UA-43224232-1

viernes, 31 de julio de 2015

MARGARET SANGER Y PLANNED PARENTHOOD



"Debemos aplicar una política severa y rígida de esterilización y segregación a aquella clase de población cuya descendencia está contaminada o cuya herencia es tal que los rasgos inconvenientes puedan transmitirse a la descendencia"-


-Margaret Sanger

`Un Plan de paz´ 1932


"El propósito de Planned Parenthood (Planificación Familiar) no es empoderar a las mujeres.
Es para prevenir a la gente pobre y discapacitada de reproducirse. Esta es otra opción... Es eugenesia".

La huella de la infancia


Margaret Louise Higgins, nació el 14 de septiembre de 1879 en Corning (Nueva York) fue la sexta hija de once hermanos. Sus padres fueron Michael Hennessey Higgins, un albañil librepensador irlandés, y Anne Purcell Higgins, una trabajadora católica también irlandesa de nacimiento. Michael Hennessey era un activista por el sufragio femenino y la educación pública gratuita. La madre de Margaret, Anne Higgins estuvo embarazada en 18 ocasiones -teniendo 11 nacimientos vivos- durante 22 años antes de su muerte a la edad de 49 años.

Sanger pasó gran parte de su juventud ayudando con las tareas del hogar y en el cuidado de sus hermanos menores. Con el apoyo de sus dos hermanas mayores, Margaret Higgins asistió al Claverack College y al Instituto Río Hudson.

Sanger se vio influida por las tesis políticas socialistas y feministas de su padre. También le afectó mucho la muerte de su madre, que le hizo rebelarse contra la sociedad en que vivía por su visión de la salud de la mujer y la natalidad.

Fue también una socialista declarada, y culpó al capitalismo de los males que sufrían las mujeres trabajadoras blancas. Sus posiciones políticas son manifiestas en las últimas páginas de «Lo que toda chica debería saber».


Su vida adulta


En 1900 se matriculó en el Hospital White Plains como funcionaria en prácticas de enfermería, trabajo que abandonó en 1902 cuando contrajo matrimonio con el arquitecto William Sanger, un anarquista.

Margaret Sanger dio a luz tres hijos junto a su pareja disfrutando de una vida tranquila en el Condado de Westchester Nueva York. Se separó de su marido en 1913, abandonando a sus hijos ya que la vida de hogar “le aburría”.

Durante sus estudios, Margaret se interesó por los escritos de Ellen Key, feminista sueca, autora de The Women’s Movement (“El Movimiento de la Mujer”) de los que tomó sus ideas acerca de la feminidad y el matrimonio. Igualmente, se informó mucho acerca de la anticoncepción y empezó a publicar escritos y dar conferencias sobre los beneficios de los métodos anticonceptivos y su potencial capacidad para disminuir el número de abortos. Sin embargo, sus publicaciones fueron consideradas pornográficas y es por esto que fue arrestada y posteriormente huyó a Inglaterra.

Partidaria del “amor libre”, tuvo varios amantes. Con el fin de evitar la incomodidad de los embarazos viaja a Francia para entrar en contacto con los métodos contraceptivos que empleaban las prostitutas en los burdeles. También contacta con la feminista radical Emma Goldman con quien tiene una relación sentimental y que desencadenó el siguiente divorcio con su marido. Una vez instruida en el neomaltusianismo que imperaba en Europa vuelve a los Estados Unidos donde se propone liderar una “cruzada” por el control de la natalidad, la liberación del deseo sexual y la nueva ciencia de la eugenesia.

En 1914 publica un periódico titulado “The Woman Rebel” (La mujer rebelde), un periódico presidido en su cabecera por el lema: “¡No hay dioses! ¡No hay amos!”. En él Margaret Sanger proclamaba la siguiente máxima: “Más hijos para los capacitados; menos hijos para los incapacitados, ésa es la esencia del control de la natalidad”. Margaret Sanger (edición de mayo de 1919 del Birth Control Review).


Su filosofía


Su pensamiento encaja definitivamente dentro de la selección natural y la “supremacía blanca”. Fuertemente racista despreciaba a las razas inferiores: orientales, latinos, judíos y negros, a las que llamaba “maleza humana”. En ella se da la fusión de las principales corrientes antihumanistas del momento: Neomaltusianismo, eugenismo, feminismo radical y teosofía neopagana.

En 1922 escribe uno de los libros más esclarecedores de su pensamiento: "The pívot of Civilization" (El eje de la civilización). Allí afirma: “El aumento de la clase trabajadora debe regularse, ya que se compone de imbéciles benignos, que alientan los elementos defectuosos y enfermizos de la humanidad mediante su irresponsable enjambrar y engendrar. Tenemos que eliminar la “maleza humana”, segregar a los imbéciles, desajustados y mal ajustados y esterilizar a las “razas genéticamente inferiores”.

Sus biografías manejadas dentro del feminismo y la planificación familiar, no mencionan este aspecto, pero ella reconoce haberse presentado al menos en una reunión del Ku Klux Klan en 1926, en Silver Lake, New Jersey “Una docena de invitaciones para hablar a grupos similares fueron proferidas” (Margaret Sanger , "An Autobiography", página 366. Posteriormente promovería los anticonceptivos utilizando a los pastores de iglesias afroamericanas para acabar con los grupos minoritarios.



Afirmaba que "lo más misericordioso que una familia numerosa puede hacer es matar a uno de sus hijos".

Algunos de los objetivos de Sanger a través del uso de métodos anticonceptivos era para evitar el nacimiento de las personas a quien ella considerados "no aptos" para la sociedad. En "Mujer y la Nueva Raza", Sanger afirma: "Control de la natalidad es ni más ni menos la facilitación del proceso de eliminar a los no aptos, de impedir el nacimiento de unidades defectuosas o de los que se convertirán en defectuosos." 



Eugenesia y eutanasia


Sanger era partidaria de la eugenesia negativa, una filosofía social que argumenta que la especie puede mejorar mediante la intervención social. Sus propuestas incluían una política restrictiva de la inmigración, el libre acceso a los métodos anticonceptivos y la segregación y esterilización de los discapacitados intelectuales.

