UA-43224232-1
Mostrando entradas con la etiqueta Drogas y narcotráfico. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Drogas y narcotráfico. Mostrar todas las entradas

viernes, 9 de junio de 2017

DIALOGAR CON LOS NARCOS; UN OBISPO MEXICANO EXPLICA POR QUÉ

El emblemático caso del obispo de Chilpancingo-Chilapa desnuda la degradación social en el sur de México y la notoria ausencia del Estado en una región ampliamente controlada por los capos de la droga.


Salvador Rangel Mendoza, obispo de Chilpancingo-Chilapa


Felipe Monroy* | Ciudad de México

“Francisco salió: al lobo buscó en su madriguera. Cerca de la cueva encontró a la fiera enorme, que al verle se lanzó feroz contra él. Francisco, con su dulce voz, alzando la mano, al lobo furioso dijo: ¡Paz, hermano lobo!”. Así imaginó el poeta Rubén Darío al santo de Asís en su diálogo con una bestia que asolaba rebaños y pastores. Para Salvador Rangel Mendoza, obispo de Chilpancingo-Chilapa, en el estado mexicano de Guerrero, es la inspiración necesaria para tender puentes de diálogo con los narcotraficantes de la región sur del país. 

“No podemos tapar el sol con un dedo y no estoy de acuerdo con ese discurso triunfalista del gobierno federal, estatal o municipal de que tienen todo bajo control: sabemos que todo Guerrero está en manos del narcotráfico”, afirma el obispo Rangel Mendoza al Vatican Insider. En meses pasados decidió entablar un dialogo con narcotraficantes para evitar que aumente la escalada de violencia en la región. 

El obispo, de formación franciscana, considera que su misión como pastor le obliga a mantener las puertas abiertas al diálogo, incluso con los capos de la droga: “Como pastor no le puedo cerrar las puertas a nadie y, como ha sucedido en otras ocasiones, lo que yo quiero con este diálogo es asegurar a los sacerdotes, a las religiosas, a los seminaristas y a los catequistas. Y yo prefiero tener esa puerta abierta, esa puerta de diálogo; por eso lo he hecho. Y no es que esté todos los días con ellos, simplemente es para protección del clero”. 

Sin embargo, el diálogo que ha sostenido con criminales ha sido duramente cuestionado por las autoridades: “Ya he hablado con el secretario de gobierno y también hemos tratado la situación con el gobernador Héctor Astudillo, a ellos no les ha parecido, no les gusta que esté dialogando con estas personas y me lo han dicho. Lo que busco es sembrar la paz, invitarlos a dejar estos asesinatos y la conversión de todo mundo; pero es la gente de gobierno la que no quiere dar su brazo a torcer, que no dialogan con criminales, con gente fuera de la ley. Yo me pregunto: ¿En dónde está la gente mala, adentro o afuera?”. 

Pero en el diálogo con narcotraficantes, ¿no se llegó a ningún tipo de negociación o intercambio de favores? 

No, de ninguna manera. Es un diálogo, no es ninguna negociación. Yo aprovecho ese momento, les digo clarito: “Yo vengo aquí como amigo; vengo a ofrecerles la palabra de Dios; vengo a ofrecerles los sacramentos; vengo, no a juzgarlos, sino simplemente decirles que son parte de la diócesis y quiero estar con ustedes. Hasta allí únicamente. Los invito a que en lo posible no asesinen, no hagan levantones, no hagan cosas inconvenientes; y ellos, queriendo que no, hacen caso de este llamado. Prefiero tenerlos cerca que lejanos, y que escuchen alguna voz. Yo siempre los invito a la paz, a la concordia y a la tolerancia. Creo que muchas veces me escuchan esas personas”. 



Les hace un llamado a la conversión… 

Efectivamente. Y a la misericordia. 

Para el obispo Salvador Rangel, la situación en el estado de Guerrero es dramática. Semanas atrás denunció que grupos criminales cobraban derecho de piso a las autoridades de la Catedral de Tlapa pero que tras establecer un diálogo con aquel grupo se logró detener el abuso. 

