UA-43224232-1
Mostrando entradas con la etiqueta Ideología de género. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Ideología de género. Mostrar todas las entradas

lunes, 3 de julio de 2017

IDEOLOGÍA DE GÉNERO: EL NUEVO TELÓN DE ACERO CAE SOBRE OCCIDENTE


Vladimir Putin (Rusia), Beata Szydlo (Polonia) y Víktor Orban (Hungría)

Alemania ha cedido al lobby LGTB. Sólo los países del Este, los que sufrieron la bota soviética, siguen defendiendo la familia y la libertad frente a la Ideología de Género. La Europa del Este es el Fantasma de las Navidades Pasadas, es espejo del camino que podríamos tomar si quisiéramos.



Candela Sande  | 02/07/2017

Hace 221 años, el médico británico Edward Jenner observó que quienes sobrevivían a enfermedades infecciosas no volvían a contraerlas, y conjeturó que inoculando gérmenes débiles de una patología podía prevenirse que el sujeto enfermara de ella. Así nacían las vacunas, que tantos millones de vidas han salvado.

Quizá sea exagerado, e incluso insultante para tantos mártires, llamar ‘cepa débil’ al férreo régimen soviético impuesto a la Europa del otro lado del Telón de Acero, pero sí da la sensación de que esos países tienen pocas probabilidades de volver a optar por una ideología que aún tiene predicamente, prestigio y curiosas variedades de lo más exitosas de este lado.

Están vacunados de comunismo y, de rebote, prácticamente inmunes a esa cepa mutada, lo ‘políticamente correcto’.

Alemania ya tiene, como casi todos los países occidentales, su ‘matrimonio igualitario’ por ley, aunque siga siendo de hecho tan imposible hoy como hace cien años o dentro de otros cien.

Decía Chesterton que si os empeñáis en llamar ‘margarita’ a todas las flores, no habréis conseguido nada más que destruir un hermoso nombre.

De los grandes, solo Italia resiste, y pueden apostar a que le quedan dos telediarios. La canciller Merkel ha votado personalmente en contra, si eso tiene alguna validez fuera del cálculo electoral de tirar la piedra y esconder la mano. De hecho, en su partido, la CDU, una holgada mayoría se ha opuesto. En el resto, la unanimidad ha sido absoluta.

En Irlanda están ya en ese runrún previo que tan bien conocemos para acabar con esa antigualla que es la penalización del aborto. El progreso, ya saben, que avanza disciplinadamente por el camino que marcan nuestras élites, que para eso son las que definen el progresismo.

Y luego está el Este. Es curioso el destino de estos países. Han pasado medio siglo disfrutando, si bien a la fuerza, del régimen más progresista imaginable, el culmen del progreso, lo que Sartre llamaba “la filosofía insuperable de nuestro tiempo”, el comunismo. Y cuando al fin han salido de cincuenta años de aislamiento para unirse en un fraternal abrazo con el resto de sus hermanos europeos, ha sido para encontrar una recepción notablemente fría.

Mientras dormían el largo letargo comunista, el ‘mundo libre’ vivía un proceso del que ellos -algo bueno tiene que tener la tiranía- se mantuvieron ajenos. Ellos volvían a la Europa democrática y libre que recordaban, a retomar donde lo habían dejado antes de que los tanques soviéticos les convenciesen de las bondades del marxismo-leninismo.

Pero, como un sujeto que despierta de un prolongado coma, descubren que todo su entorno ha cambiado hasta hacerse irreconocible. Por eso a veces parecen una reliquia.

Pero no lo son. Son, en un sentido, un recordatorio de que todo es posible, de que el ‘progreso’ no tiene por qué estar previamente marcado, y en una dirección que hace inviable cualquier futuro a largo plazo.

Europa del Este es el Fantasma de las Navidades Pasadas, es espejo del camino que podríamos tomar si quisiéramos. Son sociedades democráticas, de libre mercado, muchas dentro de la Unión Europea y de la OTAN… Pero sus pueblos toman decisiones que van a contrapelo de lo que es norma al otro lado del ya invisible Muro.

Podría decirse, en palabras del ex presidente norteamericano Barak Obama, que están “en el lado equivocado de la Historia”, una magnífica expresión que delata hasta qué punto el progresismo es una fe. En la realidad, la Historia no tiene un “lado correcto”, no describe una línea invariable desde “lo malo” hasta “lo bueno”.

Lo que constituye dogma en Occidente -una islita que avanza a toda velocidad hacia la irrelevancia planetaria- podría definirse como una receta para la extinción.

Sencillamente, sucede, y si hay que usar una analogía geométrica para definirla, aunque ninguna sea exacta, ‘circular’ responde algo mejor a lo observado que ‘lineal’.

De hecho, lo que supuestamente está en “el lado correcto”, lo que constituye dogma en Occidente -una islita que avanza a toda velocidad hacia la irrelevancia planetaria- podría definirse como una receta para la extinción.

Si alguien se toma la molestia de reflexionar sobre las consecuencias lógicas, prácticas, de las causas de moda tendrá que concluir que apuntan más a la desaparición de nuestra civilización que a su prosperidad y avance.

Quién iba a decirlo, que del otro lado de Europa llegarían para recordarnos al ‘mundo libre’ que otro Occidente es posible.


Fuente: https://www.actuall.com/criterio/familia/cruda-realidad-ideologia-genero-nuevo-telon-acero-cae-occidente/

sábado, 6 de mayo de 2017

LOS ILUSTRES "IDEÓLOGOS DEL GÉNERO"



Cuatro de los principales ideólogos de género: Wilhelm Reich, Margaret Sanger, 
Michel Focault y Margaret Mead


Pedófilos, drogadictos, locos y con tendencia al suicidio: así eran los ideólogos de género.


Atormentados por traumas infantiles, prácticas sexuales degeneradas y odios obsesivos a la figura del padre, lo más increíble es que las doctrinas de los ideólogos de género han logrado colarse hoy en las aulas de universidades y colegios.


Es como si alguien hubiera abierto las puertas del manicomio y las teorías de sus locos más célebres se convirtieran en doctrina mundial.

Ya no hay nada objetivo -ni siquiera la diferenciación biológica XX ó XY, ¡oh cromosomas fascistas!- que determine si somos hombre o mujer. Cada uno, y sólo cada uno, decide lo que es.

Así lo dictaron los ideólogos de género y los profetas del pansexualismo, unos tipos cuyos postulados fueron difundidos antes de probar la camisa de fuerza, la pedofilia, la zoofilia, la drogadicción más salvaje y, en muchos casos, el suicidio final.

La excepción, y no parece casualidad, es la de quienes lograron llevar una vida plácida.

Atormentados por traumas infantiles, prácticas sexuales degeneradas y odios obsesivos a la figura del padre -al varón en general- las doctrinas de los ideólogos de género han logrado colarse hoy en las aulas de universidades y colegios de un occidente que desde hace décadas navega a la deriva.


El filósofo alemán Friedrich Nietzsche

No sólo es la rebelión contra la familia, ni la imposición del relativismo y la corrección política, es sobre todo la guerra sin cuartel contra la naturaleza, contra la realidad más evidente. El triunfo de la voluntad, del yo.

