UA-43224232-1

miércoles, 29 de mayo de 2013

CRISTIADA, UNA PELÍCULA DIGNA DE LA EPOPEYA

For Greater Glory: The True Story of Cristiada (título en inglés)

“La Historia de México que te quisieron ocultar. Una narración épica de la Guerra Cristera (1926-1929), que fue detonada por el intento del gobierno mexicano de suprimir la libertad de culto. La película sigue la epopeya de gente ordinaria de todo el país que eligió defender su libertad. Todos ellos deberán decidir si están dispuestos a dar su vida por defenderla.” (spot informativo)



27 de abril de 2012


“Es un película que no puede dejar de verse, me encanto... ¡Huy! acaba uno con el corazón estrujado... El acierto fundamental es que narra una historia que no conocíamos. Se basa en dos obras: La Cristiada de Jean Meyer y Rescoldo... Este libro de La Cristiada puesto en cine es una cosa espectacular... la puedo comparar con cualquier superproducción mundial, rescata un México que hace mucho perdimos...” 

José Manuel Villalpando, historiador [1]


“Estamos ante una película que logra mostrar la grandeza del drama humano en personajes que, muy lejos de la edulcorada santurronería, se muestran como gente de carne y hueso, llenos de dudas y esperanzas... No estamos ante una película de guerra, si bien éste es su contexto, sino ante una historia de gran humanidad, entrañable... Como historiador me lleno de gratitud.” 

Jorge E. Traslosheros, historiador [2]


Reseña


Calificada como la cinta más costosa del cine mexicano (presupuesto de 110 millones de pesos, publicidad en radio, televisión y espectaculares, 577 copias), tuvo que ser hecha a la manera de Hollywood, para lograr la distribución de una empresa como Century Fox, es decir, conformar un reparto internacional y ser hablada en lengua inglesa. Es pues, una producción internacional, que conjunta un elenco técnico y artístico brillante. El director debutante es, Dean Wright quién participó en la trilogía de El señor de los anillos y en Narnia, el productor es el mexicano Pablo José Barroso, la fotografía –bellísima-, estuvo a cargo de Eduardo Martínez Solares, la musicalización es de ese enorme ambientador que es James Horner (Titanic, Avatar).

Las locaciones van desde el Castillo de Chapultepec en la Ciudad de México, a Durango, San Luis Potosí, Puebla, Tlaxcala y Zacatecas.


El elenco internacional estuvo conformado por el inglés Peter O´Toole, los norteamericanos Eva Longoria [3] y Nestor Carbonell, el cubano Andy García, el guatemalteco Oscar Isaac, el panameño Rubén Blades, la colombiana Catalina Sandino, el venezolano Santiago Cabrera, los mexicanos Karyme Lozano, Eduardo Verástegui y la revelación del púber mexicano Mauricio Kuri, entre otros.


Abundando sobre lo que es el cine, el Dr. Traslosheros escribió: “El cine es un arte narrativo que requiere de cuatro elementos básicos: historia, guión, fotografía y actuación. En este caso, el equilibrio entre sus partes logra una película de excelencia, con gran ritmo, sin baches, falsas pretensiones o estridencias. La armonía alcanzada conforma una narrativa capaz de penetrar en la mirada, rostro y corazón de personajes representados brillantemente...”


Al igual que al Lic.Villalpando, no me gustó la interpretación de Plutarco Elías Calles por parte de Rubén Blades, que no se parece ni en lo físico, ni el la personalidad soberbia y autoritaria, que lo caracterizó, pero fuera de de él, todos los personajes están muy bien interpretados.


“La película se ubica en el momento más dramático —épico diría Jean Meyer— de la persecución religiosa en México (1914-1938), como fue el levantamiento armado de campesinos y rancheros llamados “cristeros” (1926-1929). Largos años de sacrificios por defender algo que apenas entonces se empezaba a comprender y que ahora definimos como libertad religiosa, cimiento firme de un Estado realmente laico y de una democracia sustantiva.” Afirma el Dr. Traslosheros.


