UA-43224232-1
Mostrando entradas con la etiqueta Islamismo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Islamismo. Mostrar todas las entradas

sábado, 24 de junio de 2017

EL CRISTIANISMO DESAPARECERÁ DE EUROPA COMO DESAPARECIÓ DEL NORTE DE ÁFRICA.





por Giulio Meotti, 16 mayo 2017



“Temo que nos estemos acercando a algo parecido al trágico destino del cristianismo en el norte de África en los primeros tiempos del islam”, advirtió el obispo luterano Jobst Schoene hace unos años. En la antigüedad, Argelia y Túnez, totalmente cristianas, nos dieron grandes pensadores, como Tertuliano y San Agustín. Dos siglos después, el cristianismo había desaparecido, sustituido por la civilización árabe-islámica.

¿Va a correr Europa la misma suerte?

“El cristianismo se ha terminado en Irak” a causa del extremismo islámico; en Europa, el cristianismo se está suicidando.

En veinte años nacerán más niños de mujeres musulmanas que de cristianas en todo el mundo. Esta es sólo la última señal del rápido crecimiento del islam, que lleva camino de convertirse la mayor religión del mundo al acabar el siglo, según un nuevo estudio publicado por el Pew Research Center.

“El cristianismo está literalmente agonizando en Europa”, dijo Conrad Hackett, jefe del equipo de investigadores del informe del Pew, según el cual entre 2010 y 2015 la población mundial musulmana se incrementó en más de 150 millones de personas, hasta llegar a los 1.800 millones.

En Europa, ¿cuántos cristianos se han perdido? Entre 2010 y 2015, “la cifra de muertes superó a la de nacimientos en casi 6 millones”.

A este ritmo, el cristianismo desaparecerá de Europa.

En el mismo marco temporal, en la mayoría de los países europeos –Gran Bretaña, Alemania, Italia y Rusia incluidos– las muertes superaron a los nacimientos entre los cristianos. “Sólo en Alemania, por ejemplo, se calcula que hubo 1,4 millones más de muertes que de nacimientos de cristianos entre 2010 y 2015, una pauta que se prevé se mantenga en gran parte de Europa en las próximas décadas”, descubrió el Pew. Hay patrones claros en las tendencias demográficas, los niveles de asistencia a las iglesias, el número de parroquias cerradas y la menguante cifra de sacerdotes.

Estos patrones son la razón de que los líderes islámicos como el presidente turco, Recep Tayip Erdogan, estén librando una guerra demográfica contra Europa. “No tengáis tres, sino cinco hijos”, pidió Erdogan a los musulmanes del Viejo Continente. “Sois el futuro de Europa”. Este plan se llama, en el islam, hégira: expandir el islam mediante la migración, inspirándose en la huida de Mahoma de La Meca a Medina en 622.

En Europa septentrional el cristianismo ya ha sido debilitado por el ateísmo, tendencia posiblemente acelerada por los avances médicos y científicos. Después de pasar más de un año en Escandinavia, el sociólogo estadounidense Phil Zuckerman publicó el libro Society Without God(La sociedad sin dios). Recientemente, tras una campaña publicitaria a escala nacional de la Sociedad Atea, miles de personas abandonaron la Iglesia de Dinamarca. La iglesia estatal de Noruega perdió más de 25.000 miembros en un solo mes. En 2016, más de 90.000 personas decidieron dejar de pertenecer a la Iglesia de Suecia, casi el doble que el año anterior; entre tanto, en un año, 163.000 migrantes, la mayoría de ellos musulmanes, entraron en el país.

El cristianismo también está colapsando en el Reino Unido. Veinte iglesias cerrarán pronto en el Gran Manchester. Según algunas informaciones, el anglicanismo habrá desaparecido de Gran Bretaña para 2033. La Archidiócesis de la Iglesia Católica de San Andrés y Edimburgo prevé reducir el número de parroquias de más de cien a treinta. La Archidiócesis de Glasgow, la mayor del país con creces, tendrá pronto –en las próximas dos décadas– sólo 45 sacerdotes, y probablemente cerrará la mitad de sus parroquias. Imagínense: una inmensa comunidad católica va a cerrar la mitad de sus iglesias.

En Holanda los católicos también están asumiendo un “futuro sin iglesias”. El cardenal Willem Eijk, arzobispo de Utrecht, anunció que para 2025 un millar de parroquias católicas habrán sido clausuradas. “Predecimos que un tercio de las iglesias católicas habrán cerrado para 2020, y dos tercios para 2025”, declaró.

La mayoría de las iglesias de Bruselas también cerrarán; 108 de ellas. La Archidiócesis de Viena, en Austria, también liquidará la mayoría de sus iglesias –concretamente 660– en los próximos diez años. Las fusionará en 150 parroquias más grandes.

Se encuentran cifras similares en toda parte de Europa, desde la católica España al protestante Reino Unido.

El padre Benedict Kiely, cura católico y fundador de nasarean.org, que ayuda a los cristianos perseguidos en Oriente Medio, se reunió hace poco con algunos cristianos perseguidos por el ISIS en Irak. Cuando se marchaba del país, otro cura anciano, él mismo un refugiado, le cogió la mano y le dijo en árabe: “Ten cuidado, ten mucho cuidado. Lo que ha pasado aquí llegará hasta ti”.

Como nos recuerdan los ataques contra dos iglesias cristianas coptas en Egipto el pasado Domingo de Ramos, se está librando una auténtica guerra de exterminio contra los cristianos en Oriente Medio.

El filósofo canadiense Mathieu Bock-Côte ha escrito en Le Figaro:

· Occidente se acostumbró hace mucho tiempo a la persecución de los cristianos en Oriente Medio, como si sus desgracias fuesen inevitables y tuviesen que aceptarse sin más. ¿No debería el problema de los cristianos en Oriente Medio abrir los ojos a la civilización europea sobre su identidad esencial? ¿No deberíamos, en Europa y Occidente, tomar conciencia de que estos ataques también van dirigidos a nosotros?

Europa lleva algún tiempo experimentando esta guerra contra el cristianismo en su propio suelo: el atentado en una iglesia de Normandía, en la que extremistas islámicos asesinaron a un sacerdote ante el altar; el complot terrorista contra la catedral de Notre Dame, la amenaza del ISIS de convertir la catedral de San Pedro en una mezquita o el letal ataque terrorista contra un mercado navideño de Berlín son sólo unos ejemplos.

“La lengua materna de Europa es el cristianismo”, dijo el gran escritor alemán Johann Wolfgang von Goethe, no un papa. Tal vez esa lengua vuelva a ser fuerte en el futuro. Tal vez los sacerdotes mantengan vivo el cristianismo en Londres, Bruselas y París. Tal vez. Pero no fue eso lo que pasó en África del Norte.

Por ahora, la “lengua materna” de que hablaba Goethe se ha reducido, en Europa, a un susurro apenas perceptible. En su lugar, se puede oír, cada vez más poderosa, la “lengua islámica”

© Versión original (en inglés): Gatestone Institute

viernes, 26 de mayo de 2017

REINO UNIDO, CAMPO MINADO DEL YIHADISMO A PUNTO DE ESTALLAR




Medio millar de iglesias han cerrado en Londres, y se han abierto más de 400 mezquitas. La población musulmana se ha duplicado en el Reino Unido hasta los 3,1 millones, singularmente en la city, Birmingham o Manchester. Lo cual es terreno abonado para la amenaza yihadista.


Javier Torres

Salman Abedi, autor del atentado que ha costado la vida a 22 personas en Manchester el pasado lunes, era hijo de libios, pero nacido en Reino Unido, como muchos de los terroristas que en los últimos años han cometido atentados en suelo europeo. Sus padres eran refugiados que llegaron a las islas huyendo del régimen de Gadafi.

Tras este nuevo atentado Europa se lamenta de que el enemigo está en casa al tiempo que se pregunta cómo se ha llegado a este punto.

Pero la realidad es que las autoridades han fomentado que en las últimas cuatro décadas el auge de la inmigración haya modificado el paisaje y hasta los modos de vida en muchas de las grandes ciudades del continente.

Pocos países han acogido a más inmigrantes -especialmente de origen islámico- que el Reino Unido, donde actualmente viven 3,1 millones de musulmanes, lo que representa el 4,8% del total de la población.




