UA-43224232-1
Mostrando entradas con la etiqueta Manif pour tous. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Manif pour tous. Mostrar todas las entradas

jueves, 9 de octubre de 2014

LA "MANIF POUR TOUS" DEL 5 DE OCTUBRE


¿Cómo es que siguen las enormes «Manif» profamilia en Francia? 6 claves para entender lo que pasa




Bénédicte Drouin/Famille Chrétienne | Actualizado 7 octubre 2014


Este pasado domingo, 5 de octubre, ha tenido lugar la sexta Manif Pour Tous (www.manifpourtous.fr), que ha congregado a 500.000 personas según los organizadores (70.000 según la policía) en las calles de París y 30.000 personas más en Burdeos. 

El punto central de la manifestación era el rechazo a la maternidad subrogada (vientre de alquiler) y a la deconstrucción de la familia que practica el gobierno.


Volvamos sobre las razones de una nueva y exitosa movilización.



1. El debate del matrimonio y adopción gay sigue vivo



Un año y medio después del voto sobre el matrimonio homosexual y la adopción, estas cuestiones siguen haciendo discutir a la opinión francesa. Y el mundo político, tanto de derechas como de izquierdas, está obligado a posicionarse con mayor o menor facilidad o espontaneidad.



Emblemática de esto ha sido la sorprendente y chaquetera entrevista de Manuel Valls el viernes 4 de octubre a La Croix, en la que promete que la maternidad subrogada seguirá estando prohibida en Francia y en la que excluye totalmente la transcripción de los actos de filiación de los niños nacidos en el extranjero. 


«Las declaraciones del primer ministro el viernes son para mí una pequeña victoria», reconoce Jean-Marie, que ha venido con su familia desde Dijon. Aunque La Manif Pour Tous no es ingenua y pedirá hechos al primer ministro que confirmen sus propósitos, «es la prueba de que el gobierno no se siente cómodo ante esta movilización», declaraba Ludovine de la Rochère, presidenta de La Manif Pour Tous. 

Albéric Dumont, coordinador de La Manif, se alegraba del sondeo de opinión IFOP de principios de octubre: «A pesar del bombardeo mediático, una tercera parte de los franceses se sienten cercanos a las ideas de La Manif Pour Tous».

2. Los vientres de alquiler indignan a otro público 

El rechazo de la maternidad subrogada moviliza y atrae a nuevas personalidades. 

«El matrimonio homosexual no me contrariaba, ¡la maternidad subrogada, sí!», declaraba Nicolas Dupont-Aignan, presidente de Debout la République (Alzate República, partido político francés de tipo gaullista y republicano que forma parte del partido político europeo EUDemocrats; ndt), justificando su presencia entre la gente. 

Se temía que, al haber sido ya votada la ley sobre el matrimonio, la gente estuviera cansada para una nueva manifestación nacional; sin embargo, no hay ningún signo de decaimiento en París o Burdeos. 

Los primeros niños concebidos con maternidad subrogada que llegan a Francia inquietan. 

«Cuando se ve por internet el precio que se pide por la compra de un bebé – de 25.000 a 100.000 euros, dependiendo del país -, nos decimos que estamos ante una gran decadencia. La psicología sigue descubriendo la importancia de la primera infancia en el equilibrio de la persona» explica Laetitia, enfermera de Lyon. 

«El deseo de tener un hijo no autoriza a todo; no a la comercialización del cuerpo de las mujeres», fue uno de los eslóganes más repetidos. 

Otra imagen fuerte: la de 25 bebés en sus cochecitos en el puente del Alma. Sobre las sudaderas de los voluntarios que los empujan está escrita la frase: «de padre desconocido».

Los manifestantes sienten también inquietud ante el silencio del gobierno sobre la condena a Francia, por parte del Tribunal Europeo de los Derechos Humanos, por negarse a registrar los actos de filiación de los niños nacidos por maternidad subrogada en el extranjero.

«Olvidamos el código civil, olvidamos el código penal» comenta Philippe Gosselin, diputado de Unión por un Movimiento Popular, del Departamento de La Mancha, criticando la negación del gobierno de apelar la decisión del Tribunal de Derechos Humanos.




