UA-43224232-1

martes, 25 de junio de 2013

TAMBIÉN BENEDICTO QUERÍA UNA IGLESIA "POBRE"


La encíclica de Francisco, pensada y escrita por su predecesor, no es el único signo de continuidad entre los dos últimos Papas: también sobre la "pobreza" de la Iglesia hay sintonía. Basta volver a leer lo que dijo Ratzinger en Friburgo en 2011, en uno de los discursos capitales de su pontificado.


de Sandro Magister



ROMA, 17 de junio de 2013 – En los últimos días, dos noticias han arrojado nueva luz sobre la relación que une al Papa Francisco con su predecesor, Benedicto XVI.

La primera es el anuncio que el mismo Jorge Mario Bergoglio dio el 13 de junio acerca de la próxima salida de una encíclica escrita "a cuatro manos":

"El Papa Benedicto me la ha entregado. Es un gran documento, en el que yo diré che he recibido esta gran tarea: él la ha hecho y yo la llevo adelante".

Es la encíclica sobre la fe que el Papa Joseph Ratzinger tenía previsto publicar después de las dos precedentes, dedicadas a las otras dos virtudes teologales: la caridad y la esperanza. En el momento de su renuncia al pontificado estaba casi ultimada.

Curiosamente, también la primera encíclica de Benedicto XVI, la "Deus caritas est", había utilizado algunos materiales preparados durante el pontificado anterior; pero su construcción general y, en particular, la primera de sus dos grandes secciones, la más teológica, eran típicamente ratzingerianas. 

Esta vez, en cambio, casi toda la redacción de la encíclica es de Ratzinger. Es como si el Papa Bergoglio se limitase a escribir la prefación y la conclusión. Su firma se convierte en el signo de un fuerte reconocimiento al Papa que lo ha precedido.


La segunda noticia se refiere, a su vez, a un libro publicado en Alemania este año, también él escrito "a cuatro manos": por el cardenal Paul Josef Cordes, presidente emérito de Cor Unum, y por el teólogo y psiquiatra Manfred Lütz, miembro de la pontificia academia para la vida y consultor de varias oficinas vaticanas. 

Es un libro que ya desde el título – "La herencia de Benedicto y la misión de Francisco. ‘Demundanización’ de la Iglesia" – tiene como objetivo delinear una continuidad entre los dos Papas, en especial entre el discurso dirigido por Benedicto XVI a los "católicos comprometidos en la Iglesia y la sociedad" el 25 de septiembre de 2011 en Friburgo, durante el último de sus viajes a Alemania, y las afirmaciones de Francisco sobre la Iglesia "pobre para los pobres".

Los dos autores le entregaron el libro a Ratzinger a principios de junio, en un encuentro que tuvieron con él en el monasterio Mater Ecclesiae, en los jardines vaticanos.

"Vivo como un monje, rezo y leo. Estoy bien", les dijo el Papa emérito, según cuanto contó Lütz al semanal "Bild" del 5 de junio. Y sobre la continuidad entre él y Francisco comentó: "Desde el punto de vista teológico estamos perfectamente de acuerdo". 

El contenido de este encuentro ha tenido muy poco eco en los medios de comunicación. Pero hay que señalar también que el discurso de Benedicto XVI en Friburgo pasó injustamente inadvertido cuando lo pronunció, a pesar de que con el discurso pronunciado en el Bundestag en Berlín era uno de los más relevantes, no sólo de ese viaje a Alemania, sino de todo el pontificado:


El único vaticanista que desde Roma ha dado importancia a este hecho ha sido Andrea Gagliarducci, en su blog semanal en inglés "MondayVatican":


He aquí, a continuación, la traducción española de su comentario:
__________

SER CRISTIANOS. EL DESAFIO DE LA IGLESIA DE FRANCISCO, EL DESAFIO DE LA IGLESIA DE BENEDICTO 


de Andrea Gagliarducci

"En el desarrollo histórico de la Iglesia se manifiesta, sin embargo, también una tendencia contraria, es decir, la de una Iglesia satisfecha de sí misma, que se acomoda en este mundo, es autosuficiente y se adapta a los criterios del mundo".