La policía inglesa prohibió a los ciudadanos salir de los edificios que se encuentran cerca del Parlamento británico tras el atentado islamista / EFE

Londres es la ciudad en la que vive el mayor número de ellos: hasta un millón, lo que representa el 12,4% de los habitantes, según el Muslim Council of Britain. En la cima del multiculturalismo, de los 8,6 millones de habitantes de la capital, el 44% pertenece a una minoría étnica.

Además de la capital, los musulmanes tienen una presencia importante en todas las grandes ciudades: Manchester (15,8%), Birmingham (21,8%) y Bradford (24,7%).


El número de musulmanes en las islas ha crecido más del doble en los últimos 13 años: pasó de 1,5 millones en 2001 a 3,1 millones en 2014

En el Reino Unido la población de origen musulmán ha crecido más del doble en los últimos 13 años: pasó de 1,5 millones en 2001 a 3,1 en 2014. Actualmente el porcentaje de musulmanes en Inglaterra y Gales es del 5%.

Y todo ello se ha convertido en caldo de cultivo para la amenaza yihadista. Sobre todo desde que Bin Laden enseñó los dientes a Occidente y demostró, con el ataque del 11-S que EEUU y Europa eran vulnerables.

De Nueva York a Londres


La llegada del siglo XXI estuvo marcada por el ataque terrorista a las Torres Gemelas de Nueva York el 11 de septiembre de 2001 que costó la vida a casi 3.000 personas. Desde ese momento el terrorismo islámico ha crecido con fuerza hasta el punto de atacar otras de las ciudades más importantes del mundo: Londres.

El 7 de julio de 2005 varios yihadistas sembraron el pánico en la capital británica con varios ataques en el metro y en un autobús público. El atentado terrorista acabó con la vida de 56 personas y dejó 700 heridos.

Desde luego no puede decirse que la influencia islámica en las islas sea menor. Reino Unido tiene 1.700 mezquitas, de las cuales 427 están en Londres. Esta situación contrasta con el hecho de que entre 2001 y 2017 hasta 500 iglesias cerraron en la capital británica. Una cultura, la cristiana, desaparece y otra, la musulmana, ocupa su lugar.


Mezquita de Woolwich, Londres / EFE
El empuje cada vez más fuerte del islam en el país explica que ahora haya zonas en las que predomine la ley islámica como si se tratara de un territorio independiente del británico.

Hace años que el Reino Unido y Europa miran hacia otro lado para tapar una de sus mayores vergüenzas: las ‘no go zones’, esos territorios en los que impera la sharia (ley islámica) al margen de la legislación del propio país.

Barrios en los que no llega el Estado de Derecho y el europeo autóctono prefiere no poner un pie por cuestiones evidentes: la seguridad no está garantizada, y menos aún para las mujeres europeas, habitual objeto de los insultos, vejaciones e incluso violaciones por parte de ciudadanos musulmanes. 

Propaganda en cárceles


El auge de esta ‘justicia comunitaria’ provoca que delitos que serían castigados con dureza -ya sean violaciones o incluso homicidios- no se denuncien por miedo a carteles como “Usted está entrando en una zona controlada por la sharia: reglas islámicas obligatorias”.

El Este de Londres alberga barrios como Tower Hamlets y Newham, hoy convertidos en guetos islamistas, ambos tutelados por el Islamic Forum of Europe, grupo radical que difunde el islamismo radical.

A estas alturas a nadie le sorprende que Mohammed fuese el nombre más elegido por los padres para los niños que nacieron en Londres en el año 2014.

Según ‘The Independent’ los imanes encargados de la atención a los presos musulmanes difunden propaganda yihadista y les animan a asesinar a los que rechazan la fe de Mahoma

En estas zonas tampoco se deja ver por allí la policía con la frecuencia debida. “Hay barrios en París en los que la gente te dice: ‘esto es la guerra’. Los franceses los llaman ‘zonas de no derecho’ porque no rige la ley. A partir de las 7 de la tarde no entran ni policías, ni bomberos ni ambulancias”, aseguró Jorge Verstrynge en una entrevista a Actuall.

Una década sangrienta


En una encuesta realizada en Gran Bretaña el verano de 2015, el 51% de los musulmanes británicos estaban a favor de poder elegir someterse a la jurisdicción de la sharia, el 20% respondió que la violencia estaba justificada para hacer la sharia la ley en el país. Otro 25% apoyaba la violencia contra aquellos que ofenden al islam.

El diario inglés The Independent publicó un investigación realizada en las prisiones británicas en la que se desvela que, al menos en diez prisiones, los imanes encargados de la atención a los presos musulmanes difunden propaganda yihadista y les animan a “asesinar a los apóstatas o a los que rechazan la fe musulmana”. A principios de 2016 habían 12.000 musulmanes presos en Inglaterra y Gales.

Y aunque hay una inmensa mayoría de musulmanes pacíficos, que solo quieren trabajar y sacar a sus familias adelante, la infiltración de las corrientes más radicales a través de mezquitas, escuelas coránicas y los guetos aislados donde los ‘bobbies’ no se atreven a poner el pie se ha convertido en “cajas de reclutamiento” de jóvenes yihadistas.

No hay más que ver el rosario de atentados de la última década, que han golpeado a la sociedad británica.

Desde 2005 el Reino Unido ha sufrido numerosos ataques terroristas de signo islamista. En Glasgow un coche cargado con bombonas de gas impactó contra la terminal del aeropuerto en junio de 2007. Afortunadamente no estalló.


Policías patrullan los alrededores del Manchester Arena horas después de que un terrorista islámico matara a 22 personas al hacer explotar un artefacto durante el concierto de la cantante Ariana Grande. / EFE
No puede decirse lo mismo de lo que ocurrió en Londres en mayo de 2013, cuando dos hombres de origen nigeriano atropellaron y degollaron a un soldado.

O cuando un somalí acuchilló a dos personas en el metro de Londres en diciembre de 2015. 

Más reciente fue el atentado que costó la vida a seis personas en el atropello múltiple y apuñalamiento de un policía en Westminster el pasado mes de marzo. En total, entre 2005 y 2017 han muerto 85 personas a causa del terrorismo yihadista en el Reino Unido. 

Pero todo indica que esto es solo el principio. Porque el enemigo está en casa y porque las autoridades no saben como combatirlo.

El Estado Islámico lo ha dejado bien claro, al reivindicar el atentado de Manchester: esto no ha hecho más que empezar.

“Lo que se avecina será aún más duro para los fieles de la cruz y sus aliados, con el permiso de Dios”, amenaza el texto que considera el ataque una “venganza”, un acto más de los “los esfuerzos para aterrorizar a los incrédulos” y “una respuesta a las agresiones contra las tierras de los musulmanes”.

Por ello la primera ministra Theresa May ha elevado la amenaza terrorista al Reino Unido a un nivel crítico -el más alto-, lo que significa que los servicios de inteligencia tienen información de un atentado inminente.

Precisamente en la mañana del miércoles la policía ha realizado tres detenciones más relacionadas con los atentados de Manchester.


Fuente:http://www.actuall.com/criterio/democracia/reino-unido-el-campo-minado-del-yihadismo-que-esta-a-punto-de-estallar/

jueves, 7 de enero de 2016

EL SECULAR CONFLICTO ENTRE CHIÍTAS Y SUNNITAS EMERGE NUEVAMENTE




La situación actual en Arabia Saudita


Un cable procedente de Arabia Saudita el 2 de mayo de 2013, señalaba que el clérigo chiíta jeque Nimr al-Nimr, detenido desde julio de 2012, enfrentaba la petición de muerte por crucifixión por parte de un tribunal de Arabia Saudita por el delito de incitación al sectarismo y traición a la patria.

El país más poderoso dentro del mundo islámico es sin duda Arabia Saudita. En él se percibe que los árabes son refractarios a la democracia –aunque el mundo occidental insista en imponérselas-. Así pues, el reino musulmán sunnita wahaabita de Arabia Saudita es una monarquía teocrática islámica, en la que el Islam sunnita es la religión oficial. Por ley todo ciudadano saudita debe ser musulmán, pero además se prohibe la práctica pública de las religiones no-musulmanas. Incitar al “sectarismo” (chiíta) se considera traición a la patria. Tanto la apostasía, así como, la conversión al cristianismo se castigan con la pena de muerte por decapitación. 

La práctica pública de las religiones no-musulmanas está totalmente prohibida y el chiísmo que constituye entre el 10 y el 15 por ciento de la población, es considerado herético. Pero a partir de 1991, Abdulah bin Yibrin, delegado real para presidir el Consejo de los Ulemas, declaró que los chiítas son no solo herejes, sino “idólatras que deberían ser exterminados”.


