UA-43224232-1

jueves, 24 de julio de 2014

LA GRAN GUERRA Y FÁTIMA




La Gran Guerra


El 25 de julio de 1914, dio inicio la que por muchos años fue conocida como La Gran Guerra, que duraría más de cuatro años, ya que concluyó hasta el 11 de noviembre de 1918 y en la que murieron cerca de diez millones de personas. Con este nombre fue conocida hasta 1940, en que otra guerra mundial, haría que se le conociera como la I Guerra Mundial

Inconcebible por las estrechas relaciones familiares entre tres de los líderes europeos, ya que el rey Jorge V del Reino Unido era primo del Kaiser Guillermo II de Alemania y del Zar Nicolás II de Rusia. Inconcebible porque los principales líderes europeos eran todos cristianos, aunque bajo distintas denominaciones: Jorge V y Guillermo II eran protestantes, Nicolás II era Ortodoxo y el emperador Francisco José I de Austria-Hungría era católico, así como el rey Víctor Manuel III de Italia.

En especial llama la atención la rivalidad entre Gran Bretaña y Alemania, ya que uno era del otro, el principal socio comercial. Guillermo II odiaba a su tío el rey Eduardo VII a quién calificaba como “el archiintigante y vándalo de Europa”, y éste a su vez lo despreciaba por bravucón y jactancioso. Gran Bretaña era la potencial naval por excelencia y Alemania la gran potencia terrestre. Pero Alemania decidió competir por el poder naval y colonial con su socio, iniciando una carrera de armamentismo naval. 

Los europeos dudaban de la posibilidad de un conflicto como el que ocurrió ya que las conferencias de la haya de 1899 y 1907 y el creciente arbitraje entre naciones los tranquilizaban. Los banqueros y economistas consideraban que una guerra a gran escala no duraría mucho, ya que no habría como pagarla.

Un antecedente importante, es el sistema de alianzas que imperaba, y dentro del cual, Rusia decidió convertirse en protectora de Serbia, en nombre del paneslavismo, en los años previos a la guerra. Esto para extender su influencia hasta Estambul y asegurar su salida al mar Negro.

Más reciente aún era el hecho de 1908, cuando el Imperio Austro-Húngaro se anexionó a Bosnia, donde cerca del 44% de la población era serbia. Entonces Alemania obligó a Rusia a no intervenir, el zar Nicolás expresó que no lo olvidarían.

La Gran Guerra marcaría el fin de los imperios y de las monarquías europeas y cambiaría sensiblemente el mapa de Europa, ya que el gran Imperio Austro-Húngaro desaparecería para siempre y en su lugar aparecerían países como Austria, Hungría, Checoeslovaquia y Yugoeslavia, el Imperio Alemán sería drásticamente disminuido territorialmente asignando territorios a Checoeslovaquia y Polonia. Del imperio Ruso se desprenderían Finlandia, Estonia, Letonia y Lituania.

Para 1917 la Gran Guerra se extendía ya por toda Europa, parte de África, la Península Arábiga, y el lejano Oriente (Indochina, Honk Kong, etc). Los hogares destrozados, la economía maltrecha, la escasez, la carestía y las enfermedades asolaban a la población y no se veía para cuando terminara la conflagración.


Las apariciones de Fátima


Ante la angustiosa situación de la población, el Papa Benedicto XV escribió una súplica por la paz a la Santísima Virgen María, el 5 de mayo de 1917. El Papa pidió urgentemente a todos los cristianos rogar a la Virgen María para obtener la paz del mundo, y encomendar solemnemente la empresa solo a Ella.

“Nuestra ardiente voz suplicante, implorando el fin del vasto conflicto, el suicidio de la Europa civilizada, fue entonces y permanece aún desoída. En verdad, parece que la oscura marea del odio crece más y más entre las naciones beligerantes y arrastra a otros países en su espantoso avance, multiplicando las ruinas y la masacre. Sin embargo, Nuestra confianza no disminuyó...Y puesto que todas las gracias que el Autor de todo bien se digna concedernos son, por un designio amoroso de su Divina Providencia, otorgadas por las manos de la Santísima Virgen, Nos queremos que, ahora más que nunca, en esta hora espantosa, esta petición de Sus hijos más afligidos, se vuelva viva y confiada hacia la augusta Madre de Dios”