Y sigue: "Así, no es raro que dé mayor importancia a la organización y a la institucionalización, que no a su llamada de estar abierta a Dios y a abrir el mundo hacia el prójimo".

Por último: " Liberada de fardos y privilegios materiales y políticos, la Iglesia puede dedicarse mejor y de manera verdaderamente cristiana al mundo entero; puede verdaderamente estar abierta al mundo".

¿Quién lo ha dicho?

Uno pensaría inmediatamente en Papa Francisco, el cual ha hecho de la Iglesia "pobre para los pobres" su bandera desde su primer encuentro con los periodistas, resaltando varias veces como "las instituciones sirven, pero hasta un cierto punto" y pidiendo incluso a los futuros nuncios "mantener su libertad interior". 

Pero las palabras con las que inicia este artículo no han sido pronunciadas por el Papa Francisco. Son de Benedicto XVI, quien las pronunció en Friburgo el 25 de septiembre de 2011, durante un encuentro con los católicos comprometidos en la Iglesia y en la sociedad. 

No eran palabras sólo adecuadas para contextualizar dentro de la situación alemana. La Iglesia en Alemania es rica gracias al Kirchensteuer, el impuesto del Estado sobre la religión – que tiene una recaudación considerable –, y ha podido multiplicar estructuras y actividades caritativas, con gran satisfacción de sí misma, pero perdiendo de vista a Dios y convirtiendo en centro a las estructuras.  

Lo que hace sufrir, sobre todo, es el hecho de que en las estructuras de inspiración cristiana cada vez se emplean menos cristianos. Pero el cuidado, el amor hacia el prójimo, el sentido mismo de la misión de la Iglesia vienen de la visión cristiana. En nombre del servicio social se pierde una identidad, y al perder una identidad se pierde el sentido de la Iglesia.

Pero como ya hemos dicho, no es sólo un problema alemán. Recientemente, el secretario de la conferencia episcopal italiana, Mariano Crociata, hablando ante más de 400 trabajadores de instituciones sanitarias de inspiración católica, pidió a todos que preservaran la propia identidad, evidenciando la necesidad de tener personal con formación católica en dichas instituciones. 

De manera más general, ampliando el radio a todas las estructuras que se denominan a sí mismas de inspiración cristiana, se ha debatido mucho, por ejemplo, sobre el problema de la identidad de las universidades católicas. Una disputa que es muy fuerte en los Estados Unidos y que es llevada adelante, entre otros, por la Cardinal Newman Society, la cual no pierde la ocasión para insistir sobre las injerencias del estado en la elección del personal de los colegios católicos, pero tampoco de señalar con el dedo a esas universidades que se separan cada vez más de las enseñanzas católicas. 

Hay un libro que también habla de esto, escrito por Manfred Lütz junto al cardenal Paul Josef Cordes, presidente emérito de Cor Unum. Se titula “La herencia de Benedicto y la misión de Francisco. ‘Demundanización’ de la Iglesia” y delinea una cierta continuidad, precisamente, entre el discurso de Friburgo y las palabras del Papa Francisco. 

Cordes y Lütz se lo han entregado a Benedicto XVI, el cual habría dicho que sí, que hay un cierta continuidad teológica. 

Sin embargo, más allá del eslogan, habrá que ver el modo concreto con el que Francisco llevará adelante este compromiso. Durante su pontificado, Benedicto XVI no sólo sostuvo la importancia de la "demundanización" –que significa, según la interpretación de mons. Ludwig Müller, "separar y unir"– sino que levantó una estructura legalmente fundada para superar el problema de la identidad. La fe, en el fondo, es verdaderamente importante. Pero, ¿cómo se puede alimentar la fe si después no se pide una adherencia al Evangelio en el momento de enseñar, de curar, de llevar a cabo obras de caridad en nombre de la Iglesia?

Con Benedicto XVI hubo una reforma de la Caritas Internationalis bajo el lema "caritas in veritate", la caridad en la verdad (no es casual que sea también el título de la encíclica social de Benedicto XVI), y después del motu proprio "Intima ecclesiae", que ha regulado las estructuras de caridad diocesanas, reforzando el control de los obispos diocesanos sobre las mismas. 