Los chiítas


Los chiítas son una rama del Islam, pero son considerados por los sunnitas como una secta. 

Los chiítas constituyen del 10 al 15 por ciento de la población musulmana mundial. Sin embargo, en Irán son 89% y en Irak 60%. Son mayoría en Yemen y Azerbaiján. El movimiento guerrillero Hezbolá, del Líbano, es un movimiento chiíta. En Siria, los chiítas pese a que representan una minoría del 10%, gobiernan desde 1970 a través de la familia Al-Assad, “dictadura” claman algunos occidentales, aunque es una vuelta a la tradicional monarquía en realidad.



Origen del Chiísmo


Tiene que ver con la muerte y sucesión del profeta Mahoma fallecido en el año 632 después de Cristo.

La declaración de fe chiíta dice, "No existe Dios sino Alá, Mahoma es el mensajero de Alá, Alí es el amigo de Alá, sucesor de su mensaje y su primer califa. Alí era el primo de Mahoma, esposo de su hija Fátima. La apelación "Chiíta" viene de la contracción de Shiat Ali, que significa "partidarios de Alí".

La diferencia fundamental entre chiítas y sunnitas, es pues, la herencia político religiosa de Mahoma: A la muerte del profeta Mahoma en el año de 632 d. c., se desata una lucha de poder para determinar quién debería ser su heredero. En el año 656, Alí, primo y yerno a su vez de Mahoma, se opuso a la sucesión sostenida por la aristocracia mercantil de La Meca, representada por el clan de los Omeyas. Después de enfrentamientos, se llegó a una negociación, pero en el 661, Alí murió asesinado por sus enemigos. Los opositores a la línea oficial de los omeyas se posicionaron en las filas del chiísmo. Sin embargo, en el 680, Husseín, descendiente y heredero de Alí, murió en la derrota de Kerbala, ante las tropas oficiales del Islam. 

En el 750, los abasidas que habían aglutinado a todos los opositores al régimen omeya consiguieron la victoria y erigir su califato en Bagdad. El último omeya se refugió en España y fundó el emirato de Córdoba, posteriormente, también califato. Entretanto, los chiítas creían en un mesianismo, en la vuelta de El Madhi, último Imán desaparecido, quien a su vuelta instauraría el reinado de la justicia y de la paz. 

En espera de ese momento, se rigen bajo la autoridad del imán, un guía infalible, que ejerce de juez en las cuestiones teológicas y jurídicas del Corán. Estos jueces que ejercen de guías son los que producen la impresión de tener clero, cuando el Islam no tiene sacerdotes. Son expertos, pero no hombres consagrados por Dios para ejercer su ministerio.




La rebelión del clérigo chií, Nimr Baqir al Nimr


Al Nimr alcanzó gran popularidad al reivindicar los derechos de la tradicionalmente marginada comunidad chií de la Provincia Oriental del país. En marzo de 2009, las autoridades emitieron una orden de arresto contra él por recomendar la secesión de la provincia si el Gobierno no respetaba los derechos y la diginidad de los chiíes residentes en esta localidad

Prominente crítico de los Al Saud, la familia real saudí, el jeque Al Nimr había sido detenido en varias ocasiones durante la pasada década. Pero fue su papel en las protestas de 2011-2012, durante la llamada “primavera árabe” lo que motivó su condena a muerte, ratificada el pasado marzo y muy criticada por las organizaciones de derechos humanos. Al hilo de la primavera árabe, la minoría chií (en torno a un 10% de la población saudí) se manifestó reiteradamente en la Provincia Oriental, donde se concentra esa comunidad, para denunciar su discriminación legal y pedir la liberación de sus detenidos sin juicio. Al Nimr, que tenía 56 años, era muy popular entre los jóvenes.

Finalmente Al Nimr fue ejecutado junto con "47 terroristas", según ha informado la cadena 'Al Arabiya'. La mayoría de los ejecutados, 45, son de nacionalidad saudí, entre ellos el propio Al Nimr. Junto a ellos han sido ajusticiados un hombre de nacionalidad egipcia y otro de nacionalidad chadiana. El Ministerio no ha aclarado el método empleado, pero el más habitual es la decapitación.

Las ejecuciones del pasado sábado 2 de enero, son las primeras efectuadas por el reino árabe en 2016. Las autoridades saudíes cerraron 2015 con una cifra de 157 ejecutados, muy superior a las 90 efectuadas en 2014.


Reacciones ante la ejecución de los chiítas




Irán, Irak y el Hezbolá libanés han condenado la medida, mientras que en Bahréin ya se han desatado protestas.

"El mensaje que envía la ejecución del jeque Al Nimr, es que las autoridades saudíes no toleran ningún tipo de oposición ni de peticiones de reforma sin distinguir si se hacen de forma violenta o pacífica", ha declarado a EL PAÍS el disidente Ali Adubisi, que dirige la Organización Europeo-Saudí para los Derechos Humanos (ESOHR).

El alto clérigo iraní Ahmad Jatami, miembro de la Asamblea de Expertos -uno de los más altos organismos de Irán, responsable de la elección del líder supremo del país- no ha escatimado palabras para condenar la ejecución de Al Nimr, defensor de los derechos de la marginada comunidad chií en el este de Arabia Saudí.

“No me cabe duda de que la sangre pura de Al Nimr mancillará el collar de la Casa de Saud, que será borrada de las páginas de la historia. Este crimen no es más que parte del patrón que sigue esta familia traicionera”, ha declarado en referencia a los regentes suníes.

“El mundo islámico”, ha aseverado, “denunciará a este infame régimen todo lo que pueda”, ha añadido, a la espera de que se pronuncien las más altas autoridades de la república islámica.

Ese mismo sábado la Embajada saudí en Teherán sufrió un asalto tumultuario, fue incendiada y la bandera saudí retirada. El domingo 3 de enero, Riad anunció la retirada de su embajador en Teherán y dio 48 horas a la delegación diplomática de Irán para abandonas Arabia saudita, con lo que quedan rotas las relaciones entre ambas naciones. Irán prohibió los viajes de peregrinos de su país a Arabia Saudita y la importación de mercancías hasta nueva orden.

El Consejo de Ministros de Irán aprobó el cese de las importaciones de todos los bienes manufacturados desde Arabia Saudita, tras el rompimiento de las relaciones diplomáticas entre ambos países, reseñan medios locales.
Siguiendo los pasos de Arabia Saudita, Baréin, Sudán y Yibuti también cortaron los lazos con el país persa.
Además, Emiratos Árabes Unidos comunicó que limitaba las relaciones diplomáticas con esa nación y Kuwait informó que retiraba a su embajador de Irán.

El Gobierno de Irán denunció este jueves 7 de enero, que Arabia Saudita ha bombardeado su embajada en la capital de Yemen, Saná.


Jorge Pérez Uribe

viernes, 20 de noviembre de 2015

HACIA EL CALIFATO UNIVERSAL



Por Matteo Matzuzzi / Il Foglio

(Entrevista a Bat Ye’or publicada el 20 agosto 2014)

Bat Ye'or nació en El Cairo. En 1955, su nacionalidad egipcia fue revocada porque era judía. Ella encontró asilo en 1957 con sus padres en Londres como refugiada apátrida, adquirió la ciudadanía británica en 1959 después de su matrimonio. En 1958, Ye'or asistió al Instituto de Arqueología de la Universidad de Londres y se trasladó a Suiza en 1960 con su marido, donde continuó sus estudios en la Universidad de Ginebra hasta el nacimiento de sus tres hijos. Ha trabajado solo en un campo pionero de la investigación histórica y en numerosas publicaciones durante los últimos 35 años.

“Es una catástrofe, una tragedia enorme a nivel humano, histórico y de civilización”. Bat Ye’or, en hebreo “Hija del Nilo”, que huyó de Egipto en 1955, es la autora de éxitos de ventas como “Eurabia” (Lindau, 2006) y “Verso il califfato universale” ("Hacia el califato universal") (2008). Con Il Foglio comenta el éxodo de los cristianos de Mosul, ciudad que ha caído en manos de las milicias del califa al Baghdadi: “Estos hechos nos demuestran que ya vivimos en el tiempo del Corán. Un tiempo distinto al nuestro. El tiempo del Corán no cambia, permanece siempre enrocado en la palabra del Profeta, en sus gestos y comportamientos. Leyendo las declaraciones del nuevo Califato, reconozco los mismos discursos que se hicieron en el siglo VII durante las guerras contra los infieles. Es la misma mentalidad, la misma rigidez. No ha cambiado nada: lo que vemos hoy explica los acontecimientos del pasado”.