El Papa quiso que el mundo “recurriera al Corazón de Jesús, trono de gracias, y a ese trono por intermedio de María”, y ordenó que se agregara en forma permanente a las Letanías Lauretanas (del Rosario), la invocación “Reina de la Paz, ruega por nosotros”. Luego, poniendo confiadamente la paz del mundo en Sus manos, el Papa hizo otro llamado:

“A María, entonces, quien es Madre de Misericordia y omnipotente por la gracia, suba este amoroso y devoto llamado desde todos los rincones de la tierra—desde los nobles templos y las más pequeñas capillas, desde los palacios reales y las mansiones de los ricos como desde las más pobres casuchas — desde las llanuras bañadas de sangre y de los mares, se dirija a Ella el llanto angustiado de las madres y las viudas, el gemido de los pequeños inocentes, los suspiros de todos los corazones generosos: que Su más tierna y benigna solicitud se conmueva, y la paz que Nos pedimos se alcance para nuestro mundo agitado.” 
La Madre, misericordiosa, respondió prestamente a la súplica agonizante del Papa y del pueblo cristiano: apenas ocho días más tarde -el 13 de mayo de 1917-, Ella se apareció en Fátima y dio al Papa y a la humanidad un plan para la paz. Sin embargo, ese plan requería en primer lugar de la obediencia de los hombres y especialmente la del Vicario de Cristo en la tierra, el Papa. 



El mensaje de la Virgen de Fátima






Se ha malinterpretado el mensaje de la Virgen de Fátima como “amenazante” y “apocalíptico”. La realidad es que desde el principio fue un mensaje de esperanza. Ha sido una hoja de ruta hacia la paz en el siglo XX y también para el siglo XXI, al que desafortunadamente no se ha correspondido como debiera, por lo que se han vivido consecuencias nefastas.

Finalmente el 13 de Octubre de 1917, después de una serie de apariciones, la Virgen Santísima se presentó por última vez a los pastorcillos de Fátima: Lucía, Jacinta y Francisco y les reveló un mensaje que se ha conocido como “el secreto de Fátima” y que se ha dividido en tres partes. Para no desviarnos a otros temas no comentaremos ni la primera parte que se refiere a la visión del infierno, ni la tercera parte que se refiere a sucesos que pueden o no haber ocurrido aún.



Segunda parte del mensaje: "la guerra está por terminar…"



<<Habéis visto el Infierno donde caen las almas de los pobres pecadores. Para salvarlas, Dios quiere establecer en el mundo la devoción a Mi Corazón Inmaculado. Si hacen lo que os diré, muchas almas llegarán a salvarse y tendrán paz. La guerra está por terminar; pero si no dejan de ofender a Dios, durante el pontificado de Pío XI [1] comenzará otra aún peor. Cuando veáis una noche iluminada por una luz desconocida [2], sabed que es el gran signo que Dios os da de que está por castigar al mundo por sus crímenes a través de la guerra, del hambre y de las persecuciones a la Iglesia y al Santo Padre. Para impedirla he suplicado la consagración de Rusia a Mi Corazón Inmaculado y a la comunión reparadora de los primeros sábados. Si aceptan Mi requerimiento, Rusia se convertirá y habrá paz, si no, desparramará sus errores por el mundo, promoviendo guerras y persecuciones a la Iglesia. Los buenos serán martirizados, el Santo Padre tendrá mucho por sufrir, varias naciones serán destruidas. Finalmente, Mi Corazón Inmaculado triunfará, el Santo Padre Me consagrará Rusia, que se convertirá, y será concedido al mundo un período de paz>>. 

Por regla general, la Iglesia Católica tarda un buen tiempo en reconocer la validez de las apariciones, ya que es conciente de que pueden ser fruto de alucinaciones, sugestión del vidente o provenientes de un desajuste mental; pero en este caso la aprobación fue rapidísima y se constató, en que, el Papa Benedicto XV restableció la antigua diócesis de Leiria el 17 de enero de 1918, y en que una carta del 29 de abril de 1918 a los obispos portugueses, se refirió a los acontecimientos de Fátima como “un auxilio extraordinario de la Madre de Dios” Bien sabía que era la respuesta a su invocación. 