Todo se puede negar porque no hay nada fuera de nosotros que sea objetivo, decía Fiedrich Nietzsche, el filósofo del que parten todos los entusiastas de género.


Terapias sexuales


Dios ha muerto, sostiene el pensador alemán, y si Dios ha muerto también ha muerto la naturaleza creada por él. Así que nada define lo que soy, sólo yo puedo hacerlo. Nietzsche, por cierto, acabó en un manicomio los últimos años de su vida.

Y hasta en eso le siguieron muchos de los ideólogos de género que, además de partir de la filosofía nietzscheana, desarrollaron verdaderas patologías y acabaron sus días en un psiquiátrico. Es el caso del médico alemán Wilhelm Reich.

El médico Wilhelm Reich, marxista y gran precursor de la revolución sexual, fue un gran masturbador compulsivo desde los 6 ó 7 años, practicó la zoofilia y desarrolló un fuerte odio a la figura del padre

Marxista y gran precursor de la revolución sexual, fue un gran masturbador compulsivo desde los 6 ó 7 años. Más tarde practicaría la zoofilia. Algo le marcaría para siempre: el suicidio de su madre tras descubrirse que mantenía relaciones sexuales con un niño de 13 años. Reich culparía de lo ocurrido a su padre, de ahí su posterior odio al patriarcado.

Años más tarde este psiquiatra utilizaría sus clínicas para abusar de las mujeres que participaban en sus “terapias sexuales”. Reich moriría en la cárcel en 1957 tras haber sido diagnosticado de paranoia y esquizofrenia progresiva.


Ortodoxia comunista


Una vida parecida llevó el filósofo francés Michel Focault, considerado uno de los mayores referentes de la ideología de género.

Homosexual, militante del Partido Comunista, tuvo una juventud un tanto convulsa durante la cual fue iniciado en el sadomasoquismo homosexual y el consumo de drogas de todo tipo durante su etapa en EEUU. Intentó suicidarse en varias ocasiones y murió a causa del sida en 1984.


El filósofo comunista francés Louis Althusser

Otro filósofo comunista francés, Louis Althusser, no acabó muy bien que digamos. En 1980 estranguló a su esposa Hélène, lo que motivó su internamiento en un hospital psiquiátrico.

La fundadora de Planned Parenthood abandonó a sus hijos debido a su ninfomanía, fue gran entusiasta del control de la población entre los más pobres y coqueteó con el Ku Klux Klan

Hoy todos hablan de Planned Parenthood, la gran multinacional estadounidense que promueve el aborto en todo el mundo.

Su fundadora, Margaret Sanger, abandonó a sus hijos debido a su ninfomanía. Gran entusiasta de la eugenesia y el control de la población -especialmente entre la población inmigrante y las clases sociales más bajas-, llegó a coquetear con el racista Ku Klux Klan. Murió en 1966 cuando ya era una alcohólica irrefrenable.

La feminista radical Shulamith Firestone

Para Shulamith Firestone, otra gran referente del feminismo radical y la ideología de género, la maternidad era “la opresión radical que sufre la mujer”. Pasó varios años en una clínica psiquiátrica -sufría esquizofrenia- y en 2012 fue encontrada muerta en su casa.


Cuatro amigas, tres se suicidaron


Desde luego, la aportación de las feministas a la ideología de género ha sido muy activa. Otra que destacó por su radicalismo fue Kate Millet, de ideas maoístas, que se convirtió al lesbianismo no por impulso sexual, sino por odio a los varones.

Gran defensora del totalitarismo, llegó a decir que “lo privado también es político”. Al final de su vida fue internada en un psiquiátrico y pidió vigilancia las 24 horas porque ella misma era consciente de su impulso incontrolable al suicidio.

Muy cercana a Millet fue Elizabeth Fisher, que sí logró suicidarse y que ha pasado a la historia como la pionera en fundar un periódico feminista en los Estados Unidos, Aphra. Este grupo de amigas feministas lo completan la cubana María del Drago y Ellen Frankfurt, ambas también se quitarían la vida.

Margaret Mead afirmaba que los roles sexuales eran construcciones culturales a partir de su experiencia en Samoa: luego se demostró que la isla no era representativa respecto al conjunto de la humanidad

Otra mujer y no menos importante que las anteriores fue la filósofa feminista Simone de Beauvoir. La compañera sentimental del existencialista Sartre defendía que la mujer no nace, sino que se hace, siendo en realidad “una construcción social”. La muerte por causas naturales de la pensadora francesa fue una excepción entre la multitud de suicidios de otros autores.


La filósofa feminista, Simone de Beauvoir


Tampoco se quitó la vida la antropóloga Margaret Mead. Su gran aportación al progresismo y el marxismo cultural fue el concepto de género como construcción social que sería introducido en la psicología y la sexología de los años 50.

Un paraíso del progresismo más represivo


Para Mead los roles sexuales variaban según las culturas, es decir, eran construcciones culturales. Por eso daba a entender que no había propiamente hombres ni mujeres, algo que justificó en el polémico libro “Adolescencia, sexo y cultura en Samoa”, publicado en 1928.

Como sucedería con otros ideólogos de género el paso del tiempo destapó su fraude. En los años 80 se demostró que lo que había escrito no tenía validez alguna, ya que el paraíso samoano era en realidad una sociedad muy represiva desde el criterio progresista.

Kinsey, pedófilo y promotor del sadomasoquismo, aseguraba que el 37% de los hombres había experimentado un orgasmo homosexual; luego se descubrió el fraude: hizo la encuesta sólo entre la población reclusa

El rigor tampoco era el fuerte del sexólogo de la Universidad de Indiana, Alfred Kinsey, que causó un enorme revuelo cuando dio a conocer el resultado de uno de sus estudios: el 37% de los hombres ha experimentado alguna vez un orgasmo homosexual a partir de la adolescencia. A esta conclusión llegó tras realizar 5.300 entrevistas personales.

El gran fraude de Kinsey, como luego se descubrió, fue que las entrevistas las llevó a cabo sólo entre la población reclusa. Más tarde también se supo que practicó la pedofilia y promovió el sadomasoquismo en la Universidad de Indiana.

El antropólogo francés Georges Bataille

Igual de perturbado estaba el antropólogo francés Georges Bataille. Aunque al principio estudió para sacerdote, muy pronto abandonó ese camino para acabar afirmando que sus verdaderas iglesias eran los burdeles de París.

Fue un partidario del satanismo orgiástico y fundó una sociedad secreta para practicar decapitaciones -no se llevaron a cabo aunque no faltaron voluntarios- y sexo ritual.

Afortunadamente no todos se suicidaron. Germaine Greer, autora de “El Eunuco femenino” en 1970, acabó participando en la edición británica de ‘El Gran Hermano’ antes de renegar del feminismo. Aún vive.


viernes, 10 de febrero de 2017

“LO POLÍTICAMENTE CORRECTO” Y LA ESCUELA DE FRANKFURT




Qué entendemos por “lo políticamente correcto”


El pensador español Manuel Ballester nos habla de ello: <<Lo políticamente correcto remite a un modo de actuar y de hablar que se está imponiendo, pero no pacíficamente como si se tratase de una nueva moda, por ejemplo. Por el contrario se trata de una imposición a base de legislación y que cuenta con un poderoso aparato censor y punitivo. Remite, por una parte, a una cierta visión buenista de la sociedad que, por otra, se contradice con el modo inquisitorial en que se aplica.



