UA-43224232-1
Mostrando entradas con la etiqueta Ayotzinapa. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Ayotzinapa. Mostrar todas las entradas

miércoles, 26 de noviembre de 2014

AYOTZINAPA, AFLORA EL HARTAZGO HACIA EL GOBIERNO








Han pasado ya dos meses de aquella trágica noche en del 26 de septiembre, en que estudiantes de Ayotzinapa tomaron transportes públicos para dirigirse a la población de Iguala para echar a perder el destape como candidata a la alcaldía de María de los Ángeles Pineda Villa, esposa del alcalde en funciones José Luis Abarca Velázquez. Existía un claro enfrentamiento entre los estudiantes de La Normal Rural y la “pareja imperial”, tan claro como el que existía entre los grupos guerrilleros que anidan en la Escuela Normal y el cártel de Guerreros Unidos creación de la “pareja imperial”. Hay versiones que distraen, más que ayudar, como la de que uno de los camiones secuestrados traía coca destinada a los Estados Unidos. El hecho es que 6 de los estudiantes fueron asesinados en Iguala por la policía municipal cuya nómina pagaba el cártel de Guerreros Unidos, algunos lograron escapar y contar lo sucedido, pero la mayoría fueron secuestrados y se desconoce su paradero hasta la fecha.

El día 7 de julio del presente fueron secuestrados 30 estudiantes de la población de Cocula, cercana a Iguala y en poder del cártel Guerreros Unidos. Los pobladores fueron advertidos que si hablaban los mataban; por lo que el secuestro no ha sido denunciado. La revelación ha sido hecha por la cadena de televisión France 24, el día de hoy.

La Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG) registra 500 personas desaparecidas en los municipios de Ayutla, Tecoanapa, Tierra Colorada, Chilpancingo, Iguala y Cocula, en los últimos dos años. Pero esto parece ya no importarle a la ciudadanía.

El termómetro social


Las expresiones que se obtienen al hablar con un taxista, el dependiente de un pequeño negocio, un empresario, un transeúnte del metro. Incluso las de los “servidores públicos” en activo o pensionados, anteriormente tan propios, incapaces de “patear el pesebre” que les da de comer, son análogas, muestran la indignación por el probable asesinato de los estudiantes desaparecidos hace dos meses, pero de ahí se brincan a culpar de todo no al gobierno municipal –directo culpable- o al gobierno del estado, sino van directo contra el presidente y el gobierno federal. Y aflora toda la decepción de los partidos políticos existentes “todos son lo mismo”, “bola de ratas”, “corruptos”, “ladrones”, etc., expresiones aderezadas con calificativos no publicables y finalmente la necesidad de un cambio “lo que necesitamos es una p… revolución”.

La muerte de 6 estudiantes de la escuela Normal Rural de Ayotzinapa y de otros 43 desaparecidos, fue la gota que derramó el vaso de la indignación popular, cuando parecía que la población era ya indiferente ante los continuos “levantones”, secuestros de inmigrantes centroamericanos (San Fernando, Tamaulipas 72 asesinados), tragedias como los incendios de la Guardería ABC en Hermosillo, Sonora, del Casino Royale, en Monterrey, Nuevo León, de la discoteca New Haven en México, D.F.

Pero el hartazgo es también por la situación económica existente, cuya mejoría “se siente” solo en las declaraciones de funcionarios, senadores y diputados, por la falta de empleo y de empleo bien remunerado, por la corrupción evidente como la licitación del tren bala México-Querétaro, por la pésima construcción de la línea 12 del metro, que a un año de su inauguración por el “suspirante presidencial” Marcelo Ebrard, tuvo que ser suspendida casi en la mitad de su recorrido por fallas que ponían en riesgo a los pasajeros, y podía llenar hojas enteras de los agravios a la población por parte de la clase política.