El camino hacia la paz en 1918


Francisco José I murió el 21 de noviembre de 1916. Previamente su único hijo varón el Archiduque Rodolfo, se había suicidado sin dejar descendencia. De sus hermanos, Maximiliano había sido fusilado en México, Carlos Luis había muerto de tifus en 1896 y Luis Víctor, había sido exiliado por pederasta, lo que llevó a buscar sucesor entre los descendientes de su hermano Carlos Luis, ninguno de los cuáles era elegible por carácter o situación moral. Por tanto el nombramiento recayó en uno de los nietos: Carlos Francisco, hijo de su sobrino Otto. Para evitar el vacío de poder en una situación de guerra, Carlos Francisco fue rápidamente coronado el 29 de diciembre de 1916 con el título de Emperador Carlos I de Austria y Rey Carlos IV de Hungría. 

Él, era el hombre de la Providencia para conseguir la paz, ya que era un hombre creyente y piadoso. Como primer acto nombró al pacifista Ottokar Von Czermin, Ministro del Exterior. Contactó a los aliados a través de su cuñado, el príncipe Sixto de Borbón-Parma enrolado en el ejército belga, aunque el intento fracasó. Con posterioridad lo intento nuevamente en Ginebra, pero sus intentos chocaron con la intransigencia de George Clemenceau, Primer ministro de Francia y de Woodrow Wilson, presidente de los Estados Unidos que ya tenían decidida la desaparición del Imperio Austro Húngaro. 

Independientemente de lo anterior buscó la austeridad de los gastos de la corte y en su política social destaca la creación del primer ministerio de asuntos sociales. 

Finalmente Austria-Hungría y Alemania pidieron el armisticio el 1° de octubre de 1918. Su piadosa vida y su lucha por la paz le hicieron merecedor de la beatificación por parte de Juan Pablo II el 3 de octubre de 2004.


Sembrando de minas el Tratado de Versalles


El Tratado de Versalles fue firmado el 28 de junio de 1919, exactamente a cinco años del inicio de la guerra, y entró en vigor el 10 de enero de 1920. Establecía entre otras cosas la Sociedad de Naciones promovida por Estados Unidos y humillaba a Alemania y sus aliados obligándolos a adjudicarse toda la responsabilidad de la guerra, realizando importantes concesiones territoriales y pagando fuertes indemnizaciones a los países vencedores. He aquí algunos datos:

De izquierda a derecha, el Primer Ministro David Lloyd George del Reino Unido, el Primer Ministro Vittorio Emanuele Orlando de Italia, el Primer Ministro Georges Clemenceau de Francia, y el Presidente Woodrow Wilson de los Estados Unidos.

Cláusulas territoriales
  • Francia recupera Alsacia y Lorena. 
  • Eupen y Malmedy pasan a manos de Bélgica. 
  • El pasillo polaco (Posnania y otras regiones) y el sur de la Alta Silesia se anexionan a la recién nacida Polonia. Esto significaba el aislamiento territorial del resto de Prusia Oriental. 
  • Danzig y Memel, poblaciones germanas del Báltico, fueron declaradas ciudades libres 
  • Dinamarca se anexiona el norte de Schleswig-Holstein. 
  • El conjunto de las pérdidas territoriales de Alemania ascendió a 76.000 kilómetros cuadrados (13% de su territorio), donde vivían 6.5 millones de habitantes (10% de su población) 
  • La cuenca carbonífera del Sarre pasa a ser administrada por la Sociedad de Naciones y explotada económicamente por Francia durante 15 años 
  • Alemania pierde todas sus colonias, que son repartidas como mandatos de la Sociedad de Naciones entre el Imperio Británico y Francia. Bélgica y Japón se anexionaron territorios muy pequeños. 
Cláusulas militares
  • Drástica limitación de la Armada (el grueso de la Armada de guerra fue confiscado y confinado en la base británica de Scapa Flow) y el Ejército (100.000 efectivos, no tanques, aviones, artillería pesada...) 
  • Desmilitarización de Renania (zona occidental y franja de 50 km. al este del Rin) 
  • Ocupación temporal de la orilla occidental del Rin. Las tropas aliadas se retirarían escalonadamente en plazos que concluirían en 1935. 
Reparaciones de guerra
  • Como responsable de una guerra iniciada por su agresión, Alemania quedó obligada a pagar reparaciones o indemnizaciones de guerra a los vencedores. 
  • Conferencia de Spa (1920) fija el porcentaje que recibiría cada país del total: Francia 52%, Gran Bretaña 22%, Italia 10%, Bélgica 8% 
  • En la Conferencia de Londres (1920) se fija el monto total de las reparaciones: 140.000 millones de marcos-oro, una enorme cantidad. 
Otras cláusulas
  • Alemania reconoce su responsabilidad por la guerra y todos los daños que trajo consigo. Fue la agresión alemana la que desencadenó el conflicto. 
  • Prohibición de ingreso en la Sociedad de Naciones. 
  • Prohibición del Anschluss (unión Alemania y Austria) 
  • Establecimiento del Pacto de la Sociedad de Naciones, como un anexo al Tratado.