“Se logró erradicar ese cobro de piso porque se lo pedí a un personaje de estos y él se encargó de arreglar ese asunto. Desgraciadamente, después llegaron otros y creo que ahora, de parte del municipio o del gobierno estatal, tienen montada una guardia de planta allí en la Catedral”, explicó. 

Pero las amenazas son la menor de sus preocupaciones: “Este fin de semana tuvimos 26 asesinatos en Guerrero; el sábado solamente tuvimos siete asesinados aquí en Chilpancingo. Por ello no estoy de acuerdo con ese discurso triunfalista del gobierno federal, estatal o municipal de que tienen todo bajo control. Y en lo personal sí tengo un cierto temor. Pero tengo más temor de algunas autoridades o instituciones que de los mismos narcotraficantes”. Este pasado fin de semana se encontraron dos cabezas humanas en su diócesis: una en Chilpancingo y otra en Chilapa. 

¿Cómo se dialoga con alguien que en su universo de vida no tiene una orientación positiva con su prójimo, que le roba, que lo asesina, que trata de aventajarse de sus debilidades? ¿Cómo hace usted para dialogar con ellos? 

“Como fraile franciscano tengo siempre presente el diálogo y abrirse a los demás. Tengo muy presente esa poesía de Rubén Darío ‘Los motivos del lobo’, como san Francisco acudía a escuchar al lobo, a escuchar sus motivos de por qué se portaba mal. Y yo he ido a escuchar los motivos de esas personas, porque no están metidos gratuitamente sino por las circunstancias. Por ejemplo, uno de ellos dice: ‘Mataron a mi padre’; y otro: ‘Secuestraron a mi esposa y a mis hijos’. Entonces hablo con ellos y son personas humanas como nosotros, no dejan de tener fe”. 

Rubén Darío termina así su famoso poema después de verificar que tras la acción violenta del hombre el lobo vuelve a la violencia feroz: “El santo de Asís no le dijo nada. Le miró con una profunda mirada, y partió con lágrimas y con desconsuelos, y habló al Dios eterno con su corazón. El viento del bosque llevó su oración, que era: Padre nuestro, que estás en los cielos...” 

*Periodista, ex director de la revista “Vida Nueva” en México. 



Fuente:http://www.lastampa.it/2017/06/09/vaticaninsider/es/reportajes-y-entrevistas/dialogar-con-los-narcos-un-obispo-mexicano-explicar-por-qulQH0dG3xzOJPnpZb8DQbwL/pagina.html

jueves, 12 de noviembre de 2015

LA ESTRATEGIA DE LEGALIZACIÓN DE LA MARIGUANA


Magistrado Arturo Zaldívar Lelo de Larrea


Los hechos de la primera semana de noviembre


<<México rompió con su pasado. La Suprema Corte de Justicia de la Nación, por cuatro votos a favor y uno en contra, ha abierto las puertas a la legalización de la marihuana con fines lúdicos y sin ánimo de lucro. La histórica decisión supone un paso de gigante para un país que durante años ha combatido a sangre y fuego el narcotráfico. Nuevamente, como ya ocurriera con el matrimonio gay, han sido los jueces los que han tomado la iniciativa frente a una opinión pública mayoritariamente en contra y unos partidos titubeantes. En este caso, los magistrados han primado la libertad personal sobre los daños a la salud. Y aunque el fallo circunscribe la autorización para el consumo, cultivo y posesión a los pleiteantes, en la práctica pone en marcha el mecanismo para una legalización más amplia. “No estamos ante una cuestión penal, sino de modelo de vida y libertad de la persona”, afirmó la magistrada Olga Sánchez Cordero.>>[1]


La estrategia jurídica diseñada para la legalización de la marihuana


<<El fallo de la Sala Primera de la Suprema Corte es fruto de un recurso presentado por la Sociedad Mexicana de Autoconsumo Responsable y Tolerante[2], una entidad fundada en 2013 por cuatro abogados y empresarios con el objetivo de forzar el debate por la vía jurídica. El primer paso fue pedir autorización a la Secretaría de Salud. Dado que el consumo está técnicamente despenalizado en México, este colectivo centró su solicitud en las actividades correlacionadas: desde el sembrado hasta la preparación, el transporte y la posesión. Todo ello con fines lúdicos y sin ningún ánimo de lucro. La propuesta fue rechazada por la Administración, alegando que vulneraba la legislación sanitaria. Fue entonces cuando la pelota pasó al campo judicial y los litigantes encadenaron recursos de amparo hasta llegar a la Suprema Corte.