"Jihad representa tanto una doctrina y una jurisdicción elaborada a partir de tres fuentes: el Corán, los hadices (palabras y actos atribuidos al Profeta Muhammad) y las biografías del Profeta. Tratados sobre la yihad se han escrito y explicado por los cuatro fundadores de la jurisprudencia islámica en los siglos 8 y 9. Desde entonces, han representado una parte importante de la legislación islámica y de la como jihad regula la relación entre musulmanes y no musulmanes de acuerdo con la ley islámica."

"De acuerdo con la doctrina jihadista, el mundo se divide en dos partes: musulmanes e infieles, este último da vida al dar al-Harb, la tierra de la guerra, porque su tierra debe ser islamizada por medios pacíficos, o por la guerra si se resisten. Antes de atacar a los infieles, los musulmanes deben primero llamar a la conversión; si se niegan, se les pide que paguen un rescate; si se niegan de nuevo, los musulmanes tienen el deber de declararles la guerra. La tregua se acepta con la condición de que los infieles paguen un rescate regular y no pongan ningún obstáculo a la propagación del Islam en sus propios países. Hay otras condiciones también, como el envío de soldados a luchar por los intereses islámicos. Una tregua no debe durar más de 10 años, y está permitido sólo cuando el gobernante musulmán es débil. De lo contrario, la guerra contra los infieles es obligatoria."

"Los tratados sobre la yihad establecer con una precisión meticulosa las tácticas y medios para llevar a cabo la guerra, el tipo de treguas permitidos y el tratamiento de los prisioneros de guerra: hombres, mujeres y niños, la división del botín, los personajes de la tierra de los infieles que se ha convertido islamizada, las reglas para regir los infieles presentadas y así sucesivamente.


Bat Ye´or nos explica a qué se refiere: “Hablo de las masacres por las conquistas, del terror que hacia huir a pueblos enteros, de los saqueos, de la ley de la dhimmitud y de todos esos procesos de islamización que he examinado en mi libro ‘Il declino della cristianità sotto l’Islam’ (´El declive de la cristiandad bajo el Islam´) (Lindau, 2009)”. Nuestra interlocutora ha sido la primera en plantear el tema de la dhimmitud, condición teológica, política y jurídica vinculada inexorablemente a la opresión y a la persecución de los infieles: “Me han atacado ferozmente por haber acuñado esta expresión, con la que quiero explicar la relación entre musulmanes y no musulmanes. He demostrado que no existía esa tolerancia de la que alardeaban los poderes políticos europeos, obedientes a la Organización para la Cooperación Islámica (Oci). Son muchos los motivos - añade - que explican la sumisión de las comunidades cristianas. Uno de ellos es, naturalmente, el miedo, la vulnerabilidad. Está también el trauma de trece siglos de masacres y terror. Pero no se debe olvidar que, a lo largo del siglo XX, estas comunidades fueron abandonadas por los países europeos.

Países que no han protegido a los armenios, que han preferido a Turquía antes que a una Armenia independiente. Y lo mismo vale para los griegos masacrados por los turcos. Los países europeos no querían proteger a los cristianos, querían utilizarlos. Veían en ellos un instrumento para modernizar y occidentalizar la mentalidad musulmana, la sociedad, el islam”. Basta pensar en lo que sucedió entre 1950 y 1980, cuando “Europa quería construir con los cristianos de Oriente un puente hacia los países musulmanes y árabes, y luchaba contra los nacionalismos de los cristianos dhimmi. Europa decía que la buena integración de los cristianos en la sociedad musulmana era la prueba de la corrección de su política de fusión con el mundo árabe. Era ni más ni menos que la fundación de Eurabia, de la inmigración en masa. Y también un argumento permanente de su lucha contra Israel”.

La historiadora explica que los cristianos de los países musulmanes habían recibido una disposición concreta por parte de los poderes europeos, de sus iglesias, de los notables: “Integrarse en las sociedades musulmanas, ser más árabes que los árabes, odiar a Israel y aliarse con los palestinos. Esta elección representaba su única garantía de supervivencia en los países musulmanes. Sabían muy bien que los países cristianos no los habrían protegido, que habrían sido sacrificados en aras de los intereses de los musulmanes”. Sin embargo, antes del éxodo de Mosul no se hablaba de este fenómeno. Los motivos son simples, según Bat Ye’or: “Desde 1973, toda la política mediterránea de la Comunidad europea se ha fundado sobre la tolerancia, el amor por la paz y los principios humanitarios del Islam. La historia ha sido reinterpretada y escrita para probar esta nueva doctrina. Se atacaba a todos los escritores y los historiadores que proponíamos una interpretación distinta. En mis libros demostraba que la elección de la UE de unir la cultura a la política, tal como sugería Javier Solana, representaba una vuelta al fascismo”.

Europa, observa, “ha rechazado el cristianismo para acercarse siempre más al islam y este rechazo abarca también el odio hacia Israel y la alianza con sus enemigos”. Sin embargo, las razones son también otras, empezando por la “destrucción del estado nacional, con sus raíces culturales, históricas y religiosas; con sus instituciones democráticas”. Y además el silencio es cómodo: “¿Por qué hablar de los cristianos? Ellos representan la prueba del fracaso de la política europea. Algo que debe esconderse. ¿Dónde están los ejércitos de Europa que ayuden a los cristianos y protejan a los europeos del terrorismo? Nuestro gobernantes nos han transformado en mercenarios de la yihad”. Pero por encima de todo, observa nuestra interlocutora, “defender a los cristianos víctimas de la yihad significaría que la lucha de Israel es justa. Israel, pueblo odiado por Europa. Prefiere que mueran los cristianos y la misma Europa antes que acercarse a Israel. Cuanto más combata Europa a Israel, más difícil será para la primera combatir por su supervivencia, desde el momento en que Israel es su misma alma y fuerza”.


(Traducción de Helena Faccia Serrano, Alcalá de Henares)

jueves, 20 de agosto de 2015

“LLEGAREMOS A LA PLAZA DE SAN PEDRO Y HAREMOS EJECUCIONES MASIVAS”

Entrevista con un yihadista del Estado Islámico


Miguel Vidal Santos,   19 de agosto de 2015

MasLibres.org ofrece en exclusiva la entrevista con un miembro del Estado Islámico, el grupo yihadista que siembra el terror en Oriente Próximo y África y que amenaza Europa y buena parte de Asia.

La entrevista fue realizada durante el mes de ramadán por el equipo que en Oriente Próximo está rodado un largometraje sobre cristianos y otras minorías religiosas perseguidas por la yihad. Se trata de un nuevo documental producido por MasLibres, HazteOir.org y CitizenGO, cuya fase de rodaje concluirá en las próximas semanas. Las fotografías que ofrecemos son fotogramas de este largometraje, así como este extracto de la entrevista.

El yihadista es conocido como Adam A1 N., nació en Alemania y tiene nacionalidad polaca. La entrevista fue realizada por Witold Gadowski y Michał Król.

¿Quién eres, A1 N.?

Soy un servidor de Dios, un creyente fiel en el único dios. Adopté el nombre Abu Bakr Al Sham. Haré lo que haga falta por Alá, y si he de convertirme en mártir, será el destino más hermoso que él puede escoger para mí. Ser creyente es la aventura más hermosa de mi vida. Tenía quince años cuando mis ojos se abrieron para ver al único Dios. Entonces entendí la palabra de Alá diciendo que los infieles son peor que animales.

¿Dónde naciste?

Nací en Wolfhagen, Alemania. Mi madre es polaca y mi padre es un palestino procedente de Jordania. Mi madre sigue siendo católica. Yo la respeto mucho y he hablado con ella, pero no se quiere convertir al islam. Ella es una infiel y yo prefiero servir a Dios. Probablemente no la volveré a ver. Fui a la escuela primaria en Alemania, pero tengo nacionalidad polaca. En 2012 fui a Siria y me uní a la organización que lucha por establecer la ley de Alá por todo el mundo.

¿Te refieres a la organización de Ahrar Al Sham Abu Omer Al Shami?