Epílogo


Así pues se había dispuesto el camino para la siguiente Gran Guerra, que pudo haber sido iniciada no necesariamente por un Adolf (Hitler), sino por un Hans, un Otto o cualquier otro alemán o austro-húngaro que encarnara el gran resentimiento de estos pueblos contra los soberbios y victoriosos aliados.
Las cartas, exhortaciones apostólicas y encíclicas de Benedicto XV, durante estos años fueron numerosas. Para concluir agrego unos párrafos de la Carta Encíclica Pacem Dei Munus del 23 de mayo de 1920.

<<Porque, si bien la guerra ha cesado de alguna manera en casi todos los pueblos y se han firmado algunos tratados de paz, subsisten, sin embargo, todavía las semillas del antiguo odio. Y, como sabéis muy bien, venerables hermanos, no hay paz estable, no hay tratados firmes, por muy laboriosas y prolongadas que hayan sido las negociaciones y por muy solemne que haya sido la promulgación de esa paz y de esos tratados, si al mismo tiempo no cesan el odio y la enemistad mediante una reconciliación basada en la mutua caridad. De este asunto, que es de extraordinaria importancia para el bien común, queremos hablaros, venerables hermanos, advirtiendo al mismo tiempo a los pueblos que están confiados a vuestros cuidados. […]

Entre tanto, confiados en el patrocinio de la Inmaculada Virgen María, que hace poco hemos ordenado fuese invocada universalmente como Reina de la Paz, […] suplicamos con humildad al Espíritu consolador que "conceda propicio a la Iglesia el don de la unidad y de la paz" y renueve la faz de la tierra con una nueva efusión de su amor para la común salvación de todos.>>



Jorge Pérez Uribe


[1] Su Pontificado fue del 13 de junio de 1921 a 10 de febrero de 1939 
[2] Lucía consideró que la “extraordinaria” aurora boreal en la noche del 25 de Enero de 1938 era la señal de Dios para el inicio de la guerra. 


video



Bibliografía para consulta:

  • Historia de los tres pastorcitos que vieron a la Virgen, Apostolado Biblíco Católico, 9 Edición, 2007, Bógota, D.C, Colombia
  • http://www.vatican.va/holy_father/benedict_xv/encyclicals/documents/hf_ben-xv_enc_01121918_quod-iam-diu_sp.html
  • http://www.vatican.va/holy_father/benedict_xv/encyclicals/documents/hf_ben-xv_enc_23051920_pacem-dei-munus-pulcherrimum_sp.html

viernes, 18 de julio de 2014

SARAZHEVO 1914





“La historia del mundo es la suma de aquello que hubiera sido evitable.”

Bertrand Arthur William Russell




La historia es la ciencia que tiene como objeto de estudio el pasado de la humanidad y como método el propio de las ciencias sociales. Su objeto son los hechos históricos acontecidos y registrados. Para la historia el pretérito pluscuamperfecto de subjuntivo del verbo haber (hubiera o hubiese) no existe. Sin embargo, no podemos ignorar que en este pretérito pluscuamperfecto está reflejada la libertad del hombre.

Es de notar que es un gran Doctor en Historia, nada menos que Jean Meyer, quien se atreve a considerar el efecto de una serie de hechos y decisiones erróneas en los sucesos ocurridos en junio de 1914, que llevaron al desencadenamiento de "La Gran Guerra”



Jean Meyer | 29 de junio de 2014


Ayer, 28 de junio, hace cien años, el príncipe heredero del Imperio austro-húngaro, Franz Ferdinand y su esposa Sophie, iban a celebrar su cumpleaños de matrimonio. No alcanzaron a festejar porque habían ido a Sarazhevo[1], polvorosa y pequeña ciudad de provincia, capital de Bosnia Herzegovina, a la periferia del imperio. Y en Sarazhevo les esperaba la muerte. La muerte se presentó a la cita. 