En su escalada blandieron como principal argumento el derecho al desarrollo libre de la personalidad, protegido por la Constitución mexicana. Las negativas se sucedieron hasta que el caso cayó en manos del magistrado Arturo Zaldívar. Considerado uno de los jueces más progresistas de la Suprema Corte, este antiguo abogado y catedrático hizo suya la petición y decidió defender la legalización de la marihuana ante sus otros cuatro compañeros de la Sala Primera, conocida por haber avalado el matrimonio homosexual. Su propuesta, a grandes rasgos, se sustenta en que el riesgo para la salud de la marihuana es menor o similar al tabaco, y su prohibición, por tanto, resulta desproporcionada respecto al derecho constitucional a la autonomía individual. “La prohibición absoluta es inconstitucional, ahora hay que avanzar. Esta sentencia es exclusivamente para el autoconsumo y no permite el comercio. Tampoco se sostiene que la marihuana sea una sustancia inocua, sino que el veto que hay ahora es excesivo”, recalcó Zaldívar. El proyecto fue respaldado por los ministros Olga Sánchez Cordero, José Ramón Cossío, Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena y el juez ponente. Jorge Mario Pardo Rebolledo fue el único que votó en contra.>>[3]


La gradualidad de la estrategia


<<La autorización no supone un cheque en blanco. Los beneficios de la decisión se circunscriben a los peticionarios. Pero allana el camino para que otros ciudadanos puedan hacer lo mismo. Y esta apertura introduce, en la práctica, un elemento liberador en la restrictiva legislación mexicana. “A todo aquel que lo pida, se le tendrá que conceder el derecho al consumo con fines lúdicos y sin ánimo de lucro”, señala uno de los promotores. Desde esa válvula de escape, según los expertos, es difícil que en pocos años no se derriben las restricciones y, al igual que ha ocurrido en cuatro estados de EEUU, se amplíe el perímetro legal del consumo. México, el segundo productor mundial de marihuana, entrará entonces en un nuevo ciclo y tendrá que revisar un régimen punitivo extremadamente duro con todo lo relacionado con la marihuana […]

En un terreno inmediato, la reacción de los partidos aún está por ver. Ninguno se ha opuesto con claridad a la legalización. Pero el rechazo que muestran las encuestas, con negativas del 70%, les han llevado a ser muy cautelosos en sus planteamientos. Solo el PRD, la fuerza hegemónica de la izquierda, ha defendido que se ponga fin al “paradigma punitivo” y ha apostado por una liberalización inmediata. El PRI (gubernamental) y Morena han abogado por una consulta pública, y el PAN, la derecha, se ha limitado a proponer un debate. En esta zona gris, incluso la Iglesia ha mostrado una inusual tibieza y, sin declararse a favor o en contra, ha pedido un análisis desapasionado del caso. >>[4]


Quién es Arturo Zaldívar Lelo de Larrea


Estudió en la Escuela Libre de Derecho, donde fue compañero de varios integrantes del gabinete del expresidente Felipe Calderón –entre ellos de Fernando Gómez Mont-.

Fue el expresidente Vicente Fox (2006-2009), quién, lo nombró miembro de la Comisión de Reforma del Estado. En su experiencia como litigante defendió a los bancos frente aquellos que querían levantar el secreto bancario para investigar el infame rescate de la banca de 1998, mediante el llamado Fobaproa.

Fernando Gómez Mont, entonces, secretario de Gobernación, propuso en 2009 al presidente Felipe Calderón (2006-2012) que Zaldívar ocupara la vacante de Genaro Góngora en la Suprema Corte de Justicia. Zaldívar, entonces un experto constitucionalista con doctorado, arribó a la Corte en diciembre de 2009 para cumplir un periodo de 15 años.