El Papa Francisco empieza desde aquí. En el horizonte hay una reforma de la "Pastor bonus", la constitución apostólica que reglamenta el trabajo de los dicasterios romanos. ¿Su objetivo será una reforma de los corazones o sólo una mera reorganización? 

En el fondo, " no se trata aquí de encontrar una nueva táctica para relanzar la Iglesia. Se trata más bien de dejar todo lo que es mera táctica y buscar la plena sinceridad, que no descuida ni reprime nada de la verdad de nuestro hoy, sino que realiza la fe plenamente en el hoy, viviéndola íntegramente precisamente en la sobriedad del hoy, llevándola a su plena identidad, quitando lo que sólo aparentemente es fe, pero que en realidad no es más que convención y costumbre". 

Lo dijo Benedicto XVI en Friburgo, pero nadie pareció darse cuenta en esa ocasión.
__________ 

El libro: 



Traducción en español de Helena Faccia Serrano, Alcalá de Henares, España.


Fuente: http://chiesa.espresso.repubblica.it/articolo/1350539?sp=y

miércoles, 19 de junio de 2013

ESTUDIO DEL IMPP SOBRE BODAS GAY

El lobby gay [1] quiere redefinir el matrimonio de todos, pero no casarse ellos: las cifras son claras





Actualizado 16 junio 2013 

Roberto Volpi / Il Foglio /


Casarse sólo interesa a uno de cada diez homosexuales: ésta es la conclusión a la que llega un estudio realizado por William C. Duncan, del Institute for Marriage and Public Policy (Instituto para el Matrimonio y Política Pública) llevado a cabo diez años después de la introducción del matrimonio del mismo sexo en Holanda en 2001. 

El citado estudio da cuenta (presentando también la opinión de Vera Bergkamp, cabeza de una organización holandesa de derechos de los homosexuales) de la falta de entusiasmo hacia el matrimonio del mismo sexo que existe en Holanda, el primer país del mundo en reconocer el matrimonio entre personas del mismo sexo. 

Y éste es precisamente el quid de la cuestión. El matrimonio entre personas del mismo sexo, cuantitativamente hablando, está defraudando las expectativas. No ha tenido un gran éxito en Holanda. 


El caso de España


Tampoco en España, donde en septiembre de 2004, en plena campaña para aprobar la nueva definición de matrimonio, el diario pro-socialista El Periódico de Catalunya titulaba a portada completa: "100.000 parejas gays se casarán con la nueva ley en los próximos 3 años". En 8 años, apenas se ha llegado a 25.000 bodas unisex.


La realidad es que en España, después del pico de más de 4.000 en 2006, el primer año tras la aprobación en 2005, el número de matrimonios entre personas del mismo sexo ha caído hasta los 3.000 anuales y no ha superado nunca los 3.500 anuales: cifras claramente inferiores incluso con respecto a las previsiones más conservadoras.


Inglaterra, lo mismo


Igual tendencia en Inglaterra: el auge en el primer año (también allí en 2006) después de la aprobación de las uniones del mismo sexo en pactos de convivencia con casi los mismos derechos que el matrimonio; y luego, una disminución gradual y un asentamiento que ha llevado al matrimonio homosexual a representar poco más del 2% del total de matrimonios al año.


Alrededor de esta proporción del 2% -e incluso menos- se asientan también los demás países europeos en los que ya se ha introducido.


Falta de entusiasmo


“Lack of nuptial enthusiasm among gay couplet” (la falta de entusiasmo con respecto al matrimonio entre las parejas homosexuales), según la definición de Vera Bergkamp, que intenta darle una explicación. 


De hecho, intenta darle tres: 


1- Menos presión ejercida sobre los homosexuales por parte de familiares y amigos; 
2- Menos parejas homosexuales que se casan para tener hijos de las parejas heterosexuales correspondientes;
3- Más individualismo y menos orientación a la familia entre muchos homosexuales.