No me gustan las conmemoraciones pero aprovecho la oportunidad para explicar que el accidente existe en la historia, como en la vida. ¿Qué hubiera pasado si el archiduque no va a Sarazhevo? No cae bajo las balas del pobre, joven y tuberculoso estudiante Gavrilo Prinzip y no hay guerra, esa que los sobrevivientes llamaron La Gran Guerra y que nosotros llamamos Primera Guerra Mundial, porque después vino otra, las dos consecuencias de los balazos que mataron al archiduque… Pero ahí en Sarazhevo, está la placa que reza: “Desde este punto el 28 de junio de 1914 Gavrilo Prinzip asesino al heredero del trono austro-húngaro Franz Ferdinand y su esposa Sophie” El asesino se llamaba Prinzip ¿principio o príncipe? El principio que guió su mano era el nacionalismo exaltado de los serbios que soñaban con una Gran Serbia que incluiría todos los territorios donde vivían serbios, pocos o muchos.

La fatalidad no existe en Historia, la guerra aquella no era inevitable, como no era inevitable el suicidio de Europa. Para empezar el archiduque nunca debió ir a Sarazhevo. Todos sabían que el lugar era peligrosísimo y que los terroristas, apoyados por los servicios secretos de Serbia, estaban al acecho. La lista de atentados cometidos por ellos desde 1908 era muy larga. Franz Ferdinand no era ningún cobarde, pero la víspera preguntó todavía a su tío, el emperador Francisco José, hermano de nuestro Maximiliano, si de veras su presencia en Sarazhevo era indispensable. Este le dijo que sí. El príncipe contestó que no le gustaría dejar tres huerfanitos.

Su presentimiento resultó certero, por más que, posiblemente, no haya sabido que el 28 de junio era, es todavía, para los serbios una fecha inolvidable, la de la batalla de Kosovo Polié en 1389, cuando los turcos derrotaron al príncipe mártir Lazar: aquel mismo día un héroe serbio entró bajo la tienda del sultán victorioso y lo mató. Era el ídolo de Gavrilo Prinzip.



¿Qué hubiera pasado si hubiesen proporcionado verdadera seguridad a la pareja? No se la dieron, sino mínima, porque la pobre Sophie ni era del agrado de la familia Habsburgo y de la Corte, porque pertenecía a la pequeña nobleza. Les contaré como eso peso incluso después de su muerte. Publicaron en la prensa local el itinerario que iba a seguir, en coche descubierto, el archiduque y su esposa. Así los seis miembros del comando serbio pudieron tomar posición y lanzar sus granadas; no alcanzaron su blanco pero hirieron a los pasajeros del coche siguiente. El archiduque no se inmutó y mantuvo el programa. Al terminar la ceremonia en el Ayuntamiento pudo salir directamente de la ciudad y escapar al destino. No. Quiso ir al hospital para visitar a los heridos. En lugar de tomar el Libramiento, el chofer se metió en las callecitas de un centro que se parece al de Guanajuato. Para colmo se metió en la calle equivocada; al darse cuenta, se echó de reversa y quedo atorado con la banqueta. Gavrilo Prinzip (el comando se había dispersado) no podía creerlo: justo enfrente, a pocos metros, Franz Ferdinand. No podía fallar, no falló. 



De haber sido Sophie una princesa, una duquesa, Viena hubiera organizado grandes funerales a los cuales hubieran asistido todos los monarcas europeos. El zar, el emperador alemán y el rey de Inglaterra (Tres primos), y el presidente francés. Y se hubieran puesto de acuerdo. Sin guerra. 


[1] Sarajevo, más castellanizado (nota del blogger)


Fuente: El universal, 29 de junio de 2014, México




viernes, 11 de julio de 2014

¿QUÉ ES UN CALIFA, EL CALIFATO ISLÁMICO Y SUS ASPIRACIONES?




Abu Bakr Al Bagdadí autoproclamado Califa del Estado Islámico




Raad Salam Naaman*



El Califato (خلافة) es un sistema político único de la ideología del Islam. No puede ser comparado con los gobiernos musulmanes de hoy. El Califa (خليفة‎) es literalmente el sucesor del profeta como jefe de la nación y líder de la “umma”, la comunidad musulmana. Él tiene la autoridad de aplicar la ley islámica en toda la tierra.