Y a nivel internacional…


En el último número de la revista Forbes, el presidente mexicano descendió 23 lugares en relación al año anterior. Peña se colocó en el lugar 60 de los 72 líderes mundiales. La razón según la revista es: “la crisis política y social, detonada por la desaparición de 43 estudiantes a manos de la policía municipal de Iguala, presuntamente patrocinada por el crimen organizado, despertó serias dudas sobre la capacidad del gobierno de Enrique Peña Nieto de hacer frente al problema de violencia en el país”.

“Peña Nieto prometió poner fin a la guerra contra las bandas criminales y revitalizar la economía” y así durante 2013 “su gobierno propuso su agenda de reformas estructurales, que fueron aprobadas en el Congreso, para aumentar la competencia en diversos sectores y para atraer la inversión privada en petróleo y electricidad”.

“Pero el caso de los estudiantes desaparecidos de la escuela normalista del municipio de Ayotzinapa, Guerrero, más el de la ejecución de civiles presuntamente a manos del Ejército en Tlatlaya, Estado de México, desataron la crisis política más aguda que ha enfrentado hasta ahora en sus dos años de mandato”, dice.

Además el asunto de Ayotzinapa ha sido llevado al Parlamento Europeo y en la reciente reunión del G-20 se dejaron sentir protestas.

La pérdida del sentido de justicia


Ya no interesa a la opinión pública la captura de la “pareja imperial” que se dio a la fuga tras la parodia de su aprensión por la policía estatal y estuvieron escondidos cerca de 30 días. 

No interesa la renuncia del gobernador Ángel Aguirre Rivero y el que no se le finque algún cargo.

No interesa la captura de 3 supuestos ejecutores y de 40 policías municipales, 26 de Iguala y 14 de Cocula. 

Tampoco interesa la captura del líder del cártel de Guerreros Unidos y de 29 de sus integrantes.

Poco importa la quema de los palacios municipal de Iguala y de gobierno en Chilpancingo, así como de los edificios del Congreso. Tampoco importa que se haya prendido fuego al portón de Palacio Nacional. Al fin tendremos que pagarlo con nuestros impuestos.

Menos importa que se hayan localizado 12 fosas en Cerro Viejo y La Parota, cerca de Iguala con 39 osamentas.

Los autores materiales e intelectuales de los asesinatos y desapariciones podrían salir libres mañana y a nadie le importaría.


Lo único que importa al pueblo enardecido es la renuncia del “gran Tlatoani”  Peña Nieto



¿Y acaso importa quién lo podría sustituir…? ¿O bien, quién lo quiere sustituir a tan solo dos años de gobierno?







Jorge Pérez Uribe



lunes, 17 de noviembre de 2014

AYOTZINAPA, LA SOBERBIA DEL PODER





Si bien este blogger no acostumbra presentar acontecimientos de sangre, corrupción y crimen organizado, tan frecuentes en México de algunos años a la fecha; no puede permanecer indiferente y callado frente a esta tragedia que ha recorrido el mundo. Considera una obligación alzar su voz desapasionada e imparcial, brindando información que en muchos casos los medios masivos omiten. Especialmente es un deber para con los lectores del extranjero, ya sean de ascendencia mexicana, o bien, de otras nacionalidades.



Introducción



La masacre de estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa ha cimbrado no nada más al mundo, sino a la ciudadanía y al estudiantado mexicano. En el Día de Acción Global por Ayotzinapa se dieron manifestaciones en 22 ciudades de la República Mexicana. Es común ver incluso en la capital, veladoras prendidas con fotos de los estudiantes sacrificados. Las protestas en las redes sociales son incontables, aunque se nota un `direccionamiento´ hacia el actual presidente Enrique Peña Nieto.

El Estado de Guerrero, pobreza y marginación


El Estado de Guerrero, en México, cuenta quizás con las playas más bellas del país: Acapulco, Ixtapa, Zihuatanejo. Estos importantes centros vacacionales reciben una gran derrama económica, pero el resto del estado padece una enorme pobreza y un olvido por parte de sus autoridades municipales y estatales. El Gobierno Federal, a su vez ha concentrado su participación económica en la infraestructura turística y en la ayuda por los huracanes que azotan la zona de julio a septiembre.