En "Un plan para la paz" (1932), por ejemplo, Sanger propuso la creación de un departamento del Congreso para: “mantener cerradas las puertas para evitar la entrada de ciertos extranjeros cuya condición se sabe es perjudicial para la raza, como los débiles de mente, idiotas, retrasados, locos, sifilíticos, epilépticos, criminales, prostitutas profesionales y otros de esa clase.”

Y más adelante, propuso: “Apliquen una rígida política de esterilización y segregación a aquellas partes de la población cuyo progenie ya esté corrompida o cuya herencia sea tal que características perjudiciales puedan ser transmitidas a su descendencia".

Aunque se haya manifestado contra el régimen nazi, finalmente podemos decir que su pensamiento es muy cercano al de Adolfo Hitler. 


Surgimiento de Planned Parenthood


El 16 de octubre de 1916 funda Planned Parenthood. Erigida en principal portavoz del movimiento a favor de la regulación de los nacimientos, y en 1921 fundó la Liga Americana para el Control de Natalidad, luego convertida en la Federación de Planificación Familiar, que en 1932 contaba ya con ochenta centros en todo el país. Sanger organizó asimismo la primera Conferencia Mundial sobre Población, celebrada en Ginebra el año 1927.

Información poco conocida, pero muy interesante es la siguiente: viajó a la India para convencer a Mahatma Ghandi de que debía darle su apoyo, pero éste le contestó que "las ayudas artificiales (anticonceptivos) conducen a la satisfacción inmoderada de los deseos y son por tanto desmoralizantes y debilitantes". A continuación Sanger se reunió con Hitler, a quien le gustó inmediatamente la idea de establecer un sistema de recompensas a la "estirpe superior" para la producción de hijos.



Afiliada al Partido Socialista Estadounidense, Margaret pretendía ayudar a los pobres, pero se alió con las clases pudientes de su época, teniendo relaciones sexuales con personajes poderosos,  para ganarse su apoyo e influencia, como: Havelock Ellis, Lorenzo Portet, Johann Goldstein, Hugo de Selicourt, H.G. Wells, Herbert Simonds, Harold Chile, Angus MacDonald, Hobson Pitman, … y el magnate del aceite Tres en Uno, James Henry Noah Slee. Con este último se llegó a casar por su dinero y le obligó a firmar un acuerdo prenupcial que le otorgaba completa libertad sexual sin preguntas.

En 1942, modificó la estructura de su ABCL y la transformó en la Federación de Paternidad Planificada de los Estados Unidos (PPFA, por su siglas en inglés: Planned Parenthood Federation of America), institución activa todavía hoy. Los procedimientos del nazismo alemán comenzaban entonces a salir a la luz, y convenía cambiar la estrategia al presentar al público americano unos objetivos institucionales que se mantenían sin mayores variantes desde 1916. Con el correr del tiempo, dentro y fuera del país, las agencias conectadas con la PPFA para promover y distribuir servicios anticonceptivos, métodos de control natal y de salud reproductiva, comenzaron a autodenominarse Asociaciones de Planificación Familiar (FPA, por su sigla en inglés: Family Planning Associations).

Creando el conglomerado de control natal


Al terminar la segunda Guerra Mundial, Margaret le da un giro humanista a su organización llamándola “Planned Parenthood Federation of America” (“Federación de Paternidad Planificada de Estados Unidos”) atrayendo apoyo de otras organizaciones a favor de la familia. 


En el año 1951 Sanger, logró financiación para que Gregory Pincus empezase a investigar sobre la píldora anticonceptiva.

En 1952 Sanger sumó a sus esfuerzos a John D. Rockefeller III y, con dinero de la Fundación Brush, fundaron en Bombay la Federación Internacional de Planificación Familiar (IPPF, por su sigla en inglés: International Federation of Family Planning), con sede central en Londres, en las oficinas suministradas a título gratuito por la Sociedad Inglesa de Eugenesia. Se trata de una institución privada de segundo nivel, ya que incorpora hoy como miembros a 109 FPA activas, distribuidas en más de 140 países. Estas se organizan, a su vez, en seis regiones, las cuales abarcan 95% de la población mundial.

Sus fondos provienen, en su mayor parte, de los países desarrollados (Alemania, Austria, Canadá, Dinamarca, Finlandia, Inglaterra, Japón, Noruega, Nueva Zelanda, Países Bajos, Suecia y EE.UU), y de otros organismos internacionales (UNFPA, etc).

En 1954, 
se fabrica una píldora anticonceptiva bajo el nombre de Enovid. Fue probada por primera vez en 50 mujeres del estado de Massachusetts. Después fue probada de manera generalizada en Puerto Rico, como parte de la Operación Manos a la Obra, que también incluyó procesos radicales de esterilización forzosa en mujeres pobres.

En 1960, se dio el paso definitivo y se puso a la venta la primera píldora anticonceptiva con el nombre comercial de Enovid. A partir de entonces, Margaret emprendió numerosos viajes para promover el uso de la píldora y ayudar en el establecimiento de distintas clínicas.

En los últimos treinta años, 
IPPF, lleva invertidos más de dos mil millones de dólares en su esfuerzo por promover y apoyar los servicios de planificación familiar a través del mundo, con el propósito de alcanzar un equilibrio entre población y recursos naturales. Esto implica no solo el ejercicio de su influencia en la elaboración de políticas nacionales sobre asuntos demográficos (matrimonio, divorcio, herencia, tutela, régimen fiscal, ayuda social, empleo, educación y pensiones), sino también el fomento de la salud materno-infantil y la difusión del control de la natalidad (mediante toda clase de métodos anticonceptivos, incluso el aborto "seguro" y la anticoncepción quirúrgica permanente). Desde sus inicios la IPPF abogó por la libre elección y el derecho íntimo a decidir de las personas, a la libertad que ellas tienen para planificar su familia (pro-choice), pero esto no le impidió participar activamente también en políticas controlistas coercitivas –como las emprendidas por el gobierno chino, el de Bangladesh o el de Filipinas- en nombre de valoraciones pro-salud.

El Grupo Mundial de Parlamentarios en Población y Desarrollo, con sede en New York, es el brazo legislativo de la IPPF. Por su parte, los legisladores de las Américas y el Caribe han conformado el Grupo Parlamentario Interamericano (GPI) con el objeto de formular políticas de control demográfico que estén respaldadas en leyes, y de promover legislación actualizada en la materia. Pretenden para ello revisar los cuerpos normativos vigentes, impulsar modificaciones donde haga falta y derogar toda norma que obstaculice llevar adelante políticas de población y desarrollo.
Margaret Sanger falleció el 6 de septiembre de 1966 en Tucson, Arizona.