Hay que decir que como en toda cinta, tanto productor como director se tomaron algunas libertades históricas, como fue el conjuntar a varias personalidades históricas que no coexistieron juntas, darle una muerte gloriosa al “catorce”, el cuál fue fusilado después de un consejo de guerra que se le formó por excesos cometidos en la toma de una población y por actos de indisciplina, y finalmente por una supuesta entrevista entre Plutarco Elías Calles y el general Enrique Gorostieta.


Pero en compensación de lo anterior, la cinta nos muestra, aunque en forma acelerada, como la lucha de los católicos, en principio se desarrolló mediante la resistencia civil pacífica –manifestaciones, recolección de firmas para solicitar la derogación de las leyes persecutorias, boicot económico-, y como ante la cerrazón y represión del gobierno se tornó en violenta.


Finalmente, después de varios meses de espera, ya que hubo una “premiere” en Madrid, el 17 de agosto de 2011, con ocasión de la Jornada Mundial de la Juventud, al fin pude asistir el domingo pasado a la exhibición de “Cristiada”. La sala totalmente llena. El público asistente era el normal de un día domingo; familias, parejas de novios, pequeños grupos de amigos. Con buen ritmo, donde no decae el interés en ningún momento, la película se desarrolla en torno a un púber que vive los acontecimientos de una gobierno que decide finalmente suprimir la fe católica de su pueblo. Al final de la película con la garganta hecha un nudo, por el dramático final, éste se apretó más, cuando al iniciar los créditos se empezaron a escuchar aplausos por aquí y por allá, a los que no pude sino unir los míos. ¿Era una muestra de gratitud a la gesta épica que nos ganó la libertad de creer? ¿Era un reconocimiento a los héroes de la epopeya histórica? ¿Era el dar crédito a una buena película? ¿Era todo en conjunto? No lo se, pero para mí, que era el tributo público de la generación actual, a aquella de héroes y mártires que lucharon por la libertad religiosa de la que ahora podemos disfrutar.








[1] Programa El siglo XX en la XEB, 22 de abril de 2012
[2] Periódico La Razón, sábado 21 de abril de 2012 
[3] Su familia proviene de colonos novohispanos del territorio de Texas, cuando éste aún pertenecía a México 

jueves, 23 de mayo de 2013

BERGOGLIO, REVOLUCIONARIO A SU MODO

Los teólogos de la liberación lo elogian, pero entre él y ellos hay un abismo. Los progresistas lo cuentan entre sus filas, pero él se mantiene alejado. El verdadero Francisco es muy distinto de lo que algunos imaginan

por Sandro Magister


ROMA, 16 de mayo de 2013 – En perdurable luna de miel con la opinión pública, el papa Francisco se ha ganado también el elogio del más combativo de los teólogos franciscanos, el brasileño Leonardo Boff: "Francisco dará una lección a la Iglesia. Salimos de un invierno rígido y tenebroso. Con él viene la primavera".

En realidad, Boff abandonó desde hace tiempo el hábito franciscano, se casó y ha sustituido el amor por Marx por el amor ecologista por la madre tierra y el hermano sol. Pero es todavía el más famoso y el más citado de los teólogos de la liberación.

Cuando apenas tres días después de su elevación al papado Jorge Mario Bergoglio invocó "una Iglesia pobre y para los pobres", parecía una cosa hecha su anexión a las filas de los revolucionarios.


En realidad, hay un abismo entre la visión de los teólogos latinoamericanos de la liberación y la visión de este Papa argentino.

Bergoglio no es un prolífico autor de libros, pero lo que ha dejado por escrito es suficiente y permite entender qué tiene en mente con su insistente mezclarse con el "pueblo".

Conoce bien la teología de la liberación, la vio nacer y crecer también entre sus hermanos jesuitas, pero siempre marcó su desacuerdo con ella, inclusive al precio de encontrarse aislado.

Sus teólogos de referencia no eran Boff, ni Gutiérrez ni Sobrino, sino el argentino Juan Carlos Scannone, también jesuita y detestado, quien había sido su profesor de griego y que había elaborado una teología, no de la liberación sino "del pueblo", fundamentada sobre la cultura y la religiosidad de la gente común, en primer lugar de los pobres, con su espiritualidad tradicional y su sensibilidad por la justicia.