Ellos admiten las razones obvias


En conclusión: en el momento de la dramática caída del matrimonio heterosexual, los homosexuales, después del orgullo, la lucha, la alegría por la victoria del reconocimiento del “derecho a casarse”, se casan mucho menos que los heterosexuales, que también se casan cada vez menos. 


Y todo esto por razones más que obvias que ellos mismos explican: sienten menos el deseo de tener hijos y están mentalmente menos orientados hacia el matrimonio de cuanto lo están los heterosexuales.


Dicho en términos enérgicos: se perfila, dentro del “invierno” del matrimonio, el fracaso del matrimonio homosexual. Si es que este fracaso no se está ya viendo en los hechos. Lo dicen los números, como siempre. 


Ser pareja sin casarse

Volviendo a Holanda: después de diez años de decadencia, desde el reconocimiento de los matrimonios entre personas del mismo sexo, tan sólo una pareja homosexual de cada cinco se ha casado. Nada que ver el dato análogo de las parejas heterosexuales que se casan en la proporción de ocho de cada diez.


¿“Conquistas civiles”?


Los triunfos del matrimonio gay, por lo tanto, aparecen sobre todo en los medios de comunicación y en las estimaciones numéricas. Es un caso significativamente diferente con respecto a otras “conquistas civiles”. 


La introducción del divorcio en Italia y de la interrupción voluntaria del embarazo, por ejemplo, dejando a un lado los juicios de valor, fueron cambios legislativos que trajeron consigo una adhesión altísima durante años. 


Es un fenómeno que la estadística social conoce bien: cuando se reconoce un nuevo derecho en el horizonte legislativo, su utilización es rápidamente impetuosa, ya que hay una situación anterior que remediar. Después el fenómeno tiende a estabilizarse o incluso a crecer. 


Inicio modesto, declive fuerte


Pero el caso del matrimonio entre personas del mismo sexo no ha conocido siquiera la auténtica “explosión” inicial, salvo en términos muy suaves, para comenzar de inmediato a declinar y a mostrar una tendencia a la estabilización en torno al umbral mínimo de importancia en todos los países europeos en los que está permitido.


Dicho comportamiento pone en evidencia la artificiosidad e invención política que existe tras el matrimonio entre personas del mismo sexo. Son los comportamientos reales los que desvelan esta verdad. Sus propias actitudes concretas. 


Reflexión del blogger

Ante la realidad expresada por este análisis, la pregunta obligada es ¿por qué se impulsa con tanta vehemencia –en el mundo occidental- desde ciertos lobbys de la ONU, la Unión Europea y la Casa Blanca, encabezado por el presidente Obama, la legislación en contra de la familia no solamente cristiana, sino natural, buscando la desaparición de términos como hombre, mujer, padre, madre, preservación de la especie?

Adam Edelman se refirió en su crónica en el New York Daily News [2], a la intervención del vicepresidente Joe Biden en una convención nacional demócrata, en donde éste expresó <<"Nada afecta tanto a los movimientos y las actitudes en nuestro país como la cultura y las artes", afirmó en referencia a la agenda gay, según recoge Associated Press: "No se trata de lo que hacemos en el ámbito legislativo. Se trata de Will y Grace, se trata de los medios de comunicación social. 
Literalmente. Eso es lo que está cambiando las actitudes de los pueblos. Por eso estoy tan seguro de que una amplia mayoría aceptará, y aceptará rápidamente, el ´matrimonio´ gay", dijo en referencia a la serie de la NBC, de gran éxito en su día (se emitió entre 1998 y 2006), sobre un chico homosexual y su mejor amiga>>.

Francamente, creo que nunca ví esta serie, pero tengo presentes divertidas series de nuestros días que abonan en este sentido como son “Glee” y “Modern family”.



El estudio puede consultarse aquí, o bien en: 
http://www.marriagedebate.com/pdf/iMAPP.May2011-rev.pdf


[1] Un lobby (del inglés " vestíbulo", "salón de espera") es un colectivo con intereses comunes que realiza acciones dirigidas a influir ante la Administración Pública para promover decisiones favorables a los intereses de ese sector concreto de la sociedad.