Jorge Pérez Uribe

viernes, 24 de julio de 2015

EL SISTEMA BANCARIO EN LA SOMBRA



"Se estima que este sistema conocido como Shadow Banking System (SBS) maneja activos valuados en más de 75 billones de dólares, una suma ligeramente superior al producto bruto mundial".



Jorge Pérez Uribe


El sistema bancario en la sombra es un sistema financiero paralelo, al sistema financiero internacional, regulado por el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, que permite mantener una sensación reconfortante de disponibilidad de crédito para la expansión de los negocios. 


<<El sistema bancario en la sombra (SBS), banca en la sombra o banca alternativa, es un conjunto de entidades financieras que operan con unos instrumentos financieros al margen de organismos reguladores y supervisores del sistema financiero “convencional”. Estas instituciones y formas cuasi-bancarias de operar han desarrollado un sistema alternativo de intermediación financiera entre ahorradores e inversores, fuera de los canales bancarios tradicionales.>>[1]


<<Estas instituciones operan como agentes de colocación de grandes fondos de inversión y sirven de puente entre grandes inversionistas y prestamistas. La fuente de ganancias del sistema financiero paralelo proviene de las tasas de correduría e intermediación, así como de arbitrajes entre tasas de interés y tipos de cambio. Es decir, muchas de las operaciones de estas instituciones son especulación pura y dura. La idea de que la economía mundial se comporta como un casino no es una simple metáfora. 

Estas instituciones financieras no se comportan como los bancos comerciales porque no reciben depósitos, y por esa razón no están reguladas de la misma manera. Las instituciones del sistema sombra no están obligadas a mantener niveles mínimos de reservas ni fondos de efectivo para enfrentar emergencias. En la mayor parte de los países estas instituciones casi no están sujetas a rutinas de monitoreo por las autoridades monetarias o financieras. Las actividades del sistema sombra involucran derivados financieros exóticos, como swaps de deuda, y múltiples operaciones con obligaciones apoyadas en sistemas de garantías o respaldos en diferentes instrumentos financieros (CDO por sus siglas en inglés). Los contratos de opciones y operaciones en mercados de futuros también son habituales en las actividades del sistema financiero paralelo.>> [2]



La gran crisis financiera de 2008 



<<Es sabido que desde principios de la pasada década los Bancos Centrales redujeron drásticamente los tipos de interés. La Reserva Federal en EEUU bajó el precio del dinero desde el 6,1% en 2001 hasta el 1% en 2003. Este hecho hizo que familias y empresas demandaran crédito masivamente y lo canalizaran hacia la compra de vivienda, formando como sabemos una enorme burbuja sobre el precio de la vivienda. 

Pero con unos tipos de interés tan bajos, los beneficios de la banca se redujeron considerablemente (el margen de intermediación se estrechó) afectando a los accionistas. Y entró en juego el Paradigma de Minsky: la reducción de márgenes de beneficios hizo que la banca buscara la expansión del crédito tratando de aumentar la rentabilidad, hecho que siempre lleva aparejado un aumento del riesgo hasta llegar a poner en peligro la entidad y por derivación el sistema bancario. Las entidades buscaron “atajos”, canales alternativos para evitar la regulación y seguir aumentando los beneficios. Lo que dio lugar a un sistema financiero sobredimensionado y opaco que se desestabilizó y creó la Gran Crisis financiera de 2008.>>[3]




Su auge a partir de la crisis de 2008 



<<A raíz de la crisis la banca redujo el crédito a empresas y familias, lo que obligó a buscar otros canales de financiación alternativos. Aquí entra en juego el SBS aumentando su volumen de negocio. Los bancos han reducido su exposición de riesgo porque prestan menos, si, pero porque lo han transferido a otras entidades, a un sistema financiero paralelo que crece vertiginosamente. Y esto, ¿quién lo controla? Pues nadie. 

En 2014 el SBS en Estados Unidos representaba 71 billones de dólares y sus activos el 24% de todos los activos financieros. Asimismo se constata también un fuerte crecimiento en países como China, Argentina, India o Sudáfrica. En el caso de España incluso existe cierta preocupación entre los miembros de la Asociación Española de Banca por el crecimiento de este sector, que han alertado de la necesidad de «delimitar bien sus riesgos futuros». La ironía de fondo es que los mismos grandes bancos que exigen mayor transparencia y control, mantienen alianzas con entidades que operan en la banca en la sombra, a las que redirigen algunos de sus clientes cuando no pueden atender las operaciones de crédito solicitadas.>>[4]


Llama la atención que el crecimiento del “sistema bancario en la sombra” se de en países que conforman el llamado grupo geoeconómico BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) y algunos que buscan adherírsele como Argentina.

Muchos de estos recursos se harán transparentes ahora que se acaba de inaugurar el Nuevo Banco de Desarrollo BRICS, -justo en esta semana- el cual empezará a operar a fines de este año o principios del próximo.

<<El tamaño del sistema financiero sombra y su inherente inestabilidad le han convertido en una grave amenaza para la economía mundial. Cualquier movimiento en tasas de interés o en expectativas devaluatorias en algunos de los componentes importantes de la economía mundial puede provocar pánico entre los usuarios del sistema sombra. La carrera hacia la salida de emergencia resultará muy accidentada […]

La paradoja del capitalismo mundial es que mientras más se debilita la economía real debido a una mezcla de sobreinversión y deficiencia crónica de la demanda efectiva, más se fortalece el sistema financiero sombra como refugio de los inversionistas. Pero el sistema financiero sólo mantiene la ilusión de seguridad con una extraña combinación de instrumentos financieros exóticos. Al final del camino de la historia, el inversionista privado debe confrontarse con su destino. El sistema financiero sombra es una frágil estructura diseñada para especular, no para resistir turbulencia.>>
[5]





[1] http://blogeduardoalonso.gabidem.com/?p=380
[2] http://www.jornada.unam.mx/2015/07/22/opinion/026a1eco
[3] http://blogeduardoalonso.gabidem.com/?p=380
[4] http://blogeduardoalonso.gabidem.com/?p=380
[5] http://www.jornada.unam.mx/2015/07/22/opinion/026a1eco

viernes, 17 de julio de 2015

LAUDATO SI’




(INTRODUCCIÓN O PRESENTACIÓN)



1. «Laudato si’, mi’ Signore» –«Alabado seas, mi Señor»-, cantaba san Francisco de Asís. En ese hermoso cántico nos recordaba que nuestra casa común es también como una hermana, con la cual compartimos la existencia, y como una madre bella que nos acoge entre sus brazos: «Alabado seas, mi Señor, por la hermana nuestra madre tierra, la cual nos sustenta, y gobierna y produce diversos frutos con coloridas flores y hierba»[1].