Hoy, con 81 años de edad, Scannone es considerado el máximo teólogo argentino vivo, mientras que sobre lo que queda de la teología de la liberación ya en el 2005 Bergoglio concluyó su discurso de este modo: "Con el derrumbe del imperio totalitario del 'socialismo real', esas corrientes quedaron sumidas en el desconcierto, incapaces de un replanteamiento radical y de una nueva creatividad. Sobrevivientes por inercias, aunque haya todavía hoy quienes las propongan anacrónicamente”.

Bergoglio deslizó esta sentencia condenatoria contra la teología de la liberación en uno de sus escritos más reveladores: el prólogo a un libro sobre el futuro de América latina, el cual tiene como autor a su amigo más íntimo en la curia vaticana, el uruguayo Guzmán Carriquiry Lecour, secretario general de la Pontificia Comisión para América Latina, casado, con hijos y nietos, el laico de más alto rango en la curia.

A juicio de Bergoglio, el continente latinoamericano ya ha conquistado un puesto de "clase media" en el orden mundial y está destinado a imponerse todavía más en futuros escenarios, pero está socavado en lo que tiene de más propio, la fe y la “sabiduría católica” de su pueblo.


La trampa más temible la ve en lo que él llama "progresismo adolescente", un entusiasmo por el progreso que en realidad se vuelve – dice – contra los pueblos y las naciones, contra su identidad católica, ya que "tiene relación con una concepción de la laicidad del Estado que más bien es laicismo militante".

El domingo pasado rompió lanzas a favor de la protección jurídica del embrión, en Europa. En Buenos Aires no se olvida su tenaz oposición contra las leyes a favor del aborto libre y los matrimonios "gays". En la promoción de leyes similares en todo el mundo él ve la ofensiva de "una concepción imperial de la globalización", la cual "constituye el totalitarismo más peligroso de la posmodernidad".

Es una ofensiva que para Bergoglio lleva el signo del Anticristo, como en una novela a la que le gusta citar: "Señor del mundo", de Robert H. Benson, anglicano convertido al catolicismo hace un siglo.

En sus homilías como Papa, la más que frecuente referencia al diablo no es un artificio retórico. Para el papa Francisco el diablo es más real que nunca, es “el príncipe de este mundo” que Jesús ha derrotado para siempre, pero que todavía tiene libertad para hacer el mal.

En una homilía de hace algunos días ha formulado una advertencia: "El diálogo es necesario entre nosotros, para forjar la paz. Pero con el príncipe de este mundo no se puede dialogar. Jamás".
__________ 

He aquí el índice de todas las notas precedentes:

> "L'Espresso" al séptimo cielo
__________

El libro:

Guzmán Carriquiry, "Una apuesta por América Latina. Memoria y destino históricos de un continente", Editorial Sudamericana, Buenos Aires, 2005.
__________

Dos recientes entrevistas al teólogo argentino Juan Carlos Scannone, la primera en inglés para "Zenit" y la segunda en italiano para "Il Regno":

> Retired Teacher Remembers Young Jorge Bergoglio

> La teologia di Francesco

La continuidad entre el papa Francisco y la teología de Scannone ha sido puesta de relieve también por el cardenal Camillo Ruini, en una entrevista a "Il Foglio" del 26 de abril:

"En los años ’70 he dictado cursos monográficos, en Reggio Emilia y en Boloña, sobre la teología de la liberación, que en ese entonces estaba de moda en Italia. Por eso he estudiado un poco también la teología argentina, por ejemplo la elaborada por el jesuita Juan Carlos Scannone, quien fue profesor de Bergoglio. Ya entonces esta teología era reconocida como esencialmente diferente, porque no se basaba en el análisis marxista de la sociedad, sino sobre la religiosidad popular. Asimilar hoy la insistencia del papa Francisco sobre la pobreza y sobre la cercanía a los pobres con la teología de la liberación está totalmente fuera de lugar. Se trata, por el contrario, simplemente, de fidelidad a Jesús y al Evangelio".
__________

Traducción en español de José Arturo Quarracino, Buenos Aires, Argentina.


