UA-43224232-1
Mostrando entradas con la etiqueta Lobby gay. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Lobby gay. Mostrar todas las entradas

sábado, 20 de junio de 2015

ALBAZO EN EL PODER JUDICIAL PARA LEGALIZAR BODAS GAY






Jorge Pérez Uribe


Mientras la atención ciudadana se encontraba enfocada en las elecciones intermedias del domingo 7 de junio; el día 3 de junio, la Sala Primera de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) emitió una jurisprudencia en el sentido de que: <<Como la finalidad del matrimonio no es la procreación, no tiene razón justificada que la unión sea heterosexual, ni que se enuncie como entre un solo hombre y una sola mujer. Dicha enunciación resulta discriminatoria en su mera expresión [...] pues excluye injustificadamente del acceso al matrimonio a las parejas homosexuales que están situadas en condiciones similares a las parejas heterosexuales." “La Ley de cualquier entidad federativa que, por un lado, considere que la finalidad del matrimonio es la procreación y/o que lo defina como el que se celebra entre un hombre y una mujer, es inconstitucional.” "Ninguna norma, decisión o práctica de derecho interno, tanto por parte de las autoridades estatales como de particulares, pueden disminuir o restringir los derechos de una persona a partir de su orientación sexual.>>

En forma rápida y sigilosa, operó el “lobby gay” incrustado en la SCJN, ya que no fueron los medios de comunicación nacional los encargados de difundir la noticia, sino cadenas extranjeras como CNN o la del diario El País de España, aunque con varios días de retraso.



¿Qué es un lobby y que un lobby gay?




A través de los análisis que he efectuado sobre el tema (Ver “Estudios del IMPP sobre bodas gay” de junio 2013, “Antonio Gramsci y la Revolución Cultural “y “El feminismo radical y la ideología de género”, ambos de febrero 2015“), he observado que estas iniciativas no prosperan sin la actuación de un “lobby” [1]. Por lobby se entiende a un “grupo de presión formado por personas con gran influencia y poder, sobre todo político o económico”, los lobbies pueden ser regionales, nacionales o internacionales. En el caso de la legislación pro-aborto, bodas gay y adopción de niños por parejas homosexuales y lésbicas que es promovida en distintas naciones, se les ha identificado como lobbies anti-familia. Dichos lobbies operan lo mismo en la ONU, en el Parlamento Europeo o en los congresos nacionales y sostienen la misma agenda de reingeniería social.


Bajo el rótulo de “looby gay” se agrupan los miembros de movimientos de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales (LGBT), que gozando de los mismos derechos ciudadanos que los heterosexuales, exigen un trato preferencial, arguyendo que son discriminados y calificando a los que no aceptan sus postulados de “intolerantes”.


El caso mexicano


En el Distrito Federal con la llegada del Partido de la Revolución Democrática, de inspiración socialista, se adoptó la agenda antifamilia y LGBT del Partido Socialista Obrero Español de José Luis Rodríguez Zapatero (2004-2011). Inicialmente con la aprobación del aborto y después con la Ley de Sociedades en Convivencia (que validaba las bodas gay y la adopción de menores por estas parejas), y que fue aprobada por la Asamblea Legislativa del DF en el 2006 y entró en vigor en marzo del 2007. El gran impulsor de esta agenda fue Marcelo Ebrard Casaubón, Jefe de Gobierno de diciembre de 2006 a diciembre de 2012.

Ebrard buscó que el gobierno del Distrito Federal fuera un polo de atracción para las parejas gay de todo el país, ya que con ello incrementaría los ingresos por trámites y turismo, pero las estadísticas no revelan un gran éxito ya que en los últimos cinco años, solo han contraído matrimonio 4,562 parejas del mismo sexo en la Ciudad de México.

En estos años además de la capital, solo dos estados han aprobado las bodas gay: Quintana Roo (Estado turístico, ya que ahí está ubicado Cancún) y Coahuila.

Al término de su gobierno su Consejera Jurídica y de Servicios Legales e impulsora de la agenda gay, Leticia Bonifaz Nuño, pasó a la SCJN, en donde funge ahora como Directora de Estudios de la Suprema Corte y ha sido una de los principales promotores de esta iniciativa.