2. Esta hermana clama por el daño que le provocamos a causa del uso irresponsable y del abuso de los bienes que Dios ha puesto en ella. Hemos crecido pensando que éramos sus propietarios y dominadores, autorizados a expoliarla. La violencia que hay en el corazón humano, herido por el pecado, también se manifiesta en los síntomas de enfermedad que advertimos en el suelo, en el agua, en el aire y en los seres vivientes. Por eso, entre los pobres más abandonados y maltratados, está nuestra oprimida y devastada tierra, que «gime y sufre dolores de parto» (Rm 8,22). Olvidamos que nosotros mismos somos tierra (cf. Gn 2,7). Nuestro propio cuerpo está constituido por los elementos del planeta, su aire es el que nos da el aliento y su agua nos vivifica y restaura.

Nada de este mundo nos resulta indiferente


3. Hace más de cincuenta años, cuando el mundo estaba vacilando al filo de una crisis nuclear, el santo Papa Juan XXIII escribió una encíclica en la cual no se conformaba con rechazar una guerra, sino que quiso transmitir una propuesta de paz. Dirigió su mensaje Pacem in terris a todo el «mundo católico », pero agregaba «y a todos los hombres de buena voluntad ». Ahora, frente al deterioro ambiental global, quiero dirigirme a cada persona que habita este planeta. En mi exhortación Evangelii gaudium, escribí a los miembros de la Iglesia en orden a movilizar un proceso de reforma misionera todavía pendiente. En esta encíclica, intento especialmente entrar en diálogo con todos acerca de nuestra casa común.

4. Ocho años después de Pacem in terris, en 1971, el beato Papa Pablo VI se refirió a la problemática ecológica, presentándola como una crisis, que es « una consecuencia dramática » de la actividad descontrolada del ser humano: « Debido a una explotación inconsiderada de la naturaleza, [el ser humano] corre el riesgo de destruirla y de ser a su vez víctima de esta degradación »[2].También habló a la FAO sobre la posibilidad de una «catástrofe ecológica bajo el efecto de la explosión de la civilización industrial», subrayando la «urgencia y la necesidad de un cambio radical en el comportamiento de la humanidad», porque «los progresos científicos más extraordinarios, las proezas técnicas más sorprendentes, el crecimiento económico más prodigioso, si no van acompañados por un auténtico progreso social y moral, se vuelven en definitiva contra el hombre»[3].

5. San Juan Pablo II se ocupó de este tema con un interés cada vez mayor. En su primera encíclica, advirtió que el ser humano parece «no percibir otros significados de su ambiente natural, sino solamente aquellos que sirven a los fines de un uso inmediato y consumo»[4]. Sucesivamente llamó a una conversión ecológica global[5]. Pero al mismo tiempo hizo notar que se pone poco empeño para «salvaguardar las condiciones morales de una auténtica ecología humana»[6]. La destrucción del ambiente humano es algo muy serio, porque Dios no sólo le encomendó el mundo al ser humano, sino que su propia vida es un don que debe ser protegido de diversas formas de degradación. Toda pretensión de cuidar y mejorar el mundo supone cambios profundos en «los estilos de vida, los modelos de producción y de consumo, las estructuras consolidadas de poder que rigen hoy la sociedad»[7].El auténtico desarrollo humano posee un carácter moral y supone el pleno respeto a la persona humana, pero también debe prestar atención al mundo natural y «tener en cuenta la naturaleza de cada ser y su mutua conexión en un sistema ordenado»[8]. Por lo tanto, la capacidad de transformar la realidad que tiene el ser humano debe desarrollarse sobre la base de la donación originaria de las cosas por parte de Dios[9].

6. Mi predecesor Benedicto XVI renovó la invitación a «eliminar las causas estructurales de las disfunciones de la economía mundial y corregir los modelos de crecimiento que parecen incapaces de garantizar el respeto del medio ambiente»[10]. Recordó que el mundo no puede ser analizado sólo aislando uno de sus aspectos, porque «el libro de la naturaleza es uno e indivisible», e incluye el ambiente, la vida, la sexualidad, la familia, las relaciones sociales, etc. Por consiguiente, «la degradación de la naturaleza está estrechamente unida a la cultura que modela la convivencia humana »[11]. El Papa Benedicto nos propuso reconocer que el ambiente natural está lleno de heridas producidas por nuestro comportamiento irresponsable. También el ambiente social tiene sus heridas. Pero todas ellas se deben en el fondo al mismo mal, es decir, a la idea de que no existen verdades indiscutibles que guíen nuestras vidas, por lo cual la libertad humana no tiene límites. Se olvida que «el hombre no es solamente una libertad que él se crea por sí solo. El hombre no se crea a sí mismo. Es espíritu y voluntad, pero también naturaleza»[12]. Con paternal preocupación, nos invitó a tomar conciencia de que la creación se ve perjudicada «donde nosotros mismos somos las últimas instancias, donde el conjunto es simplemente una propiedad nuestra y el consumo es sólo para nosotros mismos. El derroche de la creación comienza donde no reconocemos ya ninguna instancia por encima de nosotros, sino que sólo nos vemos a nosotros mismos»[13].

Unidos por una misma preocupación


7. Estos aportes de los Papas recogen la reflexión de innumerables científicos, filósofos, teólogos y organizaciones sociales que enriquecieron el pensamiento de la Iglesia sobre estas cuestiones. Pero no podemos ignorar que, también fuera de la Iglesia Católica, otras Iglesias y Comunidades cristianas –como también otras religiones– han desarrollado una amplia preocupación y una valiosa reflexión sobre estos temas que nos preocupan a todos. Para poner sólo un ejemplo destacable, quiero recoger brevemente parte del aporte del querido Patriarca Ecuménico Bartolomé, con el que compartimos la esperanza de la comunión eclesial plena.