Fuente: http://chiesa.espresso.repubblica.it/articolo/1350519?sp=y


jueves, 16 de mayo de 2013

LA GUERRA EN SIRIA, SEGÚN LA PRENSA INTERNACIONAL


Foto: Hamid Khatib/Reuters

(En el seguimiento del conflicto sirio, es altamente satisfactorio que sea un periodista argentino radicado en México y maestro de la Universidad Regiomontana, -metido a crónista de guerra-. Quién a través de un diario mexicano como es Milenio, nos cuente como los grandes medios informativos han distorsionado la realidad sobre la guerra en Siria. A continuación presento su crónica del pasado 12 de mayo.)



Santiago Fourcade / Enviado especial [1]


¿A qué están jugando los grandes medios de Occidente? Nadie habla de los muertos ni de los heridos del lado oficial. El conflicto está siendo contado solo a favor de los rebeldes. 

Los civiles han sido las víctimas principales de la guerra interna. 

Siria • El periodismo es tan subjetivo como humanos somos quienes ejercemos esta profesión. Te metes en la historia, la sientes, eliges el ángulo más adecuado y luego la publicas. Todo se configura según nuestras creencias y perspectivas. Es imposible no comprometerse con la narrativa que queremos trasmitir. O, al menos, debes compenetrarte lo suficiente para ser veraz y confiable sobre la historia que miles de personas leerán en diferentes partes del mundo. Una cuestión que muchas veces confundimos y nos lleva a quedarnos con un lado porque la emoción nos gana o los intereses se imponen. 

Son pasadas las diez y decidí ir hasta el Hospital Principal de Damasco. No se cómo explicarlo pero desde hace varios días quería meterme en ese mundo. El bombardeo israelí y los enfrentamientos en las afueras de la capital dejaron muchísimos muertos y heridos pero las grandes empresas informativas no lo mostraron con ecuanimidad. 

Enciendo la televisión y Al Jazeera, la cadena árabe (de Qatar) más influyente e ideológicamente en contra del presidente sirio Bashar al Asad, repite una y otra vez imágenes de víctimas de los bombardeos oficiales. Lo mismo hacen otras grandes televisoras internacionales y periódicos de referencia del mundo anglosajón e hispano. Agencias como Reuters y AP hablan de guerra total y de masacres. 

¿Y del otro lado? ¿Alguno de ustedes sabía que las televisoras sirias están bloqueadas? Que quienes cumplimos con nuestra labor aquí no tenemos internet. Que la historia que consume Occidente es tan unilateral que sorprende la impunidad que manejan estas corporaciones de la información. No vi en la cadena CNN que se haya transmitido la conversación donde los líderes de la insurgencia felicitaban a los israelíes por los bombardeos del pasado fin de semana. ¿A qué están jugando los grandes medios? 

Por eso, buscar el otro lado de la historia me llevó al hospital. Ver a los ojos a los heridos. Ahí hablé con soldados que sufrieron amputaciones y quedaron postrados en sus camas. Más de 150 heridos civiles por el bombazo de la aviación israelí a la Planta de Investigación. Casas destrozadas y laceraciones por el estallido de los vidrios. Hombres que quedaron ciegos por los morteros que cayeron en la periferia. Niños huérfanos. Padres con la mirada perdida y rezando en los pasillos. 

¿Qué televisora mostró eso? Ninguna. Nadie habla de los muertos ni de los heridos del lado oficial. (Según el gobierno, 42 soldados sirios murieron en el último bombardeo israelí). No se trata como periodistas de jugarnos “por un lado”. Muchos colegas, que se cuentan de hecho entre mis mejores amigos, es lo que hacen. Los respeto pero la guerra en Siria está siendo contada de un solo lado y eso debe acabar. 

En 2004, a raíz de mis crónicas desde Libia sobre la revuelta en Falluya y Nayaf, donde tanta muerte me conmovió hasta los huesos, un familiar me hizo el siguiente comentario: “¿No crees que te estás yendo demasiado del lado de los insurgentes?”. Me fui entonces con los soldados gringos para aprender que ellos tampoco tenían la culpa de todo. Los soldados son personas. Chicos peleando por intereses que ni siquiera comprendían. Las balas no distinguen. 