El analista Rodrigo Iván Cortés Jiménez, lo comenta de esta forma: <<La Suprema Corte de Justicia de la Nación, en la sala primera, ha emitido una expresión muy abusiva en términos de que no está facultada para emitirlo así y ha dado pie a una interpretación en los medios de comunicación que extrapolan el alcance de lo que se ha mencionado en la Sala uno.

¿A qué me refiero? En la sala uno predominan los miembros de la Corte que ponen por encima de la cuestión de la justicia: la ideología, son promotores de la agenda LGBT y de los llamados nuevos derechos. Aquí es importante ubicar que no todo lo justo es legal y desafortunadamente en caso de que eso siguiera, no todo lo legal es justo.

¿Puede haber normas que no sean justas? Si, lamentablemente. Lo que ha dicho la Sala Primera, cuyo alcance no puede ir a los congresos ni a los legisladores de este país sino sólo a los miembros del Poder Judicial y de tribunales por vías de amparo, es que a su modo de ver el matrimonio no es para hombre y mujer y tampoco es para la procreación y el cuidado de los hijos. Meten una redacción ambigua para que se pueda incluir a todos, cualquier tipo de relación, ¡problemas!>> [2]

Por su parte la representante legal de la organización Red Familia, María José Núñez Glennie, hace algunas precisiones sobre lo aprobado recientemente al interior del máximo tribunal de México: <<para declarar inconstitucional una ley hay dos mecanismos legales; uno es el “amparo indirecto contra leyes” para lo cual se debe llegar a las cinco sentencias en el mismo sentido, contra la misma norma y en la misma entidad federativa; y el otro camino es la “acción de inconstitucionalidad”, que se resuelve en el pleno de la SCJN. Sin embargo, asegura que ninguna de las dos cosas ha ocurrido, ya que, en cuanto al amparo indirecto contra leyes, el estado con mayor número de éstos es Oaxaca, y lleva cuatro, por lo cual aún no se puede decretar la llamada “declaratoria general de inconstitucionalidad; y en cuanto a la denominada acción de inconstitucionalidad, que tiene que ver con la aprobación de la SCJN, sólo ha sido la Primera Sala de este órgano la que se ha manifestado en dicho sentido, de manera que la última palabra la tendrá el pleno.

Asimismo, Núñez Glennie afirma que en dicha tesis jurisprudencial hay que hacer matices, ya que sólo es vinculante tratándose de tribunales, pues de ninguna manera puede hacer que los órganos legislativos locales modifiquen sus leyes, lo que quiere decir que todo aquél que desee contraer matrimonio y no cumpla con lo dispuesto, se verá en la necesidad de obtener un amparo para poder hacerlo […]

La representante legal de Red Familia señala además que esta tesis jurisprudencial, si bien declara expresamente que no es idóneo considerar que el objetivo del matrimonio es la procreación y establece que la única finalidad es la protección de la familia, no queda claro a qué hace alude con el término familia, pues si a esta institución se le quita la finalidad y los sujetos, se convierte definitivamente en otra cosa. >>[3]



La voz de la Iglesia Católica


Mons. Felipe Arizmendi, obispo de San Cristóbal de Las Casas expresó: «lo primero que debo decir es que una ley civil no puede cambiar la naturaleza humana; una decisión jurídica como la presente, no elimina la diferencia de sexos, en su sentido físico y psíquico».



Y sentencia:


«Los Ministros, con su visión legalista, quieren hacer a un lado lo que es obvio: un hombre no fecunda ni complementa a otro hombre, ni una mujer a otra mujer. Esto no es cuestión de religión, sino de configuración de la misma naturaleza humana»


El Cardenal Juan Sandoval Íñiguez, con su peculiar estilo, cuestionó: “¿por qué la Suprema Corte está empeñada desde hace tiempo en esto, de dónde le viene la presión, de dónde le vienen tal vez las grandes donaciones, los grandes dineros o como yo he dicho, la ‘maiciada’?”.