Si, yo era un miembro de esa organización. También estuve en el Frente al-Nusra. Después de un conflicto tonto entre esos dos grupos, me uní Daulah Islamiyah, el ejército del Califa Al Baghdadi [Estado Islámico], y estoy con ellos desde entonces. Pasé por un intenso entrenamiento militar que duró tres meses. Aprendí a manipular diversos armamentos: desde AK47 a lanzacohetes y similares, así como armamento antiaéreo. El ejército del Califato está en constante avance. Alá nos da muchas victorias. Yo luché en Aleppo, en Azas y en Raqqa.

¿Por qué regresaste a Europa después de ocho meses en el Estado Islámico?

Mi madre enfermó y necesitaba verla. Una semana después de que llegué a Dusseldorf, me sacaron de un tren suburbano, me esposaron y me arrestaron. El Servicio Federal de Inteligencia de Alemania me acusó de apoyar el terrorismo. Fui retenido por poco más de un mes y luego deportado a Polonia a través del paso de frontera de Świecko.

Pasé un tiempo cerca de Varsovia, en casa mi tía, y luego escapé de nuevo a Alemania. Me arrestaron algunos días después y terminé de nuevo en Świecko. Escapé por tercera vez y me estuve escondiendo con la ayuda de otros musulmanes. Desafortunadamente fue reconocido por un funcionario y deportado una vez más.

Mientras estaba en la frontera, dos imbéciles tomaron fotos del convoy. Por un momento pensé que estaban interesados en el asesino que estaba siendo deportado junto conmigo (había pasado 10 años en prisión en Alemania). Pero estaban claramente centrados en mí.

Tuvimos una conversación un tanto ridícula que demostró lo poco que sabían de mí. Trabajaban para la Agencia de Inteligencia de Polonia. Eran unos tipos graciosos, porque no tenían ni idea de lo que estaban hablando. Ya en Varsovia trataron de seguirme pero no lo hicieron de forma muy profesional, eran muy fáciles de reconocer.

Una vez, en un tranvía, metí mi mano en el bolsillo de forma provocativa, como si estuviera cogiendo una pistola. El agente corrió con el rabo entre las piernas. Antes de eso, el agente estaba hablando con alguien por teléfono, un viejo Nokia, creen que esos modelos no pueden ser pinchados. Luego hicieron un registro en mi casa. Finalmente un fiscal de Varsovia inició una causa en mi contra, alegando servicio a una organización militar extranjera.

Ni el fiscal ni los agentes de inteligencia tenían idea alguna sobre el islam o el Medio Oriente. Parecía que los agentes habían visto demasiadas películas policiacas pero sin haber leído nunca un libro. Quedaron como tontos incluso cuando presentaron cargos en mi contra.

Primero los agentes y el fiscal me acusaron de trabajar para la organización Ansar Al Sham, que ni siquiera existía para ese momento… Su mayor logro fue darme una tarjeta SIM para contactarlos en caso que viera “algo sospechoso”. Nunca usé esa tarjeta.

Si comparas los servicios de inteligencia de Alemania y de Polonia, los primeros al menos lograron atraparme, mientras que los últimos sólo estaban dando vueltas en círculos.

La mejor prueba de su incompetencia es que estás de vuelta en el Estado Islámico.


En realidad sí [risas], no son muy inteligentes. Afortunadamente no volveré a Polonia nunca más, por lo que no me podrán molestar.

¿Nunca más?

Me quedaré en el Estado Islámico sirviendo con mis hermanos. De ser necesario, lucharé y me convertiré en un mártir. No hay honor más grande para un musulmán que ser un mártir.

Cuando estuve luchando en Siria pude ver muchos milagros hechos por Alá. La sangre de mi compañero combatiente que moría en mis brazos olía al paraíso. Sentí un enorme gozo al estar con él mientras moría.

También vi a un hombre con un tiro en la cabeza que todavía caminaba porque Alá no había terminado su misión con él.

Mosul fue defendida por tres divisiones iraquíes, pero logramos conquistarla tan solo con 1300 combatientes. Alá lo hizo posible. No quiero vivir en Polonia porque allí las personas son esclavas. Quiero ser libre en el Estado Islámico.





Pero es el Califato del Estado Islámico el que recurre la esclavitud, los mercados de esclavos y las violaciones en grupo de mujeres cristianas y yazidíes.

Esas son mentiras dichas por los periodistas corruptos de Occidente. Por eso los decapitamos: porque mienten. Nuestros esclavos son tratados con el mayor de los respetos. Sólo estamos devolviendo a los kafirs [infieles] lo mismo que nos hicieron a nosotros. Los periodistas mentirosos merecen ser decapitados. Puedes venir al califato, pero no esparcir mentiras luego porque estás violando el “contrato”.

La ley del califato es la sharia. Es la mejor ley de todas porque fue creada por Dios. Nuestra noción de la esclavitud es diferente a la vuestra. Es una esclavitud en la que todos son respetados. No puedes hacerle el amor a una esclava si ella se niega.

En cualquier caso, estamos en tiempo de ramadán así que no hablemos de mujeres.

Escogí el islam porque es la religión de la verdad. Tiene el poder de los profetas anteriores: Moisés y Jesucristo. Mahoma fue el último profeta, quien articuló todo lo que se dice en la Torá y en la Biblia. ¡Hoy en día Jesús sería musulmán!

Jesucristo nunca enseñó a matar gente, a propagar la violencia o hacer la guerra. Y eso es lo que hacéis vosotros.


Lo que Jesús enseñó fue a luchar por la fe. Sus palabras fueron tergiversadas posteriormente. Vosotros sois politeístas. Convertiros mientras tenéis tiempo.

¿Tiempo para qué?

Antes que vengamos a vuestras casas a ver si son fieles al único Dios.

¿Y qué pasa si no lo hacemos?

Entonces moriréis como infieles. Es la ley de Alá. Nosotros saldremos victoriosos. Llegaremos a Roma, a la plaza de San Pedro y haremos ejecuciones masivas de infieles.

¿Por qué asesinan a cristianos, yazidíes, chiíes o incluso a los creyentes suníes?

Alá dijo que entre las 73 ramas del Islam, solo una sería la verdadera. Los escribas llamarán a las puertas del infierno. Los chiíes son una secta hereje. Los cristianos crearon una religión diferente, no son fieles al único Dios, pero el califa Baghdadi les mostró su misericordia.

Ellos pueden vivir en el califato, siempre que se conviertan al Islam o paguen jizyah, el impuesto obligatorio para los cristianos. También pueden irse de nuestro territorio, les damos tres días para que lo hagan.

Los kurdos merecen la muerte porque a pesar de ser suníes, luchan contra los guerreros del Corán. El mundo está lleno de hipócritas que fingen ser religiosos. Son los hombres de Satán, que traen el mal y la corrupción moral.

¿Tú dices que somos asesinos? Vosotros nos matáis todos los días. La cruzada contra los musulmanes sucede todos los días. Matáis mujeres y niños, destruís la vida de sociedades enteras. ¿En nombre de qué?

¡Pero sois vosotros los que colgais vídeos mostrando las atrocidades cometidas por los hombres de Baghdadi!

Dios dijo que la represalia debía ser igual a la culpa. El piloto yemení quemado en una jaula lanzaba napalm sobre aldeas de musulmanes.

En Palmira tenían a jóvenes disparando a soldados sirios en la nuca. ¿No es eso barbarie pura que destruye las mentes de los niños?

Es solo una represalia para los asesinos y violadores del ejército de Bashar [al-Asad].

Poner bombas en ciudades europeas también es muy moral y valiente, ¿no?

Otras personas pueden morir en el proceso pero tampoco son inocentes. Ellos aceptan las políticas de sus gobiernos. Incluso si no hacen nada, están aceptando que se envíe asesinos todos los días a matar a musulmanes inocentes. ¿Vosotros iniciasteis la guerra en nuestro territorio y ahora os quejáis que nos movamos al vuestro? Reconsideradlo mientras hay tiempo. Esto es la guerra. No podéis matar a mis hermanos y no esperar consecuencias. La sangre musulmana llegó a ser más barata que la sangre de rata.

Nosotros no matamos a nadie.

Si lo hacéis, dejando que gobiernos asesinos gobiernen vuestros países. No sabéis nada sobre el sufrimiento de los musulmanes. Hay una enorme mentira propagandística. En Europa la gente es quemada de adentro hacia afuera. Poca gente piensa en Dios, las mujeres son sucias y depravadas, los hombres se vuelven decadentes y degenerados. Yo no quiero vivir en este continente. Lucharé por el Califato para que pueda gobernar este lugar donde el único Dios ha sido olvidado.

