UA-43224232-1
Mostrando entradas con la etiqueta Veilleurs pour la famille. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Veilleurs pour la famille. Mostrar todas las entradas

jueves, 6 de junio de 2013

LOS VEILLEURS POUR LA FAMILLE




Esta nueva expresión que se podría traducir como los que “velan por la familia”, ha aparecido en Francia, como una creativa forma de lucha a favor de la familia natural, es decir, la constituida por un padre, una madre e hijos.

Francia que siempre ha estado a la cabeza de la lucha por los derechos civiles, reconoció desde 1999 mediante los "Pactos de Solidaridad Civil" las uniones civiles de homosexuales, pero esto no bastó a los activistas LGBT [1] y sus promotores políticos, quienes buscaron la desaparición de las palabras padre y madre dentro de la legislación así como el derecho legal a la adopción de menores.

Francia es el país más laico de Europa. Apenas un 56% se ostenta como católico y de estos solo un 5% acude semanalmente a la misa dominical. No obstante no fue el primero en apoyar las bodas gay, sino que es el número catorce en legalizarlas.

Frente a estas uniones Benedicto XVI proclamaba en enero de este año: "La Iglesia vuelve a decir su gran ´sí´ a la dignidad y a la belleza del matrimonio (...) y su ´no´ a filosofías como la del género, ya que la reciprocidad entre masculino y femenino es la expresión de la belleza de la naturaleza que quiso el Creador".

Finalmente la ley que aprueba el “matrimonio homosexual” fue promulgada el sábado 18 de mayo por el presidente francés Francois Hollande y la primera boda homosexual tuvo lugar el 29 de mayo en la ciudad de Montpellier.


La manif pour tous


El nombre de “manifestación para todos” fue una réplica al proyecto de “matrimonio para todos” y efectivamente fue una demostración de fuerza y alegría de todos los que están a favor de la familia natural, ya se trate de no creyentes, judíos, musulmanes o cristianos

Se celebraron cuatro megaconcentraciones, la última, el pasado domingo 26 de mayo, de la cuál les presento un video. La acivista y humorista Frigide Barjot, no participó en la multitudinaria convocatoria, tras haber recibido amenazas de muerte durante la semana.

<<"A quienes crean que vamos a abandonar les anuncio desde aquí que el combate continúa", anunció ayer Ludovine de la Rochère en el discurso que cerró la convocatoria en Los Inválidos. "Vamos a seguir desplegándonos y estructurándonos para convertirnos en una fuerza ciudadana", prosiguió la presidenta de La Manif pour Tous. "Nuestro objetivo es empezar a aceptar militantes a partir de junio, pesar más en el debate público, luchar contra la ley Taubira y sus consecuencias y defender el futuro de la sociedad y los valores de Francia" >>



Simultáneamente con las enormes manifestaciones, apareció una nueva forma de resistencia civil pacífica y pasiva, las “veladas por las familia”. Estas iniciaron en París, en el mes de abril y se han extendido a otras ciudades y poblaciones de Francia.

María Hernández-Mora, una joven española estudiante en París nos relata sobre ellas: 


“Nuestro silencio puede traspasar los corazones”


<<En este sentido, María cuenta que “desde el 16 de abril los jóvenes de París nos reunimos por las noches frente a los Inválidos. La idea es resistir de forma pacífica a esta ley. No queremos gritar, no queremos fuerza, ni violencia”. Por ello, recuerda las palabras que desde el megáfono se decía a los miembros de la velada. “Nuestras palabras son manipuladas y diabolizadas. Sólo nuestro silencio puede tocar y traspasar los corazones. Esto no es un happening, no es una manifestación, es un testimonio. Estamos aquí para dar testimonio de la Verdad. Sólo la Verdad engendra libertad”.

Desde el inicio de esta resistencia el grupo ha ido creciendo considerablemente y la iniciativa se ha trasladado a decenas de ciudades francesas. Se hacen llamar “les veilleurs”. En París, cuenta María, “nos sentamos en la explanada, y entonamos bajito canciones que hablan de esperanza. Unos rezamos y otros hacen silencio”

Un movimiento que no para de crecer


La evidencia no deja lugar a dudas y el poder establecido, con la izquierda laicista y la masonería a la cabeza, no pueden soportarlo. Sus leyes están uniendo a la población frente a la desunión para la que legislan. “Cada día hay más jóvenes. Perseveran los que empezaron y se unen los nuevos. Al principio sólo había jóvenes, ahora también hay familias y personas mayores. Musulmanes, judíos, cristianos y ateos. Hay gente que sale del trabajo y va directa a velar. Se sienten comprometidos con la defensa de la Verdad. No se dan por vencidos”.

“Todos cantamos. Mientras, murmuramos L´espérance est un trésor (la esperanza es un tesoro) y se leen textos de personas de la Historia que han resistido y que han luchado por la verdad y la libertad. También testimonios de prisioneros en gulags o campos de concentración así como homilías de sacerdotes valientes como Jerzy Popieluszko…”>>[2] En la reciente velada de Montpellier se leyeron poemas como el de "Maternidad" de Rabindranath Tagore.

Para los veilleurs no ha sido fácil, ya que además de la presencia amenazante de la policía, tienen que soportar los gritos, las mofas y las agresiones verbales de los activistas LGBT









[1] Lésbico, gay, bisexual, transexual
[2] http://www.religionenlibertad.com/articulo.asp?idarticulo=29084