“¿De dónde le viene a la Suprema Corte para estar legislando estas cosas, siempre en contra de la moral, y como legisla para toda una nación, destruye toda una nación?”, preguntó.

Para el Cardenal, “el problema de fondo está en que hay organismos internacionales” que buscan, entre otras cosas, destruir la familia.

“Una de las medidas para destruir la familia es pervertir el concepto mismo de familia, y hablar de matrimonio como una unión de dos personas, para que quepa cualquier clase de unión en esa definición”.



Por su parte la Conferencia del Episcopado Mexicano hizo una declaración respecto al Dictamen de la SCJN, el pasado jueves 18:


<<Los obispos, respetuosos de las instituciones y de las diversas formas de pensar y vivir, ejerciendo nuestro derecho a la libertad de expresión, reiteramos nuestra convicción, basada en razones científicas, sociales y religiosas, que la familia, célula de la sociedad, se funda en el matrimonio de un hombre con una mujer, que por su capacidad procreativa garantizan la supervivencia de la sociedad. De ahí que, por ser de eminente interés social, el derecho civil confiera a esta unión un reconocimiento institucional, que el Estado ha de promover y tutelar para el bien común.



Esta convicción consta en la tradición jurídica bimilenaria de Occidente, recogida y profundizada a lo largo de nuestra historia por legisladores y juzgadores de diversas corrientes de pensamiento e ideologías, la cual se ve reflejada ya desde el Código Civil de 1870 emanado bajo el gobierno del presidente Benito Juárez, del Código Civil Federal de 1928 promulgado por el presidente Plutarco Elías Calles, y en la mayoría de los actuales Códigos Civiles o Familiares de los Estados de la República.



Por eso, como ciudadanos, consideramos que la sentencia de la Suprema Corte, además de romper con esta sólida tradición jurídica y el bien social que custodia, contraviene los principios del federalismo y la razón de ser de los diversos códigos civiles, que pretenden responder a la realidad concreta de cada entidad federativa y su pluralidad, lo que debe reflejarse en las acciones de los jueces.

Todos los seres humanos, por el hecho de serlo, tenemos dignidad y derechos. Y dado que toda persona es idéntica a sí misma y diferente a las demás, han de derivarse tratos variados según esas diferencias. Con esta convicción, la Iglesia sostiene que el matrimonio solo puede celebrarse entre un hombre y una mujer, y defiende este valor para el bien de las personas y de toda la sociedad.

La discriminación es una distinción injustificada, que en este caso no se da, ya que el matrimonio siempre ha sido entre personas de diferente sexo, hombre y mujer. No corresponde a la Suprema Corte crear nuevas formas de matrimonio, porque ya no sería matrimonio, sino otro tipo de unión. En el caso que nos ocupa, sí se justifica la distinción, como la hay, por ejemplo, al no permitir el voto a un menor de edad o a un extranjero, ya que no atenta a sus derechos políticos, sino salvaguarda la Nación.>> [4]






[1] http://www.wordreference.com/definicion/lobby
[2] http://www.yoinfluyo.com/multimedia/376-videos/rodrigo-ivan-cortes-jimenez/11952-lo-justo-y-lo-legal
[3] http://www.siame.mx/apps/info/p/?a=13383&z=125
[4] http://www.cem.org.mx/i/uploads/DECLARACION_CEM-SUPREMA_CORTE.pdf

jueves, 13 de febrero de 2014

LA MANIF POUR TOUS SE EXTIENDE POR EUROPA






Igual que hace un año, la noticia de esta “Manifestación para Todos” pasó desapercibida en los medios masivos de comunicación; con la salvedad de que éste evento, no ocurrió nada más en París, sino en otras seis capitales europeas.


Sustrato y antecedente sociológico



La profecía malthusiana, la mentalidad de control natal y la aparición de los anticonceptivos en los 60’s, ha llevado a los pueblos del primer mundo a una reducción drástica de la natalidad, en especial a las naciones europeas.