[2] http://www.nydailynews.com/news/politics/vice-president-biden-jewish-leaders-pop-culture-drove-gay-marriage-acceptance-article-1.1351817?localLinksEnabled=false

jueves, 13 de junio de 2013

SE RETIRA SIR ALEX FERGUSON






El entrenador del equipo de fútbol inglés Manchester United, conocido como los “red devils”, Sir Alexander Chapman Ferguson o “Fergie” para sus cercanos, era prácticamente desconocido para los mexicanos, hasta que en 2010, vino personalmente para cerrar la compra del futbolista mexicano Javier Hernández Balcázar de 22 años, apodado como “chicharito”.

Ferguson, nació el 31 de diciembre de 1941 en Govan, Glasgow, Escocia y fue técnico del Manchester United de 1986 a mayo de 2013. Con él en el banquillo, el Manchester United obtuvo trece campeonatos ligueros y dos títulos europeos de la Champions League - más títulos que en toda su historia. También ha sido nombrado "Entrenador del Año" en más ocasiones que cualquier otro en la historia. Es el único entrenador que se ha impuesto en la FA Cup en cinco ocasiones.

En 1999, como consecuencia de haber ganado su primera Champions, fue condecorado por la Reina Isabel II como "Sir" y le fue otorgado el título de Comendador del Imperio Británico. 

El 8 de mayo de 2013, se anunció su retiro al finalizar la temporada 2012-13.y fue despedido en el juego del 19 de mayo contra el equipo West Bromwich, en donde el “chicharito”, le obsequió un gol.



Entre sus pupilos se cuentan figuras como David Beckham, Cristiano Ronaldo, Wayne Rooney, y por supuesto el “chicharito. Para ellos “Fergie” ha sido como un padre.


¿Pero cuál fue el secreto o la fórmula para el éxito repetido de Ferguson?

Simple y sencilla, gusta de la integración familiar de sus jugadores. En el caso de Javier Hernández -a instancias del entrenador- su familia se trasladó a vivir en Inglaterra junto con él, igual sucedió con la reciente contratación del holandés Robin Van Persie. En 2011, Incorporó a su staff técnico al sacerdote John Voyers -quién ya ejercía como capellán- para impartir clases de ética sexual ante los escándalos protagonizados por Wayne Rooney y Ryan Giggs por mantener presuntamente relaciones fuera de sus matrimonios. 

Ferguson conoce como nadie a sus jugadores y sabe por ejemplo que el “chicharito”, no necesita jugar un partido completo para anotar, y así cuando siente que es el momento adecuado lo mete y Hernández anota. En marzo pasado declaró que el Manchester United no estaba interesado en vender al “chicharito”

El entrenador de 71 años se retira con el premio al entrenador del año que entrega la Asociación de Directores Técnicos de la Liga Inglesa por cuarta ocasión.


jueves, 6 de junio de 2013

LOS VEILLEURS POUR LA FAMILLE




Esta nueva expresión que se podría traducir como los que “velan por la familia”, ha aparecido en Francia, como una creativa forma de lucha a favor de la familia natural, es decir, la constituida por un padre, una madre e hijos.

Francia que siempre ha estado a la cabeza de la lucha por los derechos civiles, reconoció desde 1999 mediante los "Pactos de Solidaridad Civil" las uniones civiles de homosexuales, pero esto no bastó a los activistas LGBT [1] y sus promotores políticos, quienes buscaron la desaparición de las palabras padre y madre dentro de la legislación así como el derecho legal a la adopción de menores.

Francia es el país más laico de Europa. Apenas un 56% se ostenta como católico y de estos solo un 5% acude semanalmente a la misa dominical. No obstante no fue el primero en apoyar las bodas gay, sino que es el número catorce en legalizarlas.

Frente a estas uniones Benedicto XVI proclamaba en enero de este año: "La Iglesia vuelve a decir su gran ´sí´ a la dignidad y a la belleza del matrimonio (...) y su ´no´ a filosofías como la del género, ya que la reciprocidad entre masculino y femenino es la expresión de la belleza de la naturaleza que quiso el Creador".