En un sentido muy amplio, podríamos señalar que lo políticamente correcto es un hecho social y lingüístico, un conjunto de comportamientos y actitudes que tienden a minimizar la discriminación de diversos grupos en función de su origen, raza o sexo [...]


Tenemos, pues, de un lado, una caracterización de lo políticamente correcto como un modo de hablar y actuar acorde con una sensibilidad moderna que reacciona frente a todo tipo de discriminación. Por otro lado, la consideración de ese mismo fenómeno como dotado de un aparato censor y totalitario.>> [1]

En su obra The Death of the West, Patrick Buchanan identifica la corrección política con el marxismo cultural: “La corrección política es marxismo cultural, un régimen para castigar a los disidentes y para estigmatizar las herejías sociales justo como la Inquisición castigó las herejías religiosas. Su sello es la intolerancia.”

La Escuela de Frankfurt


Se conoce con este nombre al Instituto de Investigaciones Sociales o Instituto para la Investigación Social (Institut für Sozialforschung), fundado en la Universidad de Frankfurt am Main, en Alemania, por los marxistas Georg Lukács y Felix Weil en 1924, inspirándose en Karl Marx y Sigmund Freud para desarrollar la llamada "Teoría Crítica" de la sociedad occidental, cuyo único fin sería sustituir los valores europeos, por los marxistas. El término "Escuela de Frankfurt" es un término informal empleado para referirse tanto a los pensadores miembros del Instituto de Investigaciones Sociales como a aquellos influenciados por él. No existió ninguna institución formal con este nombre." La Escuela de Frankfurt abrió formalmente sus puertas el 22 de junio de 1924. Pero ya había dictado su primer seminario en la primavera de 1923. Ahí, casi dos docenas de catedráticos marxistas se reunieron bajo el nombre de “la semana de estudio”.

Sus principales integrantes fueron Georg Lukács, Félix Weil, Max Horkheimer, Herbert Marcuse, Erich Fromm y Theodor Adorno.



Como todos sus integrantes eran judíos marxistas, cuando Adolfo Hitler llegó al poder en 1933 tuvieron que emigrar de Alemania hacia Suiza. Después de un año en Ginebra, se establecieron en Nueva York, donde la Universidad de Columbia les dio cobijo. Entre los graduados más célebres de esta universidad se cuentan Theodore Roosevelt, Franklin D. Roosevelt y Barack Obama.


La praxis revolucionaria y “lo políticamente correcto”


En el siglo XIX y comienzos del XX, la teoría marxista predecía que si la guerra llegaba a Europa, las clases trabajadoras en cada país europeo se unirían y sublevarían. Pero la teoría fracasó. Cuando la Primera Guerra Mundial comenzó en 1914, la lealtad de los trabajadores por su país fue más fuerte que su llamada "conciencia de clases". Fueron a la guerra con honor, tanto los franceses como los alemanes, austriacos, rusos o británicos y marcharon al frente de batalla.

Antonio Gramsci en Italia y Georg Lukács en Hungría creían tener la respuesta. Gramsci y Lukács creían que la cultura occidental había enceguecido a la clase trabajadora sobre sus intereses marxistas reales. Para que la revolución marxista tuviera lugar, la cultura occidental tenía que ser destruida.

<<El italiano comunista Antonio Gramsci decía que los obreros no se levantaban en revolución porque estaban impregnados de la cultura tradicional occidental en todas sus formes y síntomas:

Los hombres eran hombres y se comportaban como tales, las mujeres eran mujeres y se comportaban como tales, la gente creía en Dios, los europeos estaban orgullosos de su historia, los franceses seguían orgullosos de su imperio, los británicos seguían orgullosos de su imperio, los españoles seguían orgullosos de haber colonizado un nuevo mundo, todos daban por seguro que la cristiandad era la verdadera religión y las otras religiones falsas.

Y todos seguían defendiendo que el ‘todo’ Occidental, desde Mozart a Davinci, de Copérnico a Cervantes, de San Alberto Magno a Mendel, desde Pasteur hasta Tesla, de Shakespeare a Volta y desde Wagner hasta Miguel Ángel, era superior a las otras culturas.

Esto era, según Gramsci, el freno mayor, el impedimento y barrera que no dejaba avanzar la revolución en Occidente.

Para contrarrestar esto, Gramsci decía que había que extirpar por todos los medios la cultura cristiana occidental en un “combate cultural”, al que él llamaba “camino largo” o “marcha larga”.



Esta “marcha larga” debía dirigirse hacia todas las instituciones: universidades, escuelas, museos, iglesias, seminarios, periódicos, revistas, hoy día también televisión, cine, etc. desde donde se propague una anti-cultura que acabe con los cimientos y las convicciones de la cultura cristiana occidental para que la gente, una vez debilitada en sus convicciones, se adhiera a los ideales marxistas que antes habían rechazado de forma natural.

Así pues nace la teoría (después puesta en práctica con increíble éxito como vemos hoy día) de que hay que destruir todo (y a todos) lo que defienda o promueva el cristianismo, la familia tradicional, el rol natural del hombre y la mujer, las etnias autóctonas europeas, la superioridad de la literatura, arte, y música europea, la creencia en Dios, el orgullo en la historia europea (especialmente la conquista y colonización de otros continentes, culturas y religiones), el hetero-sexualismo, y en fin todo lo que componía la cultura y realidad occidental cristiana.

Había que debilitar cual quinta columna, desde dentro, la cultura de Occidente, debilitar la creencia en Dios, en la Ley Natural, en el orden natural de la sociedad y había que defender todo lo que fuera anti cristiano, anti Europa, anti Occidente.

Así, en el 1923 nace en Frankfurt (Alemania) el Instituto para la Investigación Social o, simplemente, la Escuela de Frankfurt dirigida por el húngaro Georg Lukacs y financiada por Félix Weil para diseminar y llevar a la práctica la estrategia concebida por Gramsci.

Sobre el objetivo de esta Escuela, decía su primer director George Lukacs: “Vi la destrucción revolucionaria de la sociedad como la única solución para las contradicciones culturales de la época… Tal volteamiento mundial de valores no puede ocurrir sin la aniquilación de los antiguos valores y la creación de otros nuevos por los revolucionarios”.

“Horkheimer afirma en su ‘Teoría Crítica’ que la manera de destruir la civilización occidental era el ataque sistemático a todos sus valores asociados a esta, y así, por ejemplo, defendía la destrucción del matrimonio y la familia con hijos”

Otros pensadores marxistas se unieron al esfuerzo con dedicación: Adorno, Marcuse, Fromm, Benjamin, Horkheimer, etc.


De inmediato la Escuela tuvo muchísimo éxito y tanto en el mundo académico como en el cultural se empezó a notar la puesta en práctica de la estrategia, algo muy reflejado en la decadencia de a finales de la década de los años 20, los “locos” años 20.