El califato (puesto de califa) es el problema más antiguo con que tuvo que encararse el Islam y todavía es cuestión discutida, nunca ha habido una cuestión islámica que haya causado más derramamiento de sangre que la del califato. La muerte de Muhammad, el Profeta del Islam, el 8 de Junio de 632, ocasionó una crisis. Él murió sin dejar un hijo varón y sin designar claramente un sucesor. Situación que generó una crisis política que solo pudo ser resuelta con la elección de Abu Bakr, suegro del profeta y encargado de dirigir la oración como primer califa. Abu Bakr, gobernó dos años, antes de ser asesinado designó a Omar, quien fue asesinado diez años más tarde. Le sucedió Otman de la familia omeya, que ocupó el poder hasta el año 656, cuando también murió asesinado. Finalmente, Ali primo y yerno de Muhammad, asumió el califato. 

Con los primeros cuatro califas conocidos como ortodoxos, la religión islámica inició su expansión, las regiones de, Irak, Siria, Persia y Egipto fueron las primeras en ser conquistadas. A la muerte de Ali, el Islam se dividió. La familia omeya se impuso en el califato en Damasco, pero no fue reconocida por los chiítas (partidarios de Alí), quienes, en 750, obtuvieron el califato para los descendientes de Ali pertenecientes a la familia abasí, que gobernaron desde la ciudad de Bagdad. En su auge, el Imperio Otomano abarcaba Oriente Medio, el norte de África, el Cáucaso y partes del este de Europa.

Históricamente la capital del califato se fue cambiando a medida que el califato se fue expandiendo. Medina, Kufa, Damasco, Bagdad y Estambul han sido todas capitales del califato islámico, y los califas han sido de varias tribus y razas diferentes, pero siempre musulmanes radicales practicantes.

Existe una disputa entre los musulmanes sobre el concepto del califato, que se mantiene principalmente como un sistema sunita. Los chiitas estiman que Ali el primo y yerno de Muhammad y sus descendientes tienen derecho divino para dirigir a los musulmanes tras la muerte de Muhammad. El califato no entiende de fronteras políticas ni divisiones administrativas que no sean las recogidas por la shari’a- ley islámica, por lo que anula la legalidad de todos los Reyes, emiratos, grupos políticos, estados y organizaciones por la expansión de la autoridad del califa y la llegada de las tropas a sus áreas. 

En la actualidad y en su primera aparición publica, Abu Bakr Al Bagdadí autoproclamó como califa del estado islámico en todo el mundo y rebautizado como el califa Ibrahim.

En su sermón, Abu Bakr Al Bagdadí, requirió a todos los musulmanes a sumarse al Califato para colmar sus aspiraciones de dignidad a restaurar las glorias que vivió el Islam durante su máxima expansión, cuando los dominios islámicos iban de lo que es hoy Irán hasta los Pirineos, en la actual frontera entre España y Francia. De hecho, Al Bagdadí solicita a jueces, médicos, ingenieros y expertos en jurisprudencia islámica a sumarse a su causa como invita a todos los musulmanes a migrar hacia el territorio del EIIL para vivir ahí bajo su autoridad religiosa, aplicando la ley islámica- shari’a, que evoca glorias pasadas, pero también promete esperanzas para el futuro, porque, según Al Bagdadí, este es el momento de al Yihad y de tomar el camino del Profeta Muhammad, que después de cuya muerte la nación musulmana fue capaz de lograr victorias sobre el Imperio Bizantino y el Imperio Persa con sus reyes, imperadores y gobernantes, lo que implica que la nación islámica de hoy es capaz de derrocar a los imperios infieles. La organización yihadista reclama que, con esta declaración de califato, es imperativo para todos los musulmanes jurar lealtad al califa Ibrahim y apoyarle, porque es el gobernante legal para todos los musulmanes en el mundo.

El objetivo de un control islámico y la superioridad de los musulmanes sobre todos los pueblos del mundo, esta apoyado en las enseñanzas del Corán (Sura 3:110) “Sois la mejor comunidad humana que jamás se haya suscitado: ordenáis lo que está bien, prohibís lo que está mal y creéis en Dios. Si la gente de la Escritura creyera, les iría mejor. Hay entre ellos Creyentes, pero la mayoría son perversos”. Los musulmanes son los mejores entre las naciones, y sobre ellos Allah ha otorgado su promesa de liderar el mundo bajo la condición que lo veneren y no adopten ninguna ideología más que el Islam, (Sura 9:33) “Él es Quien ha mandado a su Enviado con la Dirección y con la religión verdadera para que, a despecho de los asociadotes, prevalezca sobre toda otra religión”. 