De conformidad con el Tercer Informe sobre Demografía publicado por la Comisión Europea y la Oficina Europea de Estadísticas (Eurostat) de 2010, la tasa de fertilidad promedio para Europa es de 1.6 hijos por mujer, lo que no cubre, las expectativas de reemplazo poblacional de 2.1 hijos por mujer. 

Frente a este fenómeno demográfico, hay naciones que en forma consciente o inconsciente marchan hacia su desaparición; en tanto otras el crecimiento poblacional ha repuntado. El informe señala que en cuatro países – Bulgaria, Lituania, Letonia y Rumania – la población ya está disminuyendo debido a que las personas fallecidas o emigradas superan el número de nacimientos. Lo más interesante de este asunto, es que hay tasas de no retorno que implican que un pueblo indeclinablemente desaparecerá.

Sin embargo, hay países que muestran una notoria recuperación como son Francia, Bélgica e Italia. Pero ello, implica ofrecer una ecología humana que lleve a las parejas bisexuales a constituir familias y a tener al menos dos hijos. Amenazas a esta ecología humana son las políticas de control natal –en especial el aborto-, el creciente individualismo y miedo a la responsabilidad del matrimonio y últimamente la ideología de identidad de género que promueve el homosexualismo, el lesbianismo, el transexualismo y el bisexualismo, con el derecho a adoptar niños; así como “la maternidad subrogada” (renta de úteros)

El caso de Francia, es particularmente interesante. Cuando el socialista presidente Hollande anunció su intención de legalizar el matrimonio homosexual y la adopción de niños por parte de parejas homosexuales o lesbianas., el pasado noviembre de 2012, una manifestación en contra de la propuesta reunió a cien mil personas. Y luego, lo que comenzó como un debate sobre los derechos de los homosexuales se convirtió en uno sobre el derecho del niño a tener una madre y un padre, y se disparó la cifra de opositores.

En 2013 se realizaron tres gigantescas manifestaciones de cientos de miles. Se estima que en dos de ellas se rebaso el millón de participantes, manifestaciones que tuvieron réplicas en ciudades donde hay importantes núcleos de ascendencia francesa como en Quebec, Canadá; así como en los territorios franceses de ultramar: Saint-Denis, en Réunion, Nouméa y Fort de France. Las grandes capitales como Londres, Bruselas, Madrid, Barcelona, Washington, Jerusalén, Moscú y Tokio, fueron también escenarios de esta expresión vital francesa.

El motivo de estas marchas fue la defensa de la familia natural, bajo los lemas: Vive la parité, et d´abord dans le mariage, 1 pére + 1 mére, y a pas mieux pour un enfant. Non au projet de loi “Marriage pour tous”, Liberté de conscience pour les députés, 1 papa 1 maman pour tous enfants, Papa, maman et les enfants, c´est natural, Tous nés d´un homme et d´une femme.

Las “Manif Pour Tous”, realmente fueron incluyentes: cristianos de diferentes denominaciones, judíos, musulmanes y agnósticos, inclusive participaron homosexuales como Jean Marc, alcalde francés o Xavier Bongibault, un ateo homosexual, y se vio a niños, jóvenes, adultos y abuelos, de ambos sexos, animosos y felices.

Finalmente fue aprobada la llamada “Ley Taubira” en Francia.


La acción de los lobbies anti-familia


Por lobby se entiende a un “grupo de presión formado por personas con gran influencia y poder, sobre todo político o económico”[1], los lobbies pueden ser regionales, nacionales o internacionales. En el caso de la legislación pro-aborto, bodas gay y adopción de niños por parejas homosexuales y lésbicas que es promovida en distintas naciones, se les ha identificado como lobbies anti-familia. Dichos lobbies operan lo mismo en la ONU, en el Parlamento Europeo o en los congresos nacionales y sostienen la misma agenda de reingeniería social.

Los lobbies anti-familia europeos, en 2013 han logrado algunas victorias nacionales (redefinir el matrimonio en Francia y en Inglaterra, por ejemplo), pero en las instituciones y en las calles europeas sus medidas de reingeniería social han despertado el enfado de muchos ciudadanos. 