Sin embargo, tanto el trabajo como la influencia en la cultura del instituto se detuvieron bruscamente por la gran Depresión, primero, y por la II Guerra Mundial, después.

Muchos de los grandes arquitectos de la Escuela de Frankfurt se instalaron en la Universidad de Columbia de Nueva York y esperaron tiempos más favorables para impulsar de nuevo su revolución cultural.

Fue en la década de los 60 cuando una nueva generación de adolescentes y jóvenes que no conocían la Depresión ni la Guerra Mundial tomo de nuevo el proceso revolucionario de la Escuela de Frankfurt.

De ahí que la estrategia de la Escuela de Frankfurt “explotara” con rotundo éxito en los 60 por todo Occidente.

Así, la obra ‘Eros y civilización’ de Marcuse se convirtió en el máximo fundamento doctrinal del hippismo. También es Marcuse quien reenfoca los esfuerzos del marxismo cultural poniendo como máximo objetivo el ganarse y adoctrinar (lavar el cerebro) a los universitarios de clase media y alta.

Por su parte Max Horkheimer afirma, en su ‘Teoría Crítica’, que la manera de destruir la civilización occidental era el ataque sistemático a todos sus valores asociados.

Así, por ejemplo, defendía la destrucción del matrimonio y la familia con hijos llegando a decir que el matrimonio puede ser cualquier tipo de unión donde intervenga la atracción sexual sin ningún fin concreto.

De la misma manera Fromm decía que la masculinidad y la feminidad no eran reflejo de diferencias biológicas, sino que era imposición debida a la “opresión” que los heterosexuales ejercían en la sociedad.

Así, a la teoría y estrategia de la Escuela de Frankfurt, una vez puesta en práctica, esto es una vez que salió del salón de clase y empezó verdaderamente a destruir la cultura cristiana occidental, se le llamó marxismo cultural.

Según esta corriente, las personas de cultura occidental son por definición una clase opresora y malévola por naturaleza.

En contraste, la nueva clase oprimida y buena por naturaleza está constituida por todos los individuos de cultura, religión y etnias no occidentales o por las minorías que contradicen en sus acciones y pensamiento lo tradicional cristiano: todas las razas no blancas, homosexuales, inmigrantes del tercer mundo, feministas, ateos “científicos”, musulmanes, etc.



“el propósito del Marxismo Cultural era destruir todo lo que hasta entonces había sido la Civilización Occidental: la cultura, la Ley Natural, el rol masculino en la sociedad, el rol femenino en la sociedad, la creencia en Dios, todo lo pro europeo, todo lo pro cristiano”

Entre las armas que usa este marxismo cultural, producto de la Escuela de Frankfurt, está la inmigración masiva de gentes del tercer mundo con religiones y culturas ajenas a la europea, y la imposición de leyes de “discriminación positiva” que favorezcan a todas las “minorías” (desde los homosexuales hasta todos los que practican religiones no cristianas).

Y una fuerte imposición de leyes que atenten contra los derechos de todos aquellos que defiendan la Ley Natural moral, la cultura occidental, el rol natural de los hombres y las mujeres, la familia tradicional, etc.

En su ensayo ‘Tolerancia Represiva’, Marcuse da nacimiento indirecto a lo que se convertiría después en el concepto de nuestros días de lo ‘políticamente correcto’, o sea la dictadura del pensamiento que condena con el martillo del rechazo, la vergüenza e incluso la multa o la cárcel a todo aquel que se atreve a cuestionar los nuevos ‘dogmas’ impuestos a golpes y lavado de cerebro por el marxismo cultural.

Decía Marcuse: “La conclusión obtenida es que la realización del objetivo de la tolerancia exige intolerancia hacia orientaciones políticas, actitudes y opiniones dominantes y en cambio, la extensión de la tolerancia a orientaciones políticas, actitudes y opiniones puestas fuera de la ley o eliminadas… (esto es) intolerancia hacia los movimientos de la derecha, y tolerancia de movimientos de la izquierda (…) se extendería a la fase de acción lo mismo que de discusión y propaganda, de acción como de palabra” (Tolerancia Represiva, Marcuse).

De ahí que entendemos que el propósito del marxismo cultural era destruir todo lo que hasta entonces había sido la civilización occidental: la cultura, la Ley Natural, el rol masculino en la sociedad, el rol femenino en la sociedad, la creencia en Dios, todo lo pro europeo, todo lo pro cristiano, la historia basada en la superioridad de una civilización e historia fundamentada en la verdadera religión cristiana.

Para destruir eso había que imponer todo lo que fuera anti europeo, anti cristiano, anti historia y legado europeo, anti ley natural, anti rol natural del hombre y mujer en la sociedad.

De esa manera y después de la gran “explosión” del marxismo cultural en la década de los años 60, EEUU y el resto de Occidente llevan ya casi 50 años sufriendo bajo esta revolución cultural y social impuesta por los medios de educación y comunicación.

Más aun, los últimos ocho años de Obama sólo sirvieron para acelerar al máximo la profundidad y la devastación de ésta.

Durante los últimos ocho años, Obama impuso a martillazos y de manera radical la revolución de la Escuela de Frankfurt, y por supuesto, la Europa occidental siguió el ejemplo de su referente por excelencia (EEUU) intentando copiar en todo a Obama para demonstrar lo ‘modernos’ que eran. Como decimos en EEUU, monkey see, monkey do [N. del Editor: el mono imitamonos]. >>[2]


Colofón: Una nueva discriminación nacida de la “tolerancia”


Universidad de Columbia, New York, al fondo a la derecha se ve el ‘Lerner Hall’)

<<El consejo estudiantil de la prestigiosa Universidad de Columbia, Estados Unidos, ha aprobado por unanimidad una resolución para “reservar espacios exclusivos de la comunidad LGTBI y otras minorías”.

La propuesta, dirigida por líderes del LGTBI en la Universidad, y que fue aprobada el pasado 25 de enero, insta a que el centro educativo monte por obligación un espacio exclusivo para dar apoyo institucional, personal y de financiación a los estudiantes que pertenezcan a la comunidad LGTBI. 


Además, dentro de este espacio exclusivo podrán acceder los estudiantes de color, así como las mujeres que se “sientan intimidadas por la presencia masculina en el campus”. Pero no los heteros blancos.

Según se publica en el portal Campus Reform, este proyecto del LGTBI trae consigo además numerosas exigencias que esperan que el centro apoye.

Una de las demandas es que este “espacio exclusivo” debe disponer de “televisión, cafetería, ordenadores o sala de estudio” entre otras cosas.

Piden además la creación de puestos remunerados para su ‘espacio íntimo’ como son el de un director, trabajadores a tiempo parcial y estudiantes que colaboren.