El recientemente declarado “Estado Islámico” está tratando de reforzar sus logros en el campo de batalla en Siria e Irak, creando una nueva entidad religiosa musulmana sunnita, que amenaza con derrocar el orden político regional fundado en el año 1916, en el Acuerdo Sykes-Picot, entre el Reino Unido y Francia, que estableció las fronteras y repartió al Medio Oriente creando colonias e estados árabes, los que conocemos hoy día como los países árabes. El gobierno del califato de Al Bagdadí, no acepta las fronteras existentes o la división de los musulmanes en diferentes estados. Además, exige a los musulmanes a renunciar a toda visión del mundo opuesta al Islam y las ideologías Occidentales particularmente la democracia que es incompatible con el Islam, el secularismo y el nacionalismo. Asimismo, a regresar a la religión del Islam y cumplir con las condiciones de la promesa de Allah respecto a la subyugación del mundo entero a la ley del Islam. En un mensaje a los yihadistas, Al Bagdadí, llamó a continuar la guerra santa, al Yihad que Allah ha bendecido a los musulmanes con la victoria que llevó al establecimiento del califato. Por lo tanto, el califato de Al Bagdadí, está destinado a derrocar el orden existente en el mundo y luchar por la expansión del Islam y las fronteras del califato para alcanzar todo territorio posible en el mundo donde viven musulmanes, hechos que deben de sembrar enormes temores en Occidente y en Oriente.

Pero, la capacidad militar del “Estado Islámico” en Irak para expandir los territorios bajo su gobierno es limitada. Se estima que entre Irak y Siria no tiene más de 15 mil hombres armados. Para complicar más las cosas, buena parte del éxito de EIIL se debe a sus alianzas con los grupos sunitas iraquíes y el ejército Naqshbandi, antiguos aliados de Sadam Husein, que no comparten la idea de un califato islámico. Más complicado aún, el EIIL tiene sus principales vínculos con los sunitas, que constituyen la mayoría de los musulmanes en el mundo, pero sus más inmediatos adversarios de Irak e Irán tienen mayorías chiítas. En Irak, clérigos chiítas rechazan talmente la propuesta de EIIL. Chiítas y sunitas han luchado por más de mil años, y se han acusado mutuamente de apóstata. Por tanto la creación de un califato bajo auspicio sunita no entusiasma a los chiítas en Irak e Irán. La declaración del califato hace escalar el conflicto entre sunnitas y chiítas y seguramente que impacte en las comunidades musulmanas en el Occidente. La situación del EIIL estaría apoyada en buena medida por el éxito de sus tácticas de guerrilla en Siria y la dureza de sus combatientes. Por lo tanto, sus líderes están llamando directamente a los musulmanes de todo el mundo para apoyar el califato y rebelarse contra los gobiernos existentes.

Bajo este califato de pánico y con todo ese turbio ¡Se puede imaginar la situación de los cristianos en Irak y Siria! EE. UU. a la cabeza Obama claramente ha perdido su categoría de payaso en la región, crear el terrorismo, y enviar la solución al terrorismo. EE. UU. y Europa están mirando la película de terror en TV o por satélite, tranquilamente, no pasa nada ¡hasta que pasa! La película de terror en Irak y Siria continúa.


* Cristiano católico caldeo de origen iraquí
Indignado con todo lo que está pasando 

viernes, 4 de julio de 2014

EL GRUPO JIHADISTA “ESTADO ISLÁMICO” RESTAURA EL CALIFATO, TRAS UN SIGLO






Coincidiendo con el inicio del ayuno del Ramadán, el pasado domingo 29 de junio, el grupo conocido como Ejército Islámico de Irak y el Levante (Siria y Líbano) o EIIL, –Isil, por sus siglas en inglés, y Daesh en árabe–, declaró después de prácticamente un siglo la instauración de un califato islámico.