En Europa llevabas una vida pacífica.

No es verdad. Todos los días presenciaba la depravación, el libertinaje y la falta de respeto a la moral. Trabajaba en una empresa extranjera en Varsovia, probablemente porque hablaba alemán y árabe con fluidez. Pero es la esclavitud. Un camino hacia la nada.

Yo escojo la libertad. La libertad significa servir al único Dios. No hay otra vía posible, y el Estado Islámico es el Arca de Noé de nuestros tiempos, todo el que no se embarque morirá. Ya yo tomé mi decisión, lucharé por el califato hasta la muerte y ¡ojalá que muera como mártir! Viviré libremente en la tierra sagrada de los musulmanes. El islam no reconoce la noción de naciones o color de piel. Es islam es la verdad que prevalecerá.


- Ver más en: http://maslibres.org/?p=20835#sthash.aTNss7Af.dpuf

jueves, 22 de enero de 2015

CHARLIE HEBDO, O EL DERECHO A BLASFEMAR




El día 7 de enero de 2015, en la ciudad de París dos hombres (los hermanos Said y Cherif Kouachi) enmascarados y armados, —con fusiles AK-47, una escopeta y un lanza granadas— entraron en las oficinas del semanario satírico francés Charlie Hebdo , el cual había atraído la atención mundial por sus representaciones regulares del profeta islámico Mahoma. Al grito de “Mahoma es grande” acribillaron a nueve empleados de Charlie Hebdo incluyendo el editor «Charb», y a dos agentes de la Policía Nacional— mientras que otras once resultaron heridas.

El ataque fue reivindicado el día 14 de enero, por Al Qaeda en la Península Arábiga (AQPA), con base en Yemen, a través de su jeque Nasser Ben Ali al-Anassi, ideólogo y portavoz habitual de AQPA, quien afirmó que la operación fue planeada por Al Qaeda, contra "aquellos que insultan al profeta elegido"



¿Quién es Charlie Hebdo?



Charlie Hebdo es un semanario satírico francés fundado en 1969 que se ha caracterizado por publicar viñetas, reportajes y chistes. Irreverente y estridentemente inconformista en el tono, la publicación es fuertemente atea y de izquierda, mostrándose muy crítica hacia la extrema derecha, el catolicismo, el islam, el judaísmo, etc.

Una historia de blasfemias


El 3 de noviembre de 2011, la publicación lanzó un número especial que en lugar de llevar Charlie Hebdo como cabecera, mostraba el nombre de Charia Hebdo. El nombre del editor habitual pasó a denominarse Muhammad. La portada mostraba un dibujo de Renald Luzier («Luz») en el que aparecía un hombre que llevaba un turbante, el profeta Mahoma, diciendo «100 latigazos si no te mueres de risa». Además de lo irónico de la caricatura, hay que recordar que en el Islam, no se puede representar a Dios, ni a Mahoma su profeta, lo contrario es una gran blasfemia. En la madrugada del 2 de noviembre, incluso antes de que este número saliera a la calle, debido a que fue presentado de forma anticipada en las redes sociales, la sede del periódico en el XX distrito parisino fue atacada y su sitio web, hackeado. Los ataques fueron rápidamente vinculados a la publicación del polémico número especial de la revista. «Charb», citado por Associated Press, indicó que el ataque podría haber sido perpetrado por «gente estúpida que no sabe qué es el islam» e «idiotas que traicionan a su propia religión». Mohammed Moussaoui, presidente del Consejo del Culto Musulmán francés, dijo que su organización repudiaba «el tono burlón del semanario hacia el islam y el profeta» pero reafirmaba «con fuerza su oposición total a todos los actos y formas de violencia». El primer ministro, François Fillon, y el ministro del Interior, Claude Guéant, expresaron su apoyo al semanario, al igual que la escritora feminista Ayaan Hirsi Ali, que criticó las manifestaciones en contra del periódico.

Al año siguiente, la revista publicó una serie de caricaturas satíricas de Mahoma, incluyendo dibujos en los que el profeta se encontraba desnudo. Esto produjo días después una serie de ataques contra las embajadas de Estados Unidos en Oriente Medio, en respuesta a la supuestamente antiislámica película La inocencia de los musulmanes. El gobierno francés se vio obligado a cerrar embajadas, consulados, centros culturales y escuelas internacionales en unos 20 países árabes. La policía antidisturbios tuvo que rodear la sede del periódico para protegerla contra posibles ataques.

A raíz del reciente ataque del día 7 de enero de 2015, los islamistas radicales somalíes "Shabab", felicitaron a los "héroes" que atacaron al semanario satírico Charlie Hebdo en París y llamaron a los musulmanes a seguir su ejemplo y "vengarse" de quienes insulten a "Dios o a sus profetas".

"Mientras Francia siga por ese camino, jamás conocerá la seguridad, y las calles de París y Toulouse serán teatro de operaciones de muyaidines y el objetivo de sus ataques", advirtieron, aludiendo también al yihadista frances Mohamed Merah, que en 2012 mató a varias personas antes de ser igualmente abatido por la policía.


Derecho a la libertad, permisivismo, pluralismo y límites


La Declaración de los Derechos del Hombre y el Ciudadano fue aprobada el 26 de agosto de 1789. Antes, el día 23, se tomó una decisión de gran nivel histórico: la libertad de las opiniones religiosas. Significaba el fin de una sola y única opción religiosa. Dos días antes de la aprobación de la Declaración, la Asamblea aprobó la libertad de prensa. El Artículo X (de los XVII que conforman la declaración) decía así: “Nadie debe ser inquietado por sus opiniones, incluso religiosas, en tanto que su manifestación no perturbe el orden público establecido por la ley.”

La moderna Antropología filosófica yendo más allá de los arcaicos postulados de esta Declaración de los Derechos del Hombre y el Ciudadano, considera que: <<Cuando actuamos, nuestra conducta afecta a los demás y a nosotros mismos: El uso de la libertad tiene siempre consecuencias. Es muy corriente hablar de libertad, pero no siempre se insiste lo suficiente en que uno es responsable de sus actos […]

El exceso de libertad social, y el consiguiente defecto de responsabilidad y autoridad puede ser llamado permisivismo. Es un modo de pensar y actuar que hoy ha llegado a ser predominante en muchos países desarrollados, en especial a partir de 1968 […]

El respeto al pluralismo es un valor que trasciende con mucho a la tolerancia del permisivismo. La ideología tolerante es el desarrollo lógico de la visión liberal del hombre, arraigada principalmente en el mundo anglosajón y germánico. Según esa visión, la libertad consiste sobre todo en emancipación, es decir, independencia, autonomía respecto de cualquier autoridad: se considera que cada uno es la única autoridad legisladora sobre sí mismo y la autoridad civil no pasa de ser un simple árbitro, que organiza los intereses de individuos que eligen libremente lo que quieren […]

A esto le añaden la idea de que “mi libertad termina donde empieza la de los demás”, pero ambas se relacionan poco: yo puedo hacer lo que quiera mientras no perjudique. Éste sería el único criterio para decidir lo que se puede o no se puede hacer: mientras no se lesionen los derechos de los demás, cada uno puede actuar como le plazca. El problema de ese principio está en realidad en que no hay ninguna acción que no tenga influencia en los otros, pues cada uno al elegir “se elige”, forma un carácter, una historia que influirá de un modo u otro sobre los hombres que lo rodeen. O, lo que es lo mismo, en la medida en que el hombre es persona, su realización no es independiente del resto de los hombres, sino que tiene una dimensión relacional. La idea de “individuo aislado” no es más que una abstracción racionalista que no quiere enfrentarse con la concreción de la vida. El no hacer daño a los demás es un criterio necesario, pero no es el único. Encerrar a la gente en ese egoísmo constitutivo es empobrecerla.>> [1]


El “derecho” a blasfemar. Su castigo y premio


El derecho inicial de que nadie debe ser molestado por sus opiniones (creencias) religiosas, ha sufrido una metamorfosis permisiva, ya que actualmente se asume también como el derecho a blasfemar contra una religión.