Se observa ya un despertar de la conciencia pro-familia en el continente europeo, materializada en el referéndum croata en que el pueblo definió el matrimonio como una unión de hombre y mujer y el millón de firmas que respaldaron la campaña "One of Us”.

Reciente los lobbies anti-familia europeos incrustados en el Parlamento Europeo intentaron intentar redefinir la familia y el matrimonio para toda Europa con el Informe Estrela y posteriormente con el informe Lunacek. 

Los lobbies antifamilia fallaron dos intentos con el Informe Estrela (impulsado por los socialistas, radicales, comunistas y algunos liberales. Sin embargo, tuvieron éxito el pasado 4 de febrero, al intentarlo con el informe Lunacek, impulsado por Ulrike Lunacek (parlamentaria lesbiana de la izquierda radical austríaca). De nada sirvieron los 200,000 mails y cartas enviados por los ciudadanos de la Comunidad Europea.


La Manif pour Tous como movilización ciudadana


El ejemplo de la Manif pour Tous francesa, fue adoptado primeramente en Italia en donde se desarrolló la Manif Pour Tous Italia el sábado 11 de enero en la plaza de los Santos Apóstoles en Roma. La manifestación fue una protesta contra el proyecto de ley Scalfarotto.




El pasado domingo 2 de febrero, por primera vez en Europa, las capitales de 7 países europeos efectuaron una manifestación profamilia, en un mismo día y con un mismo lema "Stop Familifobia”, convocado por las asociaciones pro-familia de:

- París (con otra en Lyon)
- Bruselas
- Luxemburgo
- Roma
- Varsovia
- Bucarest
- Madrid 

Así nos narra Ismael Ojeda de wordpress.com, la mega concentración de París: <<Dos días antes del voto sobre “la orientación sexual y la identidad de género” en el Parlamento europeo, los ciudadanos de París, Bruselas, Madrid, Roma… se manifestarán simultáneamente contra los proyectos LGBT y anti-familia

“¡Ya es demasiado! ¡Basta! Movilización europea contra los proyectos LGBT y anti-familia. Ninguna voz debe dejar de defender a las familias!”

La Manif pour Tous, el gran movimiento civil francés contra la ley Taubira que ha legalizado en Francia el matrimonio entre personas del mismo sexo ha decidido volver a la calle el 2 de febrero.

Está previsto dos días antes de la votación (4 de febrero) por el Parlamento europeo, de la hoja de ruta para la igualdad fundada en “la orientación sexual y la identidad de género”, más conocido por el nombre de informe Lunacek.

“Estamos comprometidos en no dejarlo. Mantenemos nuestra palabra…”, subraya Albéric Dumont, estudiante y Coordinador General de La Manif Pour Tous.

“Esta manifestación es muy esperada por nuestros simpatizantes. Nuestros equipos locales están ya en marcha para organizar la logística, los trenes especiales y cientos de autobuses para permitir al mayor número de ciudadanos que estén presentes para defender a las familias y los niños”, añade.

Después de las tres grandes manifestaciones nacionales de 2013, la urgencia de la movilización sigue estando ahí: la multiplicación de los ataques contra la familia contribuye a fragilizar aún más la cohesión nacional.

Por eso es el momento de hacer sonar la alarma, afirma Camel Bechikh, portavoz de la La Manif Pour Tous y de la asociación Fils de France y comprometida durante meses sobre el terreno, en los barrios.

Proyecto de ley de la Familia, fabricación de niños sin padre (PMA para parejas de mujeres), vientres de alquiler, difusión de la ideología de género en la escuela, reducción de los permisos de paternidad, fiscalidad contra las familias (fin de la conyugalidad del impuesto, bajada del cociente familiar…):

Ya es hora de poner fin a todos los proyectos LGBT y anti familia que prepara el gobierno detrás de la ley Taubira (matrimonio y adopción para las parejas del mismo sexo) de la que la Manif Pour Tous pide la abrogación (sin retroactividad).

Y esta nueva jornada de movilización será europea:

“… para construir una oposición eficaz, debemos actuar de manera concertada con los demás estados miembros. Por ello las manifestaciones se organizarán simultáneamente en otras capitales europeas: Bruselas, Madrid, Roma… y otros países que quieran unirse”, afirma Ludovine de la Rochère, presidente de La Manif Pour Tous.

Se trata, añade, de “una cuestión crucial de defensa de la familia estable, para el futuro de nuestra sociedad” >>[2]

En París los organizadores contaron más de 500 mil personas, y otras 40 mil en Lyon, frente a los 80 mil y 40 mil manifestantes, respectivamente, de los cálculos de la policía.

Entre banderas azules y rosas y con eslóganes como "Familia: educación, solidaridad, dignidad" o "Por la familia y el niño, no nos daremos por vencidos", la protesta se desarrolló sin incidentes por el centro de la capital, desde la Ecole Militaire hasta Montparnasse.

Jorge Pérez Uribe




[1] http://www.wordreference.com/definicion/lobby 
[2] https://ismaelojeda.wordpress.com/2014/01/07/ 


miércoles, 19 de junio de 2013

ESTUDIO DEL IMPP SOBRE BODAS GAY

El lobby gay [1] quiere redefinir el matrimonio de todos, pero no casarse ellos: las cifras son claras





Actualizado 16 junio 2013 

Roberto Volpi / Il Foglio /


Casarse sólo interesa a uno de cada diez homosexuales: ésta es la conclusión a la que llega un estudio realizado por William C. Duncan, del Institute for Marriage and Public Policy (Instituto para el Matrimonio y Política Pública) llevado a cabo diez años después de la introducción del matrimonio del mismo sexo en Holanda en 2001. 

El citado estudio da cuenta (presentando también la opinión de Vera Bergkamp, cabeza de una organización holandesa de derechos de los homosexuales) de la falta de entusiasmo hacia el matrimonio del mismo sexo que existe en Holanda, el primer país del mundo en reconocer el matrimonio entre personas del mismo sexo. 

Y éste es precisamente el quid de la cuestión. El matrimonio entre personas del mismo sexo, cuantitativamente hablando, está defraudando las expectativas. No ha tenido un gran éxito en Holanda. 


El caso de España


Tampoco en España, donde en septiembre de 2004, en plena campaña para aprobar la nueva definición de matrimonio, el diario pro-socialista El Periódico de Catalunya titulaba a portada completa: "100.000 parejas gays se casarán con la nueva ley en los próximos 3 años". En 8 años, apenas se ha llegado a 25.000 bodas unisex.


La realidad es que en España, después del pico de más de 4.000 en 2006, el primer año tras la aprobación en 2005, el número de matrimonios entre personas del mismo sexo ha caído hasta los 3.000 anuales y no ha superado nunca los 3.500 anuales: cifras claramente inferiores incluso con respecto a las previsiones más conservadoras.


Inglaterra, lo mismo


Igual tendencia en Inglaterra: el auge en el primer año (también allí en 2006) después de la aprobación de las uniones del mismo sexo en pactos de convivencia con casi los mismos derechos que el matrimonio; y luego, una disminución gradual y un asentamiento que ha llevado al matrimonio homosexual a representar poco más del 2% del total de matrimonios al año.


Alrededor de esta proporción del 2% -e incluso menos- se asientan también los demás países europeos en los que ya se ha introducido.


Falta de entusiasmo


“Lack of nuptial enthusiasm among gay couplet” (la falta de entusiasmo con respecto al matrimonio entre las parejas homosexuales), según la definición de Vera Bergkamp, que intenta darle una explicación. 


De hecho, intenta darle tres: 


1- Menos presión ejercida sobre los homosexuales por parte de familiares y amigos; 
2- Menos parejas homosexuales que se casan para tener hijos de las parejas heterosexuales correspondientes;
3- Más individualismo y menos orientación a la familia entre muchos homosexuales.


Ellos admiten las razones obvias


En conclusión: en el momento de la dramática caída del matrimonio heterosexual, los homosexuales, después del orgullo, la lucha, la alegría por la victoria del reconocimiento del “derecho a casarse”, se casan mucho menos que los heterosexuales, que también se casan cada vez menos. 


Y todo esto por razones más que obvias que ellos mismos explican: sienten menos el deseo de tener hijos y están mentalmente menos orientados hacia el matrimonio de cuanto lo están los heterosexuales.


Dicho en términos enérgicos: se perfila, dentro del “invierno” del matrimonio, el fracaso del matrimonio homosexual. Si es que este fracaso no se está ya viendo en los hechos. Lo dicen los números, como siempre. 


Ser pareja sin casarse

Volviendo a Holanda: después de diez años de decadencia, desde el reconocimiento de los matrimonios entre personas del mismo sexo, tan sólo una pareja homosexual de cada cinco se ha casado. Nada que ver el dato análogo de las parejas heterosexuales que se casan en la proporción de ocho de cada diez.


¿“Conquistas civiles”?


Los triunfos del matrimonio gay, por lo tanto, aparecen sobre todo en los medios de comunicación y en las estimaciones numéricas. Es un caso significativamente diferente con respecto a otras “conquistas civiles”. 


La introducción del divorcio en Italia y de la interrupción voluntaria del embarazo, por ejemplo, dejando a un lado los juicios de valor, fueron cambios legislativos que trajeron consigo una adhesión altísima durante años. 


Es un fenómeno que la estadística social conoce bien: cuando se reconoce un nuevo derecho en el horizonte legislativo, su utilización es rápidamente impetuosa, ya que hay una situación anterior que remediar. Después el fenómeno tiende a estabilizarse o incluso a crecer. 


Inicio modesto, declive fuerte


Pero el caso del matrimonio entre personas del mismo sexo no ha conocido siquiera la auténtica “explosión” inicial, salvo en términos muy suaves, para comenzar de inmediato a declinar y a mostrar una tendencia a la estabilización en torno al umbral mínimo de importancia en todos los países europeos en los que está permitido.


Dicho comportamiento pone en evidencia la artificiosidad e invención política que existe tras el matrimonio entre personas del mismo sexo. Son los comportamientos reales los que desvelan esta verdad. Sus propias actitudes concretas. 


Reflexión del blogger

Ante la realidad expresada por este análisis, la pregunta obligada es ¿por qué se impulsa con tanta vehemencia –en el mundo occidental- desde ciertos lobbys de la ONU, la Unión Europea y la Casa Blanca, encabezado por el presidente Obama, la legislación en contra de la familia no solamente cristiana, sino natural, buscando la desaparición de términos como hombre, mujer, padre, madre, preservación de la especie?

Adam Edelman se refirió en su crónica en el New York Daily News [2], a la intervención del vicepresidente Joe Biden en una convención nacional demócrata, en donde éste expresó <<"Nada afecta tanto a los movimientos y las actitudes en nuestro país como la cultura y las artes", afirmó en referencia a la agenda gay, según recoge Associated Press: "No se trata de lo que hacemos en el ámbito legislativo. Se trata de Will y Grace, se trata de los medios de comunicación social. 
Literalmente. Eso es lo que está cambiando las actitudes de los pueblos. Por eso estoy tan seguro de que una amplia mayoría aceptará, y aceptará rápidamente, el ´matrimonio´ gay", dijo en referencia a la serie de la NBC, de gran éxito en su día (se emitió entre 1998 y 2006), sobre un chico homosexual y su mejor amiga>>.

Francamente, creo que nunca ví esta serie, pero tengo presentes divertidas series de nuestros días que abonan en este sentido como son “Glee” y “Modern family”.



El estudio puede consultarse aquí, o bien en: 
http://www.marriagedebate.com/pdf/iMAPP.May2011-rev.pdf


[1] Un lobby (del inglés " vestíbulo", "salón de espera") es un colectivo con intereses comunes que realiza acciones dirigidas a influir ante la Administración Pública para promover decisiones favorables a los intereses de ese sector concreto de la sociedad.

[2] http://www.nydailynews.com/news/politics/vice-president-biden-jewish-leaders-pop-culture-drove-gay-marriage-acceptance-article-1.1351817?localLinksEnabled=false