8. El Patriarca Bartolomé se ha referido particularmente a la necesidad de que cada uno se arrepienta de sus propias maneras de dañar el planeta, porque, «en la medida en que todos generamos pequeños daños ecológicos», estamos llamados a reconocer «nuestra contribución –pequeña o grande– a la desfiguración y destrucción de la creación»[14]. Sobre este punto él se ha expresado repetidamente de una manera firme y estimulante, invitándonos a reconocer los pecados contra la creación: «Que los seres humanos destruyan la diversidad biológica en la creación divina; que los seres humanos degraden la integridad de la tierra y contribuyan al cambio climático, desnudando la tierra de sus bosques naturales o destruyendo sus zonas húmedas; que los seres humanos contaminen las aguas, el suelo, el aire. Todos estos son pecados»[15]. Porque «un crimen contra la naturaleza es un crimen contra nosotros mismos y un pecado contra Dios»[16].

9. Al mismo tiempo, Bartolomé llamó la atención sobre las raíces éticas y espirituales de los problemas ambientales, que nos invitan a encontrar soluciones no sólo en la técnica sino en un cambio del ser humano, porque de otro modo afrontaríamos sólo los síntomas. Nos propuso pasar del consumo al sacrificio, de la avidez a la generosidad, del desperdicio a la capacidad de compartir, en una ascesis que «significa aprender a dar, y no simplemente renunciar. Es un modo de amar, de pasar poco a poco de lo que yo quiero a lo que necesita el mundo de Dios. Es liberación del miedo, de la avidez, de la dependencia»[17]. Los cristianos, además, estamos llamados a « aceptar el mundo como sacramento de comunión, como modo de compartir con Dios y con el prójimo en una escala global. Es nuestra humilde convicción que lo divino y lo humano se encuentran en el más pequeño detalle contenido en los vestidos sin costuras de la creación de Dios, hasta en el último grano de polvo de nuestro planeta »[18].

San Francisco de Asís


10. No quiero desarrollar esta encíclica sin acudir a un modelo bello que puede motivarnos. Tomé su nombre como guía y como inspiración en el momento de mi elección como Obispo de Roma. Creo que Francisco es el ejemplo por excelencia del cuidado de lo que es débil y de una ecología integral, vivida con alegría y autenticidad. Es el santo patrono de todos los que estudian y trabajan en torno a la ecología, amado también por muchos que no son cristianos. Él manifestó una atención particular hacia la creación de Dios y hacia los más pobres y abandonados. Amaba y era amado por su alegría, su entrega generosa, su corazón universal. Era un místico y un peregrino que vivía con simplicidad y en una maravillosa armonía con Dios, con los otros, con la naturaleza y consigo mismo. En él se advierte hasta qué punto son inseparables la preocupación por la naturaleza, la justicia con los pobres, el compromiso con la sociedad y la paz interior.

11. Su testimonio nos muestra también que una ecología integral requiere apertura hacia categorías que trascienden el lenguaje de las matemáticas o de la biología y nos conectan con la esencia de lo humano. Así como sucede cuando nos enamoramos de una persona, cada vez que él miraba el sol, la luna o los más pequeños animales, su reacción era cantar, incorporando en su alabanza a las demás criaturas. Él entraba en comunicación con todo lo creado, y hasta predicaba a las flores «invitándolas a alabar al Señor, como si gozaran del don de la razón»[19]. Su reacción era mucho más que una valoración intelectual o un cálculo económico, porque para él cualquier criatura era una hermana, unida a él con lazos de cariño. Por eso se sentía llamado a cuidar todo lo que existe. Su discípulo san Buenaventura decía de él que, «lleno de la mayor ternura al considerar el origen común de todas las cosas, daba a todas las criaturas, por más despreciables que parecieran, el dulce nombre de hermanas»[20]. Esta convicción no puede ser despreciada como un romanticismo irracional, porque tiene consecuencias en las opciones que determinan nuestro comportamiento. Si nos acercamos a la naturaleza y al ambiente sin esta apertura al estupor y a la maravilla, si ya no hablamos el lenguaje de la fraternidad y de la belleza en nuestra relación con el mundo, nuestras actitudes serán las del dominador, del consumidor o del mero explotador de recursos, incapaz de poner un límite a sus intereses inmediatos. En cambio, si nos sentimos íntimamente unidos a todo lo que existe, la sobriedad y el cuidado brotarán de modo espontáneo. La pobreza y la austeridad de san Francisco no eran un ascetismo meramente exterior, sino algo más radical: una renuncia a convertir la realidad en mero objeto de uso y de dominio.

12. Por otra parte, san Francisco, fiel a la Escritura, nos propone reconocer la naturaleza como un espléndido libro en el cual Dios nos habla y nos refleja algo de su hermosura y de su bondad: «A través de la grandeza y de la belleza de las criaturas, se conoce por analogía al autor» (Sb 13,5), y «su eterna potencia y divinidad se hacen visibles para la inteligencia a través de sus obras desde la creación del mundo» (Rm 1,20). Por eso, él pedía que en el convento siempre se dejara una parte del huerto sin cultivar, para que crecieran las hierbas silvestres, de manera que quienes las admiraran pudieran elevar su pensamiento a Dios, autor de tanta belleza[21]. El mundo es algo más que un problema a resolver, es un misterio gozoso que contemplamos con jubilosa alabanza.

Mi llamado


13. El desafío urgente de proteger nuestra casa común incluye la preocupación de unir a toda la familia humana en la búsqueda de un desarrollo sostenible e integral, pues sabemos que las cosas pueden cambiar. El Creador no nos abandona, nunca hizo marcha atrás en su proyecto de amor, no se arrepiente de habernos creado. La humanidad aún posee la capacidad de colaborar para construir nuestra casa común. Deseo reconocer, alentar y dar las gracias a todos los que, en los más variados sectores de la actividad humana, están trabajando para garantizar la protección de la casa que compartimos. Merecen una gratitud especial quienes luchan con vigor para resolver las consecuencias dramáticas de la degradación ambiental en las vidas de los más pobres del mundo. Los jóvenes nos reclaman un cambio. Ellos se preguntan cómo es posible que se pretenda construir un futuro mejor sin pensar en la crisis del ambiente y en los sufrimientos de los excluidos.

14. Hago una invitación urgente a un nuevo diálogo sobre el modo como estamos construyendo el futuro del planeta. Necesitamos una conversación que nos una a todos, porque el desafío ambiental que vivimos, y sus raíces humanas, nos interesan y nos impactan a todos. El movimiento ecológico mundial ya ha recorrido un largo y rico camino, y ha generado numerosas agrupaciones ciudadanas que ayudaron a la concientización. Lamentablemente, muchos esfuerzos para buscar soluciones concretas a la crisis ambiental suelen ser frustrados no sólo por el rechazo de los poderosos, sino también por la falta de interés de los demás. Las actitudes que obstruyen los caminos de solución, aun entre los creyentes, van de la negación del problema a la indiferencia, la resignación cómoda o la confianza ciega en las soluciones técnicas. Necesitamos una solidaridad universal nueva. Como dijeron los Obispos de Sudáfrica, «se necesitan los talentos y la implicación de todos para reparar el daño causado por el abuso humano a la creación de Dios»[22]. Todos podemos colaborar como instrumentos de Dios para el cuidado de la creación, cada uno desde su cultura, su experiencia, sus iniciativas y sus capacidades.

15. Espero que esta Carta encíclica, que se agrega al Magisterio social de la Iglesia, nos ayude a reconocer la grandeza, la urgencia y la hermosura del desafío que se nos presenta. En primer lugar, haré un breve recorrido por distintos aspectos de la actual crisis ecológica, con el fin de asumir los mejores frutos de la investigación científica actualmente disponible, dejarnos interpelar por ella en profundidad y dar una base concreta al itinerario ético y espiritual como se indica a continuación. A partir de esa mirada, retomaré algunas razones que se desprenden de la tradición judío-cristiana, a fin de procurar una mayor coherencia en nuestro compromiso con el ambiente. Luego intentaré llegar a las raíces de la actual situación, de manera que no miremos sólo los síntomas sino también las causas más profundas. Así podremos proponer una ecología que, entre sus distintas dimensiones, incorpore el lugar peculiar del ser humano en este mundo y sus relaciones con la realidad que lo rodea. A la luz de esa reflexión quisiera avanzar en algunas líneas amplias de diálogo y de acción que involucren tanto a cada uno de nosotros como a la política internacional. Finalmente, puesto que estoy convencido de que todo cambio necesita motivaciones y un camino educativo, propondré algunas líneas de maduración humana inspiradas en el tesoro de la experiencia espiritual cristiana.


16. Si bien cada capítulo posee su temática propia y una metodología específica, a su vez retoma desde una nueva óptica cuestiones importantes abordadas en los capítulos anteriores. Esto ocurre especialmente con algunos ejes que atraviesan toda la encíclica. Por ejemplo: la íntima relación entre los pobres y la fragilidad del planeta, la convicción de que en el mundo todo está conectado, la crítica al nuevo paradigma y a las formas de poder que derivan de la tecnología, la invitación a buscar otros modos de entender la economía y el progreso, el valor propio de cada criatura, el sentido humano de la ecología, la necesidad de debates sinceros y honestos, la grave responsabilidad de la política internacional y local, la cultura del descarte y la propuesta de un nuevo estilo de vida. Estos temas no se cierran ni abandonan, sino que son constantemente replanteados y enriquecidos.




[1] Cántico de las criaturas: Fonti Francescane (FF) 263.
[2] Carta ap. Octogesima adveniens (14 mayo 1971), 21: AAS 63 (1971), 416-417
[3] Discurso a la FAO en su 25 aniversario (16 noviembre 1970): AAS 62 (1970), 833.
[4] Carta enc. Redemptor hominis (4 marzo 1979), 15: AAS 71 (1979), 287.
[5] Cf. Catequesis (17 enero 2001), 4: L’Osservatore Romano, ed. semanal en lengua española (19 enero 2001), p. 12.
[6] Carta enc. Centesimus annus (1 mayo 1991), 38: AAS 83 (1991), 841.
[7] Ibíd., 58, p. 863.
[8] Juan Pablo II, Carta enc. Sollicitudo rei socialis (30 diciembre 1987), 34: AAS 80 (1988), 559.
[9] Cf. Id., Carta enc. Centesimus annus (1 mayo 1991), 37: AAS 83 (1991), 840.
[10] Discurso al Cuerpo diplomático acreditado ante la Santa Sede (8 enero 2007): AAS 99 (2007), 73.
[11] Carta enc. Caritas in veritate (29 junio 2009), 51: AAS 101 (2009), 687
[12] Discurso al Deutscher Bundestag, Berlín (22 septiembre 2011): AAS 103 (2011), 664.
[13] Discurso al clero de la Diócesis de Bolzano-Bressanone (6 agosto 2008): AAS 100 (2008), 634.
[14] Mensaje para el día de oración por la protección de la creación (1 septiembre 2012).
[15] Discurso en Santa Bárbara, California (8 noviembre 1997); cf. John Chryssavgis, On Earth as in Heaven: Ecological Vision and Initiatives of Ecumenical Patriarch Bartholomew, Bronx, New York 2012.
[16] Ibíd.9.
[17] Conferencia en el Monasterio de Utstein, Noruega (23 junio 2003).
[18] Discurso « Global Responsibility and Ecological Sustainability: Closing Remarks », I Vértice de Halki, Estambul (20 junio 2012).
[19] Tomás de Celano, Vida primera de San Francisco, XXIX, 81: FF 460.
[20] Legenda maior, VIII, 6: FF 1145.



Texto integro del documento en formato PDF (descargable): http://w2.vatican.va/content/francesco/es/encyclicals/documents/papa-francesco_20150524_enciclica-laudato-si.html

jueves, 9 de julio de 2015

'ESTA CRISIS NO LA HA CREADO ANGELA MERKEL. SI GRECIA ESTÁ COMO ESTÁ ES CULPA NUESTRA'


El escritor griego Petros Márkaris 

Irene Hernández Velasco | 8 de julio de 2015

Una idea obsesiva que no consigue quitarse de la cabeza, y que le atormenta cada vez más, acecha estos días al escritor griego Petros Markaris (Estambul, 1937). Considerado uno de los más relevantes autores contemporáneos de novela negra, el padre putativo del inspector Jaritos está sobrecogido ante la posibilidad de que la trama de ficción que hace unos años inventó para uno de sus libros se haga ahora realidad.

Porque en Pan, Educación y libertad, el tercero de los volúmenes que componen su Trilogía de la crisis, Markaris fantaseaba con una Grecia que después de entrar en una espiral de impagos, devaluaciones y quiebra del Estado se veía obligada a abandonar el euro, seguida de España e Italia. "Espero vivamente que no se haga realidad, es en lo único que pienso todo el día", sentencia.

Usted estaba en contra del referéndum del domingo, ¿verdad?

Sí, absolutamente en contra.

¿Y por qué?

Para empezar, porque ha sido un referéndum completamente absurdo. Y digo absurdo porque los griegos nos hemos pronunciado sobre algo que no existe. El referéndum era para decidir si estábamos a favor o en contra del acuerdo que el pasado 25 de junio nos presentó la Unión Europea. Pero ese acuerdo ya no existe, ya no está sobre la mesa. Bruselas lo retiró, así que hemos hecho un referéndum sobre la nada.

Es evidente que el resultado de referéndum supone una gran victoria para el primer ministro, Alexis Tsipras, quien despotrica contra las medidas de austeridad...

Tsipras ha salido muy reforzado de cara a los griegos con el resultado del referéndum, no cabe duda. Su imagen interna se ha visto enormemente robustecida. Pero lo que también le digo es que la inmensa mayoría de la gente que el domingo ha votado 'no' no desea que Grecia salga del euro, para nada. La gente que el domingo votó 'no' lo hizo pensando que de ese modo Grecia lograría un acuerdo mejor, porque eso es lo que han estado diciendo Tsipras y otros miembros del Gobierno. Pero no es verdad. El problema es que después del domingo tendremos un acuerdo peor del que nos ofrecían. Si es que tenemos acuerdo, algo que aún está por ver.

¿No espera entonces una apertura por parte de la Unión Europea después del resultado del domingo?

No, no lo espero. Lo que espero de verdad, lo que deseo con todas mis fuerzas, es que haya un acuerdo. Aunque sea un acuerdo que no sea bueno, aunque sea un acuerdo malo. Necesitamos un acuerdo. Si no, Grecia se irá directamente al garete.

Pero en ese caso la responsabilidad sería también de los líderes de la Unión Europea, ¿no cree?

El problema fundamental aquí es que el Gobierno de Tsipras ha perdido cinco meses preciosos. Desde que la coalición de izquierda radical Syriza llegó al poder no han hecho ningún progreso, ningún avance. Y el resultado es que ahora nos encontramos al borde mismo del precipicio.

Insisto: algo de culpa tendrá también la UE, ¿no?

El gran error que ha cometido la Unión Europea es que desde el principio tenía que haber dicho a los griegos: 'Mirad: o hacéis las reformas que decimos o no os damos dinero. Punto". Bruselas tenía que haber actuado con contundencia desde el principio, dejando absolutamente claro que si no se tomaban las medidas necesarias no soltaría un céntimo. Su error ha sido que han aceptado por parte de Grecia medidas alternativas a las que ellos proponían. En Grecia ha habido sobre todo subidas de impuestos, tanto directos como indirectos, y en cambio no se han llevado a cabo las reformas que eran necesarias. El resultado es que se ha bloqueado el crecimiento del país.

Los impuestos en los últimos cinco años en Grecia es verdad que han subido el equivalente a un 30% del PIB. Pero los sueldos han bajado en un 14%, la edad de jubilación se ha retrasado a 67 años... ¿Eso no son reformas?

Vivo en un país donde el paro es de casi el 30%. El problema es que el 99% de esos parados procede del sector privado. Este es un país con un sector público gigantesco y desastroso, que hace ya mucho tiempo que no funciona y que, sin embargo, devora cantidades inmensas de recursos económicos. Es ahí, en el aparato del Estado, donde se tenían que haber hechor las reformas. Y no se han hecho.

Pero Tsipras no ha inventado esta crisis, cuando se convirtió en primer ministro de Grecia a finales de enero pasado ya se encontró todo esto...

Sí, es verdad que Tsipras no ha creado esta crisis, es verdad que estas condiciones las ha heredado. Pero no sólo no ha sabido afrontar la situación sino que la ha empeorado. Debería, en estos cinco meses, haber sellado un acuerdo y no lo ha hecho.

Ahora lo está intentando, ¿no?

Ahora es tarde. Muy, muy tarde. Si Grecia consigue un acuerdo que le permita estar en la Eurozona será a cambio de pagar un precio extremadamente doloroso, porque el país en estos momentos está en bancarrota, el sistema bancario hundido, lo capitales controlados... Si alguien piensa que va a ser fácil salir de esta situación se confunde. Hemos ido muy lejos.

¿Entonces está usted de acuerdo con las reformas que Alemania le pide a Grecia llevar a cabo a cambio de seguir adelante con el programa de rescate?

Grecia tiene un enorme problema con sus servicios públicos, que se tragan una gigantesca cantidad de dinero y que no han sido reformados. Angela Merkel no ha creado esta situación. Si Grecia se encuentra como se encuentra no es por culpa de Alemania ni de los otros países de la Eurozona. Es culpa nuestra.

¿Y qué me dice de la gravísima crisis humanitaria que existe en estos momentos en Grecia?

¿Qué crisis? Eso es propaganda del Gobierno de Tsipras. Grecia no es Burkina-Faso. [1]

Pues Unicef sostiene que cuatro de cada 10 niños viven bajo el umbral de la pobreza...

Mire, tenemos sólo tres alternativas en este momento. La primera es rechazar un acuerdo con la UE y volver al dracma. ¿Cree que si hiciéramos eso estaríamos mejor? No, ¿verdad? La segunda opción es buscar dinero fuera de la UE, en otro sitio. ¿Le parece factible? A mí no. Así que sólo nos queda una opción: aceptar un acuerdo, aunque sea peor que el que nos habían ofrecido, como seguro que será. Grecia es un país sin alternativas.

Para Tsipras sería un desastre de cara a los griegos aceptar un acuerdo peor del que rechazó...

Sí, estoy de acuerdo. Pero se lo ha buscado. Y, sobre todo, la realidad es la que es.


[1] Nota del blogger: Burkina-Faso, es un país de África occidental que limita al noroeste con Malí, al noreste con Níger, al sur con Costa de Marfil, Ghana, Togo y Benín y es uno de los países más pobres del mundo, debido a la aridez de su suelo. La falta de trabajo lleva a un gran número de habitantes a emigrar del mismo.


http://www.elmundo.es/economia/2015/07/08/559c20d546163f1e728b459a.html?cid=SMBOSO25301&s_kw=facebookCM

jueves, 2 de julio de 2015

LA GRAN “GUERRA CULTURAL” DE ESTADOS UNIDOS




No se entiende que un pírrico voto de un juez pueda poner patas arriba la legislación estatal, y la institución matrimonial


ForumLibertas.com | 29 de junio de 2015


Por solo un voto, el Tribunal Supremo (TS) de los Estados Unidos ha establecido en su interpretación de la Constitución americana que el matrimonio entre personas del mismo sexo es un derecho federal, y por consiguiente los estados no pueden disponer de legislaciones propias que lo definan como la unión de un hombre y una mujer. De esta manera, el más alto tribunal establece que la legislación de derecho civil en el ámbito matrimonial no es una competencia exclusiva de los estados miembros.

Esta decisión, por su naturaleza y escaso margen de voto, y la ruptura histórica que genera en una institución prepolítica y preconstitucional como el matrimonio, va a tener profundas consecuencias y va a agravar la creciente “guerra cultural” que divide al pueblo americano.

No es asumible que los jueces hurten la voluntad popular en aquello que les conviene y que además se haga con una división tan profunda, y con un acuerdo de margen tan escaso. Por una parte, la democracia liberal deja establecido como principio fundamental que las leyes han de responder a la voluntad de la mayoría, pero cuando esto no se ajusta a la ideología dominante esa voluntad es marginada. Ya sucedió en California, en un referéndum el pueblo acordó que el matrimonio solo podía ser entre hombre y mujer y los jueces lo tumbaron. Ni Estados Unidos, ni ningún país, vive –afortunadamente- bajo la “República Inapelable de los Jueces”. No puede ser que se conviertan en una cámara legislativa con sus interpretaciones constitucionales, o al menos no que se realice sin una exigencia de quorum cualificado. No se entiende que para modificar determinadas normas, como las constituciones, pero no solo ellas, se exijan mayorías cualificadas, cuando no referéndums, y un pírrico voto de un juez pueda poner patas arriba la legislación estatal, y la institución matrimonial.

Ahora, en los Estados Unidos, sus estados miembros han visto una vez más limitado su autogobierno en una cuestión que siempre ha sido de su competencia. Constaten la hipocresía de los poderes gobernantes: abolir la pena de muerte a escala federal no es constitucionalmente posible porque es una competencia de los estados. En unos está abolida, y en otros no. Pero legislar sobre el matrimonio, una cuestión de derecho civil, eso sí es federal. Y lo mismo se podría decir de la legislación sobre el uso de las armas. Y que no se diga que esto es así porque los jueces responden a la voluntad popular, porque es exactamente lo contrario. Lo que han legislado es para imponer el matrimonio homosexual a los estados que habían legislado en términos de especificar que solo corresponde a un hombre y a una mujer. Todo esto permite entender quién manda en Estados Unidos. Ahora, a quienes consideran que el matrimonio solo tiene sentido entre hombres y mujeres solo les queda el complicado camino de modificar la Constitución, lo que abre un conflicto extraordinario.

No ayuda el hecho de que esta sentencia haya coincidido con la semana de exaltación internacional homosexual, que se produzca a los pocos días de la sentencia a favor de la reforma sanitaria de Obama (que desde nuestra lejanía podemos compartir en buena medida), que ha significado otra “interpretación creativa” del TS, en este caso sobre la palabra “estado”, que era el punto central de la cuestión. El uso de tal nombre en Estados Unidos corresponde a los estados de la Unión, mientras que se reserva el nombre de federal para lo que atañe a las leyes y al Gobierno de toda la unión. Pero en el caso de la reforma sanitaria, una ley técnicamente mala, impropia de la experiencia del Congreso y Senado de Estados Unidos, facilitaba no aplicar la ley que debían realizar los estados en aspectos concretos. Ahora el Tribunal, atendiendo al criterio del Gobierno, ha determinado que el término “estado” ha de entenderse en el sentido de “federal”, montando un galimatías que puede dar negocio a los bufetes de abogados, a no ser que las futuras leyes expresen exactamente cuál es el sentido del término.

Todo esto, es fácil de entender, alimenta la fractura del país que se siente manipulado por unos cuantos. Y Obama, con su especial habilidad para la negociación y el pacto, lo redondea afirmando que “el fallo del tribunal es una victoria americana”, consagrando así la idea de que existen “buenos” americanos, lo que están con el matrimonio homosexual, y “malos”, los que se oponen. Para redondearlo, el presidente decidió que se iluminara con los colores de la bandera gay la Casa Blanca, que de esta manera pasa a tener dos enseñas, la de las barras y estrellas, y la homosexual.


Simultáneamente, y con muchas y buenas razones, se está intentando liquidar la bandera de la confederación por racista, cosa que para muchos es una evidencia, y esto no tanto porque un joven enloquecido matara por odio racial a muchas personas en una asamblea religiosa, como por su historia: acompañó al Ku Klux Klan. Pero, al mismo tiempo, sería un error que sigue siendo un símbolo de la identidad de los estados del sur de la unión, y precisamente por esta causa ha perdurado a pesar de sus derrotas y su historia. Hacer coincidir todo esto en una semana solo tiene un pronóstico: agravar la “guerra cultural” americana.

Si China tiene en el envejecimiento de la población, la falta de mujeres y el deterioro del medio su talón de Aquiles, y Rusia lo tiene en la reducción de su población y la dificultad para levantar una industrialización moderna, Estados Unidos, que no sufre de ninguno de aquellos males, lo tiene en la fractura interior, en la existencia de dos formas de entender la vida y su sentido, y esto puede llegar a fracturar al “Gran Hermano” americano.



Fuente:http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=34058&id_seccion=4