En un documento titulado «Esta es la promesa de Alá» que se difundió a través de las redes sociales, el grupo informó que sus líderes «han resuelto anunciar el establecimiento del califato islámico y la designación de un califa para todos los musulmanes». El nombramiento recayó en el jefe del EIIL, Ibrahim ibn Awad, conocido como Abu Bakr al Bagdadi (sucesor del profeta Mahoma en árabe).



El documento señala que Al Bagdadi será «el imán y califa para los musulmanes en todo el mundo». El EIIL anunció que queda eliminada la parte «de Irak y el Levante» del nombre del grupo, por lo que pasa a denominarse únicamente como «Estado Islámico».



El califato fue el sistema político que rigió entre la comunidad musulmana desde el nacimiento del islam con el profeta Mahoma y supervivió, en diferentes formas y lugares, hasta el final del califato otomano, que el legendario caudillo Mustafá Kemal Atatürk abolió a comienzos del siglo XX para crear la nueva república de Turquía.


El califato se rige por la «sharía» o ley islámica y su máxima autoridad religiosa y política es el califa, por lo que todos los musulmanes deben jurarle lealtad.

“Aclaramos que, con esta declaración de califato, es imperativo para todos los musulmanes jurar lealtad al califa Ibrahim y apoyarle”, dice la organización jihadista.

El califato no entiende de fronteras políticas ni divisiones administrativas que no sean las recogidas por la “sharía” (ley islámica), por lo que la declaración “anula la legalidad de todos los emiratos, grupos, Estados y organizaciones, por la expansión de la autoridad del califa y la llegada de las tropas a sus áreas”.


La milicia de Abu Bakr al Bagdhadi controla ya el noreste de Siria y buena parte de las provincias sunís de Irak. Pero lo que está sorprendiendo a muchos analistas, más allá de su poderío militar, es la profesionalidad que impera en su organigrama, en la gestión de sus finanzas y en su estrategia de comunicación. El ISIL funciona como una gran corporación. Publica informes anuales con estadísticas detalladas sobre el tipo de ataques y el lugar donde los lanza y tiene una estructura centralizada que emana del emir y los gobernadores provinciales. Tiene una fuerte presencia en las redes sociales You Tube, facebook y twitter, través de las cuales inspira temor a sus oponentes y recluta adeptos. Se calculan sus efectivos entre siete mi y diez mil combatientes. 

En su poder ha caído Mosul, la tercera ciudad de Irak, localizada en el norte del país. Sus fuerzas avanzan rumbo al sur, hacia Bagdad y han tomado Tikrit, el pueblo natal de Saddam Hussein. El ejército iraquí parece haberse fragmentado, habiendo cedido también Kirkuk a los kurdos. El EIIL controla ahora con efectividad un largo segmento del norte y el oeste de Irak, así como una zona contigua en el rincón noreste de Siria. Los comentaristas han bautizado esta zona transfronteriza como Jihadistán.


El nuevo Frankestein islámico ha alcanzado su madurez



El grupo al parecer fue parido por Al Qaeda, luego amamantado por Arabia Saudita y Qatar, fogueado en Irak y Siria y finalmente armado por Estados Unidos, el grupo se ha separado de Al Qaeda y se autofinancia con los territorios que ha ido ocupando, entre estos se cuentan los campos petroleros del este de Siria, en su poder desde 2012. En los territorios conquistados en Irak, demás se ha apoderado del equipo militar dejado por Estados Unidos.



Fuentes de inteligencia de exagentes israelíes, revelaron que el pasado 23 de junio, el EIIL intentó penetrar en Jordania desde Rutba y que cazas jordanos destruyeron cuatro transportes blindados de tropas. Según la fuente, las fuerzas armadas jordanas convocaron a los reservistas para integrarse a sus unidades. 



Arabia Saudita ahora ve con temor a aquellos sauditas que en número de entre mil y dos mil se desplazaron a Siria para Luchar contra Bashar Al Assad, pues de ellos unos 250 han regresado a Arabia, perfectamente entrenados y dispuestos a entregar a su país al califato. 



Tras anunciar la 'restauración del califato', el grupo yihadista Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL) ha publicado un mapa que muestra qué países quiere conquistar para expandir el Estado islámico, informa 'Daily Mail'. Según los datos del mapa, los objetivos son España, los Estados de la península de los Balcanes, Oriente Medio, África del Norte y grandes zonas de Asia.


La sentencia para los cristianos



Jorge Pérez Uribe