También en Siria los muertos se cuentan hoy por millares. ¿Cómo entender esto cuando el mundo toma partido como si se tratase de un final de copa? Sadam, Ben Alí, Mubarak, Gadafi… todos ellos cayeron al final porque los grandes poderes así lo decidieron, y las agencias de noticias junto a la gran prensa internacional actuaron como inquisidores incansables. ¿Revoluciones? Cualquiera que revise el concepto en un diccionario encontrará su aplicación en ninguno de estos países sacudidos por revueltas. 

Por eso hay que recorrer los hospitales y sentarse a platicar con la gente. Empaparse de su dolor sin preguntarnos de qué lado están. “Curamos a soldados, a civiles y también a rebeldes. No preguntamos nombres o si son extranjeros” (de Al Qaeda), me resumió un doctor cuando vio mi grabadora. Quizás la frase pone en evidencia lo lejos que están los medios de una postura así.





[1] http://www.milenio.com/cdb/doc/noticias2011/3d76467a4ce83991382453d88bbfc275


jueves, 9 de mayo de 2013

EL VOSEO Y EL ORIGEN DE USTED






Carlos Prieto, un grande, pero desconocido escritor mexicano

Con el presente post quiero rendir un homenaje a ese insigne mexicano que es Carlos Prieto Jacqué, más conocido por su trayectoria como violonchelista de prestigio internacional. Pero Carlos Prieto –como le gusta llamarse-, además de buen músico es un destacado escritor e investigador de la lengua. Sumamente amena y referencia obligada para quién quiera conocer sobre las lenguas romances es su obra Cinco mil años de palabras. La Academia Mexicana de la Lengua, hizo justicia a sus méritos literarios, y de esta forma, fue elegido miembro numerario, el 13 de enero de 2011 para ocupar la silla XXII, tomando posesión de la misma el 26 de enero de 2012 en la sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Arte.

Memorias de mi infancia

Recuerdo esa confusión nacida entre el hablar común de mis paisanos y los textos impresos sobre todo en España. Tuve contacto también con centroamericanos y latinoamericanos, ya que la tía Laura manejaba una “casa de huéspedes” cuya clientela era de estos países. ¿Por qué ellos y los buenos libros manejaban el vos, el vosotros y mis paisanos no? ¿Quién hablaba y escribía correctamente? Personalmente me gustaba más el vos que el tú.

Ramón Menéndez Pidal cuando se refiere al tuteo americano, enfáticamente precisa que se trata de un tuteo andaluz, no castellano:

<<Todo Méjico y Nuevo Méjico usan el Tú como nominativo sujeto [...]. No obstante, este tuteo mejicano y nuevo mejicano (y el americano en general) es de tipo, no castellano, sino andaluz, porque desconoce el plural «vosotros» sustituyéndolo por ustedes, y en la conjugación la persona Vosotros se confunde con la persona Ellos [...]. Esto es efecto del odio a la segunda persona plural, en cuanto servía para el trato altanero y descortés, no se la quiere emplear ni aun para su natural sentido de pluralidad; por una ultracorrección de cortesía se usa el ustedes y la tercera persona plural>>[1]

Entre los primeros autores mexicanos que asimilan en cambio, están Joaquín Fernández de Lizardi, que en su obra La Quijotita y su prima, novela de 1818, emplea 78 veces ustedes y sólo en 4 ocasiones usa vosotros.

Pero la influencia más importante para el cambio, fue la mentalidad antihispana y antimonárquica de los liberales del siglo XIX, que se llegó a plasmar en Decretos que obligaban a la supresión del vos y vosotros.


Entremos en la explicación del maestro Carlos Prieto:

<<Se llama voseo al uso del pronombre vos en vez de tú o alternando con tú.

En latín, el pronombre de segunda persona del singular era tú. El pronombre usted no existía. Tu era el pronombre único, que igual se usaba para dirigirse a un niño que al emperador.

El pronombre de segunda persona plural era vos.