Adquirió notoriedad en 2012, cuando propuso a sus cuatro compañeros de la primera sala otorgar un amparo y liberar a Florence Cassez, una francesa sentenciada a 60 años de prisión por secuestro, al considerar que varias irregularidades viciaron el proceso legal.

<<Este miércoles, Zaldívar volvió a presentar un proyecto que no contaba con el respaldo de la sociedad, el Gobierno ni la mayoría de la Suprema Corte. Su propuesta, aprobada por la Primera Sala, declaró inconstitucionales cinco artículos de la Ley General de Salud y otorgó un amparo a los clubes de cannabis que buscan cultivar la droga para consumo personal. “Pertenece a la autonomía individual… la posibilidad de decidir responsablemente si desea experimentar los efectos de la sustancia”, dice el documento del ministro.>>[5]


Lo que no entiendo


Los beneficiarios del fallo son únicamente las 4 personas que interpusieron el amparo. Lo inverosímil es su trayectoria:


  • Josefina Ricaño Bandala, fundadora y actual Presidente de México Unido contra la Delincuencia (MUCD). Su hijo Raúl fue secuestrado y asesinado por sus secuestradores.
  • Armando Santa Cruz González, empresario, Vocal de MUCD, Director de Grupo Pochteca, firma dedicada a la industria química y qie cotiza en la Bolsa de Valores
  • José Pablo Girault Ruiz, Contador Público, Vocal propietario de la Fundación Rafael Dondé y actual Tesorero de MUCD, socio de Disruptive Venture Partners, banco de inversión para capital de riesgo.
  • Juan Francisco Torres Landa Ruffo, Abogado, Secretario General de MUCD. Dice que busca un país más justo, aunque defendió a Wallmart en un caso de soborno a funcionarios mexicanos.


Y digo que lo inverosímil es su trayectoria, ya que “México Unido contra la Delincuencia” fue creado por familiares de secuestrados –muchos de ellos ejecutados por sus secuestradores-, cuando se incrementó el secuestro como consecuencia de la guerra contra el narcotráfico declara por el presidente Felipe Calderón, a principios de 2007. El establecimiento de retenes carreteros, los decomisos de droga y la persecución de los traficantes por policías, militares y marinos, afectó la transportación de la droga de los centros productores a los de distribución y/o consumo, razón por la cual los cárteles recurrieron como una medida alternativa para paliar su caída de ingresos al secuestro de personas de la clase alta. Al respecto, el analista Raymundo Riva Palacio nos recuerda: <<Cada año, de acuerdo con la DEA, se decomisan más de 500 toneladas de mariguana (2013) en la frontera con México. La mariguana, según expertos, le genera los recursos a los cárteles para pagar sus nóminas, y en la medida en que esos ingresos disminuyan, las nóminas de sicarios y halcones se irán reduciendo y entrarán al desempleo. Cuando en el gobierno de Felipe Calderón se golpearon las rutas de distribución y comercialización de la cocaína, los sicarios se mudaron de delito. En Tijuana se elevó el secuestro exprés en 200 por ciento, mientras que en Tamaulipas Los Zetas incursionaron en el tráfico humano, la extorsión y la piratería. Un mercado de mariguana regulado legalmente produciría seguramente el mismo fenómeno.>>[6]

Inentendible la posición de estos “cuatro fantásticos”, ya que por su preparación y alto nivel socioeconómico, indudablemente han viajado a países dónde se ha legalizado la marihuana como es Holanda, e indudablemente sabrán que el problema de Holanda, -a raíz de su legalización-, es el cambio del consumo de marihuana, por el de las llamadas drogas “duras”, pero cuyos consumidores tienen como iniciación precisamente a la marihuana, por lo que las autoridades de Holanda, contemplan volver a prohibir el consumo “recreativo” de la marihuana.

Me resisto a creer que los miembros de MUCD, padezcan de amnesia colectiva o hayan perdido la razón, aunque siempre existe la posibilidad de que un grupo determinado, tentado por la ambición, piense en constituirse en un nuevo “cártel legal” que controle la producción y distribución de la “juanita”.