Y por si fuera poco, los LGTBI pretenden que la zona exclusiva se ubique en uno de los vestíbulos más prestigiosos de la universidad de Columbia, el ‘Lerner Hall’, que en un principio estaba diseñado para el descanso de todos los estudiantes>>[3]


Jorge Pérez Uribe

Notas:
[1] Manuel Ballester, Lo políticamente correcto o el acoso de la libertad, Cuadernos de Pensamiento Político, Abri/junio 2012, Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales, España, http://www.fundacionfaes.org/file_upload/publication/pdf/20130423223125lo-politicamente-correcto-o-el-acoso-a-la-libertad.pdf 

2] http://www.actuall.com/criterio/democracia/como-el-marxismo-cultural-de-la-escuela-de-frankfurt-invento-la-persecucion-al-disidente/ 

[3] http://www.actuall.com/familia/discrimina-el-lgtbi-a-los-heteros-la-universidad-de-columbia-crea-salas-solo-para-el-lobby/ 


sábado, 26 de noviembre de 2016

LIBRO: “CUANDO NOS PROHIBIERON SER MUJERES... Y OS PERSIGUIERON POR SER HOMBRES”




Carmelo López Arias entrevista a Alicia V. Rubio, filóloga, profesora de educación física en un centro público (de España) durante veinticinco años. Ha escrito un volumen bien documentado en datos y referencias y muy sólido argumentalmente, que hace honor a lo que promete su subtítulo: Para entender cómo nos afecta la ideología de género. Como ella misma nos explica, es el resultado tanto de la reflexión como de su propia experiencia docente. 

-¿Cuándo oyó hablar por primera vez de esta ideología?

-En realidad lo primero que me encontré fue una interpretación irracional y descabellada de unos hechos que denotaban desconocimiento absoluto de nociones básicas de antropología y biología. Sucedió en las reuniones de profesores de educación física durante la puesta en marcha de los Campeonatos Escolares de la Comunidad de Madrid. Se constataba, de forma generalizada, que el entusiasmo y los comportamientos de las chicas frente a la práctica deportiva no eran como en los varones.

-¿Y eso les sorprendía?

-A mí no me causaba ningún asombro porque sabía sus causas últimas, sin embargo a ellos les causaba indignación y sorpresa y lo achacaban a los estereotipos inculcados, los roles sociales y la oposición de los padres, en aras de tales roles, a que sus hijas hicieran deportes “de chicos”.

-Son los postulados del género...

-No se hablaba de ideología de género pero su indignación era provocada por la evidencia de que aún éramos muy diferentes hombres y mujeres, es decir, que no se había producido la deseada “igualdad de género”.

-¿Y es el deporte el ámbito más lógico para empezar a imponerla?

-El que esto proviniera de profesores de educación física, que diariamente constatan las diferencias entre los sexos en comportamientos, gustos, intereses y capacidades me alarmó especialmente. Y aunque sabía las diversas causas de esas diferencias, comencé unos estudios sobre los roles sociales en las casas, la imposición de juguetes, la causa de la elección de formas de ejercicio y deportes, el abandono progresivo de la actividad física según avanzaba el desarrollo de las chicas y sus razones…

-¿Con qué conclusiones?

-Nada de lo que se concluía tenía que ver con las causas esgrimidas por los “ideólogos de género" y sus seguidores.

-¿Por qué decidió plasmar ese estudio en un libro?

-Porque me di cuenta de que mucha gente no sabía las razones profundas de las diferencias en comportamientos, gustos, deseos, intereses, capacidades y percepciones entre hombres y mujeres y porque, a medida que fui recopilando datos, se empezó a dibujar la figura de una reingeniería social perversa, totalitaria y basada en mentiras. Y había que contarlo.

-¿Qué es lo natural en el ámbito de los juegos o el deporte?

-Uno de los objetivos del totalitarismo de género es que jueguen obligatoriamente juntos, igual y a las mismas cosas, tal y como desarrollan los reglamentos de las leyes de igualdad. Pero es evidente que niños y niñas juegan diferente, si bien en la infancia aún no se han determinado claramente las enormes diferencias en todos los ámbitos que se van a evidenciar durante el desarrollo sexual.

-¿Qué pasa cuando crecen?

-En los institutos la tendencia natural es a establecer grupos con iguales del mismo sexo, que tienen las mismas percepciones, gustos e intereses, y es complicado conseguir grupos mixtos para determinadas actividades en educación física. A medida que continúa la maduración sexual, las diferencias en comportamientos y frente al ocio y el deporte se hacen mayores simplemente porque la naturaleza determina a sus prototipos de ambos sexos los comportamientos adecuados para su función biológica de supervivencia de la especie: defensa de la prole en los varones con comportamientos más agresivos, competitivos y atrevidos y éxito del desarrollo de embriones y preservación de la propia pervivencia en la hembra, con comportamientos más cautos y sedentarios.

-¿Y eso no son solo roles sociales y culturales en los que son educados?

-Estos comportamientos no son impuestos, sino que surgen de cada una de las células de una especie biológicamente exitosa en la dicotomía de sexos y funciones para la supervivencia de la especie. Y naturalmente, como es innato, la lucha por la igualación de hombres y mujeres es interminable y exige continuamente fondos y esfuerzos para erradicar la naturaleza.

-Usted sostiene que el feminismo arruina la feminidad...

-El feminismo se fundamentó en la idea de la relación entre sexos como una lucha entre opresor, el varón, y oprimida, la mujer, tal y como lo expresó Engels. Y la opresión en realidad es la dicotomía de las funciones reproductivas: la maternidad es la causa de que el rol biológico femenino termine afectando a su rol social. La mujer debe librarse del rol biológico-social para ser el sexo hegemónico, debe sustituir, imitando al amo. Debe comportarse como un hombre y, por ello, todos los condicionantes y características femeninas son indeseables. También en el plano sexual y reproductivo: su comportamiento en el sexo no ha de ser selectivo sino masculinizado y la maternidad no debe ser una traba para su nuevo rol al margen de su biología. Y al final, todo eso supone que debe renunciar a sí misma, que debe dejar de ser mujer con todos sus condicionantes y características para dejar de ser oprimida. El feminismo nos prohíbe ser mujeres.

-¿Hay una relación entre feminismo e incremento de las rupturas matrimoniales?

-Naturalmente que hay una relación: el feminismo subvierte todo el organigrama biológico y con su corpus ideológico de victimismo frente a un hombre opresor por naturaleza dificulta las relaciones heterosexuales creando resentimiento. No es posible una relación estable con alguien a quien consideras un opresor que solo quiere esclavizarte y engañarte. 

-¿Y con la llamada violencia de género?

-El tema de la violencia de género es la materialización legal y punitiva de esa concepción de las relaciones entre sexos. Implica negar que hay mujeres violentas, que existen otras víctimas, que no todos los hombres son agresores…y que el hombre agrede, maltrata o mata a su pareja femenina por ser mujer, en tanto la realidad nos muestra otras muchas razones: relaciones deterioradas, maltrato mutuo, alcohol, locura, enfermedades mentales, intereses económicos…

-¿Niega usted entonces un factor esencialmente "machista" en ese tipo de violencia?

-La violencia sobre la mujer solo por ser mujer y sentirse el hombre superior es excepcional en los países igualitarios, pero se aplica como única causa. Y esto hace incrementar la ratio de tales hechos violentos…y criminaliza al varón, culpable por genes de tal violencia.

-¿Hay un vínculo entre el feminismo y el homosexualismo y la ideología de género? 