La orografía y la hidrografía no ayudan mucho a los guerrerenses, ya que el territorio sumamente montañoso, dificulta la comunicación, y en algunas partes es un tanto desértico y con falta de agua.

Fidencio Avellaneda Reynoso, sacerdote de Lindavista, comenta: <<Las personas de las comunidades de la sierra de Guerrero son gente muy valiosa que está en contra de la violencia, que han aprendido amar al prójimo, pero que se ven cada día más lastimados, golpeados por la pobreza, donde no tiene fuentes de trabajo. En una temporada se les invitó a sembrar árboles frutales o vivir de la posible artesanía que se pueda realizar con la naturaleza.

Se ven frustrados sus esfuerzos, porque no tienen forma de sacar sus productos al mercado, ya que el transporte es demasiado caro. Por ejemplo, si llevan 10 cajas de manzana o peras u otro producto, el servicio pasajero les cobra hasta 150.00 pesos por caja, así que cuando llegan al mercado no sacan ni lo que invirtieron por cosechar, porque les pagan a $ 70.00 pesos por caja, ¿dónde queda la ganancia?

Así como éstos detalles viven estas personas. ¿Qué se puede hacer?>>

A diferencia de otras zonas del país, el Estado no entra en los planes de inversión agropecuaria e industrial.

La Escuela Normal Rural de Ayotzinapa



Fundada el 2 de marzo de 1926 formó parte del proyecto de las primeras escuelas normales rurales que se establecieron casi al final del gobierno de Álvaro Obregón en Tacámbaro, Michoacán; Molango, Hidalgo y San Antonio de la Cal, Oaxaca. A principios del gobierno de Plutarco Elías Calles, se concibió la creación (entre otras) de una escuela normal rural en el estado de Guerrero, cerca de la ciudad de Iguala.

El proyecto inicial gestado cuando José Vasconcelos era Ministro de Educación, buscaba ir en auxilio de los sectores más rezagados con alfabetización, educación integral, escuelas técnicas y agropecuarias “sin talleres costosos, pero sí con buenos maestros”, que los iniciaran en las artes, los oficios y el conocimiento de la agricultura. Fueron 29 las normales rurales, creadas en todo el país.

La escuela originalmente se llamó “Conrado Abundes”, en memoria del insigne educador guerrerense originario de Huitzuco; finalmente se le impuso el nombre del maestro Raúl Isidro Burgos, su director de 1930 a 1935.

El presidente Lázaro Cárdenas del Río (1934-1940), instituyó la “educación socialista” y creó los internados federales de enseñanza secundaria para hijos de trabajadores. Estos centros y las normales adoptaron fervorosamente los principios del marxismo leninismo.

Egresados famosos de la Normal de Ayotzinapa, fueron el líder magisterial Othón Salazar Ramírez, y los líderes guerrilleros Genaro Vázquez Rojas y Lucio Cabañas.

Othón Salazar, fue un carismático dirigente magisterial que llegó a retar al sistema priísta. Marxista convencido fue miembro de la Juventud Comunista y del Partido Comunista. Posteriormente fue fundador del partido que en los últimos años ha gobernado el estado de Guerrero: el Partido de la Revolución Democrática, aunque renunció a él en 1998, por no considerarlo la izquierda verdadera.


Genaro Vázquez Rojas y Lucio Cabañas, marxistas también optaron por la vía armada para “el cambio social”, dentro de la corriente guevarista del marxismo. Fundaron en Guerrero varias asociaciones que evolucionarían hacia los grupos guerrilleros de la actualidad. Vázquez Rojas fundó la Asociación Cívica Nacional Revolucionaria (ACNR) y murió en 1972 en un accidente automovilístico y Cabañas fundó el Partido de los Pobres (PDLP) y murió en 1974 en un enfrentamiento con el ejército.