Según la Real Academia Española “blasfemar”, es decir blasfemias, maldecir, vituperar. Por “blasfemia” se entiende la palabra injuriosa contra Dios, la Virgen o los santos. En una segunda acepción se entiende proferir palabra gravemente injuriosa contra alguien

<<Los periodistas de Charlie Hebdo blasfemaron contra el profeta Mahoma, es decir, lo ridiculizaron y ofendieron. Sin duda que lo hicieron. Estaban conscientes de que al caricaturizar a ese personaje millones de musulmanes se iban sentir ultrajados y burlados, y siempre reivindicaron su derecho al sarcasmo contra las representaciones y símbolos sagrados. Para ellos lo sagrado no se quedaba nada más en el terreno de lo religioso, sino que también abarcaba lo político, económico y sociocultural. De ahí que sus punzantes caricaturas, cartones y tiras cómicas fuesen dirigidos contra encumbrados políticos, magnates empresariales y reconocidos socialités.>>[2]

¿Cuál fue el razonamiento de su temeraria conducta? Probablemente pensaron que los yihadistas musulmanes serían como los mansos católicos que por años toleraron sus burlas. Apostaron a que nada pasaría y perdieron.
Lo que raya en una increíble imprudencia, así como en toda falta de responsabilidad social, es la conducta asumida por los frívolos sobrevivientes, que han decidido seguir pateando el avispero. Desafortunadamente no en su perjuicio, sino de inocentes cristianos de otras regiones. Las protestas en Nigeria culminaron con cinco muertos, 128 heridos y 189 personas detenidas. El domingo tuvieron lugar igualmente incidentes, después de que 300 opositores se manifestaran en Niamey.



<<El nuevo y especial número de la revista satírica Charlie Hebdo, con una tirada de cinco millones de ejemplares que se agotó rápidamente en muchos puestos de venta, vuelve a provocar a los islamistas reproduciendo una caricatura de Mahoma en su portada, cuando es sabido que los musulmanes no aceptan la representación gráfica del profeta.

Al mismo tiempo, la última revista no duda en tachar de "imbéciles" a quienes no están de acuerdo con su estilo editorial: "luchamos contra la imbecilidad y no por la unión nacional", asegura el dibujante Renald Luzier, conocido como Luz.
En un párrafo final de uno de los artículos del nuevo ejemplar, dice textualmente: "Una última cosa, importante: Querríamos enviar un mensaje al Papa Francisco, que él también 'es Charlie', esta semana solamente aceptamos que las campanas de Notre Dame suenen en nuestro honor si son las Femen quienes las hacen sonar".


Un negocio a costa de provocar



Cabe significar que la provocación de Charlie Hebdo contra Mahoma y sus seguidores ha supuesto para la revista un gran negocio, ya que han pasado de vender una media de apenas 30.000 ejemplares, bordeando la ruina debido a su escasa publicidad, a los 120.000 en menos de una semana. Por no hablar de los cinco millones de ejemplares vendidos de su último número (en 16 idiomas).

Si calculamos que solo los beneficios del primer millón de ejemplares, que se vende a tres euros el número, iban destinados a los familiares de las víctimas del cruel atentado contra la revista, cabe preguntarse dónde irán los que queden de los otros 12 millones que habrán recaudado con la venta de los otros cuatro millones de ejemplares.

De hecho, la revista habría recaudado al menos 10 millones de euros desde la masacre yihadista de la pasada semana en París, gracias a muestras de solidaridad privadas e institucionales, informaba El Periódico este jueves, 15 de enero.


El recuento provisional de los ingresos obtenidos por la cabecera sitúa entre los 3 y los 7,8 millones de euros lo que 'Charlie Hebdo' ingresará por el llamado "número de los supervivientes", añadía esa información.

Además, la cabecera del autodenominado "periódico irresponsable" ha logrado además multiplicar por más de diez sus abonos, pasando de los escasos 7.000 suscriptores antes de los atentados a los 120.000 que suma ya, según la emisora francesa RTL.

El precio de la suscripción es de 24 euros por tres meses y 96 euros por un año, lo que elevaría los ingresos entre los 2,4 y los 9,6 millones de euros.

Al mismo tiempo, otros 1,4 millones de euros, por ahora, provienen de donaciones particulares y desfiscalizadas de más de 21.000 personas a través de la web JaideCharlie.fr, que no incluyen los cheques o transferencias enviadas a las cuentas de la revista.

La plataforma de recolección de fondos a través de internet Leetchi ha alcanzado los 150.000 euros llegados de 5.300 donantes, que se destinarán a la revista y a los familiares de las 17 víctimas mortales de los distintos ataques integristas de París.

Y desde el Gobierno francés, la ministra de Cultura, Fleur Pellerin, anunció la semana pasada una partida de un millón de euros para apoyar a la revista, que lanzó una campaña de recogida de fondos para garantizar su supervivencia, lo que le propició 250.000 euros en donaciones.>>[3]


Jorge Pérez Uribe



[1] Ricardo Yepes Stork, Fundamentos de Antropología. Un ideal de la excelencia humana. 6ª.edición, Ediciones Universidad de Navarra, España, 200
[2] Carlos Martínez García, Alrededor del derecho a blasfemar, Periódico La Jornada, 21 de enero de 2015, México
[3]http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=32356&id_seccion=8&PHPSESSID=aff1d4f7e668861737156cb5f004a537



viernes, 3 de octubre de 2014

LA DIÁSPORA DE LOS CRISTIANOS DESPLAZADOS DE IRAK




El testimonio de un profesor de idiomas asirio-caldeo


Narra un testigo de los hechos que se identifica como T.S., porque aún tiene familiares en Irak. Él llegó en peregrinación con miles de iraquíes cristianos y vivió en Erbil, capital de Kurdistán iraquí: <<”La situación en Erbil es insostenible y amenaza con empeorar si no se hace nada antes del invierno –insiste T.S.-. La gente se amontona en iglesias, escuelas, centros deportivos, cuartos de hotel y departamentos minúsculos, casas de amigos o parientes, tiendas de campaña. Muchos viven en los parques e incluso en la calle. Lo perdieron todo”, dice y corrige: “Lo perdimos todo, salvo la vida” […]

A T.S. le costó trabajo decidirse a hablar con la reportera. Aún le es demasiado doloroso recordar lo que vivió en las últimas semanas. Se le va la voz cuando intenta dar detalles.

Nació en 1951 en Akra, en el norte de Irak, cerca del Kurdistán. Pero hasta 2005 vivió en Mosul, donde daba clases de francés y arameo.

“En tiempos de Sadam Husein los cristianos gozaban de una libertad limitada paro no padecían discriminación religiosa ni racial”, dice antes de recordar que su comunidad no es árabe sino asiria y desciende de los sumerios, acadios, caldeos, babilonios y asirios.

“En la antigüedad todos se enfrentaron en múltiples guerras y finalmente acabaron formando un solo pueblo. Llevamos 4 mil años viviendo en la llanura de Nínive”, proclama orgulloso.

Explica que la situación de los cristianos de Irak se volvió particularmente dura a partir de la intervención estadounidense en 2003. No sólo padecieron los estragos de la guerra, como los demás irakíes, sino que fueron perseguidos por yihadistas que surgieron en medio del caos general y lanzaron una cacería de brujas en su contra.

“Para los yihadistas Occidente es sinónimo de cristianismo. Fue por eso que nos persiguieron. Nos acusan de ser cómplices de Estados Unidos y nos veían como su quinta columna.”

Agrega: “Paralelamente aparecieron bandas criminales que secuestraron a nuestra gente. La comunidad cristiana contaba con muchos profesionistas que tenían cierto poder económico y contactos estrechos con la diáspora. Eso atraía a los delincuentes que nos consideraban `muy rentables´ y exigían altísimos rescates. Tanto en Bagdad como en Mosul corríamos cada vez más peligro”.

En 2002 T.S. y su familia se mudaron a Qaraqosh, principal ciudad cristiana del norte iraquí. Él siguió enseñando francés y arameo en escuelas de la ciudad de Duhok. La familia tuvo un poco de tranquilidad.

“Pero sabíamos que ese respiro no iba a durar. Cuando Mosul cayó en manos de Daesh (Estado Islámico, en árabe) a mediados del pasado junio, entendimos que todo iba a degenerar otra vez. Los yihadistas dijeron que los cristianos por tenían por qué preocuparse.