-Sí hay un vínculo claro entre la ideología de género y los lobbies feministas y homosexualistas: y es la negación de la biología.

-¿Se refiere a la desfeminización que mencionaba antes?

-La mujer ha de ser como un varón y vivir la sexualidad de igual manera. Obviamente al venderle esto se le engaña, por lo que hay que buscar soluciones a esa maternidad que le va a sobrevenir por su biología en unas relaciones sexuales: los anticonceptivos, el aborto y los medicamentos abortivos o anti-implantatorios son el equipaje adicional al engaño de que somos iguales. Y todo el deterioro de la salud que pagamos por creernos el infundio de que podemos obviar la biología y crearnos una sexualidad y unos roles con solo desearlo.

-¿Y en el caso del homosexualismo?

-La otra forma de evitar la biología (y aquí entran los lobbies homosexualistas) es el amor homosexual: el amor lésbico no presenta esos condicionantes y los varones homosexuales, feminizados y sin deseo sexual por ella, ya no son ese animal peligroso que oprime a la mujer con la maternidad y cuyos comportamientos varoniles tanto odian (e imitan) las feministas. De hecho la inmensa mayoría de las ideólogas feministas son lesbianas y se caracterizan por odiar de forma enfermiza al varón.

-¿A quién beneficia la implantación de esta ideología "anti-biológica"?

-La ideología de género es el sustento doctrinal de feminismo y del homosexualismo y lo que hace ricos y poderosos a los lobbies feministas y homosexualistas. Ahora bien, que eso esté beneficiando a la mujer y el homosexual individual está por ver. Desde luego, como mujer, afirmo que la ideología de género y el feminismo son actualmente nefastos para la mujer real.

-Otro punto emparentado: la "des-masculinización" de los hombres. ¿Se educa hoy a los niños con patrones femeninos o se les exige como adultos patrones femeninos de conducta?-La demonización de lo masculino y la criminalización del varón son dos de los resultados de este dislate ideológico que, sorprendentemente compran algunos varones contra sus propios intereses: siempre ha habido colaboracionistas con el enemigo.

-¿Por qué usa el término "criminalización"?

-Se enseña a asociar violencia y masculinidad y a despreciar comportamientos inherentes a la masculinidad. Se pone especial énfasis en que el varón sea emotivo, sensible, no competitivo… pese a que su testosterona y hasta su conformación cerebral lo dificultan. Se le criminaliza como “violento genético”, obviando que su función de protector de la prole le ha conformado durante millones de años para ser perfecto en tal función y que instintivamente respeta a los débiles. Si el hombre hubiera sido el “violento matarife de hembras” que dicen ahora que es y no el que daba su vida por la pervivencia de la prole, no estaríamos aquí.

-Y ¿cómo re-masculinizar a los hombres sin que parezca que se reivindica la violencia que se les atribuye?

-Hay que reivindicar la cualidades de los hombres, hacer que se sientan orgullosos de serlo, que se conozcan y se comprendan a sí mismos, y dejar de perseguir a los jóvenes con una visión falsa del hombre como un maltratador genético sin solución, que es lo que se hace en los cursillos contra la violencia de género: crear incomprensión entre los sexos, y acusar y discriminar a los varones. 

-La naturaleza siempre "se venga" de las violaciones de la ley natural. ¿Se empieza a "vengar" también de la ideología de género?

-De momento, con un alto grado de infelicidad a nivel individual de todas las personas a las que se ha engañado, que quieren ser lo que no son y ponen especial esfuerzo en luchar contra su naturaleza.

-¿Por ejemplo?

-Mujeres a las que han hecho creer que son como los hombres y tratan infructuosamente de serlo; hombres que se encuentran criminalizados por ser lo que son... Nos prohíben ser mujeres, os persiguen por ser hombres...

-Lo sintetiza el título de su libro...

-Y sin olvidar a los niños sin referentes, más solos, inseguros, tristes y desprotegidos… Los utilizan por ser niños porque, y eso se refleja bien en los últimos capítulos, el menor, que nunca ha tenido tantos derechos, nunca ha sido tan utilizado, engañado y mercadeado como ahora.

-¿Y por qué el mundo educativo acepta tan pasivamente el adoctrinamiento de género, la perspectiva de género, la verborrea de género...?

-Porque la gente no sabe lo que hay detrás. Esta ideología se vende mediante mensajes buenistas, apelación a la emotividad irracional, técnicas de manipulación de masas en todos los medios de comunicación… Mucha gente ha aceptado esta ideología sin saberlo y por manipulación, engaño y “machaque” de los mass media.

Carmelo López Arias

Ficha del libro:
Paperback: 388 páginas
Editorial: Alicia V. Rubio Calle; 1 edición (18 de agosto de 2016)
Idioma: Español
https://www.amazon.es/Cuando-prohibieron-mujeres-persiguieron-hombres/dp/8460896013

lunes, 3 de octubre de 2016

IDEOLOGÍA DE GÉNERO, UNA NUEVA DICTADURA




EFE 30 sep 2016, Ciudad de México <<Varias agencias de las Naciones Unidas en México condenaron las expresiones de odio e intolerancia hacia el colectivo lésbico, gay, bisexual, transexual e intersexual (LGBTI) registradas en las últimas semanas en el país, cuando miles se manifestaron para protestar contra el matrimonio igualitario.

"Se condenan las reiteradas expresiones de odio, intolerancia, estigmatización y discriminación en contra de las personas LGBTI", detalló un comunicado conjunto de dichos organismos de la ONU, entre ellas el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH), la Unicef y la Cepal.>>

"Exhortamos al Estado mexicano a continuar fortaleciendo los esfuerzos para prevenir y erradicar la discriminación en contra de las personas LGBTI en todos los ámbitos", coincidieron en el escrito.

“Ustedes no tienen idea de lo mucho que me han criticado y estoy luchando con los Estados Miembros (sobre los derechos LGBT)”, dijo el saliente secretario general, Ban Ki-moon mientras que elogiaba la “difícil victoria” en el Consejo durante un evento* promocionado como el evento LGBT de más alto nivel jamás antes celebrado en la sede de la ONU.

* 21 de Sep 2016 - Reunión de alto nivel sobre el papel de la dirección política y la reforma legislativa para poner fin a la violencia y la discriminación contra las personas lesbianas, gays, bi y (LGBT) las personas trans a nivel mundial.

por Ángel Pintado**

Llevan muchos años tratando de imponernos la denominada ideología de género y lo van consiguiendo. Se trata de una agenda de carácter internacional muy bien llevada, gestionada y manipulada para que aparezca como cabal ¿Cuál es la fuerza de este movimiento al que sucumben gobiernos nacionales, instituciones y organismos internacionales, parlamentos, cámaras de representación internacional? Se diría que pueden con todo y con todos. Ideología de género que afecta al modo de entender la vida, la familia, el matrimonio, la muerte… Todo bañado con el edulcorado recurso a los derechos humanos y la culpable negligencia, cuando no acción descarada, de gobiernos e instituciones internacionales que deberían velar por el bien común de sus ciudadanos en lugar de promover políticas que no tienen el aval científico y que están empezando a crear problemas de convivencia y de reducción de libertades.