3. El Gobierno no ayuda a las familias

Hay rechazo a las medidas anti-familia del gobierno. «A principios de la semana hemos sabido que las ayudas a la familia han disminuido 700 millones; parece que hayan querido agitar una bandera roja para su batería de anuncios. En periodo de crisis, es de locos reducir estas ayudas», vocifera Luc, un joven abuelo, «¡y al mismo tiempo anuncian el 100% de reembolso del aborto!».

En todos los ánimos están registradas las recientes declaraciones del gobierno, el lunes 29 de septiembre. Por mucho que Marisol Touraine, Ministra de Asuntos Sociales, diga que este gobierno ama a las familias, los gestos de los últimos meses no lo demuestran.

Incoherencias, mentiras políticas, reformas que se hacen sin anunciarlas... los manifestantes no son unos pardillos.

Este doble lenguaje nutre lo que Tugdual Derville, portavoz de La Manif Pour Tous, describe como «el movimiento de protesta más grande y más duradero de la historia de Francia; ningún partido político, ningún sindicato ha conseguido una movilización así».

Al lado de los organizadores, Jean-Pier Delaume-Myard, antiguo portavoz de Homovox, precisa que «estas medidas se han tomado más para dar satisfacción a los lobbies gais que al conjunto de los homosexuales. Muchos de estos no están de acuerdo con ellas».

4. Resistir a las leyes de hoy, preparar su cambio mañana

Las reivindicaciones de hoy preparan la política social y familiar de mañana. «Las razones por las que el movimiento debe mantenerse son, por una parte, ofrecer resistencia a los proyectos del gobierno - maternidad subrogada e ideología de género - y, por la otra, hacer de la abrogación de la ley Taubira [matrimonio redefinido o del mismo sexo; nota de ReL] el objetivo principal para las elecciones presidenciales de 2017», explica Ludovine de la Rochère. 

Apuesta conseguida, como constata el diputado del Departamento de Yvelines, Jean Frédéric Poisson, pues «el club de diputados "abrogacionistas" crece». 

Esta semana se ha podido oír a Xavier Bertrand o a personas cercanas a Fillon decir que ellos ya no tienen miedo de hablar de abrogación o de reescribir la ley.

«Con la maternidad subrogada y la reproducción asistida, los lobbies transhumanistas quieren fabricar un hombre nuevo, un hombre "aumentado": el cyborg», explica Tugdual Derville. 

«Pretenden eliminar indefinidamente los límites humanos y buscar la omnipotencia, la eternidad. Sueñan con el día en el que los úteros artificiales permitirán fabricar niños sin necesidad de recurrir a una madre». Debates que ponen lo pelos de punta, pero que ya no se pueden ignorar.

5. Ya es un tema transversal: izquierdas contra el vientre de alquiler

El debate atraviesa tanto a la izquierda como a la derecha. El número de diputados que se posiciona contra la Ley Taubira, la reproducción asistida y la maternidad subrogada aumenta; sus vídeos han podido verse durante una buena parte de la tarde en la página web de La Manif pour tous. 

Pero hay personalidades de izquierdas que también se han manifestado contra la maternidad subrogada en las tribunas o mediante peticiones: Jacques Delors, Lionel Jospin, Yvette Roudy, Marie-George Buffet, José Bové... sin nombrar a Sylviane Agacinksi, filósofa y esposa del antiguo primer ministro Lionel Jospin. 

Ese día, su tweet denunciando la maternidad subrogada ha sido retuiteado muchas veces: «No dirigimos la esclavitud, la abolimos». 

Algunos diputados de izquierdas tenían previsto participar en la manifestación, pero la entrevista de Manuel Valls les había tranquilizado...

6. Jóvenes católicos molestos con los obispos tibios

El retrato de algunos hombres de Iglesia es difícil de entender. Para Pierre, que venía de Rennes a París por la sexta vez, la declaración de monseñor Pontier, presidente de la Conferencia Episcopal, unos días antes de la Manif pour tous no ha sido fácil de digerir. 

Saca de su mochila la entrevista al obispo, que le pone a cien: «Nosotros, obispos, estamos más comprometidos con un proceso de reflexión que con un combate contra una ley futura», lee...

Lástima... Los miles de jóvenes y de familias cristianas que se han manifestado en la calle, y que a menudo son muy activos en las parroquias y los movimientos, se sienten incomprendidos por los obispos. 

La presencia de jóvenes sacerdotes a su lado o las cartas de otros obispos, como las de Jacques Habert (obispo de Sées, ndt) y Monseñor Marc Aillet (obispo de Bayona, Lescar y Oloron, ndt) les serán, sin duda alguna, de consuelo.

(Traducción de Helena Faccia Serrano, Alcalá de Henares)





jueves, 13 de febrero de 2014

LA MANIF POUR TOUS SE EXTIENDE POR EUROPA






Igual que hace un año, la noticia de esta “Manifestación para Todos” pasó desapercibida en los medios masivos de comunicación; con la salvedad de que éste evento, no ocurrió nada más en París, sino en otras seis capitales europeas.


Sustrato y antecedente sociológico



La profecía malthusiana, la mentalidad de control natal y la aparición de los anticonceptivos en los 60’s, ha llevado a los pueblos del primer mundo a una reducción drástica de la natalidad, en especial a las naciones europeas.

De conformidad con el Tercer Informe sobre Demografía publicado por la Comisión Europea y la Oficina Europea de Estadísticas (Eurostat) de 2010, la tasa de fertilidad promedio para Europa es de 1.6 hijos por mujer, lo que no cubre, las expectativas de reemplazo poblacional de 2.1 hijos por mujer. 

Frente a este fenómeno demográfico, hay naciones que en forma consciente o inconsciente marchan hacia su desaparición; en tanto otras el crecimiento poblacional ha repuntado. El informe señala que en cuatro países – Bulgaria, Lituania, Letonia y Rumania – la población ya está disminuyendo debido a que las personas fallecidas o emigradas superan el número de nacimientos. Lo más interesante de este asunto, es que hay tasas de no retorno que implican que un pueblo indeclinablemente desaparecerá.

Sin embargo, hay países que muestran una notoria recuperación como son Francia, Bélgica e Italia. Pero ello, implica ofrecer una ecología humana que lleve a las parejas bisexuales a constituir familias y a tener al menos dos hijos. Amenazas a esta ecología humana son las políticas de control natal –en especial el aborto-, el creciente individualismo y miedo a la responsabilidad del matrimonio y últimamente la ideología de identidad de género que promueve el homosexualismo, el lesbianismo, el transexualismo y el bisexualismo, con el derecho a adoptar niños; así como “la maternidad subrogada” (renta de úteros)

El caso de Francia, es particularmente interesante. Cuando el socialista presidente Hollande anunció su intención de legalizar el matrimonio homosexual y la adopción de niños por parte de parejas homosexuales o lesbianas., el pasado noviembre de 2012, una manifestación en contra de la propuesta reunió a cien mil personas. Y luego, lo que comenzó como un debate sobre los derechos de los homosexuales se convirtió en uno sobre el derecho del niño a tener una madre y un padre, y se disparó la cifra de opositores.

En 2013 se realizaron tres gigantescas manifestaciones de cientos de miles. Se estima que en dos de ellas se rebaso el millón de participantes, manifestaciones que tuvieron réplicas en ciudades donde hay importantes núcleos de ascendencia francesa como en Quebec, Canadá; así como en los territorios franceses de ultramar: Saint-Denis, en Réunion, Nouméa y Fort de France. Las grandes capitales como Londres, Bruselas, Madrid, Barcelona, Washington, Jerusalén, Moscú y Tokio, fueron también escenarios de esta expresión vital francesa.

El motivo de estas marchas fue la defensa de la familia natural, bajo los lemas: Vive la parité, et d´abord dans le mariage, 1 pére + 1 mére, y a pas mieux pour un enfant. Non au projet de loi “Marriage pour tous”, Liberté de conscience pour les députés, 1 papa 1 maman pour tous enfants, Papa, maman et les enfants, c´est natural, Tous nés d´un homme et d´une femme.

Las “Manif Pour Tous”, realmente fueron incluyentes: cristianos de diferentes denominaciones, judíos, musulmanes y agnósticos, inclusive participaron homosexuales como Jean Marc, alcalde francés o Xavier Bongibault, un ateo homosexual, y se vio a niños, jóvenes, adultos y abuelos, de ambos sexos, animosos y felices.

Finalmente fue aprobada la llamada “Ley Taubira” en Francia.


La acción de los lobbies anti-familia


Por lobby se entiende a un “grupo de presión formado por personas con gran influencia y poder, sobre todo político o económico”[1], los lobbies pueden ser regionales, nacionales o internacionales. En el caso de la legislación pro-aborto, bodas gay y adopción de niños por parejas homosexuales y lésbicas que es promovida en distintas naciones, se les ha identificado como lobbies anti-familia. Dichos lobbies operan lo mismo en la ONU, en el Parlamento Europeo o en los congresos nacionales y sostienen la misma agenda de reingeniería social.

Los lobbies anti-familia europeos, en 2013 han logrado algunas victorias nacionales (redefinir el matrimonio en Francia y en Inglaterra, por ejemplo), pero en las instituciones y en las calles europeas sus medidas de reingeniería social han despertado el enfado de muchos ciudadanos. 

Se observa ya un despertar de la conciencia pro-familia en el continente europeo, materializada en el referéndum croata en que el pueblo definió el matrimonio como una unión de hombre y mujer y el millón de firmas que respaldaron la campaña "One of Us”.

Reciente los lobbies anti-familia europeos incrustados en el Parlamento Europeo intentaron intentar redefinir la familia y el matrimonio para toda Europa con el Informe Estrela y posteriormente con el informe Lunacek. 

Los lobbies antifamilia fallaron dos intentos con el Informe Estrela (impulsado por los socialistas, radicales, comunistas y algunos liberales. Sin embargo, tuvieron éxito el pasado 4 de febrero, al intentarlo con el informe Lunacek, impulsado por Ulrike Lunacek (parlamentaria lesbiana de la izquierda radical austríaca). De nada sirvieron los 200,000 mails y cartas enviados por los ciudadanos de la Comunidad Europea.


La Manif pour Tous como movilización ciudadana


El ejemplo de la Manif pour Tous francesa, fue adoptado primeramente en Italia en donde se desarrolló la Manif Pour Tous Italia el sábado 11 de enero en la plaza de los Santos Apóstoles en Roma. La manifestación fue una protesta contra el proyecto de ley Scalfarotto.




El pasado domingo 2 de febrero, por primera vez en Europa, las capitales de 7 países europeos efectuaron una manifestación profamilia, en un mismo día y con un mismo lema "Stop Familifobia”, convocado por las asociaciones pro-familia de:

- París (con otra en Lyon)
- Bruselas
- Luxemburgo
- Roma
- Varsovia
- Bucarest
- Madrid 

Así nos narra Ismael Ojeda de wordpress.com, la mega concentración de París: <<Dos días antes del voto sobre “la orientación sexual y la identidad de género” en el Parlamento europeo, los ciudadanos de París, Bruselas, Madrid, Roma… se manifestarán simultáneamente contra los proyectos LGBT y anti-familia

“¡Ya es demasiado! ¡Basta! Movilización europea contra los proyectos LGBT y anti-familia. Ninguna voz debe dejar de defender a las familias!”

La Manif pour Tous, el gran movimiento civil francés contra la ley Taubira que ha legalizado en Francia el matrimonio entre personas del mismo sexo ha decidido volver a la calle el 2 de febrero.

Está previsto dos días antes de la votación (4 de febrero) por el Parlamento europeo, de la hoja de ruta para la igualdad fundada en “la orientación sexual y la identidad de género”, más conocido por el nombre de informe Lunacek.

“Estamos comprometidos en no dejarlo. Mantenemos nuestra palabra…”, subraya Albéric Dumont, estudiante y Coordinador General de La Manif Pour Tous.

“Esta manifestación es muy esperada por nuestros simpatizantes. Nuestros equipos locales están ya en marcha para organizar la logística, los trenes especiales y cientos de autobuses para permitir al mayor número de ciudadanos que estén presentes para defender a las familias y los niños”, añade.

Después de las tres grandes manifestaciones nacionales de 2013, la urgencia de la movilización sigue estando ahí: la multiplicación de los ataques contra la familia contribuye a fragilizar aún más la cohesión nacional.

Por eso es el momento de hacer sonar la alarma, afirma Camel Bechikh, portavoz de la La Manif Pour Tous y de la asociación Fils de France y comprometida durante meses sobre el terreno, en los barrios.

Proyecto de ley de la Familia, fabricación de niños sin padre (PMA para parejas de mujeres), vientres de alquiler, difusión de la ideología de género en la escuela, reducción de los permisos de paternidad, fiscalidad contra las familias (fin de la conyugalidad del impuesto, bajada del cociente familiar…):

Ya es hora de poner fin a todos los proyectos LGBT y anti familia que prepara el gobierno detrás de la ley Taubira (matrimonio y adopción para las parejas del mismo sexo) de la que la Manif Pour Tous pide la abrogación (sin retroactividad).

Y esta nueva jornada de movilización será europea:

“… para construir una oposición eficaz, debemos actuar de manera concertada con los demás estados miembros. Por ello las manifestaciones se organizarán simultáneamente en otras capitales europeas: Bruselas, Madrid, Roma… y otros países que quieran unirse”, afirma Ludovine de la Rochère, presidente de La Manif Pour Tous.

Se trata, añade, de “una cuestión crucial de defensa de la familia estable, para el futuro de nuestra sociedad” >>[2]

En París los organizadores contaron más de 500 mil personas, y otras 40 mil en Lyon, frente a los 80 mil y 40 mil manifestantes, respectivamente, de los cálculos de la policía.

Entre banderas azules y rosas y con eslóganes como "Familia: educación, solidaridad, dignidad" o "Por la familia y el niño, no nos daremos por vencidos", la protesta se desarrolló sin incidentes por el centro de la capital, desde la Ecole Militaire hasta Montparnasse.

Jorge Pérez Uribe




[1] http://www.wordreference.com/definicion/lobby 
[2] https://ismaelojeda.wordpress.com/2014/01/07/ 


miércoles, 3 de julio de 2013

FRANCIA, SE REPRIME A LOS PARTIDARIOS DE LA FAMILIA NATURAL





He venido presentando a ustedes, -desde el mes de enero- las mega manifestaciones del pueblo francés a favor de la familia natural (padre, madre e hijos); así como las pacíficas veladas de los jóvenes.

No obstante si en un principio el gobierno francés las permitió, ahora las reprime, mediante el uso de las fuerzas antidisturbios, las amenazas y la aprensión de los líderes.

Por tanto, este blog, hará el seguimiento de esta singular y pacífica lucha. Un pueblo participativo, consciente de su responsabilidad social, se lo merece.

Quizá el primer indicio de que se venía la represión, fueron las amenazas de muerte que recibió la activista Frigide Barjot, previas a la manifestación del 26 de mayo y las cargas de la policía contra los pacíficos manifestantes en esta fecha, y en la anterior "Manif pour Tous".

La publicación Friday Fax señala: < En un artículo del periódico Le Figaro se calcula que hubo más de mil arrestos y quinientas detenciones desde el 26 de mayo. Más de ciento cincuenta personas presentaron reclamos a través de diversos mecanismos de resarcimiento.

A modo de comparación, cuando estallaron manifestaciones violentas tras una victoria del equipo de fútbol parisino, en mayo, solo once personas fueron arrestadas. Ese mismo mes, casi trescientas fueron aprehendidas en la manifestación de La Manif. Muchos fueron arrestados por el mero hecho de lucir una camiseta con el logo de La Manif, que muestra la silueta de una madre y de un padre con dos hijos. Cuarenta y ocho parlamentarios exigieron a Holland que pusiera fin a las detenciones y encarcelamientos arbitrarios.

Según los organizadores, desde enero se realizaron tres reuniones masivas de hasta un millón de manifestantes. El Ministro del Interior de Francia, Manoel Valls, justifica la presencia de la policía antidisturbios haciendo alusión a breves enfrentamientos entre esta y «algunos cientos» de manifestantes al término de ciertas concentraciones.

Pero hay vídeos que muestran a la policía francesa embistiendo a manifestantes pacíficos y a familias, así como a ciudadanos franceses mayores o discapacitados cegados con gas lacrimógeno. Imágenes de la policía secreta indican que tenía la orden de instigar la violencia para luego reprimir con ferocidad a los manifestantes. >>

Uno de los cinco fundadores del movimiento de los “veilleurs pour la famille”, aprendidos es Nicolas Bernard-Busse. <

¿Qué pasó exactamente? ¿Por qué detuvieron a Nicolas? Por desgracia sólo tenemos la versión del abogado del joven, porque los policías que le prendieron se negaron a comparecer en la vista. Al parecer, todo ocurrió cuando, después de una velada contra la ley Taubira –manifestaciones pacíficas en todos los casos–, Nicolas fue abordado por varios agentes e instado a identificarse. “¡Mi cliente no estaba cometiendo ninguna infracción cuando fue abordado –exclama su abogado, Benoît Gruau– este es el primer escándalo!”. Los policías, según el juez, acusaron a Nicolas de proporcionarles una identidad imaginaria y le condujeron a dependencias policiales para realizarle una prueba de ADN, a lo que el muchacho se negó. Sobre esa base le acusaron de rebelión. “¡Pero Nicolas no se rebeló! –objeta el abogado Gruau–. Este es el segundo gran escándalo del caso”. El juez dictó sentencia a partir del atestado policial de origen; los agentes, subraya el abogado, no comparecieron ante el tribunal para discutir la versión. El juez tampoco prestó atención al hecho de que Nicolas presentara hematomas en las piernas. >> [1]

Desde el día 24 de junio hay una guardia perenne de siete jóvenes que se relevan, para estar las 24 horas frente al edificio del Ministerio de Justicia y que permanecerán ahí hasta que sea liberado el joven Nicolas.

Noticias del día 1° de julio señalan que Nicolas ha sido recluido en una celda de aislamiento, indudablemente para quebrar su voluntad. El obispo de Bayona, Marc Aillet ha encarnado el sentimiento de muchos franceses al expresar: "Aprecio el compromiso del joven Nicolás y el de quienes, como él, trabajan para defender con determinación y sin violencia el derecho de los niños a crecer con un padre y una madre... Ellos son el orgullo y la esperanza de nuestra sociedad. Su coraje, hasta llegar a la prisión, es ya una victoria: ¡no se puede encadenar la Verdad!".







[1] La gaceta, España. 23 de junio de 2013

jueves, 4 de abril de 2013

LA MANIF POUR TOUS DEL 24 DE MARZO





Preámbulo 


Para ser sincero –como la mayoría de la gente-no me enteré de la primera “Manif Pour Tous” efectuada el 17 de noviembre de 2012. Sin embargo les pude ya reportar la segunda manifestación para todos del 13 de enero de este año. 



La tercera “Manif Pour Tous” se efectuó el pasado domingo 24 de marzo. Como ahora si me enteré con anticipación busque información en las páginas de Internet de nuestros periódicos nacionales, ese mismo domingo y el lunes siguiente. Pero nada, ni una nota. ¿Ustedes lo entienden? Una concentración de cientos o de un puñado de miles, merece en ocasiones una foto en primera plana, pero las manifestaciones parisinas de cientos de miles de personas, no merecen ni siquiera una pequeña nota. 




Los hechos


La primera manifestación, la del 17 de noviembre de 2012, fue pequeña –alrededor de cien mil personas y fue para repudiar el anunció por parte del presidente Hollande de legalizar el matrimonio homosexual y la adopción de niños por este tipo de parejas. 



La segunda manifestación del 13 de enero de este año, fue para manifestar la voluntad popular ante la presentación de la iniciativa de ley ante la Asamblea Nacional francesa el 15 de enero. La iniciativa fue discutida y aprobada el 29 de enero por 329 votos a favor y 229 en contra. 



La iniciativa de ley, será discutida en el Senado a partir de 4 de abril. Cabe aclarar que en el Senado francés la izquierda tiene una mayoría de solo seis votos de diferencia, contando con los votos de los comunistas, por lo que cualquier pronunciamiento en contra de algún senador del grupo socialista, podía dar al traste con el proyecto de ley 



Si el proyecto fuese aprobado por el Senado, los opositores tienen pensado presentar la reconsideración del proyecto al Consejo Constitucional, o Tribunal Constitucional, porque consideran que existe una discriminación entre niños criados por un padre y una madre heterosexuales y los criados por parejas homosexuales. También ha sido anunciado un recurso al Tribunal Europeo de los Derechos del Hombre. 



Lo extraordinario del asunto, es que Francia es considerado desde hace décadas como el país más liberal y mas laico de Europa y que los participantes, lo mismo son de confesión católica, protestante, judía o musulmana, todos hermanados bajo el lema: “un hombre + una mujer = un hijo”. 



Se ha notado una cerrazón por parte del gobierno de Francois Gérard George Hollande, segundo presidente socialista de la 5ª. República, cuyo gobierno ha sido desacreditado por malos manejos financieros de su primer ministro que tuvo que renunciar hace escasas dos semanas. Esta cerrazón se ha manifestado en la negativa a recibir a los representantes de las asociaciones pro-familia que le querían entregarle 700.000 firmas contra la redefinición del matrimonio. También su gobierno se negó a autorizar que esta última manifestación se celebrará en los Campos Elíseos, por lo que tuvo que celebrarse en el boulevar comprendido entre el Arco de Triunfo y La Défense. Además hubo hostigamiento por parte de la policía que utilizó gas lacrimógeno y cargas contra un pequeño grupo que en forma pacífica quiso alcanzar los Campos Elíseos. 



Las cifras de las autoridades también son ridículas 60,000 para la primera manifestación, 120,000 para la segunda y 340,000 para esta. Los videos hablan por sí mismos, de la enorme concurrencia y del ánimo, a pesar de haber sido otro frío domingo. A las 16.50 los organizadores afirmaban en Twister tener un millón cuatrocientas mil personas. 



Philippe Oswald, responsable de la edición francesa de Aleteia, reporta: << Digámoslo francamente: nadie se esperaba semejante afluencia, ni siquiera los organizadores que temían el cansancio de sus tropas, mientras que luchaban con las autoridades para acordar in extremis un itinerario aceptable. Resultado: después de que los manifestantes llenaran toda la avenida de la Grande Armée y la avenida Charles de Gaulle prolongándose hasta Neuilly, se hizo abrir las avenidas adyacentes Foch y Carnot a las 14,30 horas para contener a la marea que seguía llegando. Juzgue usted en el video adjunto.



Cuatro horas de inmovilidad en medio del frío y el viento: una ruda prueba para las familias ya cansadas por un viaje nocturno. Estaban decididos a mantener el buen humor, aunque sabían muy bien que se les había impuesto la inmovilidad al negar a la Manif Pour tous los Campos Elíseos e incluso la Place de l'Etoile. 



Ahora, ¿qué vendrá después? La semana actual estará marcada, el jueves, por el discurso televisado del Presidente de la República, hundido más que nunca en los sondeos. ¿Tendrá siquiera una palabra sobre la manifestación del domingo? Porque el 4 de abril comienza el examen de la ley en el Senado el cual podría, en un destello de lucidez, modificarla. Si no, quedará el recurso al Consejo constitucional. Pero suponiendo que ninguno de los bloqueos funcione, el logro esencial de la manifestación del domingo pasado no puede obviarse: el movimiento en efecto ha “cristalizado”, es decir, se ha producido una toma de conciencia cada vez mayor en todo el país. Más allá de las divergencias políticas o confesionales, millones de ciudadanos han tomado conciencia del derecho humano fundamental (la alteridad, la filiación) cuestionado por el “matrimonio gay”. Y los que han abierto los ojos o quienes al menos contribuyeron a ello, son conscientes de la amplia cantera de ecología humana que se abre ahora, más allá de los partidos políticos, e incluso de las pertenencias religiosas o confesionales. 



El tiempo del relevo de partidos políticos caducos y de la bastante artificial oposición entre “la derecha” y “la izquierda” ha llegado: con el concurso de todos los hombres de buena voluntad y, diríamos en Aleteia – de “todos los que buscan la verdad”, se están renovando con una reflexión en profundidad y una acción de largo alcance a favor de los fundamentos humanos y de los principios que constituyen el núcleo de nuestra civilización: el respeto a la vida desde la concepción hasta la muerte, la integridad inviolable del embrión humano, el reconocimiento de la alteridad sexual como fundante de nuestra humanidad, el derecho de todo niño a tener un padre y una madre, la atención a los más necesitados, el respeto y el servicio a toda persona humana sea cual sea su condición o edad. Esto es lo que propone especialmente uno de los artífices de la Manif Pour Tous, Tugdual Derville, delegado general de Alliance Vita, con su nueva iniciativa por la ecología humana cuyo nacimiento saludamos y cuyas labores esperamos seguir con la mayor atención.>>





miércoles, 23 de enero de 2013

LA MANIF POUR TOUS




Me referí –en cierta forma- al asunto, al presentarles el artículo sobre El Invierno demográfico como crisis del sentido de la vida, enfocado a España. Pero el problema del desplome de la fertilidad es de toda Europa. El Tercer Informe Demográfico señala que las tasas de fertilidad de 1.6 no cubren la tasa de reemplazo de la población del 2.1. Así ya hay poblaciones que están en un franco proceso de extinción como son las de Bulgaria, Lituania, Letonia y Rumanía. 

Francia está en el borde de esta situación, por lo que resulta sumamente interesante desde un punto de vista sociológico la manifestación que el pasado domingo 13 de enero tuvo lugar en la ciudad de París, en donde un millón de personas se reunieron para declararse en contra del “matrimonio gay” y la adopción de niños por parte de parejas de homosexuales y lesbianas. 

Menospreciada o ¿ignorada? por los medios, pocas personas se enteraron de esta mega concentración en una de las capitales claves del mundo.

Pero no fue solo París, ya que tuvo réplicas en ciudades donde hay importantes núcleos de ascendencia francesa como en Quebec, Canadá; así como en los territorios franceses de ultramar: Saint-Denis, Réunion, Nouméa y Fort de France. Las grandes capitales como Londres, Bruselas, Madrid, Barcelona, Washington, Jerusalén, Moscú y Tokio, fueron también escenarios de esta expresión vital francesa. 

La concentración tuvo lugar en el Campo de Marte, que son los jardines que se encuentran al pie de la torre Eiffel y que se pueden apreciar en el video aéreo de YouTube. 

Anita Bourdin en reportaje para Zenith.org, repota: << “En España, no se creía que los franceses reaccionaran”, me dice Asunción Serena, a la que el frío y la lluvia no han desanimado para permanecer allí, en el Campo de Marte, micro en mano, interrogando a los manifestantes de La Manif pour tous, este domingo 13 de enero. El estallido francés asombra a otros países. 

La Manif pour tous ha reunido, calculando por lo bajo, a un millón de manifestantes contra el proyecto de ley que “pretende abrir el matrimonio a las parejas de personas del mismo sexo" –título oficial del texto- que será debatido en la Comisión de Leyes de la Asamblea Nacional francesa hoy 15 de enero [...] 

En suma, sin eslóganes de partidos, en nombre de una común humanidad, hecha de alteridad: hombre, mujer, creyente no creyente, jóvenes y veteranos, en silla o de pie, familias, célibes, electos y ciudadanos “normales”. Han mostrado, juntos, que «la alteridad» --los organizadores lo han captado cada vez más al hilo del trabajo conjunto– no es fácil pero es buena. Es bueno para mí que tu seas “otro”. La alteridad es fecunda y educa. En la verdad sobre sí, sobre la propia identidad, sobre todo [...} 

Quizá sólo se puede escribir esto: estaban juntos, han dicho “sí” a la alteridad, a la filiación, y poco importan las cifras publicadas. La guerra de cifras no tiene razón de ser. Porque lo que cuenta es que se sabe muy bien cuántos eran, en las tres ramas desde la Porte Maillot, Denfert-Rochereau y la Plaza de Italia. Hasta el punto de que los últimos llegaban todavía cuando los primeros retornaban, hacia las 19 horas. Se sabe también que el tráfico se bloqueó. >> 

Wendy Right de Friday Fax reporta la asistencia de connotados homosexuales franceses: << «El derecho de los niños prevalece sobre el derecho a los hijos» fue el eslogan de manifestantes como Jean Marc, alcalde francés que también es homosexual. 

Aunque Francia es conocida por su actitud laissez faire hacia el sexo, los líderes provida rápidamente organizaron una gran cantidad de gente. Cuando el presidente Hollande anunció su intención de legalizar el matrimonio homosexual el pasado noviembre, una manifestación en contra de la propuesta reunió a cien mil personas. Y luego, lo que comenzó como un debate sobre los derechos de los homosexuales se convirtió en uno sobre el derecho del niño a tener una madre y un padre, y se disparó la cifra de opositores, que llegó a incluir aliados insólitos. 

Xavier Bongibault, ateo homosexual, es un destacado exponente en contra del proyecto. «En Francia, el matrimonio no está diseñado para proteger el amor entre dos personas. El matrimonio francés está específicamente diseñado para proporcionar familias a los niños», dijo en una entrevista. «El estudio más serio realizado hasta ahora... demuestra de forma muy clara que un niño tiene problemas cuando es criado por padres homosexuales». >> 

El proyecto de ley será sometido a votación en la Asamblea Nacional Francesa el 29 de enero. 

¡Vive la France! Que con esta manifestación expresa su voluntad de sobrevivir como pueblo y como nación, reconociendo el papel esencial de la célula familiar dentro del tejido social, rechazando todo aquello que atenta contra su naturaleza.