En latín tardío nació la costumbre de utilizar vos para dirigirse a personajes de elevada alcurnia. Tu se convirtió en el pronombre de confianza y vos en el de respeto, pero sin perder vos su calidad adicional de pronombre plural. Esta costumbre se extendió al español y a otras lenguas romances. El doble sentido de vos requirió que, en caso de posible confusión, se añadiera otros al pronombre vos, al dirigirse a dos o más interlocutores: vos-otros. Vos-otros se fue generalizando y se convirtió en vosotros, y el uso de vos se fue limitando al singular.

Lo mismo ocurrió con nos. Los personajes que merecían el vos empezaron a usar el nos en vez de ego (yo). Para evitar confusiones se empezó a distinguir entre nos y nos otros, hasta que el primero desapareció y el segundo quedó convertido en nosotros.
Surgimiento de usted 

Vos (en singular) se fue degradando como tratamiento de respeto. Vuestra merced fue imponiéndose como nuevo tratamiento de respeto. Don Quijote se dirige de tú a Sancho Panza y de vos a un hidalgo. En cambio, Sancho siempre utiliza la forma de máximo respeto Vuestra Merced, al dirigirse a don Quijote. Vuestra Merced se convirtió sucesivamente en vuesa merced, vosa merced, voacé, vusted, usted. Vuestra Merced y, por tanto, usted requieren el uso del verbo en tercera persona. Usted fue poco a poco desplazando a vos y lo eliminó en España hacia principios del siglo XVIII. Estos cambios fueron difundidos en los virreinatos y tanto en la Nueva España como en el Perú, vos desapareció casi por completo. Lo mismo ocurrió en Santo Domingo y en Cuba, que tenían un íntimo contacto con la metrópoli. El voseo ha quedado vigente en buena parte de Hispanoamérica, aunque con variantes según los países.

Recordemos que, en su origen, vos era pronombre de segunda persona del plural. Es lógico, pues, que en las regiones en las que domina el voseo, el pronombre vos se acompañe de formas verbales del plural. Las expresiones vos decíme, andá y comé provienen de decidme, andad y comed. Vos sos, jugás y ganás provienen de vos sois, jugáis y ganáis. El voseo no es incorrecto: es la supervivencia de formas verbales arcaicas, desaparecidas en otras regiones. >>[2]




[1] Menéndez Pidal, Ramón, Historia de la lengua española, 2 vols., 2005, Madrid, Fundación
Ramón Menéndez Pidal-Real Academia Española. 


[2] Prieto Jacqué Carlos, Cinco mil años de palabras, 3ª Edición, 2010, Fondo de Cultura Económica

miércoles, 1 de mayo de 2013

UNA PACÍFICA COMUNIDAD DEVELA LA REALIDAD DEL CONFLICTO SIRIO




(Este es el primer post de una serie que intentará explicar el porque del conflicto sirio) 

La realidad de Siria en el momento actual es bastante compleja. A principios de 2011 se inicio una revuelta contra el régimen del presidente sirio Bashar Al-Assad que ha cobrado ya cerca de 70,000 víctimas. Los rebeldes –apoyados lo mismo por Estados Unidos que por Al Qaeda-, han seleccionado las poblaciones como su campo de batalla. El gobierno de Bashar Al-Assad ha sido comparado con el de Hitler o Milosevic y acusado de genocidio. En los últimos dias Estados Unidos, lo acuso al igual que a Sadam Hussein de Irak, de utilizar armas químicas (acusación jamás probada, pero que dio motivo para su intervención armada).

Alepo es o era la segunda ciudad de Siria por su población de 4,393, 000 habitantes. Situada al noroeste del país. Por su ciudad antigua, fue proclamada como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1986. Convertida en campo de batalla, a partir de junio de 2012 muestra el siguiente panorama en la voz del obispo caldeo de Alepo, Antoine Audo [1]:

<<Se va adelante día a día como se puede. La gente está cada vez más agotada. Todos se han vuelto pobres y van siempre en busca de algo de comer para ellos y su familia. En las calles de Alepo se ve a las personas corriendo de un lado para otro constantemente con bolsas en la mano, buscando un poco de pan", dijo Audo en declaraciones a la agencia vaticana Fides. 

Audo, jesuita y presidente de Cáritas de Siria, afirmó que Alepo está "desfigurada por la guerra civil". 