La ideología de género es un instrumento de destrucción. No aporta nada positivo al ser humano. Su propuesta de crear una agenda de discriminación positiva sobre las personas LGTB se vuelve en contra de ellas. Confunde, conscientemente, la biología con la antropología, los derechos del hombre y la naturaleza de la persona en su sentido racional y animal.

Pretenden obligarnos a aceptar que la diferencia de sexos es una construcción social, que la elección y cambio de sexo no corresponde a la naturaleza de la persona sino a su voluntad ¿Qué pretende esta ideología? Lo primero destruir a la familia. Posteriormente, una vez destruida la familia como institución social –esperemos que no lo consigan- tener individuos aislados que ante su soledad queden a merced del Estado, creando una dependencia absoluta del mismo y perdiendo con ello su libertad individual.

Desde la American College of Pediatricians (Colegio de Pediatras de EE.UU ACP) subrayan que “nadie nace con un género: todos nacen con un sexo biológico”. El género, la percepción de sentirse como hembra o varón, es un concepto psicológico y sociológico, no un concepto biológico objetivo.


Los profesores Lawrence y Mayer http://www.thenewatlantis.com/authors/lawrence-mayer acaban de publicar un Informe sobre las consecuencias que está teniendo estas políticas, que nos aportan interesantes y, a la vez, preocupantes datos.

Mientras tanto, en nuestro país vamos aprobando leyes, en el ámbito de las Comunidades Autónomas, que persiguen toda manifestación contraria a los postulados de la ideología de género. Ya se ha dado algún caso denuncia (el de Elena Lorenzo, coach profesional, por ejemplo). Parece que hay que hilar muy fino para no herir la sensibilidad de algunos. Seremos testigos de más casos. Aquel grito que inundó nuestras calles al comienzo de la democracia; libertad, libertad va camino de volver al exilio. Son los demócratas de nuevo cuño.

Una nueva dictadura, en toda regla. Hablamos continuamente de libertad, de derechos y se intenta, a través de los defensores de esta ideología, crear mordazas utilizando las leyes de reciente cuño. Posiblemente estemos ante uno de los mayores atentados a la libertad del hombre, que se haya producido en la historia. Hay que detenerse a considerar, tal como reflejamos al inicio de este artículo quienes son sus más feroces defensores (la ONU, el gobierno Americano, el Parlamento Europeo…) Las presiones son máximas y o se tiene la suficiente fortaleza y las ideas claras, o lo fácil es sucumbir. Ese es el caso de nuestros gobiernos que prefieren estar al lado del malo pero fuerte, en vez de liderar posiciones claras, nítidas y ajustadas a la dignidad del hombre, aunque sea a riesgo de no recibir tantos parabienes. Luego nos lamentamos que exista una desafección con la política, gobiernos e instituciones internacionales. El ejemplo más próximo y claro lo tenemos en el Brexit ¿Cuántas nuevas salidas veremos los próximos años? Hay países que desean permanecer en la Unión Europea, pero reclaman recuperar soberanía. Tengamos los ojos abiertos y veamos lo que ocurre.



** Senador de España. Grupo Popular. Diputado Congreso 1996/2011. Presidente de Accion Mundial Parlamentarios y Gobernantes por la Vida y la Familia. Consejo de Europa. PACE

Fuente: http://www.valoresysociedad.org/ideologia-genero/

viernes, 9 de septiembre de 2016

GRACIAS JUAN GABRIEL, POR TU MÚSICA Y POR LO HAS EVIDENCIADO


Juan Gabriel, José José, Camilo Sesto y Rocío Durcal en 1984


Es difícil pensar que haya habido mexicano que nunca haya o bailado, cantado o al menos tarareado la música del compositor mexicano que respondió al nombre artístico de “Juan Gabriel” durante 44 años. Música alegre, pegajosa, de letra sencilla y romántica y cuyas canciones además fueron interpretadas por reconocidos cantantes como Lucha Villa, Lola Beltrán, Vicente Fernández Roberto Carlos, Raphael, José José, Luis Miguel, Rocío Durcal, Isabel Pantoja y muchísimos más. 

El canta autor francés Hervé Vilard autor de Capri c’est fini (Capri se acabó) de 1965 se refirió a él como “texto y melodía de México”. De una biografía sumamente difícil es un fenómeno digno de estudio para la sicología y la sociología, ya que a pesar de todas las adversidades y la falta de cariño y apoyo familiar en su temprana niñez, tuvo la fuerza interior para salir adelante. 

Al escribir estas notas se está efectuando un reconocimiento popular en el Palacio de las Bellas Artes de la Ciudad de México que ya dura 24 horas. También la Cadena Televisión Azteca pasa una serie sobre su vida grabada poco antes de su deceso. 


Breve biografía 


Originario de una familia de campesinos de Parácuaro, Michoacán, nació el 7 de enero de 1950, fue bautizado como Alberto, hijo de Gabriel Aguilera, que luego de un problema en su pueblo padeció trastornos nerviosos que lo llevaron al hospital siquiátrico de La Castañeda, en la ciudad de México. Su madre Victoria Valadez Rojas, quedó a cargo de 6 hijos. Ante el repudió de los habitantes de Parácuaro y de sus cuñados tuvo que emigrar a Ciudad Juárez en la frontera con Estados Unidos. En esta ciudad encontró acomodo como trabajadora doméstica. Pero ante el rechazo a que tuviera en este trabajo al pequeño Alberto de 5 años, le sugirieron que lo internara en la Escuela de Mejoramiento Social para Menores, lo que vendría a ser una correccional para menores infractores, es decir, no era una casa hogar para niños. A la madre que tenía que ver aún por los otros hijos, no le quedó más remedio que aceptar esta medida. Ahí creció el pequeño Alberto sin otro cariño que el de sus compañeros. A los 7 años conoció a Juan Contreras, maestro de hojalatería, y con profundos conocimiento musicales, quien sería en el que lo introduciría en la música y en honor de quien adoptaría el nombre artístico de Juan y el de Gabriel por su papá. 

A los 13 años escaparía del internado e iniciaría su camino por realizarse como músico; camino sembrado de dificultades para un adolescente pobre, ingenuo y provinciano. A base de golpes fue superando estas dificultades y abriéndose camino gracias a su actitud positiva hacia los demás y a su determinación. Hay que recalcar que su preferencia homosexual nunca fue un obstáculo para ello. 

Con Laura Salas, hermana de su representante artístico, formó una familia con un hijo natural y tres adoptados. Al respecto reconocía que una familia necesitaba de una madre necesariamente. 

Luces y sombras 


Entre las luces estuvo el que supo expresar los sentimientos de la gente sencilla, el que no se dejó deslumbrar por el éxito, el que no cayó en los vicios como el alcohol y las drogas, tan frecuentes en este medio. 

Quizás el más excelso de su proyectos fue la casa hogar SEMJASE, en Ciudad Juárez cuyo significado para Juan Gabriel era “Diosa de la música”; albergue infantil y escuela de música que daba manutención e instrucción de más de 100 niños huérfanos, de madres solteras o padres con escasos recursos económicos que no podían ofrecerles a sus hijos una educación digna. Fue inaugurada el 2 de Septiembre de 1987 y la sostuvo por 24 años antes de cederla a las autoridades de Juárez. 