“Pero en la noche del 17 al 18 de junio todo cambió. Recorrieron las calles de Mosul en sus vehículos. Aullaban por sus altoparlantes que los cristianos y los yazidistas (pertenecientes a una religión preislámica) tenían tres opciones: convertirse, pagar la djizhia (un impuesto exorbitante) o salir de la ciudad. Casi todos salieron. Mosul tenía 60 mil cristianos, hoy sólo quedan ancianos y minusválidos que tuvieron que convertirse para salvarse.”



Recuerda columnas de hombres, mujeres y niños exhaustos, aterrados, llegando a Qaraqosh sólo con lo puesto: “Los yihadistas instalaron puestos de control a la salida de Mosul y en cada uno despojaban a los cristianos de su pertenencias: autos, dinero, joyas, pasaportes, comida. No había manera de escapar. Los refugiados nos hablaron de mujeres y muchachas arrancadas a sus familias. Sigo en contacto telefónico con amigos árabes que viven en Mosul. Me dicen que venden a mujeres cristianas y los yazidistas como esclavas” […]

A finales de julio T.S. entendió que Qaraqosh también iba a caer bajo el yugo del Estado Islámico (EI): “Vimos que los peshmergas (combatientes kurdos) empezaban a replegarse. No quisimos esperar la llegada de los yihadistas. Recogimos nuestros documentos, dinero, llenamos tres maletas con ropa y dejamos nuestra casa. Cuando cerré la puerta principal con llave supe que nunca volvería a abrirla” […]

Nos subimos todos al coche y arrancamos para Erbil. Éramos decenas de miles huyendo por la carretera. Había muchos vehículos, pero la mayoría de la gente caminaba. Era difícil abrirse paso entre la multitud. Muy pronto el calor se hizo insoportable. La temperatura rebasaba los 40 grados. Se veía a personas que se desplomaban y niños deshidratados que ya no podían caminar. .. Era como una alucinación… Desgarrador. Pensé en el infierno”>>[1]


El testimonio un coordinador de apoyo a cristianos de Irak



Antoni Yalap, oriundo de Turquía, coordinador del Comité de apoyo a los Cristianos de Irak, comenta desde Francia: <<¿Por qué se tuvo que esperar a ver las imágenes terribles de miles de cristianos y yazidistas huyendo de la muerte para enfrentar el problema? Nosotros, los integrantes de las asociaciones asirio-caldeas de la diáspora llevamos años tratando de alertar a la comunidad internacional sobre la situación de los cristianos de Oriente y anunciando la tragedia actual. Nadie nos hizo caso. Antes de 2003, vivían en Irak 1 millón 500 mil cristianos. Es difícil saber cuántos quedan hoy. Quizás unos 400mil. Probablemente menos”.

Y precisa: “El vicario patriarcal de Estambul nos avisó hace unos días de la llegada reciente de alrededor de 30 mil refugiados más a Turquía. Los responsables de la Oficina del Alto comisionado de las Naciones Unidas para los refugiados (ACNUR) en ese país están rebasados por la situación. Su lista de espera está saturada hasta 2020 […]

Preocupada por el rigor del invierno kurdo, La Iglesia caldea a apresta a construir edificios alrededor de Erbil y de otras ciudades kurdas para albergar de emergencia a los desamparados. La diáspora asirio-caldea –más de 625 mil personas en todo el mundo; de ellos 400 mil en estados unidos-, está juntando fondos pero Yalap considera que la comunidad internacional deberá también ayudar a financiar la construcción de estas viviendas que no serán tan temporales como se piensa.>>[2]


El testimonio del arzobispo católico caldeo de Mosul


Desde Alqosh, el pueblo del Kurdistán en el cual fue párroco, la voz de Monseñor Amel Shamoun Nona, de 46 años, arzobispo católico caldeo de Mosul, comentó a fines de agosto: <<“Sí, hubo gestos de solidaridad de parte de musulmanes hacia los cristianos perseguidos. También en Mosul: cuando nos expulsaron, algunos acompañaron fuera de la ciudad a las familias cristianas a las que les habían arrebatado todo. Pero tenemos una gran amargura en el corazón, porque fueron más numerosos los casos en los cuales nuestros propios vecinos, las personas con las cuales convivíamos y a menudo compartíamos el pan, los primeros en saquear nuestras casas y llevarse nuestras cosas”.


“En estos días”, cuenta Monseñor Nona, “mi primer empeño es visitar todos los pueblos del Kurdistán donde se han refugiado los cristianos para hacerles saber que no están solos, que no deben perder las esperanzas. Trato de conocer sus necesidades, y naturalmente, distribuir las ayudas que llegan del Vaticano y de otras organizaciones internacionales”.

¿Cuáles son las necesidades más urgentes de estas personas?

“Es imposible hacer una clasificación de las necesidades. Son miles y miles de hombres, mujeres y niños a los cuales les han quitado todo, incluso hasta las alianzas matrimoniales o las medicinas indispensables para la salud que intentaron llevarse consigo. Lo que venga a la mente, a ellos les falta: del agua para beber y lavarse a la comida, a mantas para dormir, todo”.





¿Hay solidaridad entre las diversas iglesias del país?

“Por suerte sí, muchísima. Esta es una zona de presencia caldea y todas las diócesis se han movilizado para dar refugio y asistencia a los prófugos, cristianos o no. Es un esfuerzo colectivo admirable, que continúa sin parar desde cuando ha comenzado la emergencia”.

Por lo que están haciendo los milicianos del ISIS, Ud. no ha dudado de hablar de “crímenes contra la humanidad” y de “limpieza étnica-religiosa”…

“Ciertamente. Es increíble que en 2014 puedan suceder todavía ciertas cosas, mientras el mundo se limita a observar. ¿Sabe que es lo peor? Visitar las familias de los prófugos y sentirse interrogar sobre todo por ancianos y niños: ¿Pero qué es lo que pasa? ¿Por qué nos hacen esto? ¿Qué mal hemos hecho? Los jóvenes porque no logran encontrar una perspectiva para el futuro. Los ancianos porque desde el año 2003 se enfrentan con una vida de peligro y persecución de la cual no pueden huir. La esperanza resiste porque no están solos, porque hay personas que se ocupan de ellos, que les hacen sentir que todavía hay alguno que los quiere”.

Ud. conoce la carta del Papa Francisco a Ban Ki-moon, secretario general de la ONU. ¿Piensa que una intervención de la ONU sería útil en esta situación?

“Ciertamente que sí. Es más, es importante que esta intervención suceda y pronto. La carta del Papa nos da energía y esperanza, obviamente, pero quisiéramos que todos los cristianos del mundo mostrasen solidaridad con sus hermanos iraquíes, sin parecer “tímidos” delante de esta tragedia. Es lo que ha pedido también el Patriarca”.

¿Qué decir de lo que sucede en Bagdad? El ex premier Al Maliki parece haberse hecho a un lado, a favor del nuevo premier Haider Al Abadi.

“La situación en Bagdad es complicada pero no irreparable. Lo importante, si en serio queremos salvar el país y darle un futuro, es que todos colaboren con el nuevo premier, olvidando los intereses propios”.

En Kurdistán, donde hasta ahora los peshmerga han resistido al avance del ISIS, ¿hay preocupación?

“La ha habido hasta hace pocos días. La pregunta que todos se hacían, a veces en el secreto del corazón, era: ¿podremos resistir? La confianza ha comenzado a crecer cuando han llegado los primeros bombarderos americanos”.

¿Qué noticias tiene de Mosul, su arquidiócesis? ¿Ningún cristiano ha permanecido? ¿Qué sucede en la ciudad?

“Mosul ha sido “limpiada” de cristianos, han escapado todos. Las noticias que llegan dicen que la ciudad está por colapsar, las actividades están casi todas bloqueadas. Las propiedades de los cristianos han sido tomadas, los lugares de culto y las estructuras de la Iglesia Católica abatidas o destinadas a otro uso. Como mi arzobispado…”

¿Qué han hecho con él?

“Se ha convertido en el cuartel general de las milicias del ISIS”.>>[3]


Jorge Pérez Uribe


[1] Anne Marie Mergier, La tragedia de los no musulmanes, Semanario Proceso N° 1977, 21 de septiembre de 2014, México
[2] Anne Marie Mergier, obra cit.
[3] http://amigosdeirak.verboencarnado.net/2014/08/28/asi-traicionaron-los-cristianos-en-mosul/




Si tu generosidad te dicta ayudar a estos cristianos y yazidíes que han perdido todo y que no tienen manera de ganarse la vida, te proporciono algunos links: