros al inicio de cada curso, lo que me ha permitido engrosar mi biblioteca histórica.

Memorable fue el curso sobre la Independencia que cursé en 2010, ya que era transmitido a varias sedes (bibliotecas y universidades) en toda la República y cuya clausura celebramos en la Casa del Risco, amenizado por las interpretaciones musicales de Susana Harp y su grupo.

También hay anécdotas imborrables, sobre todo en las sesiones de preguntas, al final de la exposición de cada tema, de las que les narraré tres, una personificada por el director de Instituto Luis Mora, Luis Jáuregui, quien abordó el tema de las “Reformas Borbónicas”, quizá en forma no muy clara y al final fue inquirido sobre cuales fueron dichas reformas. Otra fue cuando al abordar el tema de “Las sociedades secretas” por la Dra. Patricia Galeana; ésta afirmó que Miguel Hidalgo era masón, a contrario sensu, de una mayoría que sostiene lo contrario. Le pregunté por qué la Dra. Virginia Guedea, en un artículo publicado por esos días, en la revista Relatos e Historia de México, afirmaba que la masonería había sido fundada en México con posterioridad a la muerte de Hidalgo. Su respuesta (¿o salida?) que aún no acabo de entender fue “que la Dra. Guedea pertenecía a la escuela españolista”. La última anécdota es cuando, –sin proponérmelo-, saqué de sus casillas a la Dra. Georgina García-Gutiérrez, al preguntarle por qué, Carlos Fuentes había decidido vivir y ser enterrado fuera de México, si como había afirmado ella, quería mucho a este país.

Considero valiosísimos, los comentarios que algunos historiadores nos hicieron sobre las investigaciones que estaban llevando a cabo. Entre ellas, la del Dr. Pablo Serrano Álvarez, quien al haberse abierto los “archivos confidenciales” del Gobierno, encontró la influencia del Sinarquismo en la nominación presidencial de Manuel Ávila Camacho, por parte del presidente Lázaro Cárdenas. Tema que ofrezco presentar a ustedes una vez que el Dr. Serrano publique el resultado de su investigación.

Lo más probable, es que este ciclo de mi paso del INEHRM, haya concluido. Me llevo la memoria de los conocimientos adquiridos, una abundante y valiosa bibliografía y un perenne agradecimiento a José Manuel Villalpando, a Pablo Serrano, a Magdalena Mas y a todo el equipo que los acompañó y amablemente nos sirvió a los participantes.

Mi compromiso como “becario del pueblo de México”, es y será difundir lo aprendido sobre la historia de éste, nuestro amado México.

jueves, 15 de noviembre de 2012

EL INFUNDIO SOBRE LOS DONATIVOS AL TELETÓN



Estamos ya en la época de la colecta anual para el Teletón y en vista de que circula desde hace varios años un correo –primero anónimo, después “firmado” por supuestos “contadores públicos” anónimos, de la ESCA (IPN), la FCA (UNAM) y la UAM I.”-, en donde se invita a no efectuar donativos al “teletón”, “ya que estos serán deducidos por la empresa Televisa, y con tu dinero Televisa evitará el pago de impuestos”. La última versión de este correo fue ya ilustrada por “el fisgón “[1], y publicada en la revista “El Chamuco”

Quiero aclarar que no tengo ninguna relación con el grupo Televisa, y es más, si alguna vez estuve suscrito al “combo” de Cablevisión e Internet, lo cancelé por el pésimo servicio de asistencia técnica, la lentitud y caída frecuente de la señal ante ciertos fenómenos meteorológicos.


Confieso que en contados casos sintonizo sus canales abiertos por la mediocre y degradante programación de los mismos, así como, por la manipulación ideológica que acostumbra hacer el grupo con sus televidentes (vgr. sus pleitos con el diario Reforma, con Telmex, con algún funcionario público, su afinidad con el PRI, etc.).

Pero de eso, a callar ante las patrañas de gente cobarde, que no tiene el valor de firmar sus correos, gente sin escrúpulos, que se dedica a denigrar una labor loable, -quizás la única del grupo televisa-, y a favor de la gente de escasos recursos, hay una gran distancia.