Entre sus sombras estarían la evasión fiscal, que lo llevaron a frecuentes litigios con el SAT en México y con el IRS en Estados Unidos a partir de 1989 y hasta su muerte. 

El mito de la “discriminación homosexual” 


A fines del año de 2009 se empezó a introducir la agenda de los lobbys LGTB, en la Ciudad de México, siguiendo los pasos del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y del mandatario español José Luis Rodríguez Zapatero (2004-2011). Este desarrollo estuvo a cargo de Marcelo Luis Ebrard Casaubón, Jefe de Gobierno del Distrito Federal (2006-2012), y del Partido de la Revolución Democrática. 

Una de sus reivindicaciones era contra la “discriminación homosexual”, concepto que cada vez se fortalece más. Sin embargo, si este supuesto fuera realidad ¿podría el “divo de Juárez” haber alcanzado la popularidad de que gozó desde sus inicios? Y muchos años antes que él encontramos a famosos personajes homosexuales como el pintor Rodríguez Lozano, el poeta Salvador Novo, el escritor Carlos Monsiváis. Y de famosas mujeres lesbianas tenemos a Frida Kahlo, Pita Amor, Chavela Vargas. Esto por citar solo algunos nombres, pero podríamos hacer largas listas de famosos homosexuales, cuya preferencia nunca les impidió abrirse paso. 

Ya para 2009 la situación era otra. Había sido desarrollada una ideología conocida como “gender” o “ideología de género”, apoyada desde centros de poder como la Unión Europea y la Organización de las Naciones Unidas y así en ese diciembre de 2009 se apoyaba la instauración del llamado “matrimonio gay” (ahora “matrimonio igualitario”) y la adopción de niños por parte de parejas homosexuales, en Argentina, Portugal, Uruguay y por supuesto México. 

Durante la época de las festividades navideñas de ese 2009 la Asamblea Legislativa del Distrito Federal aprobó en forma mayoritaria el “matrimonio gay” y la adopción de niños por parte de parejas homosexuales, sin consulta previa a la población. 

Pudiéramos pensar que al haber alcanzado los mismo derechos que las parejas heterosexuales, ahí quedaría el asunto, pero ahora en 2016 el presidente Enrique Peña Nieto, nos sorprende con una nueva iniciativa de ley y de decretos presidenciales que intentan elevar a nivel constitucional una discriminación contra los grupos LGTBI que no existe, pero que les daría el poder de considerar cualquier crítica o comentario o medida que no fuera de su agrado como “discriminación”. 

Además de esta protección constitucional buscan implantar los supuestos de la “ideología de género” en la educación básica. Lo que equivale a decir que por más de 2,000 años hemos enseñado erróneamente a los niños lo referente al sexo y a la familia. 


Nicolás Alvarado y el CONAPRED o el camino a una “sociedad de pensamiento único” 




Juan Gabriel murió el domingo 28 de agosto de 2016 en Santa Martha, California, Estados Unidos durante una gira. El martes 30 de agosto, Nicolás Alvarado columnista de Milenio y Director de TV UNAM, despotricó en su columna contra el “Divo de Juárez”: "No me gusta 'Juanga' (lo que le viene guango)". Nicolás Alvarado apuntaba que las pocas canciones que conocía de Juan Gabriel le habían "bastado para identificarlo como uno de los letristas más torpes y chambones en la historia de la música popular, todo sintaxis forzada, prosodia torturada y figuras de estilo que oscilan entre el lugar común y el absurdo"

Alvarado –personaje siempre engreído y pedante- citaba diversas opiniones sobre Juan Gabriel y aportaba la suya, que reconocía como "clasista": "Creo que a estas alturas no necesito acreditar el respeto que me inspiran ciertos productos de la televisión comercial ni mi afinidad por la cultura gay. Mi rechazo al trabajo de Juan Gabriel es, pues, clasista: me irritan sus lentejuelas no por jotas sino por nacas, su histeria no por melodramática sino por elemental, su sintaxis no por poco literaria sino por iletrada. Y sé que la pérdida es real y que es enteramente mía. Pero condicionado como estoy por mi circunstancia, no puedo evitar reaccionar como reacciono". Para enfatizar el tono irónico, Alvarado concluía: "(Ahora discúlpenme mientras pongo una canción. Se llama J'suis snob y la canta Boris Vian)"

La respuesta contra Alvarado en las redes no se hizo esperar, máxime que era el momento del duelo por la pérdida de “Juanga”. Alvarado se quejaría luego de que una turba, lo linchó en la redes. Hasta aquí debió de haber llegado este asunto, pero he aquí el Consejo para prevenir la discriminación, Conapred, le ordenó “que ofreciera una disculpa, le indicó cómo y acerca de qué debería escribir a partir de ahora y lo remitió a tomar ‘un curso de sensibilización’ para que aprendiera a no discriminar”

El dia 2 de septiembre el respetado investigador y periodista Raúl Trejo Delarbre publicó en la Revista Nexos un artículo titulado “Guardianes del pensamiento único” del que transcribo el principio: <<Las reacciones en línea a las opiniones de Nicolás Alvarado sobre Juan Gabriel fueron catárticas, encolerizadas y ordinarias. A sus expresiones burlonas, la multitud tuitera respondió con insultos y memes. Más tarde, su salida de la dirección de TV UNAM fue una inquietante señal de las consecuencias que puede tener la intolerancia contra opiniones que desagradan a la mayoría. Pero lo que resulta sin lugar a dudas una manifestación de autoritarismo y fundamentalismo es la decisión del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación, CONAPRED, que le ordenó a ese escritor que ofreciera una disculpa, le indicó cómo y acerca de qué debería escribir a partir de ahora y lo remitió a tomar “un curso de sensibilización” para que aprendiera a no discriminar. 

Erigido en policía del pensamiento, para asegurarse de que no haya más que un pensamiento que las mayorías en Twitter o los funcionarios en alguna oficina burocrática consideren políticamente correcto, el CONAPRED formuló la tarde del 1 de septiembre una de las declaraciones más intimidatorias de la libertad de expresión que puedan recordarse en la historia reciente de México. Una institución del Estado le dice a un ciudadano qué lenguaje debe emplear, cuáles opiniones tiene que evitar y, por añadidura, lo manda a una escuela de readaptación que recuerda los cursos de reeducación que se imponían a los disidentes durante la revolución cultural en China […] 

Lo que hace el CONAPRED es discriminar y vulnerar los derechos de Alvarado y, junto con él, los derechos de todos nosotros a la libertad de expresión y a la opinión crítica. Se trata de una declaración inaceptable. Cuando desde el Estado hay quienes actúan como policías del pensamiento no es exagerado recordar a Orwell.>> 

Y esto es a lo que triste e inevitablemente nos conducirán las reformas que plantea Peña Nieto, y la “ideología de género” es decir a la “dictadura de la tolerancia”, donde el que disienta será cesado, "reeducado" o incluso pudiera ir a la cárcel.

Jorge Pérez Uribe