El Partido de la Revolución Democrática (PRD)


Se fundó el 5 de mayo de 1989, con una ideología política de izquierda. El PRD nace como una coalición de diversas fuerzas sociales y partidos políticos de izquierda, que enfrentaron al régimen para crear otro alternativo. 

Para constituirse como PRD, se conjuntaron el Partido Mexicano Socialista (PMS), el cual había integrado varias fuerzas políticas de Izquierda a nivel Nacional: El Partido Mexicano de los Trabajadores (PMT), el Partido Socialista Unificado de México (PSUM), el Partido Patriótico Revolucionario (PPR), el Movimiento Revolucionario del Pueblo (MRP), la Unión de la Izquierda Comunista (UIC), la Asociación Cívica Nacional Revolucionaria (ACNR) y el Partido Socialista de los Trabajadores.

En 2005 gana la gubernatura del estado de Guerrero y repite en 2011 con Ángel Aguirre Rivero que renunció a un mes de los trágicos acontecimientos.

La guerrilla en México y en Guerrero


Si bien para la mayoría de la gente, la caída del Muro de Berlín y de la URSS, significó la desaparición del marxismo, habría que recordarle que las ideologías se actualizan cuando alguien las adopta, y la verdad es que el marxismo es la ideología que priva en las escuelas normales, rurales o no, y en muchas escuelas y facultades de bastantes universidades del país.

El primer ataque guerrillero de la era moderna en México, se efectuó el 23 de septiembre de 1965 y fue el asalto al cuartel de Ciudad Madera en Chihuahua. De los 8 guerrilleros muertos en la acción 6 eran egresados o estudiantes de las Normales Rurales. 

Lo anterior llevó al gobierno de Gustavo Díaz Ordaz y a los subsecuentes a liquidar los internados de enseñanza secundaria, y a cerrar 14 de las normales rurales.

La actividad guerrillera en Guerrero, a partir de los 60´s, ha sido continua, pero los grupos iniciales la Asociación Cívica Nacional Revolucionaria (ACNR) y el Partido de los Pobres (PDLP), han sufrido una continua metamorfosis, que sería larga de relatar. Baste decir que al momento han reaparecido mediante comunicados los siguientes grupos: el Ejército Popular Revolucionario; su escisión el Ejército Popular Revolucionario Insurgente; las Fuerzas Armadas Revolucionarias-Liberación del Pueblo, surgidas junto con el gobierno del presidente Peña Nieto, el 2 de diciembre de 2012; y un grupo desconocido hasta el momento: Milicias Populares ¡Basta ya!

La actividad guerrillera seguida básicamente por el CISEN y las inteligencias militares del Ejército y la Marina, ha sido silenciosa, pero continúa y de continuo proselitismo. Es difícil saber en donde existen estos grupos y cuál es su fuerza. La acción de la guerrilla en Guerrero principalmente, y en otros estados ha sido la de formar guardias comunitarias, grupos de autodefensa, frente a los cárteles del narcotráfico y del crimen organizado. Y se puede decir que en Guerrero controlan varios municipios.

La “pareja imperial” de Iguala



La matanza de estudiantes de Ayotzinapa, está muy ligada a la pareja integrada por José Luis Abarca Velázquez y su esposa María de los Ángeles Pineda Villa. 

Abarca es oriundo de Arcelia, Guerrero, proviene de una familia de comerciantes de sombreros y vestidos de novia, poco después él se dedicó a la venta de oro, los últimos 10 años se ha desempeñado como empresario al lado de su esposa, sin embargo, en las elecciones de junio de 2012 ganó la alcaldía, se dice que gracias a su amistad con Lázaro Mazón, miembro de la corriente Nueva Izquierda.

“Yo sí lo apoyé y mucho. Es amigo mío y no voy a negar una amistad", declaró incluso Mazón. Fue Lázaro Mazón, quien propuso a Abarca en 2012 como "un candidato con buena imagen. Así Abarca fue postulado a la presidencia municipal de Iguala como candidato externo del PRD; asumió el cargo para el periodo 2012-2015

Lázaro Mazón Alonso (Presidente Municipal de Iguala, Guerrero, de los periodos 1996-1999 y 2002-2005), fundador del PRD y miembro del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), -creado y dirigido por Andrés Manuel López Obrador-, fue secretario de Salud de Guerrero en el régimen de Abarca y era, además, considerado como el precandidato más aventajado de MORENA para aspirar a la gubernatura de Guerrero.