Ante el correo mencionado, la mayoría de los lectores obviamente creen en lo afirmado, sin conocer si estas afirmaciones tienen alguna base legal o no. Pero quien malévolamente redacta y difunde estos correos, si tiene la obligación moral de verificar si sus afirmaciones son verídicas y tienen, al menos, algún sustento legal.

La verdad –de acuerdo a nuestra legislación- y para conocimiento de los supuestos “contadores” que firman el correo, es que los donativos deducibles, solo los puede recibir una empresa con fines no lucrativos y autorizada por el Sistema de Administración Tributaria (SAT).

De conformidad con el artículo 95 fracción VI de la Ley del Impuesto Sobre la Renta (LISR), "... se consideran personas morales con fines no lucrativos, además de las señaladas en el artículo 102 de la misma las siguientes:

VI. Instituciones de asistencia o beneficencia, autorizadas por la ley de la materia, así como las sociedades o asociaciones civiles, organizadas sin fines de lucro y autorizadas para recibir donativos en los términos de esta Ley, que tengan como beneficiarios a personas, sectores y regiones de escasos recursos; que realicen actividades para lograr mejores condiciones de subsistencia o desarrollo a las comunidades indígenas y a los grupos vulnerables por edad, sexo o problemas de discapacidad, dedicadas a las siguientes actividades:

b) La asistencia o rehabilitación médica o a la atención en establecimientos especializados. "

La empresa donataria, deberá de dedicar todos sus ingresos al fin de la asociación o sociedad civil, deberá tramitar anualmente la autorización para recibir donativos y ser auditada por un Contador Público Certificado para fines fiscales

Por su parte los donativos deducibles para el donante no pueden ser superiores al 7% de su utilidad fiscal del año anterior, siempre y cuando, sean entregados a las personas morales señaladas arriba (Art.31 frac. I de la LISR). Es decir, nunca la deducción por donativos, será una deducción importante para una empresa con fines de lucro.

La empresa donataria que recibe los donativos al Teletón, es la Fundación Teletón México, A. C., y es la que expide los recibos por donativos, no es ni puede ser la empresa Televisa o cualquiera otra Sociedad Anónima, ya que éstas si tienen fines de lucro.

Los fondos del Teletón son destinados a la construcción de los Centros de Rehabilitación Infantil Teletón (CRIT), de los que existen 19 a la fecha: dos en el Estado de México (uno en el municipio de Tlalnepantla de Baz y otro en Nezahualcóyotl), Occidente (Guadalajara), Oaxaca, Aguascalientes, Coahuila, Baja California Sur, Durango, Guanajuato, Hidalgo, Chihuahua, Chiapas, Quintana Roo, Yucatán, Tamaulipas, Sonora, Veracruz, Puebla y Distrito Federal.

Que el sistema del Teletón no es la callada y evangélica caridad, es un hecho; que hay chantaje sentimental, también, pero ahí están los CRIT y la ayuda a miles de niños.

Como egresado de la FCA-UNAM, defiendo la preparación fiscal de los egresados de la misma -ganadores ya por varios años- de la “Olimpiada fiscal” que año con año se celebra entre las distintas universidades del país.

La moraleja es pues, desconfiar de todo correo anónimo, ya que si no está en juego la credibilidad propia, cualquiera puede hacer las afirmaciones que desee. 

Ojala estos correos, fueran para pedir una mejoría de la calidad en la programación de Televisa o al menos la desaparición del morboso programa de la peruana Laura Bozzo, en donde se denigra, precisamente a la gente de escasos recursos.


[1] El Fisgón se desliga de toda responsabilidad en una nota donde dice que es un esquema realizado a partir de un correo como ha circulado por Internet; pero al caricaturizarlo, el se hace corresponsable de la opinión emitida.


viernes, 9 de noviembre de 2012

DESCIFRANDO EL SISTEMA ELECTORAL DE ESTADOS UNIDOS



Como cada cuatro años, el primer martes posterior al primer lunes de noviembre, es decir el pasado martes 6 de noviembre, los estadounidenses acudieron a las urnas para elegir al hombre que a partir del 20 de Enero de 20l3 será el presidente de los Estados Unidos por los próximos cuatro años. Conjuntamente se eligieron 33 senadores, la totalidad de la Cámara de Representantes y 11 gobernadores.

El triunfador de las elecciones fue el presidente Barack Obama del Partido Demócrata que repetirá por otros cuatro años, el perdedor fue el exgobernador de Massachusetts Mitt Romney del Partido Republicano.

Si bien para senadores, representantes y gobernadores se aplica el voto directo, para la elección presidencial, es otro asunto.

El sistema electoral norteamericano no contempla elecciones directas para elegir presidente, como las de la mayoría de los países democráticos, sino que es un sistema bastante complejo que data del siglo XVIII, y cuya elección se decide por los llamados votos electorales de los estados.

Este sistema fue diseñado por los “padres fundadores” para corregir cualquier posible error en el voto popular (personalmente no comprendo como se podría corregir dicho error mediante el sistema imperante).

Cada estado tiene una cantidad de votos electorales en función de su población. Los votos electorales están representados por personas, a las que se denomina electores, mismos que son elegidos por el voto popular. Aunque los electores pueden votar por el candidato que deseen, según la ley, existe un pacto de hecho, con el voto popular para respetar la preferencia de este.

Este sistema electoral funciona de la siguiente manera: Hay un total de 538 votos electorales. Para erguirse como ganador, un candidato debe de obtener la mitad de ellos más uno, es decir 269 + 1 = 270 votos.

Ahora bien, no hay una equidad entre los estados. Dentro del sistema electoral del vecino país, existen 11 estados cuya sumatoria de votos electorales supera el mínimo requerido de 270, tales como Miami (29), Ohio (18), California (55), Illinois (20), Texas (38), Nueva York (29), Pensilvania (20), Georgia (16), Michigan (16), Carolina del Norte (15), Nueva Jersey (14) y quién sea favorecido en ellos, podrá ganar la elección, aunque pierda en los restantes treinta y nueve. A diferencia de estos 11, existen estados como Alaska, Vermont, Wyoming, Montana del Norte y Montana del Sur con solo 3 votos electorales cada uno.

Treinta y dos estados consideran la posibilidad del voto anticipado, lo que les da la posibilidad de emitirlo hasta con 45 días de anticipación, aunque serán escrutados hasta el día de la votación.

Ahora bien el total de los votos electorales de un estado se los lleva el candidato que obtenga la mayoría, de ellos, pero no se lleva únicamente los que obtuvo, sino que se lleva el total de ellos. Por esos se dice que el ganador “toma todo”.

Así es que, como podrán observar la elección no parece muy equitativa, ya que quién obtenga la mayoría de votos electorales, no necesariamente ganará la elección por voto popular, Obama triunfó en 22 estados, en tanto que Romney lo hizo en 28; la diferencia es que Obama se llevó los 55 votos de California, los 29 de Nueva York, los 20 de Pensilvania y de Illinois, los 18 de Ohio, los 16 de Michigan y los 14 de Nueva Jersey. Alcanzó 303 votos electorales contra 206 de Romney, aún estando pendiente el conteo de Miami con sus 29 votos.

Un aspecto a causar envidia, es que aunque por ley, el gobierno puede financiar las campañas, rara vez los candidatos recurren a ello. Su financiamiento es a través de donativos de particulares y empresas; por lo cual no existen las franquicias familiares o sindicales como en nuestro país.

Las cifras electorales nos hablan del descenso de la popularidad de Obama:
  • En 2008 aventajó a John McCain por 192 votos, en 2012 la ventaja sobre Romney se redujo a 97.
  • En 2008, logró el 67 % de los votos electorales, contra el 56 % en 2012.
  • En 2008, Obama tuvo una ventaja en el voto popular de 7.2 puntos porcentuales, contra 1.9 puntos porcentuales en 2012.
  • En 2008, Obama tuvo 69.4 millones de voto popular contra 60.3 millones en 2012.

Un dato interesante es el del voto hispano que asciende a 23.7 millones, es decir 11% del electorado y que en 2008 era solo el 9%. Dentro del voto hispano, el de ascendencia mexicana es de 13.2 millones.


jueves, 1 de noviembre de 2012

"EL PURGATORIO NO ES UN LUGAR DEL ESPACIO..."




Un problema de la fe en nuestro medio, es el del infantilismo, el de la falta de crecimiento, de maduración de la misma, de adecuación al pensamiento adulto.