El obispo denunció que cientos de familias cristianas de Alepo se están viendo obligadas a huir del barrio de Cheikh Maksoud, conquistado en los últimos días por las milicias anti-Assad y que mañana, jueves, celebraran una misa por todas esas personas y después distribuirán alimentos a los refugiados a través de Cáritas Siria. 

El prelado también contó que la mayoría de las carreteras de la zona están cortadas al tráfico, debido a los enfrentamientos, y que dos sacerdotes, uno armenio católico y otro ortodoxo fueron secuestrados hace dos meses por un grupo de hombres armados en la carretera que lleva de Alepo a Damasco. 

De una población de unos veinte millones de habitantes, los cristianos sirios apenas llegan al siete por ciento y los católicos son el 1,9. La inmensa mayoría de la población siria es musulmana. >> [2] 

Más vívido es el testimonio de los “maristas azules” en la voz de H. Georges Sabe, hermano marista de Alepo: <<Los acontecimientos han sucedido rápidamente en nuestra ciudad de Alepo desde el 30 de marzo pasado. De hecho, a las 3h30 de la mañana del Viernes Santo, recibí la primera llamada telefónica anunciándome que el barrio de Djabal al Saydé estaba siendo invadido por rebeldes que gritaban y vociferaban, intimidando a la gente para que se quedara encerrada en sus apartamentos. ¿La amenaza era real, o era acaso una incursión esporádica sin efecto alguno para el barrio? 

Lentamente las noticias empezaron a dar fe de una verdadera invasión: almacenes saqueados, automóviles robados o vandalizados, ráfagas que paralizaban a las personas y las obligan a refugiarse en el hueco de las escaleras. Grandes y pequeños lloraban mientras el miedo se propagaba! 

Las preguntas se sucedían sin parar: "¿Debemos irnos? ¿Qué hacer? Una verdadera angustia. Un verdadero drama se anunciaba. Los combates se intensificaron con el paso de las horas. Las casas fueron "visitadas" por individuos armados y se cortó la electricidad y el agua. Las familias imaginaron que iba a ser solo cuestión de horas, y esperaron, y aguardaron, pero nada cambió. La evidencia demostró todo lo contrario. Hombres armados hasta los dientes se instalaron allí. Cayó la noche, y los refugiados prestaban atención al mínimo sonido, al mínimo grito, al mínimo clamor. Nadie dormía, vigilaban y rezaban, esperando un auxilio divino. Era este su último recurso... 

El Sábado Santo al alba los edificios empezaron a desocuparse. Los habitantes del barrio se marchaban llevando consigo lo estrictamente necesario: algunos documentos importantes, poca ropa, los ahorros que les quedaban, nada más. Comenzó el éxodo de un pueblo errante en busca de una posible salida del infierno. Al salir aún estaba oscuro... Una familia perdió el contacto con sus dos hijos pequeños que estaban supuestamente con los vecinos, pero no era así. Otra familia trató de ayudar, por todos los medios, a un anciano que no podía caminar. Los vecinos se llamaban entre sí, para ponerse de acuerdo y caminar juntos, protegidos por su propio destino. 

Las calles estaban desiertas y las luces apagadas. Echaron un último vistazo a sus apartamentos, a lo que contenían, a toda una historia, un sueño, a toda una vida, anhelando que ese momento fuese eterno. Y antes de cerrar la puerta, hicieron la señal de la cruz, como diciéndole al Señor: "estamos en tus manos". Cerraron la puerta con llave, le dieron dos vueltas a la cerradura y sellaron la puerta con una mirada de esperanza, pero tenían que apresurarse..., si no, la muerte podía llegar de un momento a otro... 

Un pueblo camina, un pueblo erra, un pueblo se desplaza... obligado a desocupar su barrio, el lugar donde vivieron, dejando que se convierta en un cementerio de recuerdos, quizás en un montón de piedras... No tienen tiempo de mirar, por última vez, el balcón de la casa donde está extendida la ropa que aún no se ha secado. Tienen una sola idea en mente: huir del infierno, lo más rápido posible, cueste lo que cueste... Ningún automóvil puede circular, hay que caminar, caminar, caminar... Los minutos se hacen eternos..., ¡se gira la página! ¡Todo está consumado! 