En su gobierno Abarca, enfrentó acusaciones por nepotismo: había contratado a varios miembros de su familia, y el monto total de los sueldos pagados equivalía a 300 mil pesos mensuales.

Ángeles Pineda, su esposa, fue quien impulsó la construcción de Galerías Tamarindos, con una inversión de 300 millones de pesos. Es hermana de tres narcotraficantes: Alberto, Mario y Salomón, que ya en el 2000 vendían droga en Guerrero en forma independiente. En 2002 ingresaron al Cártel de Sinaloa para encargarse de Zihuatanejo y otras zonas de Guerrero, a las órdenes de Arturo Beltrán Leyva. En 2005 formaron una célula de sicarios llamada “Los Pelones” para controlar Guerrero y defenderlo de los cárteles de los Zetas y de la familia Michoacana. En 2009 Alberto y Mario son ejecutados por traicionar a Arturo Beltrán Leyva, quien también muere en diciembre de el mismo año, para entonces habían extendido sus operaciones a Morelos y el Estado de México.

Según el experto Roberto Arnaud: "En la estructura del cartel esta célula era liderada por un tipo llamado Cleotilde Toribio Renteria 'El Tilde', quien le rendía cuentas a Édgar Valdez 'La Barbie', quien a su vez era el encargado de las operaciones de los Beltrán Leyva en el centro del país y en Guerrero". Con el debilitamiento de los Beltrán Leyva, 'La Barbie' crea su propia organización, pero es capturado no mucho después, en agosto de 2010. Entonces aparecen otros cárteles como el Cartel Independiente de Acapulco (CIA), Los Negros, La Mano con Ojos, Los Rojos y otros grupos menores. "'El Tilde' se asocia con el Cartel Independiente de Acapulco, aunque la sociedad dura poco porque surgen diferencias entre 'El Tilde' y Moisés Montero 'El Coreano', líder del CIA. Para hacer frente al CIA, 'El Tilde' funda La Barredora, y a principios de 2011 deja La Barredora para fundar Guerreros Unidos", en colaboración con Salomón Pineda, cuñado de Abarca.

El antecedente del año anterior


En marzo de 2013 ocurrió el asesinato del perredista Justino Carvajal Salgado, sobrino de Félix Salgado Macedonio y primer síndico del ayuntamiento, con quien el alcalde no tenía buena relación. Unos días antes, un grupo de hombres armados lo siguió por varias calles de la ciudad; él huyó en su vehículo hasta el frente del Palacio Municipal, donde detuvo su camioneta.

Uno de los integrantes del grupo armado se bajó y le dio unas cachetadas antes de que pudiera entrar a sus oficinas. Días después, el síndico fue asesinado cuando llegaba a su casa; recibió balazos en la boca y en el pecho. Se dijo entonces que la delincuencia organizada lo había asesinado.

En mayo de 2013, ocho líderes de colonias de Iguala, que habían tenido enfrentamientos con Abarca, desaparecieron. Días después sus cuerpos fueron encontrados.

Arturo Hernández Cardona, Félix Bandera Román, Ángel Román Ramírez, Héctor Arroyo Delgado, Efraín Amantes Luna, Gregorio Dante Cervantes, Nicolás Mendoza Villa y Jimmy Castrejón, de la Unidad Popular de Iguala, desaparecieron el 30 de mayo, mientras viajaban en una camioneta, la cual apareció en el corralón municipal.

Cuatro días después fueron encontrados los cuerpos de los tres primeros, tirados en la carretera federal Chilpancingo-Iguala con huellas de tortura. Los demás todavía permanecen desaparecidos.