El ejemplo más patético de éste infantilismo lo podemos atribuir al primer cosmonauta Yuri Gagarin de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS); que al efectuar su circunvolución a la tierra, un 12 de abril de 1961, expresó: “Aquí no veo a ningún Dios”. 


Aunque no hay ninguna grabación del vuelo que corrobore estas palabras; si existe la de máximo dirigente Nikita Jrushchov quién en cierto contexto dijo: «Gagarin estuvo en el espacio, pero no vio a ningún Dios allí».

Cabría preguntarnos que esperaban ver Gagarin y Jrushchov: ¿ángeles revoloteando alrededor del Vostok I? o ¿a Dios sentado en su trono y con la corte celestial a su alrededor?

Cuando de niños nos prepararon para hacer la primera comunión, se nos enseñaron las verdades de la fe como corresponde a un niño. Y se nos dijo que el “cielo”, pues, estaba en el cielo y, si no se nos dijo, dedujimos que el infierno debía estar en un lugar muy caliente, quizás en el centro de la tierra. Toda la enseñanza fue referida al tiempo y al espacio, y a lo que los sentidos pueden captar, ya que solo así lo puede entender un niño.

Obviamente al crecer y poder ya captar los conocimientos dentro de la abstracción matemática y filosófica, nuestro conocimiento de la fe debe ser también replanteado, ya que entonces si podremos captar las verdades de la fe tal como son. Aunque habrá que considerar que nuestro entendimiento de las cosas por estar siempre referido a las dimensiones de tiempo y espacio y a leyes como la de la gravitación universal, así como a teorías como la de la Relatividad y de la Mecánica Quántica, pues, le costará entender aquél mundo que no está sujeto a dichas limitaciones.

El pasado día 12 de enero de 2011, Benedicto XVI, ante unas nueve mil personas que asistieron en el Aula Pablo VI a la audiencia pública de los miércoles, dedicó su catequesis a la figura de santa Catalina de Génova (1447-1510), conocida por su visión sobre el purgatorio.

Catalina tuvo una serie de revelaciones místicas, que consignó en su Tratado sobre el purgatorio y el Diálogo entre el alma y el cuerpo. 

El Papa afirmo que: “En su tiempo (el Purgatorio) se representaba principalmente con el recurso a imágenes ligadas al espacio: se pensaba en un cierto espacio, donde se encontraría el purgatorio. En Catalina, en cambio, el purgatorio no está presentado como un elemento del paisaje de las entrañas de la tierra: es un fuego no exterior, sino interior. Esto es el purgatorio, un fuego interior”

“La Santa habla del camino de purificación del alma hacia la comunión plena con Dios, partiendo de su propia experiencia de profundo dolor por los pecados cometidos, en contraste con el infinito amor de Dios. Hemos escuchado sobre el momento de la conversión, donde Catalina siente de repente la bondad de Dios, la distancia infinita de su propia vida de esta bondad y un fuego abrasador dentro de ella. Y este es el fuego que purifica, es el fuego interior del purgatorio. También aquí hay un rasgo original respecto al pensamiento de la época. No se parte, de hecho, del más allá para narrar los tormentos del purgatorio – como era habitual en ese tiempo y quizás también hoy – y después indicar el camino para la purificación o la conversión, sino que nuestra Santa parte de la experiencia propia interior de su vida en camino hacia la eternidad. El alma – dice Catalina – se presenta a Dios aún ligada a los deseos y a la pena que derivan del pecado, y esto le hace imposible gozar de la visión beatífica de Dios. Catalina afirma que Dios es tan puro y santo que el alma con las manchas del pecado no puede encontrarse en presencia de la divina majestad. Y también nosotros nos damos cuenta de cuan alejados estamos, cómo estamos llenos de tantas cosas, de manera que no podemos ver a Dios. El alma es consciente del inmenso amor y de la perfecta justicia de Dios y, en consecuencia, sufre por no haber respondido de modo correcto y perfecto a ese amor, y por ello el amor mismo a Dios se convierte en llama, el amor mismo la purifica de sus escorias de pecado”.

“Cuando Dios ha purificado al hombre, lo ata con un hilo finísimo de oro, que es su amor, y lo atrae hacia sí con un afecto tan fuerte, que el hombre se queda como “superado y vencido y todo fuera de sí”. Así el corazón humano es invadido por el amor de Dios, que se convierte en la única guía, el único motor de su existencia. Esta situación de elevación hacia Dios y de abandono a su voluntad, expresada en la imagen del hilo, es utilizada por Catalina para expresar la acción de la luz divina sobre las almas del purgatorio, luz que las purifica y las eleva hacia los esplendores de los rayos resplandecientes de Dios “.

Si como resultado de esta lectura, les viniera un deseo de profundizar más en este tema, les recomiendo el siguiente link:

http://chiesa.espresso.repubblica.it/articolo/1346327?sp=y




Fuente: Benedicto XVI: Santa Catalina de Génova y el purgatorio, Audiencia General [12-01-2011] http://www.zenit.org/article-37854?l=spanish



viernes, 26 de octubre de 2012

CRISTEROS. GENERACIONES CON SANGRE CRISTERA





(En mi post anterior comentaba sobre la película “Los últimos cristeros”. Alejandro Ledesma Solórzano, conocedor del tema, entrevistó a un nieto del principal personaje de la película, el coronel Florencio Estrada. Con autorización expresa de su autor, reproduzco su interesante artículo, que es la parte XII de una serie dedicada a los cristeros)


Alejandro Ledesma Solórzano 22 octubre 2012


Cuentos, anécdotas, desgracias, aventuras y muchas historias basadas en hechos reales en torno a la época cristera, son evidencias que ya no sólo se quedan en casa, los relatos han pasado a valiosas obras literarias y a la pantalla grande.


Esto, gracias a historiadores, investigadores y escritores, quienes plasmaron la gesta cristera, algunos de ellos incluso experimentaron en carne propia la persecución religiosa, como es el caso de Antonio Estrada (qepd), autor de autor del libro “Rescoldo. Los últimos cristeros” obra que trata la reanudación de la guerra y la voluntad lúcida y desesperada de esos hombres condenados a morir de pie con las armas en la mano.


Aunque cuando sucedió la persecución era muy pequeño le toca vivirla ya que en su familia eran cristeros como nos lo relató el hijo de dicho autor Manuel Estrada, en entrevista con yoinfluyo.com.


Manuel comentó haber convivido poco con su padre ya que el tenia sólo cinco años y su hermano mayor siete, “el tema cristero era poco tocado, lo que si recuerdo es una anécdota que contaba mi padre, se trataba de mi abuela quien después de un ataque de los federales huyó junto con sus cuatro hijos: Antonio, Florencio, Adolfo y Rogelio.


“Todo comienza cuando al huir llegan con hambre y sed a una cueva, mi abuela comenzó a hacer gorditas de lodo y le pidió a mi padre Antonio quien era el mayor, se la comiera para que los demás hermanos también lo hicieran y así calmaran el hambre.


“Según la anécdota, de pronto mi abuela vio unos ojos rojos más adentro de la cueva y resulta que era una loba con sus crías, en fin, doña Lola junto con sus hijos compartió la cueva toda la noche con la loba y sus crías, eso refleja lo duro por lo que pasaron los cristeros”, expresó Estrada, quien es el tercero de seis hermanos.


De acuerdo con un documento escrito por Antonio Avitia Hernández y publicado en bibliotecas.tv, narra la opinión del escritor Juan Rulfo sobre la obra de Antonio Estrada, “el hijo del jefe cristero de Durango, Florencio Estrada, muerto en combate en 1936, cuenta sencillamente, escuetamente, la reanudación de la guerra en 1934 y la búsqueda de la muerte". 


“Un lenguaje perfectamente dominado, al servicio de un pensamiento tan claro como simple, hace de este libro (Rescoldo, los últimos cristeros) el único libro, obra novelesca u obra histórica, escrito sobre los cristeros", consideró el escritor, guionista y fotógrafo mexicano".


Además, Rulfo aseguró más de una vez que para entender a la Cristiada, habría de leer “Rescoldo. Los últimos cristeros”, ya que es catalogada como una de las cinco mejores novelas cristeras.


El caso de Manuel Estrada, es un ejemplo de generaciones con sangre cristera. La información de estos personajes quienes realmente estuvieron al pie del cañón esta plasmada, sólo es cuestión de acceder y enterarnos de una época que no se debe olvidar.




aledesma@yoinfluyo.com