El sábado hacia las 9:00 los más rápidos de entre los habitantes del barrio Djabal el Saydeh, llegan a la zona protegida: algunos llamaron a la puerta de un pariente y otros emprendieron el camino de nuestra comunidad marista, único centro de acogida. Los Maristas Azules están ahí. Acogen, escuchan, no cesan de repetir: « Hamdellah ‘al salameh» (Demos gracias a Dios porque están a salvo). 

Las 300 familias cristianas, y muchas otras familias del mismo barrio se fueron, abandonándolo a la merced de unos hombres armados... Nosotros, Maristas, tampoco podremos volver a nuestro local en el barrio y nos surge una inquietud: ¿qué ha sucedido con las familias musulmanas desplazadas que se encontraban en las escuelas? No hay respuesta... 

La comunidad marista se ha convertido en un centro de información, de recopilación de datos; nos llaman para preguntarnos por alguna familia o una persona mayor. De hecho, algunas familias se quedaron en el barrio. La última familia, que salió el 3 de abril, nos describió su éxodo: todos sus miembros, incluyendo la abuela de una edad avanzada, pasaron por los huecos que hombres armados habían hecho en las paredes de las casas. Nos contaron el horror de quedarse en el infierno de la guerra, del miedo y del terror. 

Varias familias se acercan pidiendo ropa, colchones, cobijas, almohadas, toallas, jabón. Nosotros las acogemos, las acompañamos y respondemos a sus necesidades. Los espacios vacíos de la comunidad están ocupados. Decidimos desocupar los dos locales de los scouts para construir 4 duchas y 4 baños. 

Junto a Cáritas y a los responsables de Sallet el Djabal, organizamos una celebración eucarística, seguida de una distribución de dinero y de bonos de compra, para adquirir ropa interior y ropa nueva. La mayoría de las familias participan en la Eucaristía, comulgan, rezan y acompañan el coro de la parroquia. ¿Qué será de las iglesias de barrio? Sallet el Djabal, el cesto de provisiones que repartimos mensualmente desde agosto de 2012, estará listo en una semana. Las personas realmente lo necesitan. 

El martes de Pascua tuvimos una sorpresa: Ghalia, madre de 7 niños (el mayor tiene 9 años) y que estaba en una de las escuelas, llegó hasta nosotros. Nos estuvo buscando. La acogemos y días después llegó otra familia con 11 hijos. Todos fueron acogidos y acomodados. Compramos una lavadora y sumamos 4 tanques de agua a los que ya teníamos; compramos ropa, ropa interior, zapatos, almohadas y colchones. 

El proyecto "Aprende a crecer" también fue desplazado. Vuelve a los locales de la comunidad. Vienen muchos niños; necesitan espacio, necesitan dibujar, jugar, hablar... Creamos un centro médico. Una consulta diaria y los medicamentos son gratuitos. 

¿Y qué decir de mañana? Todas las familias de "Djabal al Saydé" se hacen la misma pregunta. Nosotros nos la hacemos también... No dejamos de repetirnos que todo está en manos de Dios. ¿Deben esperar un regreso al barrio? ¿Deben soñar? Muchas voces han anunciado el próximo fin de la guerra, pero más de una vez las esperanzas han sido en vano. ¿Es cierto que lo provisional dura? ¿Pero si lo provisional se convierte en algo permanente? 

Nosotros, Maristas Azules, siempre tendremos una mano tendida para vivir una solidaridad evangélica, una solidaridad que anuncia y da testimonio del amor de Dios para todo hombre y toda mujer. Juntos trataremos de construir la paz, ¡la paz de una mañana de Pascua!>>[3] 



[1] Católicos de rito oriental 

[2] http://www.periodistadigital.com/religion/mundo/2013/04/10/ 
[3]http://www.periodistadigital.com/religion/vida-religiosa/2013/04/30/no-dejamos-de-repetirnos-que-todo-esta-en-manos-de-dios-religion-iglesia-maristas-azules-alepo-siria.shtml