Arturo, Félix y Ángel habían denunciado penalmente al alcalde y a funcionarios del ayuntamiento por hostigamiento y otros delitos. La respuesta de Abarca fue contundente.

Nicolás Mendoza Villa, uno de los levantados que logró escapar, acusó al alcalde de haber asesinado personalmente a Hernández Cardona, un hombre muy querido en Iguala.

Después de ser hallado el cuerpo de Hernández Cardona, un grupo de normalistas de Ayotzinapa llegó a Iguala, rompió vidrios del edificio, pintó leyendas acusando a Abarca de asesino y quemó muebles y computadoras.

Los sucesos del 26 de septiembre en Iguala



El viernes 26 de septiembre María de los Ángeles Pineda Villa esposa del alcalde y directora del DIF Municipal, presentaría su informe de actividades, y posteriormente ofrecería una fiesta en la que se destaparía como candidata a la alcaldía de Iguala para suceder a su esposo. Era un evento trascendental de la “pareja imperial” para seguir detentando el poder en iguala y de esta forma brindar protección política al Cártel de los Guerreros Unidos. Pero La fiesta estaba a punto de ser estropeada por los estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa… 



<<La orden del A5 



La Procuraduría General de la República (PGR) reconstruyó ayer cronológicamente el ataque a los normalistas. Señalo que a las 9 de la noche del 26 de septiembre el contingente de normalistas llegó a inmediaciones de Iguala en cuatro autobuses que antes habían tomado por la fuerza como rutinariamente lo hacen.


Los "halcones (vigías) de Guerreros Unidos en autentica colaboración con la policía de Iguala advierten de la llegada del contingente y comienzan a emitir las alertas por radio. Los reportes fueron recibidos v transmitidos por David Hernández Cruz, adscrito al área de Protección Civil y Seguridad Pública de Iguala.

"Asumieron que el grupo que se aproximaba, se dirigía a sabotear la celebración que se realizaba en esos momentos por la esposa del alcalde, María de Ángeles Pineda, con motivo de su informe de actividades".

Las declaraciones de los ya detenidos añaden que existía temor de que se repitiera un incidente como el ataque a la alcaldía de junio del 2013. Se comunica al alcalde lo ocurrido y en ese momento llega la orden fatal.

"Los mismos detenidos declaran que la orden de enfrentar a las personas les llega por radio desde la Central y se les dice que viene de parte del A5, clave que se usaba para Identificar al alcalde de Iguala", agregó el titular de la PGR.

Como si se tratara de un operativo conjunto para detener a delincuentes, las policías de Iguala y Cocula se coordinaron para frenar a los normalistas.

Bloquearon la carretera y abrieron fuego contra los estudiantes. Se inició después una persecución cuando uno de los camiones utilizados por la gente de Ayotzinapa intentó huir de la zona.

Fue en ese momento donde se dio la confusión y ataque a un autobús en el que viajaba el equipo de hubo.' de 3ra División "Los Avispones de Chilpancingo", donde murieron tres personas.

Secuestro consumado

Los 43 estudiantes normalistas ya secuestrados fueron trasladados primero a la central de Policía de Iguala, donde luego fueron recogidos por los policías de Cocula.

"En este momento, el grupo de personas en el que se presume estaban algunos estudiantes, son subidos a una camioneta de redilas blanca v toman un camino de terracería que los lleva a la zona de Pueblo Viejo", dijo Murillo.

Un hombre conocido como El Gil, de quien ayer fue revelado un retrato hablado, contactó a Casarrubias Salgado para informarle por mensajes vía "Whatsapp" y SMS a través de un celular lo que ocurría, pero señalándole que el incidente se había originado porque el cártel rival, Los Rojos, causaron disturbios en Iguala.

Casarrubias entonces dio su "mar para finiquitar la operación en... 'defensa de su territorio", Hasta ahí la historia reconstruida por la PGR. Las víctimas hasta ahora no han sido localizadas. >>

(Continuará)


Jorge Pérez Uribe