Lo que si entiendo



Soy consciente de que vivimos en “la época post-moderna” que <<es una etapa marcada por la desustancialización, impregnada, precisamente de la lógica de vacío. Así se afirma que “el hombre posmoderno es cada vez más esclavo de sus pasiones, de sus gustos subjetivos. Prefiere una bulimia de sensaciones: probarlo todo, verlo todo, bajar al fondo de todo… Pero no para conocer mejor los resortes personales y buscar una mejoría, sino para divertirse sin más. Ya no hay inquietudes culturales, ni denuncias, ni grandes aspiraciones sociales. En occidente lo interesante es jugar, vivir sin objetivos nobles y humanistas. Este es el drama de la permisividad: una existencia indiferente, sin aspiraciones, edificada de espaldas a cualquier compromiso trascendente”>>[7]

Si en la segunda mitad del siglo XX, se habló de una pérdida de valores, no se tomó en cuenta que estos serían sustituidos por otros de carácter nihilista como son: el hedonismo, el consumismo, el permisivismo, y el relativismo, todo ello enhebrado por el materialismo… <<Nihilismo es la negación de todo principio, autoridad, dogma filosófico o religioso. El nihilismo hace una negación a todo lo que predique una finalidad superior, objetiva o determinista de las cosas; hace ese énfasis negando la idea de progreso en la historia. En cambio es favorable a la perspectiva del devenir constante de la historia objetiva, sin ninguna finalidad superior.>>[8]

Estoy de acuerdo en que <<esta tetralogía de valores nos conduce a una revolución sin finalidad y sin proyecto, (que no sea la progresiva degradación humana). Así la permisividad propugna la llegada a una etapa clave de la historia, sin prohibiciones ni territorios vedados, sin limitaciones, que deje a un lado las “hipocresías>”. Hay que atreverse a todo, probarlo todo, llegar cada día más lejos; si para ello es necesario modificar las leyes de la antigua moral, se hace.>>[9]

Así pues, no me sorprende que la tendencia en el mundo sea la despenalización de la mariguana y que el próximo año, durante una cumbre en la Organización de las Naciones Unidas, probablemente se dé un pronunciamiento de apoyo en ese sentido y una demanda de cambiar el modelo punitivo de lucha contra las drogas, por uno de prevención.

Sé que <<Estamos ante la ética del consenso: si hay consenso la cuestión es válida. El mundo y sus realidades más profundas se someten a plebiscito, porque lo importante es lo que opine la mayoría.

Las grandes transformaciones sufridas por la sociedad en los últimos años, son al principio, contempladas con sorpresa, luego con una progresiva indiferencia o, en otros casos, como la necesidad de aceptar lo inevitable. La nueva epidemia de crisis y rupturas conyugales, la proliferación de las drogas, de la pornografía, las uniones gay, la marginación y el desempleo, la corrupción y la injusticia se admiten sin más, es algo que está ahí y contra lo que no se puede hacer nada.>>[10].

Por tanto podríamos afirmar que tanto el magistrado Arturo Zaldívar como los demás que integran la Primera Sala de la SCJN, -y que apoyan esta estrategia-, no son “los próceres de un nuevo modelo de libertad”, sino un perfecto producto de esta "revolución sin finalidad y sin proyecto
(que no sea la progresiva degradación humana)"que ahora asola a nuestro México.


Jorge Pérez Uribe



[1] http://internacional.elpais.com/internacional/2015/11/04/mexico/1446653691_530264.html
[2] Sociedad Mexicana de Autoconsumo Responsable y Tolerante, más conocida como grupo SMART
[3] 
 http://internacional.elpais.com/internacional/2015/11/04/mexico/1446653691_530264.html 
[4] Ibíd.
[5] http://internacional.elpais.com/internacional/2015/11/03/mexico/1446588058_363366.html
[6] http://www.elfinanciero.com.mx/opinion/mariguana-semilla-toxica.html
[7] Enrique Rojas Montes, El hombre light, Editorial Planeta Mexicana, S. A., 2007, págs. 47, 48
[8] http://novusdiesest.blogspot.mx/2012/09/la-cultura-light.html
[9]
 Ibíd. 
[10] 
Ibíd.