Finalmente la ley que aprueba el “matrimonio homosexual” fue promulgada el sábado 18 de mayo por el presidente francés Francois Hollande y la primera boda homosexual tuvo lugar el 29 de mayo en la ciudad de Montpellier.


La manif pour tous


El nombre de “manifestación para todos” fue una réplica al proyecto de “matrimonio para todos” y efectivamente fue una demostración de fuerza y alegría de todos los que están a favor de la familia natural, ya se trate de no creyentes, judíos, musulmanes o cristianos

Se celebraron cuatro megaconcentraciones, la última, el pasado domingo 26 de mayo, de la cuál les presento un video. La acivista y humorista Frigide Barjot, no participó en la multitudinaria convocatoria, tras haber recibido amenazas de muerte durante la semana.

<<"A quienes crean que vamos a abandonar les anuncio desde aquí que el combate continúa", anunció ayer Ludovine de la Rochère en el discurso que cerró la convocatoria en Los Inválidos. "Vamos a seguir desplegándonos y estructurándonos para convertirnos en una fuerza ciudadana", prosiguió la presidenta de La Manif pour Tous. "Nuestro objetivo es empezar a aceptar militantes a partir de junio, pesar más en el debate público, luchar contra la ley Taubira y sus consecuencias y defender el futuro de la sociedad y los valores de Francia" >>



Simultáneamente con las enormes manifestaciones, apareció una nueva forma de resistencia civil pacífica y pasiva, las “veladas por las familia”. Estas iniciaron en París, en el mes de abril y se han extendido a otras ciudades y poblaciones de Francia.

María Hernández-Mora, una joven española estudiante en París nos relata sobre ellas: 


“Nuestro silencio puede traspasar los corazones”


<<En este sentido, María cuenta que “desde el 16 de abril los jóvenes de París nos reunimos por las noches frente a los Inválidos. La idea es resistir de forma pacífica a esta ley. No queremos gritar, no queremos fuerza, ni violencia”. Por ello, recuerda las palabras que desde el megáfono se decía a los miembros de la velada. “Nuestras palabras son manipuladas y diabolizadas. Sólo nuestro silencio puede tocar y traspasar los corazones. Esto no es un happening, no es una manifestación, es un testimonio. Estamos aquí para dar testimonio de la Verdad. Sólo la Verdad engendra libertad”.

Desde el inicio de esta resistencia el grupo ha ido creciendo considerablemente y la iniciativa se ha trasladado a decenas de ciudades francesas. Se hacen llamar “les veilleurs”. En París, cuenta María, “nos sentamos en la explanada, y entonamos bajito canciones que hablan de esperanza. Unos rezamos y otros hacen silencio”

Un movimiento que no para de crecer


La evidencia no deja lugar a dudas y el poder establecido, con la izquierda laicista y la masonería a la cabeza, no pueden soportarlo. Sus leyes están uniendo a la población frente a la desunión para la que legislan. “Cada día hay más jóvenes. Perseveran los que empezaron y se unen los nuevos. Al principio sólo había jóvenes, ahora también hay familias y personas mayores. Musulmanes, judíos, cristianos y ateos. Hay gente que sale del trabajo y va directa a velar. Se sienten comprometidos con la defensa de la Verdad. No se dan por vencidos”.

“Todos cantamos. Mientras, murmuramos L´espérance est un trésor (la esperanza es un tesoro) y se leen textos de personas de la Historia que han resistido y que han luchado por la verdad y la libertad. También testimonios de prisioneros en gulags o campos de concentración así como homilías de sacerdotes valientes como Jerzy Popieluszko…”>>[2] En la reciente velada de Montpellier se leyeron poemas como el de "Maternidad" de Rabindranath Tagore.

Para los veilleurs no ha sido fácil, ya que además de la presencia amenazante de la policía, tienen que soportar los gritos, las mofas y las agresiones verbales de los activistas LGBT









[1] Lésbico, gay, bisexual, transexual
[2] http://www.religionenlibertad.com/articulo.asp?idarticulo=29084